1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

¡Escribiré sobre los colmillos de las langostas!

Tema en 'Prosa: Generales' comenzado por Sikus, 6 de Febrero de 2020. Respuestas: 5 | Visitas: 90

  1. Sikus

    Sikus Hulussi_Ñe'êpoty®

    Se incorporó:
    27 de Septiembre de 2016
    Mensajes:
    1.557
    Me gusta recibidos:
    1.614
    Género:
    Hombre
    PicsArt_02-06-10.08.38.jpg

    ¡Escribiré sobre los colmillos de las langostas!




    Recuerdo, me preguntaste si era poeta y me pediste que escribiera, creíste que podría llegar a ser un buen escritor... simplemente porque observaste sobre mi escritorio el tintero de bronce y la pluma de plata, verdaderas joyas heredadas de los abuelos de mis abuelos.

    Entonces fue cuando te mencioné mi concepto sobre poesía, al cual no tuviste la gentileza de brindarle un sí o un no.

    Simplemente quería expresar como la versatilidad del artista le debe llevar no solo a lo que es tolerable a los oídos más finos.

    Quería demostrar el poder de las letras gritando por los que no tienen voz, clamando por las injusticias de la tierra, denunciando la estrepitosa calamidad de corazones hundidos en el pecado...

    Toda respuesta fue rascarte la barbilla y una mirada de superioridad.

    Pregunté, pues, cuál era el tuyo, qué entendías por el bendito arte de las letras. Y tu respuesta fue tan inflada, almibarada y tibia que me revolvió el estómago.

    Entonces me aseguraste que podrías enseñarme sin tener en mente fin lucrativo alguno y sin mayor interés que el instruirme en la verdad del oficio del poeta.

    Y casi me llegaste a convencer. Estuve a punto de creer que nunca sería apto para sentarme a la mesa de los amantes de la poesía, a menos que civilizara mis conceptos, absteniéndome de destapar sepulcros blanqueados o de cualquier punto de vista que pudiera ser ofensivo a la mente de libélula de los príncipes del mundo.

    Llegué a balbucear con temblorosa voz, rogando algún consejo que me elevara de mi condición salvaje...

    Y me hiciste cerrar los ojos e imaginar un jardín lleno de los más hermosos rosales. Lo hice... y vi subir por los tallos, en mi imaginación, cientos de langostas que devoraban con avidez los renuevos.

    Luego me pediste que sin abrir los ojos, inhalara el aire imaginando estar en ese "hermoso rosedal"...
    Obedecí, pero al hacerlo, solo sentí el desagradable olor de tu aliento de tabaco y whisky fino...

    Te miré a los ojos con mueca interrogante y me exhortaste que versara de dichas flores, que mi caligrafía honrara las rosas, para que la dama que me leyera, se sintiera embriagada por el aroma de mis versos y cayera rendida a mis pies...

    Asentí con un leve movimiento de la diestra que empuñaba la pluma casi furiosamente y murmuré
    —ay, amigo... no todo es color de rosa en este mundo y no le veo ningún beneficio a tener almas a mis pies... Definitivamente no es lo que quiero —dije y sin darme cuenta había elevado la voz.

    Y tomando el tintero una ráfaga de aire helado entró por la persiana...

    Entonces permití que fluyera el precioso líquido y fui disertando en mis líneas sobre la agudez de las espinas que se ocultan bajo el terciopelo rosa.

    Y al hacerlo, hallé la sabiduría del rosal. Al escribir comprendí la alegoría. Y la apariencia de tu semblante se me antojó cual buitre que espera que el antílope exhale su último aliento.
    Y vi tu apariencia de rosa pero por debajo vi la daga que empuñabas...

    ........

    Y ahora, entonces, soy yo quien te pregunto:

    —¿Quieres que escriba? ¿Quieres enseñarme, oh, poeta consagrado? Yo no soy poeta, pero mi pluma de plata no se vende a la falsedad de este siglo. ¡No se vende la fe! ¡Los buenos valores no se negocian! Mi escritura no se rendirá ante la somnolencia seductora de la sensualidad del abismo
    Escribiré de las rosas. Pero advertiré que su tallo está plagado de agudas espinas. Que están infectados de langostas hambrientas, de colmillos afilados
    —¿Me pediste que escribiera? ¡Pues he escrito! ¡Buen provecho con la lectura!

    ........
    By Hulussi_Ñe'êpoty®
     
    #1
    Última modificación: 6 de Febrero de 2020
    A Cecy B le gusta esto.
  2. Cecy B

    Cecy B Hechicera de palabras

    Se incorporó:
    25 de Octubre de 2014
    Mensajes:
    13.080
    Me gusta recibidos:
    13.614
    Siempre tendremos alrededor, gente que nos haga pedazos.
    Contrariamente a lo que algunos creen, no me molestan ni la crítica, ni las opiniones adversas. Sí me defiendo del uso de la mala intención verbal como camuflaje de resentimientos personales. Es mejor que te digan "no me gusta" (y aplaudo la honestidad) a que se ensucien las letras a las que uno les pone tanto amor.
    Creo que lo más sano es no leer lo que no nos gusta. Ignorar es un verbo con muchos beneficios, sobre todo en materia de tranquilidad y aire fresco.
    Es insano leer e incluso escribir lo que hace daño a los ojos y al cuore.
    Así como tu personaje antagónico se inclina por las rosas y se ofende con lo real, los hay al revés, que tildan o descalifican a la temática de amor, simplemente porque no saben cultivarla. Hay de todo en este mundo.
    En toda queja hay una demanda encubierta, es así.
    Todo se resume a libertad, a dejar vivir al prójimo y a vincularnos con los que vibren en la misma frecuencia.
    Eso no significa coincidir en todo, pero sí en lo principal que es el respeto.
    Me alegra mucho que escribas :)
    Me da miedo esa langosta... aunque me dan más pavor los cariños que son de mentira.
    Vos me vas a entender.
    Abrazos, amigo, con soles más verdes que nunca.
     
    #2
    A Sikus le gusta esto.
  3. Sikus

    Sikus Hulussi_Ñe'êpoty®

    Se incorporó:
    27 de Septiembre de 2016
    Mensajes:
    1.557
    Me gusta recibidos:
    1.614
    Género:
    Hombre
    Agradezco mucho el tiempo que has invertido en la lectura y tan razonado comentario.
    Es cómico porque yo mismo tengo mucho más material de amor de dulzor empalagoso que de las cosas punzantes de la vida. Así que si bien defiendo más a mi protagonista que al antagonista, tampoco quiero que el protagonista se torne tan radical que deje de apreciar las partes tiernas de la vida. Me gusta la palabra "Equilibrio" para la vida y la palabra "Versatilidad" para el arte.
    En cuanto a lo último que me dices, ahh, sí, mi langosta es una hermosa criatura comparada con las bestias humanas ocultas detrás de una máscara de falsedad. Lo bueno es que tarde o temprano, se caen las máscaras y aparecen los colmillos, peores que los de mi langosta.
    Pero hoy no importa nada de eso, porque hoy es el día más verde de la Irishtoria!!!!!
    Abrazos quebrantacostillas y soles musgosos!!!
     
    #3
    A Cecy B le gusta esto.
  4. Sikus

    Sikus Hulussi_Ñe'êpoty®

    Se incorporó:
    27 de Septiembre de 2016
    Mensajes:
    1.557
    Me gusta recibidos:
    1.614
    Género:
    Hombre
    1570669804195.png (Estos colmillos son más lindos;))
     
    #4
    A Cecy B le gusta esto.
  5. Cecy B

    Cecy B Hechicera de palabras

    Se incorporó:
    25 de Octubre de 2014
    Mensajes:
    13.080
    Me gusta recibidos:
    13.614
    Me voy a casar con este bichito, seré bígama :p. Es a-do-ra-ble y me recuerda mi expresión cuando hay algo rico para comer. Jajaja!
     
    #5
    Última modificación: 7 de Febrero de 2020
    A Sikus le gusta esto.
  6. Sikus

    Sikus Hulussi_Ñe'êpoty®

    Se incorporó:
    27 de Septiembre de 2016
    Mensajes:
    1.557
    Me gusta recibidos:
    1.614
    Género:
    Hombre
    ¡¡¡Ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja!!!!
    ¡si el sr. "M" no se ofende, yo mismo los caso!!!!
     
    #6
    A Cecy B le gusta esto.

Comparte esta página