1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

La petaca o crónicas de una muerte anunciada

Tema en 'Poemas Recitados' comenzado por M.B.Ibáñez., 8 de Abril de 2019. Respuestas: 4 | Visitas: 64

  1. M.B.Ibáñez.

    M.B.Ibáñez. .

    Se incorporó:
    26 de Julio de 2016
    Mensajes:
    1.157
    Me gusta recibidos:
    1.193
    Género:
    Mujer



    Poema elaborado
    sobre el chiste de la petaca


    Te lo cuento como fue;
    En la provincia de Soria
    la aldea los Mangarranas,
    a eso de las siete y media
    cuando el señor cura se iba
    listo para abrir la iglesia
    le dio un ataque de tos,
    que temblaron las campanas
    tan fuerte tuvo que ser
    que del golpe se quedó
    redondo hecho un ovillo
    en el suelo espatarrao,
    los ojos de pajaríco,
    las manos en la cartera,
    tieso como un bacalao.

    -"Hay que llamar otro cura"
    dijo el Blas en el concejo,
    (el Blas estaba de alcalde,
    no por rico ni por listo
    sino por ser el más bestia
    a treinta leguas del predio
    y que se hacía entender
    por dar hostias como panes,
    los pillos se acojonaban
    al ver sus manos tan grandes)
    -"Lo mandaremos llamar
    y ya que el pueblo esta lejos
    enviaremos mi zagal
    para que lo traiga presto
    no se pierda en el pinar.
    ¡Juanico vete pal pueblo
    tráete al cura pacá!"

    Cogiendo manta y la burra
    un chorizo y medio pan,
    navaja pipirranera
    de vino lleno el morral
    por si acaso el frío aprieta,
    que nunca estará de más
    y en encomendarse a Dios
    pallá que se fue el zagal,
    por el camino la acequia
    por ser el que cunde más.

    Llegó a media mañana
    se presentó al señor cura,
    muy adusto y muy formal.
    -"Soy Juanico señor cura,
    de aldea Los Mangarranas,
    con el mote de "El cansino"
    me conocen mucho más,
    hijo del señor alcalde
    y la señora Piedad,
    he venío pa´ buscarle,
    no se vaya a extraviar
    o ir a caer a las manos
    de Paco el del melonar
    un ladrón de los caminos
    que ronda por el lugar."

    Puso el cura sus sotanas
    en un hatillo de liar,
    metiendo también en él
    las ostias pa´ consagrar
    un chisquero ya muy viejo,
    la petaca pa´ fumar,
    petaca en cuero bordado
    (regaló de su mamá)
    un librillo de papel,
    la estola de los domingos
    cuatro o cinco cosas más
    y un buen pedazo de queso
    que guardaba en el corral.

    A la media hora de andar
    cansado ya del camino
    sacó el cura la petaca
    con la idea de fumar,
    el Juanico que la vió
    ¡los ojos le fueron detras!
    -"¡uf! por Dios, vaya petaca
    me la tiene usté que dar!"
    -"Va a a ser que no, Juanico
    es regaló de mi madre,
    no la pienso regalar".

    Como no os quiero cansar
    os diré que en el camino
    la pidió diez veces más.
    ¡Hasta los huevos el cura
    de tan cansino zagal!
    En llegando ya a la casa,
    para dejar a la burra
    entraron por el corral
    que está lleno de conejos
    y otros cuatro bichos más
    dos marranas, un chotillo
    y la mula pa´ labrar.

    Por lo tardío de la hora
    quedóse el cura a cenar,
    allá en mitad de la cena
    vuelve de nuevo el zagal
    a decirle al señor cura
    -"Señor cura la petaca
    me tié usté que regalar".
    -"Harto me tienes chaval
    que ya te dije que no,
    ¡que no te la pienso dar!"
    Así por dos o tres veces,
    ¡era cansino el zagal!

    Siendo como era ya tarde,
    se quedó el cura a dormir
    en un cuarto que al efecto
    se preparo en el zaguán
    que hay encima de la cuadra
    justo al lado del pajar
    y que al calor de las bestias
    pues no era muy mal lugar.
    -"Duerma a gusto señor cura
    y mañana Dios dirá!"
    Se oyó que le dijo el Blas.


    Hechose el cura a dormir
    sin quitarse la sotana
    de tan cansado que estaba,
    ni se quiso desnudar,
    a media hora ¡casi escasa!
    un golpear en la puerta
    puso freno a su roncar,
    -"Señor cura soy Juanico
    no vaya usté a olvidar
    que ha de darme la petaca."
    -"¡Vete a la mierda zagal
    déjame dormir en paz!"

    Así transcurrió la noche
    a cada hora y sin parar
    esta el Juanico en la puerta,
    -"Señor cura, señor cura
    no se vaya a olvidar
    antes de marcharse usté
    la petaca me ha de dar."

    A las tres de la mañana
    en otra visita más,
    cogió el cura la petaca
    que al acostarse dejó
    encima de la mesita
    junto al papel de fumar
    y aquel chisquero de yesca
    (de esos que no quedan ya)
    y con ganas de matarlo
    la tiró contra el zagal
    -"¡Toma la petaca niño
    déjame dormir en paz
    metetela por el culo
    a ver si revientas ya!"

    En la mañana temprano,
    los ojos como pimientos,
    recogió el cura su hatillo
    y dos gallinas muy viejas
    regalo de la Piedad
    pa´ que se hiciera un buen caldo,
    que el frío apretaba ya,
    emprendió el cura camino
    con mas sueño que un gañán
    y en dirección a la iglesia
    que está tal y cual se baja
    por las cuestas del Colás
    iba el cura echando sierpes
    contra el cansino zagal,
    que le jodió la petaca
    regalo de su mamá.

    Tomó el cura ya aposento
    en la casa parroquial,
    le esperaba la Jacinta,
    una mujer muy cabal,
    aunque ya entradica en años
    estaba de buen mirar,
    hermana del anterior,
    (aquel cura fallecido,
    el del ataque de tos,
    que se quedó hecho un ovillo,
    ¡qué Dios le tenga en su paz!),
    buena moza y servicial
    ayudaba en las labores
    y hacía de sacristán
    ya que los hombres del pueblo
    no eran del mucho rezar

    Fueron pasando los días
    entre sermón y sermón,
    algún tute en el casino,
    una partida al billar
    y buenos tragos de vino
    o confesando a las viejas,
    o acristianando un zagal.

    El día de San Manuel
    en acabando la misa
    entró una mocica guapa,
    Paquilla la del morral,
    la más chica del Honorio,
    que lo debes conocer
    el mario de la Virtudes,
    la prima del tío Juan,
    ¿cómo que no la conoces?
    ¡Virtudes! la que decían
    que si se casó preñá,
    el caso es que la chiquilla
    no se vino a confesar
    vino a pedirle su ayuda
    por lo que os voy a contar:

    -"Ayúdeme Don Anselmo,
    (así se llamaba el cura,
    según creo recordar)
    que me he echao yo un novio
    que no para de tocar
    buscando lo que usté piensa
    y yo no le se explicar
    y sepa usté señor cura
    que yo antes del matrimonio
    no se lo pienso entregar
    que no es de buena mujer
    y yo soy mocica honrá."

    -"Como Dios manda hija mía
    ¡pues no faltaría más!
    dime quien es el rapaz
    tendré una charla con él
    y no temas ya por tu honra
    que yo lo voy a arreglar,
    hablaré con el zanguango
    haciéndole razonar,
    o le arrancaré la piel,
    ¡si no entra con el misal
    con la garrota entrará!
    ¡vaya si razonará!"

    -"Muchas gracias Don Anselmo
    que alegría usté me da
    el Juanico el del alcalde
    y la señora Piedad,
    es el mocico que quiere
    robarme la mocedad
    sin haber hecho los votos
    ni pasar por el altar."
    -Se puso el cura a temblar,
    "¡Noo! ¡Ay Dios mío, ay Dios mío,
    puedes darte por follá!"
     
    #1
    Última modificación: 8 de Abril de 2019
    A sergio amigo, Dikia y El Gitano les gusta esto.
  2. Maramin

    Maramin Moderador Global Miembro del Equipo Moderador Global Corrector/a

    Se incorporó:
    19 de Febrero de 2008
    Mensajes:
    47.507
    Me gusta recibidos:
    15.352
    Género:
    Hombre
    Ja,ja,ja, buena historia nos cuentas en este bien recitado poema que nos recuerda viejos tiempos.

    ...............[​IMG]
     
    #2
  3. El Gitano

    El Gitano IVAN TERRANOVA CRUZ

    Se incorporó:
    9 de Febrero de 2017
    Mensajes:
    6.119
    Me gusta recibidos:
    5.465
    Género:
    Hombre
    Siempre es un placer disfrutar de la magia, de tus altisonantes poemas, bellos y muy carácterísticos.
    Como en la presente entrega, Mis saludos más cordiales Mercedes...
    Afectuosamente:
     
    #3
    A M.B.Ibáñez. le gusta esto.
  4. M.B.Ibáñez.

    M.B.Ibáñez. .

    Se incorporó:
    26 de Julio de 2016
    Mensajes:
    1.157
    Me gusta recibidos:
    1.193
    Género:
    Mujer
    Muchas gracias Iván
     
    #4
  5. sergio amigo

    sergio amigo Miembro del Jurado.Átomo somos o mota Miembro del Equipo Miembro del JURADO DE LA MUSA

    Se incorporó:
    26 de Noviembre de 2009
    Mensajes:
    11.963
    Me gusta recibidos:
    9.079
    Género:
    Hombre
    Juajajajajá
    Tienes un don, Mercedes.
    Igual quel Juanico. Jajajaja.
    Saludos cordiales.
     
    #5

Comparte esta página