Berengario 10 de Octubre de 2020
Un vocabulario concreto y usado y teñido de cierto dramatismo culmina en "el final y su principio y viceversa". El último "yo te quiero" debiera haber sido, por lo tanto, un "quiérote yo".