1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Biografía de Manuel José Othón

Tema en 'Biografías' comenzado por Manuel Bast, 20 de Febrero de 2021 a las 10:44 PM. Respuestas: 0 | Visitas: 29

  1. Manuel Bast

    Manuel Bast Poeta que considera el portal su segunda casa

    Se incorporó:
    11 de Noviembre de 2015
    Mensajes:
    2.090
    Me gusta recibidos:
    1.949
    Género:
    Hombre
    Manuel José Othón

    [​IMG]


    Nacimiento 14 de junio de 1858
    San Luis Potosí, México
    Fallecimiento 28 de noviembre de 1906
    San Luis Potosí, México.

    Manuel José Othón Vargas, fue poeta, dramaturgo y político mexicano. Perteneció a los movimientos literarios del romanticismo y modernismo. Estudió derecho y desde muy joven aprovechó su sólida preparación humanística para inclinarse hacia la poesía de corte clásico, inspirada en los poetas del siglo de oro. Autor de Idilio salvaje, considerado uno de los poemas más representativos de México.

    Sus inicios
    Empezó a escribir poemas desde los 13 años, mucho antes de iniciar su carrera como abogado. Estudió leyes en el Instituto Científico y Literario, posteriormente la Universidad Autónoma de San Luis Potosí donde se tituló en 1881.

    Como Poeta
    En 1879 edita su primer poema titulado La Esmeralda. Por primera vez reúne sus poesías en un cuaderno manuscrito de 78 páginas titulado Ensayos poéticos que consta de 38 composiciones que salen a la luz en el año de 1947. Las poesías, como es su costumbre son dedicadas a sus padres, amigos y maestros. Fue miembro de la Academia Mexicana de la Lengua.

    La obra más conocida de Othón, que además cuenta con reconocimiento internacional, es Idilio Salvaje, publicada en 1906. Parte de su labor fue publicada después de su muerte en antologías de poemas, pero su obra póstuma más importante es El Himno de los Bosques.

    Como político
    En 1885 es nombrado Juez de Guadal Cazar donde ocupa las tardes y noches en tomar apuntes para sus poemas, leer y escribir. Fue agente del Ministerio Público en su ciudad natal y profesor de su alma máter. Obtuvo el cargo de diputado federal y se integró al Congreso de la Unión en 1900. Desempeñó por largo tiempo funciones judiciales y administrativas en el norte de su país, circunstancia que lo puso en contacto íntimo con esa naturaleza que tanto amó y celebró.

    Muerte
    Sus padecimientos de enfisema pulmonar, se recrudecen a la llegada del invierno de 1903, cada día que pasaba su salud se deterioraba, los médicos de San Luis Potosí, le recomendaron un viaje a Tampico para que le favoreciera el descanso de la altura. Sin embargo, su estado era tan grave que quedó imposibilitado para realizar el viaje. Othón le escribió a su mujer, enterándola de su padecimiento e inmediatamente llegó a su encuentro para cuidarlo. Su presencia se hizo notar con una leve mejoría, razón por la cual los médicos consideraron que podía viajar a Tampico, aunque la realidad era distinta. Falleció el 28 de noviembre de 1906.

    Sus obras

    • El Himno de los Bosques.
    • La Noche Rustica de Walpurguis, (1897).
    • Poemas Rusticos, (1902).
    • Considerada.
    • En el Desierto (1905).
    • Idilio Salvaje.
    • Angelus Domini.
    • El Ruiseñor.
    • El Río.
    • Una Estepa del Nazas.
    Posterior a su muerte se publicaron: Noche rústica de Walpurgis, Poemas escogidos, Obras, Breve antología lírica, Paisaje, Lo que hay detrás de la dicha, Después de la muerte y Sendas de amor. Escribió también cuentos, novelas cortas y obras teatrales, actividades en las que no destacó, pese a la popularidad, que alcanzaron alguna de estas obras.

    Poema Idilio Salvaje

    ¿Por qué a mi helada soledad viniste
    cubierta con el último celaje
    de un crepúsculo gris?… Mira el paisaje,
    árido y triste, inmensamente triste.

    Si vienes del dolor y en él nutriste
    tu corazón, bien vengas al salvaje
    desierto, donde apenas un miraje
    de lo que fue mi juventud existe.

    Mas si acaso no vienes de tan lejos
    y en tu alma aún del placer quedan los dejos,
    puedes tornar a tu revuelto mundo.

    Si no, ven a lavar tu ciprio manto
    en el mar amarguísimo y profundo
    de un triste amor, o de un inmenso llanto.


    Poema Angelus Domini

    Sobre el tranquilo lago, occiduo el dia,
    flota impalpable y misteriosa bruma
    y a lo lejos vaguísima se esfuma
    profundamente azul, la serranía.

    Del cielo en la cerúlea lejanía
    desfallece la luz. Tiembla la espuma
    sobre las ondas de zafir, y ahúma
    la chimenea gris de la alquería.

    Suenan los cantos del labriego; cava
    la tarda yunta el surco postrimero.
    Los últimos reflejos de luz flava

    en el límite brillan del potrero
    y, a media voz, la golondrina acaba
    su gárrulo trinar, bajo el alero.

    II

    Ondulante y azul, trémulo y vago,
    el ángel de la noche se avecina,
    del crepúsculo envuelto en la neblina
    y en los vapores gráciles del lago.

    Del septentrión al murmurante halago
    los pliegues de su túnica divina
    se extienden sobre el valle y la colina,
    para librarlos del nocturno estrago.

    Su voz tristezas y consuelo vierte.
    Humedecen sus ojos de zafiro
    auras de vida y ráfagas de muerte.

    Levanta el vuelo en silencioso giro
    y, al llegar a la altura, se convierte
    en oración, y lágrima, y suspiro.


    FUENTES CONSULTADAS:
    EcuRed.cu
    verbiclara.wordpress.com
    poeticous.com
     
    #1
    Última modificación: 20 de Febrero de 2021 a las 11:12 PM
    A Elba Nery García le gusta esto.

Comparte esta página