1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el segundo número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

El diablo sentado en una acera

Tema en 'Poemas Generales' comenzado por Ibrahim Sadhid, 7 de Diciembre de 2017 a las 1:41 AM. Respuestas: 1 | Visitas: 47

  1. Ibrahim Sadhid

    Ibrahim Sadhid Poeta Maldito

    Se incorporó:
    27 de Agosto de 2008
    Mensajes:
    228
    Me gusta recibidos:
    186
    Género:
    Hombre

    1. El diablo sentado en una acera.
      Cuando él intenta besarte huyes,
      desprecias su beso de oro,
      huyes al bosque y te adormeces,
      lo culpas de todo:
      Fue él quien violó a los niños que jugaban en la calle.
      Fue él quien se robó los diezmos de tu pastor.

      Cuando caminabas indiferente frente a él,
      fue él quién te insultó, provocando tu ira.
      Le gusta el dulce amargo del licor barato,
      hasta ahora nadie sabe cómo ha vivido tanto,
      ¿Será inmortal?
      Lleva una oscura manta y mugrientos zapatos,
      Camina con la mirada perdida pidiendo unas monedas.

      Todos pasan asustados por la otra acera.
      Lleva una eternidad en la ciudad,
      pero tú, no conoces su nombre.
      Es nervioso, le gusta rasgar las paredes,
      su risa estremece, sólo eso… estremece.
      Duerme plácidamente donde florecen las amapolas,
      le encantan las malditas drogas.

      No es más que un asustado fauno que frunce el entrecejo,
      Si le gritas se espanta como una ardilla.
      Sus labios estallan de risa, pero tú lo acusas de todo…
      Es moreno, negro… ¡debe ser malvado!
      Impotentes los ángeles, lo dejaron caer aquí en la ciudad,
      No tiene modales, no habla francés…
      Él puede morderte con sus dientes podridos las orejas,
      en el callejón incierto o cuando pases por la puerta.

      A él le gusta el viento en las noches de invierno.
      No es un hombre de hierro,
      le gusta jugar chocando pedazos de esqueletos.
      Me ayudó a botar un perro muerto.
      Tú caminas como maniquí hablando por teléfono,
      cierras los dos ojos con helado terror cuando se acerca,
      Tiene una llaga en la pierna rebosante de pus.

      Crees que te succionará de los huesos la médula,
      ¿Por qué no le regalas unos cobertores,
      para que le vea rendirse de emoción?
      él no es tan malo como parece…
      Lo culpan de todo.
      Él me hace reír con infantiles risas.
      Secó todas las lágrimas de la ciudad.

      Tú crees que él es negro, feo y maldito,
      pero él no lanzó las bombas en Hiroshima y Nagasaki,
      él no mató a John F. Kennedy, ni a Martin Luther King,
      él no robó el dinero de PDVSA, no estafó la nación,
      no quebró a Venezuela.
      unos le dicen el negro, otros el diablo,
      siento simpatía por él…

      No ha violado niños, nunca ha tenido mujer,
      No es más que un mendigo que le gusta sentarse en la acera.
      Cada vez que lo miro se ríe conmigo.
      Permíteme presentártelo:
      Su nombre es José.

      [​IMG]




     
    #1
    Última modificación: 7 de Diciembre de 2017 a las 1:13 PM
    A Emp, Sofía Desiré y marquelo les gusta esto.
  2. marquelo

    marquelo en construcción

    Se incorporó:
    28 de Marzo de 2008
    Mensajes:
    1.860
    Me gusta recibidos:
    1.565
    Me ha gustado. Saludos.
     
    #2

Comparte esta página