1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el segundo número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. La dureza del alma
    se mide con el miedo,
    y es la vida, hermano mío
    el más duro de los juegos.

    Una bala se abre paso
    debajo del cielo
    donde los hombres como yo
    lloramos en silencio.

    Hace falta música
    para tantos sentimientos,
    hace falta una chispa de amor
    para iniciar un gran incendio.

    Todos arderemos en él
    si nos acercamos a su fuego,
    y nadie temblará de frío
    en esta larga noche de invierno.

    Hay un golpe en la lejanía
    que atraviesa mis versos,
    es el llanto de una madre
    que se aloja en mis adentros.

    Es una bala pérdida,
    el más ferviente de los consejos,
    es la sangre del mundo
    en las agujas delgadas del tiempo.

    Hace falta música
    para tanto sentimiento,
    o tal vez un abrazo grande, hermano,
    para no sentir jamás el miedo.

    Y todos seremos uno
    como uno será el sentimiento,
    y tendremos en el pecho, al fin,
    el corazón de todos latiendo.

    ¿Cuantas personas sin nombre
    bajo este oscuro aguacero
    buscan una respuesta cualquiera
    ante tanto dolor y desprecio?

    Nadie dijo que el amor
    era del todo perfecto,
    pero basta que se manifieste
    para poder, al fin, comprenderlo.

    Hace falta música
    para tanto sentimiento,
    o una palabra redonda, a lo mejor,
    que infunda la esperanza con su aliento.

    Y acercarnos a esa palabra
    para que todos estemos contentos,
    porque es en el lenguaje del amor
    el pan que hace falta para nuestro sustento...
    A Mar_ y MARISOL PÉREZ les gusta esto.
  2. Ella miraba la fisionomía de las palabras
    que aún yo no había dicho;
    por los recovecos sin gracia del alma
    se quería inmiscuir,
    en el impredecible mover del tiempo
    me perspectivaba
    como una imagen ontológica
    que un día después: yo mismo iba a escribir.

    Descalza y con los pies húmedos
    por mi pecho, la inspiración
    trazaba las huellas susceptibles
    de su andar,
    estuve por un largo rato flotando
    en su encanto,
    en la proporción áurea de sus ojos
    como el pintor que en el lienzo
    su espíritu sabe expresar.

    Acorralado de poemas
    en el estado natural y sugerente
    de su silueta,
    como un incienso sagrado
    el vapor de mi corazón a ella subió,
    no sé si por reverente o por poeta
    o quizá porque mi esencia, sin reparo,
    en ella se vertió.

    Por poco sublimamos nuestros labios,
    (al menos en los versos que pensé)
    ya que en la luna sumergida de sus ojos
    por primera vez en la vida: me encontré...
    A Cris Cordova, MARISOL PÉREZ y Mar_ les gusta esto.
  3. VII

    Todo un siniestro
    que aletea la noche
    dentro del pecho.
    A Abrahám Emilio y lesmo les gusta esto.
  4. VI

    Hay una máquina
    que mutila mi orgullo
    cuando me besas.
    A Cris Cordova, lesmo y Mar_ les gusta esto.
  5. V

    Átomos de sol
    recogen la materia
    en tu sonrisa.
    A MARISOL PÉREZ y lesmo les gusta esto.
  6. IV

    hay un incendio
    lamiendo el infinito
    cuando me ves.
    A lesmo le gusta esto.
  7. III

    Un niño pierde
    su única cometa
    en mi interior.
    A Mar_, lesmo y MARISOL PÉREZ les gusta esto.
  8. II

    El ala rota
    de un verso lastimado
    que está en el suelo.
    A MARISOL PÉREZ y lesmo les gusta esto.
  9. I


    Baño de luz
    que se riega en la flor
    que hay en tus ojos.
    A Mar_, Abrahám Emilio, lesmo y 1 persona más les gusta esto.