1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. .
    Cuando la vida se asoma al balcón de lo imparable
    y en la playa de los años va subiendo la marea,
    volver la mirada atrás es a veces razonable
    mas, siempre aparecerá el sempiterno albacea,
    que por designios impropios es árbitro en la pelea
    entre sapiencia y creer, que hace al hombre miserable.
    ~
    Milenios contra un momento de rebeldía, es batalla
    que en el interior se libra del pagano sin doctrina,
    el que paga lucidez, con la que cobra el canalla
    mostrando benevolencia cuando el ateo se calla
    y arremete contra el cuando su idea desafina.
    ~
    Quizás son las palabras lo que habría que cambiar
    o el mundo es sólo un antro al que tendrían que purgar,

    de pronto valentía se cambió por interés
    tal vez porque lo negro es lo que alumbra y nada ves.

    Si frente a las miradas nadie sabe ya escuchar
    detrás de las palabras nadie quiere ya mirar;

    si un pueblo desahuciado fue en la guerra el vencedor,
    un niño hecho girones es tan solo un buen actor...


    No son mentiras ciertas las que hacen avanzar
    ni ciertas las verdades que pregonan renunciar,

    no hay verdad a medias, hay mentiras del revés...
    mentiras verdaderas solo siguen nuestros pies.

    Y van pisando escarcha donde el sol es gran señor,
    persiguen la esperanza de que alguien traiga albor,

    andando tras las sombras sin saber que existe luz
    caminan con los pasos de calvarios y otra cruz.

    La cruz de caballeros sin espada y sin honor,
    honor en la ironía del que sufre sin dolor,

    dolor del perdedor que cambia mente por testuz,
    la cruz de una ilusión que solo luce a contraluz.
    ~
    …No es el ciego quién mira sin ojos
    más ciego es quien no quiere ver;
    si se pone a las alas cerrojos
    tan solo nos queda caer.
    ~
    ¡Basta ya de las patrañas!
    ¡Que huya el miedo que se clava en las entrañas!,
    sobreviviendo con los cuentos de profetas
    cantando a amores que no están
    dando la voz a los poetas
    que en laureles dormirán.

    Coge tus riendas...
    que la conciencia nada sabe de contiendas
    ni se traspasa, ni se vende, ni te engaña
    tan solo es tuya su verdad,
    no te sometas a la saña
    de los templos sin piedad.

    Falsas banderas...
    falsos altares donde esconden escombreras;
    búscate dentro al dios que odia los lamentos
    el que jamás te engañará,
    olvida falsos mandamientos
    de otro dios que viene y va.
    ~
    Y busca el modo...
    cuando todo es porque si,
    olvida todo...
    y aprende, de lo que hay en ti.
    ~~
  2. Muestro aquí, una historia real, de las muchas que se suceden a diario. Por desgracia, hay gente que cree que los animales son para usar y tirar.

    Aún recuerdo aquella tarde que liberaste aquel reo...
    que entre rejas aguardaba por designios del destino;
    no sé si por un capricho o fue tan solo mi sino,
    cuando apareciste tú, de la mano de Morfeo.
    ~
    A tu retoño miré y sus ojos se encendieron
    como una antorcha divina fueron dos miradas puras,
    dos corazones tañían en una misma campana,
    la del cariño y abrigo que con los niños se hermana
    también yo era como un niño que ya sabía de las duras,
    en las maduras creí, cuando las puertas me abrieron.
    ~
    Y fue tu techo mi cielo, mi paraíso y refugio;
    un crío era mi amigo, yo, su juguete viviente.
    Su alma grabada a fuego solo tenía en mi mente,
    si la vida le apretaba en mi encontraba su efugio,
    si era mi vivir sin él, todo era decadente.
    ~
    Fueron los años pasando, sin pundonor, sin clemencia;
    el niño con quien jugaba ya casi nunca veía
    quedamos solos tu y yo, y entre los dos la paciencia
    en mi buscando vivir, en ti buscando consciencia,
    soñando en tu sonreír, por agradarte moría.
    Aprendí de ti mil cosas, casi todas sin valía
    por hacerte más feliz, solo supe de obediencia...
    no era corazón de niño lo que en tu pecho latía.
    ~
    Me quisiste dejar en otra cárcel
    y dijiste: - ¡Tendrás nuevos amigos!,
    ya mi techo no tengas por baluarte
    no quiere un nuevo amor estar contigo;
    es la vida, lo siento compañero
    quien te priva del roce y de los mimos,
    que tu dueña es presa de los celos
    y me encuentro en un cruce de caminos.
    Es contigo y tu lánguida templanza
    o con ella buscando mi destino;
    ya tuviste tus tiempos de bonanza;
    solo queda un "hasta siempre amigo."-

    ...No pudieron barrotes ni barreras
    enterrar ni encerrar lo ya vivido,
    una tarde que vi la puerta abierta
    escapó mi alma presa, del vacío.
    Sin saber ni del rumbo ni de noches
    caminé por el borde del abismo;
    tu morada tan solo, era mi norte,
    mi ilusión...que volviera a ser lo mismo.

    Lo sombrío del páramo que asusta
    no fue nada, mi espada fue mi instinto,
    el anhelo hacía la vez de fusta
    jaleando tu voz desde el olvido.
    Me enseñaste mil cosas de tu mundo,
    de ese mundo, que hiciste, fuera el mío;
    me enseñaste mil cosas pero nunca
    a vivir con el corazón herido.
    ~
    Mi rencor no te guardo, aunque penas me embargan
    por no estar junto a ti compartiendo tu gloria,
    no le encuentro razón a sabores que amargan,
    puede ser que a tu ser le falló la memoria.
    Con su piel de hojalata despreciando la vida
    vi a la muerte llegar sin dejarme salida.
    Nunca sufras por mi, no es dolor lo que aprieta,
    es la angustia al pensar y sentirte distante
    en el triste sentir de este, mi último instante
    desde la soledad ... de esta sucia cuneta.
    ~
    Ya mis ojos se cierran recordando el cariño
    que me diste una vez, como un padre a su niño.

    ~~
  3. .
    Hoy, que ya el asco me invade
    de ese decir que aquí digo
    -quizás porque vaya tarde,
    tal vez por el sinsentido,
    o puede que no me agrade
    ser de hogueras, objetivo-
    dejo al que quiera escucharme,
    por escrito, mi recibo:

    Si por decir las verdades
    he de crearme enemigos,
    poco me importa enfrentarme
    al cursi con sus caprichos;
    ¡al que se cree importante!
    porque alguien se lo dijo.
    Poco puede amedrentarme
    el culto insulto del pijo,
    pues sé que son maquillajes
    acicalando un hocico,
    del que su dueño no sabe
    que lo feo es su destino.

    No me acobarda el alarde
    del que vive de remilgos,
    con su séquito innombrable
    que se ampara en acertijos,
    ni me duele al acostarme,
    “pongo al cielo por testigo”
    afrontar al contrincante
    me duele, el silencio amigo…

    Confío aún en el arte
    de artesanos o mendigos
    del que se hace en la calle
    siendo un portal su cobijo;
    en los que, de lluvia saben
    sin ocultarse del frío
    los que, de cartones hacen
    hogares, en cualquier sitio.

    Hoy, viendo lo que me atañe
    sin árbitro en el partido
    que los penaltis señale
    cuando la falta es del divo,
    lo que queda es apartarse
    por amañado el conflicto.

    No me arrepiento por nadie;
    por vivir lo que he vivido,
    mas, no quiero el mismo aire
    acomplejado y cansino,
    que respiran los talantes
    dueños del malabarismo.

    Si la vida es un instante,
    y cada instante es distinto,
    no es razón el condenarse
    a seguir por un camino
    que te hace preguntarte
    -meditando como un mimo-
    qué será lo que te aguarde
    tras un recodo escondido.
    No es de valiente o cobarde
    rechazar al enemigo
    es simplemente apartarse
    del idiota y desvaríos,
    “quien del conflicto se evade
    se evade del resentido”;
    que la vida mucho vale,
    para dársela a enemigos.

    Me quedo en el mundo aparte
    de este rincón sólo mío,
    ¡Que hay polución en las calles!,
    ¡y con tóxicos me asfixio!
    Esperaré a que cambien
    los vientos, que no mi sino,
    y que se lleve el levante
    los restos de egocentrismo,
    que pululan andurriales
    creyéndose peregrinos.
    ~
    Para el que quiso escucharme
    dejé escrito este recibo,
    el decir lo que aquí digo
    es el asco que me invade.

    ~~
    A Fulgencio Cibertraker y E.Fdez.Castro les gusta esto.