1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Jorge Lemoine y Bosshardt (Mendoza, 19 de abril de 1948), poeta y escritor argentino.

Poeta, cuentista y novelista marplatense. Presidente de Honor Vitalicio de la Fundación de Poetas de la Argentina. Premios Jämför y Hämtar de la Orden de Onsladen de la Administración Pública de Suecia, 1996/97, Poesía. Primer Premio Nacional de la Sociedad Argentina de Escritores, Seccional Atlántica, 1997,Poesía. Premio de la Subsecretaría de Cultura de la Provincia de Buenos Aires,1990, Narrativa. Primer Premio de Honor Leonístico Hispanoamericano, Club de Leones de Buenos Aires, 1996, Poesía. Ha publicado enorme cantidad de volúmenes.

Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. Ésta es la obra de arte del mejor de todos los poetas.

    DIEGO PEDROSA
    Dueño de Poetas en la Red
    A Pessoa le gusta esto.
  2. Tú dragada de amor, del amor doloroso
    del amor de lluvia que se instala en
    los hormigueros
    tú del amor que cava y que sondea
    que horada y ahueca como el hambre
    fuiste un viejo camino viejo, para
    mis pasos.
    La vaina reiterada se repite
    en las veces de la espada
    y el invierno baja a las manos
    y al guante olvidado.
    Perdona que venga a comprobarte la mentira
    que esperabas.
    Debo decirte las palabras que perdiste hace
    mucho
    Para que puedas guardar un rostro con un nombre
    aunque alguna noche llames y nadie te
    conteste.
    A veces me gustas cuando se te agrega
    mi alma y eres un poco de poesía muerta
    como un ala sin pájaro


    JORGE LEMOINE Y BOSSHARDT
  3. Ha encallado en las costas de mi silencio
    una palabra como una despavorida
    paloma ciega
    y sin saber sobre qué pupila era
    su ronco rayo de luz
    quiso vivir en mí
    de isla, para su naufragio
    y entre tantos tímpanos
    ensordecidos de párpados
    abrí los míos y vi la voz de Dios


    JORGE LEMOINE Y BOSSHARDT
    A ti, a Alberto Niño Martínez, a Alma Soñadora ! y a 15 otros les gusta esto.
  4. Yo salvé de entre las ruinas
    (cadáveres de voces o embriones de silencio)
    del escombro de un incendio de voces
    ya cenizas amordazado de muerte
    una antorcha de grito callecido
    agonizante y pálido
    ya casi como una vieja cruz cansada de
    rezar
    y me lo puse en la garganta
    como una flecha quebrada
    y maté el silencio rezando.


    JORGE LEMOINE Y BOSSHARDT
    A ti, a johtan, a Darío Nervo y a 14 otros les gusta esto.
  5. las palomas de tus manos son las últimas velas
    mis campanarios serán barcos de diluvio sin señales
    las palomas de tus manos las banderas de tus manos
    los versos de tus manos los chorros de tus manos
    tus manos goteaban como agua de lluvia de los techos
    las lanzas de tus manos - has levado las anclas de tus manos
    y te llevaste gotas de las vísceras de mi alma,
    oh los pianos de tus manos. árboles clausurados y mis pájaros perdidos
    las arpas secas de mis manos - banderas sin viento.
    me han quedado, nunca pensaré que te llevaste tus manos.


    JORGE LEMOINE Y BOSSHARDT
    A ti, a Lorenha, a Martín Renán y a 2 otros les gusta esto.
  6. Hemos encontrado un rumbo y caminado en él
    tomados de la mano aún con los ojos envainados
    tomados de las almas con las manos que se muerden
    tomados de la mano aún distantes, separados.
    Hemos andado sobre la alfombra de la vida.
    Tú crees como creo que nos predestina Dios
    Él diseña el camino y pone las cosas que tomamos
    nosotros las tomamos, nosotros. Dos.
    Este trecho que anduvimos los dos juntos
    con un nombre cada uno para el sueño y para el rezo
    (Dios hace la vida nosotros la manera de vivirla).
    Es un trozo solamente de camino predispuesto
    Por eso caminemos lentamente y con cuidado del camino
    ya fuimos acercados como piedras a la chispa
    depende de nosotros lo demás. somos madera
    Los dos decidiremos la cruz. Ésa es la vida.
    Dame la mano de tu alma, tu idea y voluntad.
    Toma la mía, para guiarnos como a niños mutuamente
    Creo que así, llegaremos a la meta.
    Vale más querer amarte, que quererte


    JORGE LEMOINE Y BOSSHARDT
  7. amo las voces de los hombres
    manantial de trigo de piedra
    púlpito de altura y viento
    donde la tierra se eleva por los brazos
    camino de la sangre hacia la luz
    árida carne
    como un terreno donde los barcos
    hacen sus casas
    amo la voz
    el corazón de la tierra se eleva por el fuego
    y yo amo el volcán
    y los hombres que tensan un arco
    en la garganta
    baja luna que pone más allá la niebla
    porque cuando el viento se pueble de silencio
    cuando se cierna el silencio crecido en todas partes
    se habrá muerto de verdad la verdad
    y la tierra será sola para siempre


    JORGE LEMOINE Y BOSSHARDT
    A ti, a Alberto Niño Martínez, a Darío Nervo y a 2 otros les gusta esto.
  8. como quillas hundidas en las olas del viento
    cuando vanamente busco la superficie del silencio
    mis brazos devanando música
    trazan la locura de campanas rotas
    molina mi corazón
    buche de pájaros
    las velas quillando en el silencio
    son veletas de tristeza
    vuelan gaviotas de diluvio salvándose
    ésos son los recuerdos
    pendulan mis brazos caídos
    a la gravedad del abismo del cielo
    no sé qué rota brújula me ciega
    no puedo deshundirme del silencio


    JORGE LEMOINE Y BOSSHARDT
    A ti, a Darío Nervo, a Víctor Mileo y a 1 otra persona les gusta esto.
  9. un día llegaste a ocupar el tú que sin ti no nombra
    ya es imposible que no seas
    y ahora que te sé es cuando temo que no hubieras sido
    no voy a decirte que sin ti me hubiera muerto
    quizá fuera feliz
    y pudiera hablar de alguien como de ti
    y decirle estas mismas cosas
    pero ahora que eres
    que tu nombre tiene un rostro
    que tu voz tiene una mano
    y tu silencio unos ojos
    siento que otras cosas de otro alguien
    no podrían amordazar mi soledad
    y tripular el tú y completar el nosotros
    porque pienso que te extrañaría
    ahora que ya te he tenido
    aunque no hubieras llegado
    sentiría como haberte perdido


    JORGE LEMOINE Y BOSSHARDT
  10. ya nada llegará
    el viento ha muerto
    y las manos como hélices
    de molinos acalambrados
    están tendidas
    árboles mutilados
    con rictus dolorosos y de asombro
    en las ramas detenidas
    el mar ha bajado
    aquí sobre mi arena
    de playa con recuerdos que parecen fantasía
    los barcos secos
    que nunca echaron anclas de renuncia y paz
    pero que no auscultarán ya el
    pulso de las olas
    los barcos muertos
    las manos
    de tanto olvido
    que casi ignoran los senderos
    de la piel
    las manos untadas de silencio y delirio
    que ya no podrán acariciar
    que tienen para la caricia
    la carraspera hostil
    del pan viejo y la madera
    y que sin embargo
    revolotearán otras frentes
    austeras como las vasijas
    y aprendidas como la ternura
    que mienten
    los que ya no pero que deben amar todavía


    JORGE LEMOINE Y BOSSHARDT
    A ti, a perunder, a Daniel Toledo Flores y a 3 otros les gusta esto.
  11. me gustaría tener el olvido rápido
    de las flores que envejecen en un día
    pero el tiempo tiene la implacable dimensión
    de los relojes
    o los relojes tienen la demora del tiempo
    y mueren muchas flores por cada recuerdo que no
    cambia


    JORGE LEMOINE Y BOSSHARDT
    A ti, a Paola Aranda, a k3nboz y a 3 otros les gusta esto.
  12. la poesía me cuesta
    pero con tierna voluntad podría un canto
    basta buscarle la fe a un sacrificio
    y copiar la devoción a las abejas
    luego asestarte la ternura con palabras
    sin ahuyentar el silencio

    *

    la poesía me cuesta como un rito que ignoro
    pero creo
    y esa voluntad de nombrarte con
    palabras que no tengo


    JORGE LEMOINE Y BOSSHARDT
    A piilarica y Víctor Mileo les gusta esto.
  13. quiéreme así
    con un cariño de agua
    rotos los diques de la rienda indiferencia
    quiéreme así
    con un calor de fragua
    con un amor que quiera aun en el sueño y la inconsciencia
    quiéreme leve y también profundamente
    profundo por que seas tan sólo para amarme
    y quiéreme también muy levemente
    para que no te hastíes y llegues a olvidarme
    quiéreme así
    que te querré igualmente
    y nuestros dos cariños de agua tendrán beso en un lago
    y con calor de fragua fundirán eternamente
    dos almas que se dan y que se exigen como pago
    quiéreme así
    con el ser desprendido
    no conserves ni tu vida
    como quien la perdió
    yo mi ser de amor ya lo he perdido
    ámame
    entonces
    como te quiero yo


    JORGE LEMOINE Y BOSSHARDT
    A piilarica y therymaria les gusta esto.
  14. tus ojos amanecen en horizontes de silencio como barcos
    y yo lleno de años de náufrago
    en los muelles solitarios
    de mis manos
    te tomo como comulgándote

    *

    mi tierra no brota jardines ni frutos
    pero sí el atroz laberinto de los hormigueros


    JORGE LEMOINE Y BOSSHARDT
  15. amo tus dedos de mimbre que he visto
    latir como palomas
    y tu silencio sin principio
    al que no pude asestar una palabra
    amo tu vida azul que no me has dicho
    la piel de tu voz nunca tocada
    y esta duda de todo que te vuelve incierta
    amo los mil quizás con que supongo tus cosas
    tu pelo de tormentas y de olas amansadas
    y esa dócil entrega en que mis mejores
    palabras se hacen tuyas y esta
    primera manera de hachar como
    un náufrago un muro de silencio
    amo este rito de mirarte a la distancia
    y el estruendo de silencio
    en que te callas
    y esta aún lejanía que te acerca y te
    hace sueño


    JORGE LEMOINE Y BOSSHARDT