1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Sociología: Marxismo y sociobiología

Tema en 'Prosa: Sociopolíticos' comenzado por Mr.Hellmet, 8 de Abril de 2018. Respuestas: 2 | Visitas: 228

  1. Mr.Hellmet

    Mr.Hellmet Poeta recién llegado

    Se incorporó:
    19 de Mayo de 2016
    Mensajes:
    226
    Me gusta recibidos:
    152
    Género:
    Hombre
    El mundo se mueve por extremos. Resulta difícil encontrar alguna teoría en las ciencias sociales que no tenga su centro de gravedad puesto en un solo elemento, creyendo que este puede satisfacer las necesidades explicativas de un tema como la conducta.
    De esta manera, en la sociología podemos encontrar distintas métodos de explicación, algunos muy relacionados con ciertas ideologías políticas, que polarizan sus tesis en torno a un solo concepto, determinante de la conducta. Dos de estos casos serían el marxismo y la sociobiología.

    El marxismo, como teoría sociológica, es un determinismo estructural. El desarrollo individual viene determinado por la base económica, que está conformada por las fuerzas productivas y las relaciones de producción, las cuales generan una superestructura ideológica, jurídica y normativa sobre la que se configura el sujeto.
    Así, el individuo no es más que un epifenómeno de estas estructuras, un ente cuya existencia subjetiva se determina, en última instancia, por el modo de producción en el que se desenvuelve. Se reduce el individuo a la sociedad.
    Paralelamente, la sociobiología cree que para entender el comportamiento humano debemos de conocer las leyes biológicas que determinan la conducta, las normas sociales no son más que una "institucionalización" de estas leyes.
    La sociedad actuaría a la manera darwinista; la cultura, que organiza nuestros comportamientos, favorece a los ganadores, al igual que la selección natural, de manera que los genes más aptos serían transmitidos hereditariamente.
    La cultura actúa como filtro, pero el desarrollo del individuo viene determinado por su estructura biológica, que condicionara de manera esencial su desenvolvimiento en una determinada estructura económica o social. Se reduce el individuo a la biología.

    Todas teorías plausibles y bien fundamentadas, pero pecan de una cosa: pecan de reduccionistas.
    No hay una selección natural en la sociedad, pues la funcionalidad en la sociedad en contextual, es decir, para desarrollar óptimamente X cualidad biológica, deben de darse unas condiciones materiales que permitan su puesta en acto, de manera que lo que sería un talento en cierto contexto puede no serlo en otro, o incluso ser irrealizable.
    Newton llego a ser Newton en la medida en que nació en un contexto que le permitió el acceso a los estudios, si no de nada habría servido su dotación biológica, Platón es Platón por haber nacido en una familia aristocrática, si hubiese sido un ilota espartano no habría desarrollado ningún sistema filosófico.
    La sociedad no ofrece una selección natural optima, las capacitaciones predispuestas biológicamente muchas veces no pueden desarrollarse por causa de las circunstancias, es decir, la propia forma en que la sociedad se encuentra organizada puede hacer que el talento o la inteligencia se desperdician si no pueden operar en un entorno material que permita su optimo desarrollo.
    Por ello, no se deben de entender las desigualdades sociales como producto de un mecanismo de selección de los individuos más óptimos, pues estas diferencias materiales impiden el desarrollo de las cualidades objetivas del sujeto.
    El componente biológico no basta en sí mismo para explicar la conducta o la configuración del carácter humano, pues la biología opera en un contexto social determinado, y las cualidades biológicas se desarrollan en la medida en que este contexto lo permite.
    De esta manera, una superdotación biológica en alguna cualidad física, como la agilidad, la precisión o la velocidad, resultaran de gran utilidad en las sociedades primitivas, como la de los indios hopi, y la sociedad, por su estructura interna, promocionara a esta clase de individuos
    Mientras que una superdotación biológica en las capacidades cognitivas, como la memoria o el razonamiento, resultara significativamente menos útil para los indios hopi, pues su organización social se enfoca en tareas más físicas que intelectuales o técnicas
    Por lo que una predisposición biológica superior a la media puede perderse si la sociedad no ofrece, de alguna forma, una medio material para su realización. Por ello, no podemos dejar que la sociedad actúe "por si misma" como una selección natural, sino que debemos organizarla y estructurarla de manera que permita sacar el máximo rendimiento a las capacitaciones biológicas de cada individuo. Barreras a esto son las desigualdades sociales, la privatización de la educación, la sanidad y demás servicios básicos y, en general, todo lo que impida a una persona su óptimo desarrollo individual por cuestiones económicas, políticas o de clase.

    Para que la sociedad configure a sus miembros de la mejor manera posible, parece que debemos tener en cuenta lo que dice el famoso aforismo marxista: "De cada cual según sus capacidades, a cada cual según sus necesidades"
     
    #1
    Última modificación: 8 de Abril de 2018
    A Martín José le gusta esto.
  2. Martín José

    Martín José Poeta fiel al portal

    Se incorporó:
    16 de Febrero de 2018
    Mensajes:
    960
    Me gusta recibidos:
    913
    Género:
    Hombre
    La cita de Marx a mi modo de "ver y filosofar" resume tu excelente exposición.
    Un abrazo
     
    #2
    A Mr.Hellmet le gusta esto.
  3. Mr.Hellmet

    Mr.Hellmet Poeta recién llegado

    Se incorporó:
    19 de Mayo de 2016
    Mensajes:
    226
    Me gusta recibidos:
    152
    Género:
    Hombre
    Muchas gracias por tu comentario.
     
    #3

Comparte esta página