Página 1 de 4 1234 ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 10 de 35

Tema: El regalo de una estrella

  1. #1
    Poeta que considera el portal su segunda casa Avatar de Susana del Rosal
    Fecha de ingreso
    13 sep, 08
    Mensajes
    2,175

    Predeterminado El regalo de una estrella

    Siempre la recordaré por la mirada de sus ojos tristes. Jacinta. Y la veo aún, sentada conmigo en la acera, comiéndonos las rosquillas que mamá me daba para llevar a la escuela. Yo las guardaba para la cena de Jacinta, porque a ella nadie le regalaba nada. Era linda. Con esa belleza interior que tienen las almas nobles. Su pelo rubio, ensortijado, se parecía al del niño que tiene San Antonio en los brazos.
    Jacinta no tenía mamá. Me lo decía con tal candor que me desarmaba su desamparo. Además, estaba enferma y siempre tenía hambre.
    “Chinta”, le decíamos en la casa. Yo la obligaba a entrar y todo se iluminaba con la admiración de su rostro ante mis juguetes. Tocaba mis muñecas con temor de romperlas y suspiraba: “¡Quien tuviera mamá!”
    - Pídesela al Niño Jesús- ingenuamente, yo le respondía.


    Chinta estaba esa mañana extrañamente feliz. Era la víspera de nochebuena y en la casa nos disponíamos a preparar el pesebre.
    Sobre cajas de cartón surgieron colinas cubiertas de casitas minúsculas. Los pastores, inmóviles, presumían de guiar rebaños blanquísimos…y una enorme estrella dorada despedía hermosos reflejos, pendiente del techo.
    De la cocina nos llegaba el incitante aroma de las hallacas.
    Sobre la mesa, un crujiente pan de jamón, cruelmente castigado a pellizcos, pacientemente esperaba.
    Nosotros, habiendo dejado listo el nacimiento, yacíamos sobre la hierba del jardín, mirando al cielo.
    Ya había anochecido y las estrellas en lo alto titilaban pícaramente.
    Jacinta, inesperadamente se sentó, y temblando de emoción me dijo:
    -¡Ya está, Ninfa, ya está!...la estrella me ha dicho que va a ser mi mamá…que luciré junto a ella con Dios, en el cielo.
    Ardía en fiebre, por eso, asustada, llamé a mamá. Chinta deliraba pero sonreía feliz. Toda la noche la pasó diciéndome que se iría, que su mamá se la llevaría. Nosotras, preocupadas, no dejábamos marchar al doctor.
    Y el sueño me venció, ya entrada la mañana.


    Desperté con una extraña sensación dentro de mí. La casa estaba silenciosa. Sobre la mesa, la cena de navidad lucía intacta. Era ya mediodía y Chinta se había ido.
    Sobre mi cama, que la noche anterior la había cobijado, mi muñeca de cuerda lucía insensible. La tomé entre mis brazos y comencé a llorar. Mamá se acercó, me hizo una caricia…y las dos nos quedamos mucho rato sin decir nada.


    Ahora, por las noches, cuando miro al cielo, la estrella de Jacinta parece agigantarse. Sólo que ya no está sola. Me he estado fijando que a su lado ha aparecido otra que, mimosa como un bebé, hoy me ha hecho un guiño…y me sonríe.


    Me basta un sólo lector para sentirme escritora.

    Susana del Rosal.
    www.elrosaldesusana.blogspot.com
    www.elespaciochiquito.blogspot.com
    www.casiresignada.blogspot.com

  2. #2
    Cazador de retos profanos. CORRECTOR. Avatar de cesarfco.cd
    Fecha de ingreso
    24 mar, 09
    Edad
    44
    Mensajes
    42,798
    Blog Entries
    43

    Predeterminado Respuesta: El regalo de una estrella

    ¡Que barvaro!...

    Hermosas líneas. Muy bien llevadas.

    Mil gracias Susana por compartirlas.

    Un abrazo desde México.
    Tras la musa y su perfume...
    Nuestra bella amiga Rosario de Cuenca Esteban, mi Niña primavera, permanece en nuestro recuerdo.
    Así será por siempre.

  3. #3

    Predeterminado Respuesta: El regalo de una estrella

    Me has arrancado lágrimas con estas ternuras y melancolías, cuántas Jacintas habrán por allí esperando su estrella para ser abrigadas y despojadas de su soledad, me encnató tu escirto entre las maravillosas ímágenes y el mensaje para tocar el corazón de los humanos, lo has logrado.
    Un gran honor llegar siempre hasta tus maravillosos escritos.
    Abrazotes y mi admiración siempre mi estimada Susana.
    Cariños
    Ligia
    http://www.gif-animados.net/gifs/rosas2.gif

    Ligia Calderón Romero
    ©Todos los Derechos Reservados





    Nací libre como la rosa,
    libre soy como el sol y el viento,
    alas de libre mariposa,
    libertad que siento,
    libre nací, libre he de vivir
    y libre habré de morir.

  4. #4
    Poeta que considera el portal su segunda casa Avatar de Susana del Rosal
    Fecha de ingreso
    13 sep, 08
    Mensajes
    2,175

    Predeterminado Respuesta: El regalo de una estrella

    Cita Iniciado por cesarfco.cd Ver mensaje
    ¡Que barvaro!...

    Hermosas líneas. Muy bien llevadas.

    Mil gracias Susana por compartirlas.

    Un abrazo desde México.



    Agradezco tus palabras, amigo. Te envío mi abrazo a través de la distancia y las fronteras que no puso Dios, sino el hombre.

  5. #5
    Poeta que considera el portal su segunda casa Avatar de Susana del Rosal
    Fecha de ingreso
    13 sep, 08
    Mensajes
    2,175

    Predeterminado Respuesta: El regalo de una estrella

    Cita Iniciado por Ligia Calderón Romero Ver mensaje
    Me has arrancado lágrimas con estas ternuras y melancolías, cuántas Jacintas habrán por allí esperando su estrella para ser abrigadas y despojadas de su soledad, me encnató tu escirto entre las maravillosas ímágenes y el mensaje para tocar el corazón de los humanos, lo has logrado.
    Un gran honor llegar siempre hasta tus maravillosos escritos.
    Abrazotes y mi admiración siempre mi estimada Susana.
    Cariños
    Ligia


    Querida Ligia, me alegra que te haya gustado. Gracias.

  6. #6

    Predeterminado Respuesta: El regalo de una estrella

    Una historia conmovedora, muy bien relatada

    saludos Alejandra

  7. #7
    Poeta que considera el portal su segunda casa Avatar de Susana del Rosal
    Fecha de ingreso
    13 sep, 08
    Mensajes
    2,175

    Predeterminado Respuesta: El regalo de una estrella

    Cita Iniciado por Alejandra Correas Vázquez Ver mensaje
    Una historia conmovedora, muy bien relatada

    saludos Alejandra


    Gracias por pasar, Alejandra. Un abrazo.

  8. #8
    Miembro del jurado. MODERADORA GLOBAL EN PROSA.
    Blogueros

    Avatar de ROSA
    Fecha de ingreso
    09 nov, 07
    Mensajes
    14,497
    Blog Entries
    12

    Predeterminado Respuesta: El regalo de una estrella

    PRECIOSA PROSA QUEME LLEGO AL ALMA.UN ABRAZO AFERRANTE.La pondre en melancolico niña ,espero no te enfades

  9. #9
    Poeta que considera el portal su segunda casa Avatar de Susana del Rosal
    Fecha de ingreso
    13 sep, 08
    Mensajes
    2,175

    Predeterminado Respuesta: El regalo de una estrella

    Cita Iniciado por ROSA Ver mensaje
    PRECIOSA PROSA QUEME LLEGO AL ALMA.UN ABRAZO AFERRANTE.La pondre en melancolico niña ,espero no te enfades


    Hola Rosa. No me importa donde lo pongas siempre que pueda contar con que vendrás a leerme. Feliz navidad.

  10. #10

    Predeterminado Respuesta: El regalo de una estrella

    Cita Iniciado por Susana del Rosal Ver mensaje
    Siempre la recordaré por la mirada de sus ojos tristes. Jacinta. Y la veo aún, sentada conmigo en la acera, comiéndonos las rosquillas que mamá me daba para llevar a la escuela. Yo las guardaba para la cena de Jacinta, porque a ella nadie le regalaba nada. Era linda. Con esa belleza interior que tienen las almas nobles. Su pelo rubio, ensortijado, se parecía al del niño que tiene San Antonio en los brazos.
    Jacinta no tenía mamá. Me lo decía con tal candor que me desarmaba su desamparo. Además, estaba enferma y siempre tenía hambre.
    “Chinta”, le decíamos en la casa. Yo la obligaba a entrar y todo se iluminaba con la admiración de su rostro ante mis juguetes. Tocaba mis muñecas con temor de romperlas y suspiraba: “¡Quien tuviera mamá!”
    - Pídesela al Niño Jesús- ingenuamente, yo le respondía.


    Chinta estaba esa mañana extrañamente feliz. Era la víspera de nochebuena y en la casa nos disponíamos a preparar el pesebre.
    Sobre cajas de cartón surgieron colinas cubiertas de casitas minúsculas. Los pastores, inmóviles, presumían de guiar rebaños blanquísimos…y una enorme estrella dorada despedía hermosos reflejos, pendiente del techo.
    De la cocina nos llegaba el incitante aroma de las hallacas.
    Sobre la mesa, un crujiente pan de jamón, cruelmente castigado a pellizcos, pacientemente esperaba.
    Nosotros, habiendo dejado listo el nacimiento, yacíamos sobre la hierba del jardín, mirando al cielo.
    Ya había anochecido y las estrellas en lo alto titilaban pícaramente.
    Jacinta, inesperadamente se sentó, y temblando de emoción me dijo:
    -¡Ya está, Ninfa, ya está!...la estrella me ha dicho que va a ser mi mamá…que luciré junto a ella con Dios, en el cielo.
    Ardía en fiebre, por eso, asustada, llamé a mamá. Chinta deliraba pero sonreía feliz. Toda la noche la pasó diciéndome que se iría, que su mamá se la llevaría. Nosotras, preocupadas, no dejábamos marchar al doctor.
    Y el sueño me venció, ya entrada la mañana.


    Desperté con una extraña sensación dentro de mí. La casa estaba silenciosa. Sobre la mesa, la cena de navidad lucía intacta. Era ya mediodía y Chinta se había ido.
    Sobre mi cama, que la noche anterior la había cobijado, mi muñeca de cuerda lucía insensible. La tomé entre mis brazos y comencé a llorar. Mamá se acercó, me hizo una caricia…y las dos nos quedamos mucho rato sin decir nada.


    Ahora, por las noches, cuando miro al cielo, la estrella de Jacinta parece agigantarse. Sólo que ya no está sola. Me he estado fijando que a su lado ha aparecido otra que, mimosa como un bebé, hoy me ha hecho un guiño…y me sonríe.

    Excelentisima prosa, querida amiga...
    abrazos, estrellas y reputación
    Rosario
    No olvides que estás aquí para ganarte las alas...
    Rosario de Cuenca Esteban
    (Recordando la película "Qué bello es vivir")





    Todos los derechos reservados.

    http://versosuelto.com/

Página 1 de 4 1234 ÚltimoÚltimo

Marcadores

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •