1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Castillos de arena. Del diario de Claudia

Tema en 'Prosa: Filosóficos, existencialistas y/o vitales' comenzado por Lirae, 27 de Enero de 2020. Respuestas: 0 | Visitas: 47

  1. Lirae

    Lirae Poeta que considera el portal su segunda casa

    Se incorporó:
    2 de Mayo de 2014
    Mensajes:
    2.741
    Me gusta recibidos:
    2.897
    [​IMG]


    No se si agradecer a Doyle la bajada en la dosis de la medicación, que me permite salir mas del sueño profundo y recorrer en mis vigilias dormidas los laberintos de mi conciencia.
    En las ultimas charlas con él, me ha convencido de que mi estancia en la casa debe ser de por vida, que nunca podré mezclarme con el resto del mundo, mi incompatibilidad con los demás me haría enfermar de nuevo y tendría que volver a las salas frías, a los barrotes oxidados, a las visiones de los gusanos a los que no les han crecido alas, a los cánticos de los pájaros muertos.
    No se si lo hace por mi bien, o también la enfermedad que cubre esta casa gris le ha alcanzado y ya es uno de nosotros.
    Pero yo no quiero renunciar al menos a mis salidas nocturnas, a esas en las que dejo a mi piel dormida y sin peso me mezclo entre aquellos a los que no entiendo.

    Me encuentro en una playa , la misma donde un día vi cabalgar al ángel que me acompañaría en mis vigilias dormidas...delante de un gran castillo de arena, construido para niños por adultos. Me extrañó que algo tan infantil no fuera construido por los niños y me invadió la nostalgia.
    Pero el castillo era una verdadera trampa de muerte, el mar comenzaba a subir y ya estaba destruyendo los "cimientos" de arena de aquel castillo. Miré a los niños que jugaban en lo alto ausentes del peligro. Grité a los adultos de que el castillo se iba a destruir, mas ellos ni me tomaron en cuenta...Decidí "asaltar" la fortaleza de los infantes y sacarles de allí, pero el castillo había sido construido con tantos laberintos que me era imposible llegar hasta ellos. Cada puerta me llevaba a otro pasillo y otro y otro...pregunté a algunas personas pero ninguno me daba una dirección correcta...
    Decidí salir de allí y buscar a las personas que consideraba mas responsables para que me ayudasen...
    Llegué a otra especie de castillo, pero este era de cemento, pero mi sorpresa fue mayúscula cuando comprobé que tenia los mismos laberintos que el de arena.
    Quizá las personas sean mas consistentes, me dije...
    Estas al menos me escucharon, me hablaron con impecable educación, y me enviaron por un pasillo para encontrar la solución, pero solo fue una ilusión. Me volví a perder por aquellos pasillos sin salida, mas oscuros si cabe que los de arena, con menos aire, y mas peligrosos porque el derrumbe podía ser mi muerte...
    Lloré indiscriminadamente para poder sacar todo el dolor que me inundaba. Toda la incomprensión y desaliento...

    Mi querida amiga, he llegado a la conclusión de que prefiero morir en tierra de nadie, habiendo elegido yo mi destino, que en alguno de los bandos, convencida por la conciencia de otros...
    Estas experiencias que en mis ultimas vivencias me han dejado el alma en vilo, me han convencido de ello...Ni los unos ni los otros.
    Escucharía solo, al ángel de mi amor, aquel que siempre habita la oscuridad y el silencio. Al que de momento, solo hallo en las tardes quietas de esta casa gris...

    Del diario de Claudia.

    SHA.
     
    #1

Comparte esta página