1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. Pues amarga la verdad,
    Quiero echarla de la boca;
    Y si al alma su hiel toca,
    Esconderla es necedad.
    Sépase, pues libertad
    Ha engendrado en mi pereza
    La Pobreza.

    ¿Quién hace al tuerto galán
    Y prudente al sin consejo?
    ¿Quién al avariento viejo
    Le sirve de Río Jordán?
    ¿Quién hace de piedras pan,
    Sin ser el Dios verdadero
    El Dinero.

    ¿Quién con su fiereza espanta
    El Cetro y Corona al Rey?
    ¿Quién, careciendo de ley,
    Merece nombre de Santa?
    ¿Quién con la humildad levanta
    A los cielos la cabeza?
    La Pobreza.

    ¿Quién los jueces con pasión,
    Sin ser ungüento, hace humanos,
    Pues untándolos las manos
    Los ablanda el corazón?
    ¿Quién gasta su opilación
    Con oro y no con acero?
    El Dinero.

    ¿Quién procura que se aleje
    Del suelo la gloria vana?
    ¿Quién siendo toda Cristiana,
    Tiene la cara de hereje?
    ¿Quién hace que al hombre aqueje
    El desprecio y la tristeza?
    La Pobreza.

    ¿Quién la Montaña derriba
    Al Valle; la Hermosa al feo?
    ¿Quién podrá cuanto el deseo,
    Aunque imposible, conciba?
    ¿Y quién lo de abajo arriba
    Vuelve en el mundo ligero?
    El Dinero.
    A Víctor Mileo le gusta esto.
  2. Todavía quedan restos de humedad,
    sus olores llenan ya mi soledad,
    en la cama su silueta
    se dibuja cual promesa
    de llenar el breve espacio en que no estás.
    Todavía yo no sé si volverá,
    nadie sabe al día siguiente lo que hará,
    rompe todos mis esquemas
    no confiesa ni una pena,
    no me pide nada a cambio de lo que dá.
    Suele ser violenta y tierna
    no habla de uniones eternas,
    más se entrega cual si hubiera
    sólo un día para amar.
    No comparte una reunión
    más le gusta la canción
    que comprometa su pensar.
    Todavía no pregunté: te quedarás,
    temo mucho a la respuesta de un jamás,
    la prefiero compartida
    antes de vaciar mi vida
    no es perfecta mas se acerca a lo que yo
    simplemente soñé.
    A Víctor Mileo y Rolan les gusta esto.
  3. ... Hoy dejaré las puertas y las ventanas de mi casa, abiertas...
    Y la noche entrará por todas las ventanas de mi casa,
    por todas las ventanas de todo el barrio,
    por todas las ventanas de todos los cuarteles
    y de todas las cárceles,
    por todas las ventanas de los hospitales...
    La noche entrará, cabeceando, saltará para adentro,
    sombra a sombra a la luz del farol...
    Y se echará en el piso como un perro...
    Y aguardará hasta la madrugada...
    Hoy... Dejaré las puertas y las ventanas de mi casa,
    abiertas, para siempre...
  4. No existe el amor, sino las pruebas de amor, y la prueba de amor a aquel que amamos es dejarlo vivir libremente.

    Anónimo
    A Rolan le gusta esto.
  5. No...! Permanecer y transcurrir
    no es perdurar, no es existir,
    ni honrar la vida!
    Hay tantas maneras de no ser
    tanta conciencia sin saber,
    adormecida...
    Merecer la vida, no es callar y consentir
    tantas injusticias repetidas...
    Es una virtud, es dignidad
    y es la actitud de identidad
    más difinida!
    Eso de durar y transcurrir
    no nos da derecho a presumir,
    porque no es lo mismo que vivir
    honrar la vida!

    No...! Permanecer y transcurrir
    no siempre quiere sugerir
    honrar la vida!
    Hay tanta pequeña vanidad
    en nuestra tonta humanidad
    enceguecida.
    Merecer la vida es erguirse vertical
    más allá del mal, de las caídas...
    Es igual que darle a la verdad
    y a nuestra propia libertad
    la bienvenida!
    Eso de durar y transcurrir
    no nos da derecho a presumir
    porque no es lo mismo que vivir
    honrar la vida!


  6. Desde la noche que sobre mi se cierne,
    negra como su insondable abismo,
    agradezco a los dioses si existen
    por mi alma invicta.
    Caído en las garras de la circunstancia
    nadie me vio llorar ni pestañear.
    Bajo los golpes del destino
    mi cabeza ensangrentada sigue erguida.
    Más allá de este lugar de lágrimas e ira
    yacen los horrores de la sombra,
    pero la amenaza de los años
    me encuentra, y me encontrará, sin miedo.
    No importa cuán estrecho sea el camino,
    cuán cargada de castigo la sentencia.
    Soy el amo de mi destino;
    soy el capitán de mi alma
  7. Me queda la palabra


    Si he perdido la vida, el tiempo, todo
    lo que tiré, como un anillo, al agua,
    si he perdido la voz en la maleza,
    me queda la palabra.

    Si he sufrido la sed, el hambre, todo
    lo que era mío y resultó ser nada,
    si he segado las sombras en silencio,
    me queda la palabra.

    Si abrí los labios para ver el rostro
    puro y terrible de mi patria,
    si abrí los labios hasta desgarrármelos,
    me queda la palabra.

    Blas de Otero
  8. No hay nada en esta vida más amado
    que sentir la pasión de lo vivido,
    aunque a veces se goce lo sufrido,
    aunque a veces se sufra lo gozado.

    Y aunque el mundo se pierda en su locura
    y amenace la muerte tu quimera,
    en tu genio la dulce primavera
    derrotará a la sombra y la amargura.

    Mil reyes, mil imperios se han hundido,
    en los mares del tiempo han naufragado,
    sólo el arte no ha sido sepultado,
    las fuerzas del amor lo han decidido.

    La vida sólo es vida por la hondura
    que en lo puro del tiempo se ha gestado,
    y en la batalla azul de la ternura

    donde te juegas todo lo soñado,
    no hay derrota más ruin que la cordura
    de no asumir tu vuelo liberado.

    Eduardo Malinowski
    A Rolan le gusta esto.
  9. En el fondo del pecho estamos juntos,
    en el cañaveral del pecho recorremos
    un verano de tigres,
    al acecho de un metro de piel fría,
    al acecho de un ramo de inaccesible cutis,
    con la boca olfateando sudor y venas verdes
    nos encontramos en la húmeda sombra
    que deja caer besos...​

    Pablo Neruda.​
  10. Testimonio de varias experiencias que por mucho tiempo fueron inefables y ahora vaya a saber por qué milagros de las verdaderas conexiones, esas que decía Cortázar: "en conocer el pasado para que se muriera un poco menos de esa muerte hacia atrás que es toda ignorancia de las cosas arrastradas por el tiempo"... dejan de ser tan entrañablemente escondidas y oscuras...dejan de ser amantes de los fantasmas. Ludmila
    A Rolan le gusta esto.
  11. "...Mi objetivo...el fluir de ríos y mareas que horadan las impresiones que dejan ciertas vivencias en la vida...."Me alegraría que este manojo de poemas, te haya robado un poco de tu tiempo y que puedas contármelo".....Gracias! Ludmila.
  12. Hoy....
    necesito ser tu luz,
    una mínima luz
    que se enciende,
    con la posibilidad
    de probable
    y peligroso
    incendio....
    Ludmila
    A gamaliel dante le gusta esto.