1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Ciudad Neurótica De poemas con Ángel Blasco

Tema en 'Poemas Generales' comenzado por M.B.Ibáñez., 15 de Abril de 2019. Respuestas: 3 | Visitas: 39

  1. M.B.Ibáñez.

    M.B.Ibáñez. .

    Se incorporó:
    26 de Julio de 2016
    Mensajes:
    1.115
    Me gusta recibidos:
    1.157
    Género:
    Mujer
    [​IMG]



    Despierta el ego dormido
    en el silencio del monte,
    donde los lagartos tiemblan
    cuando oyen hablar del hombre.
    Solo se escucha un reguero
    que tras la noche se esconde
    de las aguas que bajando
    por un silencio que absorbe
    serpentean cuesta abajo
    en busca del horizonte.

    El agua en su descalabro
    ya va cabalgando al trote,
    se dirige río abajo
    al pueblo que no responde
    a los gritos del silencio
    y hasta mi vista se rompe
    con lo que vieron mis ojos;
    al traspasar el desmonte.

    Hombres con alma de perros
    ladraban a un vaso atados
    en las esquinas del barrio,
    mujeres al suelo echadas,
    con el rostro amoratado
    suplican una caricia
    vigilando ensimismadas
    con la voz seca en los labios,
    en sus ojos la tristeza,
    pero en la puerta del bar
    piden que nunca les falten
    a sus hombres las cervezas.

    Más allá hay otras mujeres,
    sucias con los pelos rancios.
    Mujeres con pelo y lana,
    gargantas llenas de sapos
    que escupen entre sus dientes
    venenos de cuellos largos.

    Escupiendo su veneno
    hacia el submundo que espera
    ver a Vall d´UIxó sufrir,
    que él a pulso se ganó
    el pasar esta condena.
    Los muertos en los barrancos
    se hartaron de ser copiados
    y esperan el poder ver
    Vall d´Uixó martirizado.

    Cada ventana y su puerta
    abren nuevo manicomio,
    pero en él no habrá cabida
    para locos sin cencerro
    y a los cuerdos ni se ocurra
    solicitar el ingreso.

    Policías siempre atentos
    saben oler a los cuerdos
    y los persiguen sedientos
    de sangre para sus porras
    cuesta abajo en esa riada,
    que arrastra a los ahogados
    que no pudieron salvarse
    por no encontrar una tabla
    donde poder agarrarse.

    La gente ya se refugia
    en los muros de locura
    para salvarse del miedo
    rasgando sus vestiduras
    hasta que arañan sus carnes
    para que el orden confunda
    a locos con miserables.

    Tontos no quedan hermano;
    ya nadie quiere estar sano,
    nadie quiere la cordura,
    si para ello hay que tener
    atados los pies y manos.

    Que nadie, mi amigo, nadie,
    nadie puede sentir paz
    si hay cadenas que lo atan.
    Solo los muertos dominan
    las ansias de libertad.

    Resucitan a los muertos
    con polvo talco en la boca
    al llegar la madrugada,
    con la lengua almidonada
    para no poder hablar
    y así negar la razón
    a quien lucha por salvar
    a Vall de Uxó de las brasas...

    Al Ángel en una esquina
    le molieron las espaldas
    por querer salvar del fuego
    a todas aquellas almas
    que necesitan de un ángel
    que les guíe al mundo nuevo
    donde acequias de agua fresca
    den verdor a la esperanza.

    Buscando amor y cordura
    esto fue lo que encontré;
    al último hombre que fue
    lógico en Vall d´ Uixó
    y en una noche de truenos
    por el puente se tiró
    en busca de un mundo nuevo
    donde hallar hombres de fe
    que sepan que amor y sueños
    son quien ayudan al hombre
    en sus ansias de crecer.

    Mientras tanto y en silencio
    las barcas iban surcando
    Las Grutas de San José.

    De Ángel Blasco
    y Mercedes Bou Ibáñez.


    Oigo rugir en sus tumbas
    aquellos muertos de mayo,
    ¿Dónde quedaron los sueños,
    que un puñado de valientes
    despertaron en Chicago?

    ¿Y dime Ángel, dónde está
    esa sangre derramada?
    ¡Qué no ha servido de nada!
    Sigue el pobre en sus miserias,
    sigue el rico en sus calesas
    tiradas por ese obrero
    que no levanta cabeza.

    ¿Cuándo un chorro de agua fresca
    caerá sobre la espalda
    de aquel que sufre y aguanta
    la locura de quien manda.
    Veo a los muertos de mayo,
    ¡de sus tumbas se levantan!

    Y ya nos gritan; ¡Cobardes,
    por qué permitís la infamia!
    ¡Alguien ya tiene que alzar
    otra vez el grito al viento!
    ¡Qué nuestra sangre reclama
    haberse perdido en vano!
    ¡Qué sigue siendo el obrero
    el burro que sufre el palo!
    ¡Qué nadie se olvide nunca
    de los muertos de Chicago!

    Mercedes Bou Ibáñez
     
    #1
    A EBAN le gusta esto.
  2. El Gitano

    El Gitano IVAN TERRANOVA CRUZ

    Se incorporó:
    9 de Febrero de 2017
    Mensajes:
    5.724
    Me gusta recibidos:
    5.097
    Género:
    Hombre
    Un dueto excepcional... que han logrado ensamblar con técnica y sapiensa
    un excelente poema. Mis saludos más cordiales poetas...
    Cordialmente:
     
    #2
  3. M.B.Ibáñez.

    M.B.Ibáñez. .

    Se incorporó:
    26 de Julio de 2016
    Mensajes:
    1.115
    Me gusta recibidos:
    1.157
    Género:
    Mujer
    Muchas gracias Iván, abrazos
     
    #3
  4. Nommo

    Nommo Poeta veterano en el portal

    Se incorporó:
    6 de Octubre de 2016
    Mensajes:
    16.130
    Me gusta recibidos:
    9.907
    Género:
    Hombre
    Pareces una doncella, aristócrata y plebeya,
    a un tiempo, como doña Letizia Ortiz Rocasolano.
    Exclamando, con abanico y un lunar en la mejilla,
    ¡ Que alguien negro y membrudo, se ponga a tocar el piano !
    ¡ Un abejorro, para estas flores, demando !
    Un linajudo brusco que sepa del oído abierto.
    Rancio abolengo Hutu, Tutsi, Zulú o Masái mara.
    Y una corona de espinas, que besaré, y convertiré en oro.
    Soy vuestra reina del vulgo, la Biblia Vulgata.
    Traducida al castellano, por un pirata Barbaplata.
    ¡ Soy catamarang del bufón de la Isla Tortuga !
    Dos patines enormes, para la embarcación de Johnny Depp,
    que vibra como rostro pálido, mezclado con indio americano.
    Pero no se acerca un Sam mulato, propio de Casablanca.
    Ni Humphrey Bogart responde, ¿ Habrá ido a comprar tabaco ?
    Siempre nos quedará París, pues todos
    París hijos, obras o responsabilidad.
    Responsablemente proclamo: ¡ Café con leche ! Para desayunar.
     
    #4
    A M.B.Ibáñez. le gusta esto.

Comparte esta página