1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Los más sincero.

Tema en 'Poemas Generales' comenzado por Lekiam, 20 de Noviembre de 2020 a las 10:27 PM. Respuestas: 0 | Visitas: 53

  1. Lekiam

    Lekiam Poeta recién llegado

    Se incorporó:
    21 de Mayo de 2018
    Mensajes:
    69
    Me gusta recibidos:
    68
    Género:
    Hombre
    Hablare de mi corazón.

    · En mi anida, no es más grande que un ave resuelta en el vuelo transoceánico.

    Compartiré una verdad latente, nunca se rompen tan solo cambian de forma,

    y en esa misma metamorfosis, tan extraña, se da lugar las penas y alegría,

    con las cuales todavía aprendemos el juego de la vida,

    así es, esto se trata de un juego, el juego de la vida, yo siempre me declaro niño,

    que con recuerdos de funambulista cruzó el abismo.

    · Una piedra es mi corazón, y barranco es la vida, seco y ardiente,

    y yo solo quiero rodar como ruedan las piedritas de rio,

    y en ello, dudar de si en mí persiste la sustancia o vuelvo

    a verme en el correr del agua como un extraño, otra vez.

    · Siento mi corazón como aquella mota de polvo, intrusa, rodeada entre tanta suciedad,

    el mismo que en su día fue el trapo con el cual al pasarlo por el cielo oscuro,

    descubría incrustadas, en él, las estrellas, que era lugar de los seres imaginarios que una vez quisimos ser y no fuimos,

    siendo ahora los protagonistas de la novela jamás escrita.

    · En otro instante, casi eterno, fue un campo yermo y tu una florecilla, una trompeta china,

    cabezota dispuesta a enterrar, a enredar tus raíces en mi corazón, y por ello mil gracias.

    · Toda la vida converge en un instante, muérdeme el corazón´

    y arranca y devora de él todo lo malo, todos los miedos que se hicieron callo endurecido en él,

    con lluvias de soledad y vientos de derribo,

    para así amanecer con un corazón diáfano.

    · Y en palabras sinceras de un poeta diré:

    Nunca cambiaria a mi compañero, jamás corregiría en él ni una sola de sus arrugas,

    pues sería el primer paso del cobarde, sería abrir la senda del olvido,

    y bueno si algo somos, somos ante todo lo que en nuestro corazón ha ardido

    y por ello déjame decir que no, y decir que si a todos y cada uno de los corazones

    que en mi andar me acompañan.
     
    #1
    A Grace le gusta esto.

Comparte esta página