1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Cerca de "Mil quinientos años de oscuridad"

Tema en 'Prosa: Sociopolíticos' comenzado por Orfelunio, 28 de Mayo de 2009. Respuestas: 2 | Visitas: 2592

  1. Orfelunio

    Orfelunio Poeta veterano en el portal

    Se incorporó:
    15 de Mayo de 2009
    Mensajes:
    10.501
    Me gusta recibidos:
    773
    [​IMG]



    Mil quinientos años de oscuridad



    Cómo es posible que la idea aristotélico-ptolemaica en la concepción del universo haya durado tantos siglos. ¡Cuánto tiempo perdido! En mi indignación, yo sí sé la respuesta, pero no voy a entrar en polémicas y acusaciones concretas, pero sí en la idea que ellas mismas suponen, ante un sistema de poder que nos dejó estancados en el tiempo. El modelo Ptolemaico fue adoptado por el poder religioso como la imagen del Universo que estaba de acuerdo con los libros, (posiblemente incluso mal interpretados por ellos mismos) en los que basaban su autoridad y despotismo, y además presentaba la gran ventaja de dejar fuera de la esfera de las estrellas fijas, una enorme cantidad de espacio para delimitar las zonas donde iban los buenos y los malos, o sea el cielo y el infierno. ¡No es un chiste!, pero es de risa.

    Me entristece mucho, el comprender y añorar, los avances y el conocimiento del que ahora podríamos disponer, si esa oscuridad no hubiera durado esos mil quinientos años, con tan sólo quinientos menos, ¡señor!, ¡qué de maravillas! ¡qué de conocimiento! ¡qué de soluciones! Señores, ¡que hubieran sido quinientos años!, de logros, de remedios a muchas enfermedades, de respuestas a preguntas que aún hoy nos hacemos, de conocimiento en todos los sentidos.

    No digamos ya lo que hubieran sido mil quinientos años de adelanto, y no seamos demagogos, no vale decir que no estábamos preparados, que no éramos lo suficientemente maduros para asimilar esos conocimientos, en eso se basan muchos para excusar a los posibles culpables, y seguir ellos mismos sus pasos, e incluso algunos escondiéndose detrás de la ciencia, aunque crean que no se esconden, pero sí lo hacen. Envidio, todo lo que los humanos puedan tener, da igual, bueno o malo, dentro de tantos años como oscuridad hemos tenido.

    Desde el comienzo de los tiempos, el hombre ha mirado a las estrellas intentando comprender el medio que lo rodeaba, y en algunos casos, asociando los fenómenos observados a su interacción con el mismo, y con ello, dar explicación y justificación al hecho de su existencia. Una consecuencia de la concienciación, entre otros, del suceso ineludible de la muerte y de un intelecto superior al de otros animales, por el hecho de buscar una respuesta ante lo inexplicable de su existir y su insignificancia, frente a un pensamiento cósmico primigenio, cuyo punto de partida no es más que la supervivencia en el medio hostil que le rodea, es la idea de “Dios”, o más bien la idea de los “Dioses”, ya que su conocimiento científico se limitaba a cuatro palos y dos piedras, y por ello la necesidad de entes superiores que le guiaran en un mundo, donde imperaba la ley del más fuerte. Surgen los monumentos y ritos funerarios, la representación de determinados hechos cotidianos como el de la caza, las supersticiones, la deificación del sol y otros fenómenos naturales, y la explicación a determinados sucesos con la interpretación de los astros, la astrología, que dará lugar mucho más tarde, a una ciencia con mayúsculas llamada Astronomía.

    La idea de esos dioses no era propia de un acto voluntario, sino de una necesidad que con el paso del tiempo mudó y echó raíces, alejándose poco a poco de su propósito primero al desaparecer la causa, pero que algunos mantuvieron para prevalecer y dominar sobre sus semejantes, erigiéndose en representantes de entes inexistentes, cuya finalidad ya no era proteger al grupo, sino la sumisión del mismo a unos determinados intereses. Así ha perdurado hasta nuestros días, donde todavía hay quienes se arrogan la posesión de ese legado prehistórico, que tantos estragos ha causado a lo largo de la historia, y que demuestran cuán alejados están de la realidad, y qué cerca de la edad de piedra. Contentémonos, que aún podría ser peor, de haber seguido el poder religioso unido al político, del que poco a poco y paso a paso, se ha ido desligando en la civilización occidental. De ese legado, sólo existe lo de siempre, su idea, que muchos no quieren abandonar, porque no soportan la sola idea de ser abandonados.

    Y a quienes... ¡Yo Acuso! y no perdono.

    Ahora, ya sabemos lo que hay:

    “Un Universo sin un borde espacial, sin principio ni final en el tiempo, y sin lugar para un Creador” (Carl Sagan)


    ***


    Un saludo
     
    #1
    Última modificación: 28 de Mayo de 2009
  2. José Segundo Cefal

    José Segundo Cefal Poeta que considera el portal su segunda casa

    Se incorporó:
    13 de Noviembre de 2008
    Mensajes:
    3.128
    Me gusta recibidos:
    62
    Muy bueno, de puta madre.
    1500 años perdidos `por esos cerdos. Llegará al luz algún puto día? Pero la luz verdadera no las que quieren imponernos.
    Vivamos con fuerza en nuestras ideas, vivamos intensamente, follandonos todos los minutos.
    cr
     
    #2
  3. Orfelunio

    Orfelunio Poeta veterano en el portal

    Se incorporó:
    15 de Mayo de 2009
    Mensajes:
    10.501
    Me gusta recibidos:
    773

    [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] y pensemos, antes de desenfundar pensemos donde la vamos a enchufar, lo importante es evitar los daños colatetales, para lo cual hay que saber apuntar :::blush::: un saludo
     
    #3

Comparte esta página