1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

La neo-izquierda (y el origen liberal de la primera izquierda)

Tema en 'Ensayos' comenzado por dragon_ecu, 18 de Agosto de 2018. Respuestas: 4 | Visitas: 490

  1. dragon_ecu

    dragon_ecu Esporádico permanente

    Se incorporó:
    15 de Abril de 2012
    Mensajes:
    7.377
    Me gusta recibidos:
    5.500
    Género:
    Hombre
    A menudo se malentiende la derecha y la izquierda.

    Según la izquierda, la derecha es lo peor, pero la izquierda sufre de la memoria y no regresa a ver cuanto daño han hecho sus dirigentes en el poder.
    Por considerar a la derecha lo peor, la izquierda busca a todo costo destruirla, comenzando por lo que considera sus pilares principales, la economía de mercado y la propiedad privada.

    Según la derecha, la izquierda es falsa y mentirosa, siendo una ocupación casi perenne el pasar su tiempo defendiéndose de todo tipo de ataques (de la izquierda).
    Que han existido dirigentes de derecha en el poder, pues si algunos lo han conseguido, más por la decepción de los votantes respecto a la izquierda que por apego a la derecha (la izquierda desilusionada).

    Pero ya puestos en serio cabe la pregunta:

    ¿En verdad existe una verdadera derecha y una verdadera izquierda?


    Para desmitificar el cuento de la abuelita virgen, hay que partir de un hecho concreto.
    La izquierda se origina en grupos de burgueses (es decir derecha con ideales liberales), que por cuestiones de posición se sentaron una vez en el lado izquierdo de una sala de sesiones... y quedó el nombre de izquierda relacionado a los liberales radicales.
    Mientras que el grupo de conservadores (monarquía e iglesia) se sentó a la derecha.

    Así que asegurar que la izquierda se origina en el pueblo es una forma de endulzar la amarga realidad.

    La "izquierda" en realidad estaba formada por terratenientes, industriales, artesanos, profesores, comerciantes y banqueros, con poder económico por encima del ingreso medio. Incluso varios con mayor poder económico que algunos miembros de la realeza y la iglesia (no en balde se vendían títulos nobiliarios y bulas a buen precio $$$).

    Así que el sector pobre y humilde del pueblo no era parte de la izquierda ni derecha.

    Ahora bien, una cosa es el poder económico, y otro el poder de la fuerza.
    Tanto así que en los inicios de la historia el poder se basó primero en la fuerza antes que en la producción y el comercio.
    Ya todas las grandes culturas iniciales se basaron en el uso de la fuerza para someter y hasta esclavizar a los pueblos cercanos.

    En la medida que el productor, cazador primero, luego agrario, luego artesano, luego fabril y luego servicial logra abastecerse por completo y generar excesos, empieza el comercio de los excedentes.

    De los comerciantes de productos y servicios, viene luego la generación de medios de intercambio (las monedas) y con ello el concepto de acuñar dinero con respaldo, que además luego pasó al negocio de préstamo e inversión de dineros propios o de sus depositantes (la banca).

    Son pues los productores, comerciantes y la banca, los nuevos poderes económicos, que sin necesidad de la fuerza bruta iban adquiriendo poco a poco los poderes de los conservadores (es decir las iglesias y monarquías).

    Sin embargo, por tener por derecho divino o de sangre, sumado a la capacidad de manejar ejércitos (propios o de alquiler), el uso de la fuerza balanceaba los resultados a favor de los conservadores.

    Empieza entonces la masificación de las ideas (imprenta de por medio, junto al teatro y las diversiones populares).
    Se genera un sentimiento que daba esperanzas a que se lograría por uno mismo la superación.
    Esto también alejaba la simpatía del pueblo hacia sus gobernantes (good save the quenn... y no precisamente a Freddy Mercury).

    Esta masificación, gracias a la enciclopedia, la implementación de la educación, y los primeros hacinamientos en las ciudades nacientes (burgos), es que surge un nuevo grupo de poder económico. Poder logrado a punta de su trabajo y genio para los negocios, y no dependiente de ejércitos o de bendiciones o de apellidos.

    La misma masificación de conocimientos hizo que muchos que antes eran pobres labriegos, se hicieran luego industriales, comerciantes y banqueros (¿por allí alguien recuerda a Jean Valjean de los miserables?).

    Esa idea de que era posible conseguir una mejor vida sin necesidad de un apellido o de un título nobiliario o religioso, empuja a muchos a simpatizar con las ideas liberales (contra los conservadores).
    Aunque inicialmente los burgueses debieron echar mano de ejércitos privados (mercenarios), para defenderse de los conservadores, esto poco a poco fue cediendo para emplear otros métodos menos violentos.
    Los Medicis son un buen ejemplo de ello, así como después los Und Taxi, y hasta los Rothschild (de seguro a más de un lector se le empañan los lentes al leer ese apellido).

    Sin necesidad de buscar un ejército, el pensamiento liberal (liberal radical para ser precisos), consigue apoyo no solo local, sino también de liberales de otros países.
    No en balde algunas "guerras de independencia" fueron en parte promovidas y hasta subvencionadas por liberales extranjeros.

    No fue necesario comprar a nadie como mercenario, o convencer con promesas de concesiones sobre los "terrenos conquistados".
    La idea de tener libertad de elegir qué tanto uno deseaba avanzar en base a su propio esfuerzo, fue no solo atractiva, sino también seductora. Tanto que incluso las artes fueron influenciadas por ese pensamiento.

    El tiempo pasa, y por efectos del desgaste los conservadores poco a poco van perdiendo terreno, primero en lo económico, y posteriormente en lo político. Los suceden los liberales radicales.

    Pero el proceso no termina allí, pues surge de la izquierda liberal una nueva izquierda, reaccionaria, victimista e ingrata con su origen.
    Estas características lo llevan a ser revolucionaria y contraria a los poderes políticos, que por coincidencia ahora estaban en manos de sus pensadores iniciales. Y claro está, para definir su posición se vuelve antagonista.
    Resultando que la vieja izquierda burguesa autosuficiente pasa a ser la nueva derecha, y se la junta con la vieja derecha. Resultado de marketing político -la nueva izquierda es la única izquierda- el resto todos son de derecha.

    Así comienza a formularse un proceso de adueñamiento de consignas, símbolos, significados, conceptos... todo con tal de llegar al poder pero sin plantearse jamás realmente qué iban a hacer una vez lo tengan.
    Se prepararon para domar un caballo salvaje, pero no tenían la menor idea de hacia adonde cabalgar luego.

    Este proceso, divisionista, por lógica se fundamentó en el odio al contrario... siendo los contrarios todos los que no estaban de acuerdo a sus planteamientos. Así nacen los extremismos del odio.
    Odio a los diferentes, a los que pensaban y actuaban distinto, a otro idioma, a otro color de piel, a otra creencia, a otra costumbre. Los fundamentalismos volvieron a surgir, igual como ocurrió en el oscurantismo (con las monarquías e iglesias de por medio).

    Ahora el nuevo fundamentalismo era el arma predilecta de la nueva izquierda (el socialismo, el comunismo y el peor extremo del fascismo).

    Han pasado varios años, y el socialismo ya ha aceptado (varias veces), que aún cuando sus ideales suenan bien, su aplicación práctica es imposible por cuanto destruye la economía.
    La izquierda del milenio ahora reconoce que la economía capitalista no solo es buena, sino también deseable y alcanzable.

    La izquierda busca evolucionar en el mundo, alejándose del fundamentalismo, a tal punto que incluso naciones calificadas típicamente como capital imperialistas de derecha han tenidos gobiernos de izquierda (¿o acaso Obama era de derecha?). Y recientemente Chile y Colombia, que en Sudamérica se consideran de derechas han tenido recientes gobiernos de izquierda (Bachelet y Santos).

    La izquierda regresa de nuevo a sus orígenes... la burguesía, con una pequeña diferencia.
    En sus inicios la burguesía nace de su propia capacidad económica, fruto de su propio trabajo y esfuerzo y riesgo.
    Hoy en día la burguesía es política, y se mantiene por recursos ajenos (sustentada por los pagos de impuestos). (Por cierto, el pueblo es quien termina pagando los impuestos...).

    La neo-izquierda intenta deshacerse de su viejas recetas divisionistas, abrazando ahora a las religiones y a grupos minoritarios (sea por razones de color, conducta sexual, conducta ambiental, etc.).

    No olviden que los socialistas declararon las religiones como el opio del pueblo, y que hubo persecuciones y aniquilamiento de los grupos religiosos.
    No olviden tampoco la segregación racial, territorial, y hasta educativa de los comunistas.

    La vieja consigna de "acabemos con la derecha"... terminaba en "los líderes de izquierda seremos la nueva monarquía y religión del estado". O acaso alguien olvida la "dictadura del proletariado" mientras se daban la gran vida los líderes de izquierda.

    Lastimosamente esta neo-izquierda, feminista, ambientalista, pro-aborto, cristiana, lgtbi, anti-racista, supremacista, nacionalista, internacionalista... por tratar de conseguir adeptos acepta incluso propuestas contrarias entre sí, con tal de llegar al poder vía democrática (nada, que las revoluciones armadas son caras y los mayores estados socialistas quebraron sus economías).

    El camino de la neo-izquierda es ahora el camino democrático, para después romper la democracia e imponer el totalitarismo, eliminar la propiedad privada y tratar de aplicar la vieja receta de expoliación del pueblo para agrandar y mantener al estado.

    Claro está que las viejas recetas siguen sin funcionar, siendo ahora como antes, solo vendedores de humo.
     
    #1
    Última modificación: 13 de Septiembre de 2020
    A selenschek manfred y Mr.Hellmet les gusta esto.
  2. Mr.Hellmet

    Mr.Hellmet Poeta recién llegado

    Se incorporó:
    19 de Mayo de 2016
    Mensajes:
    231
    Me gusta recibidos:
    157
    Género:
    Hombre
    Me ha parecido un articulo de lo más interesante e informativo. Hay algunos puntos en los que no estoy del todo de acuerdo con lo que dices, sobretodo en lo referente al origen de la burguesia, un tanto idealizada en mi opinion, asi como a la difusión incial del liberalismo que, supuestamente, no habría necesitado de un ejercito (¿Como se abrieron los puertos comerciales de China y de muchos otros territorios durante el siglo XIX más que a base de acciones militares?), asi como en lo referente a tildar a la nueva izquierda de ", reaccionaria, victimista e ingrata con su origen", lo cual me parece una caracterización bastante peyorativa y muy poco explicativa (el propio Lenin admite que una de las tres influencias principales en el pensamiento marxista fueron las ideas de los economistas ingleses clasicos como Smith o Ricardo y Marx reconoce en muchas ocasiones, sobretodo en el manifiesto, que la burguesia es una clase eminentemente revolucionaria y que ha sido gracias a su oposición contra el antiguo régimen y a su esfuerzo por acabar con las formas de relaciones economicas medievales, que se ha producido un progreso social como nunca antes se había visto; luego ese victimismo e ingratitud no lo tengo del todo claro, al menos no como actitud generalizada o rasgo distntivo; por no decir que acudir a nociones como "victimistas" o "ingratos" me parece que es caer en un psicologismo que no explica adecuadamente el fenomeno en cuestion; en todo caso, seria adecuado indicar que factores motivan esa supuesta victimización e ingratitud y no ponerlos como rasgos distintivos de la nueva izquierda asi sin mas); seguramente más adelante ponga un comentario profundizando en estos asuntos, pues el tema del ensayo es bastante complejo y tocas bastantes puntos que ahora mismo no puedo comentar con la extensión que me gustaría, pero pese a todo, me ha parecido un gran trabajo.
    Saludos.
     
    #2
    Última modificación: 11 de Diciembre de 2019
    A dragon_ecu le gusta esto.
  3. dragon_ecu

    dragon_ecu Esporádico permanente

    Se incorporó:
    15 de Abril de 2012
    Mensajes:
    7.377
    Me gusta recibidos:
    5.500
    Género:
    Hombre
    Y yo que pensaba que nadie leería este ensayo. Ha sido una grata sorpresa no solo notar el interés de alguien, sino además un buen comentario, y con preguntas y reclamos justos.

    Para empezar debo indicar lo complicado de resumir un proceso temporal en unas pocas letras que consumen poco menos de quince minutos de lectura. El contexto a menudo queda por fuera dejando muchos cabos sueltos. Ingresar el contexto de cada tiempo conlleva más descripciones y más redacción.

    Así que toca ahora indicar el contexto de cada fase:

    Empoderamiento económico de la banca y el comercio.
    Empoderamiento económico y social de los productores (gremios artesanales).
    Presión del poder de turno frente a la competencia de los sectores surgiendo (monarquía e iglesia contra el comercio la banca y los gremios).

    Durante el siglo XVI al siglo XVII el poder de la monarquía e iglesia imponía tributos a las actividades comerciales y productivas de los gremios artesanales, así como a las nacientes actividades bancarias (alcabalas y diezmos).
    Adicional, el gasto excesivo de la "nobleza" llevó sus economías a una práctica recaudatoria exagerada, lo que sumado al surgimiento del humanismo daba más importancia al hombre libre-trabajador y libre-pensador (adiós al vasallaje y sometimiento religioso).

    Estas son las semillas de los movimientos contra las monarquías. Cuando se dan los primeros movimientos por cambiar el sistema de gobierno se llega al siglo XVIII.

    La situación ha cambiado.
    Los burgos han tomado el mando mientras la monarquía e iglesia empiezan a retroceder a papeles simbólicos, aunque con rezagos importantes de poder e influencia.
    Lastimosamente, mucho del esfuerzo aplicado en el cambio fue motivado por un odio exagerado y exacerbado. Mismo que después no pudo controlarse, con lo que se dieron eventos de fatales consecuencias (la guillotina tuvo demasiado trabajo hasta con gente inocente).

    Cuando ocurren actos de barbarie, es normal que la mente humana rehaga la historia para poder justificar sus actos, o al menos conseguir atenuantes en el caso de que los eventos sean condenados.
    La historia fue pues re-escrita no solo por los vencedores, también los perdedores, y los testigos expusieron sus propias conclusiones enredadas en medio de la narración de los hechos (el escrito de mi autoría es un ejemplo de ello).

    Así pues tenemos dos circunstancias únicas: un odio que lleva a cometer barbaridades, y un sectarismo en el modo de exponer las mismas.

    Los eventos posteriores cumplieron exactamente con las dos circunstancias únicas. Y otros más hicieron lo mismo. La historia está repleta de ejemplos.

    La conquista de América y el oportunismo español en las guerras indo-americanas... dos eventos simultáneos pero cada uno explicado por separado según los intereses del expositor.
    El asesinato de los zares y la revolución de octubre... dos eventos no simultáneos pero que los volvieron simultáneos para justificar un asesinato y presentarlo como un regicidio.
    El rescate de Chile de manos de Allende y la operación cóndor contra Chile... un solo hecho con dos versiones que aparentan la existencias de dos Chile y dos Allende.

    En la vida diaria, siempre existirán versiones diferentes. La libertad de pensamiento y opinión fácilmente colapsaría cualquier medio de comunicación... pero... una gran mayoría no opina y dedica su tiempo a actividades más retributivas. Y de los que opinan, es raro encontrar opiniones libres de prejuicios, llegando incluso respuestas supurantes de dogmas.

    Para cerrar, debo agradecer la opinión sincera y cordial, sin sectarismos, pero incapaz de callarse un dejo de reclamo por algo que le molesta.

    Gracias, por leer y opinar. Seguiremos las letras y las palabras.

    Saludos cordiales.
     
    #3
    Última modificación: 11 de Diciembre de 2019
  4. dragon_ecu

    dragon_ecu Esporádico permanente

    Se incorporó:
    15 de Abril de 2012
    Mensajes:
    7.377
    Me gusta recibidos:
    5.500
    Género:
    Hombre
  5. dragon_ecu

    dragon_ecu Esporádico permanente

    Se incorporó:
    15 de Abril de 2012
    Mensajes:
    7.377
    Me gusta recibidos:
    5.500
    Género:
    Hombre

    La verdad sobre los 1000 dias de Allende
     
    #5

Comparte esta página