1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Viendo entradas en la categoría: poema general - Página 4

  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]
    Una sombra en el agua
    dejando añejos recuerdos
    Zapatillas juveniles
    mojadas por el infortunio,
    Sus pantalones asustados
    suspiran en penas que lloran solas.
    Silencio inexpugnable...

    Ayer lo cogió
    la policía en la Av. Los nardos.
    Huyó despavorido y temeroso.
    Las balas lo alcanzaron.
    Había robado unos pesos
    para comer el pan del día.
    Cayó desplomado...

    Ahora regresa en alma,
    mirando sus zapatillas
    de sueños juveniles
    destrozados.
    Alguna vez quiso estudiar
    pero no tuvo las posibilidades.
    Llora el pavimento
    en goteras eternas..


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derecho reservados
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]
    Razas unidas
    en una sola alma hermanada
    no importa las diferencias,
    no importa los credos, la edad, las diferencias sociales, el color...
    Somos almas latiendo en un solo corazón de humanidad.

    Todos giramos hacia el mismo destino.
    Todos amamos reímos y lloramos.
    No existe distinción.

    No debe haber muro que nos separe,
    ¡Afuera los rencores y egoísmos!
    Unidos siempre como hermanos, como robles.
    Lucharemos por nuestros sueños,
    por nuestra patria,
    por el gran objetivo de la raza humana:
    que es vivir con paz, armonía y felicidad.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
  • Edith Elvira Colqui Rojas

    Cuando el sol acuesta su pena, allá en los lejanos ocasos...

    [​IMG]
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]
    Llora payaso tu pena carcomida,
    llora en silencio;
    el telón ya bajó.


    Llora tu pena en vasos derramados;
    llora en lágrimas de vidrios rotos.


    Tus pupilas cansadas descansen su pena
    en ríos de monótonas lágrimas.


    Densa es la pena si se guarda mucho tiempo en las gavetas.

    Llora que mañana será todo nuevo,
    Desplegarás tu sonrisa mariposa nuevamente.
    Nadie sabrá que en la noche detrás de las cortinas,
    tu alma ha llorado como niño.
    Y tus ojos se han mojado como río.




    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados

    A Lorelizh Beye le gusta esto.
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    Soy artífice de mi propio destino,
    voy de aquí allá sin rumbo fijo.
    Soy Goliat gigante ante los problemas,
    Ulises valiente en las batallas de la vida.
    Mansa paloma cuando de sentimientos se trata.
    Cazo pájaros de sueños en mis alforjas,
    entrego en mi camino lo mejor de mis orlas.


    No tengo miedo al sol que quema, ni al frío que congela.
    En mi mente guerrera
    siempre está prendida la esperanza como vela.
    Caminante, errante, voy construyendo las piezas de mi destino.
    Procuro andar con cordura y sin desatinos.


    Mañana mis trabajos serán recompensados,
    mis fatigas serán palomas apacibles,
    y mi alma descansará segura y reposada.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
    A Agus Mcpoets le gusta esto.
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    Y cuando llegue el día
    que las fuerzas mermen,
    mi voz se apague y mi corazón se agite desconsolado.
    Cuando la señora muerte me invite a sus cortejos,
    y amenace insolente con sus temibles guadañas,
    que no me abrume el anzuelo del miedo;
    quiero irme segura y tranquila.
    Que no me falte tus brazos de ternura,
    y tus palabras de dulzura, amor cariño mío.

    Cuando la luz del sol para mí se apague,
    cuando me encuentre a solas
    y entren en feroz duelo mis ángeles y mis demonios,
    ¡No me abandones vida mía!

    Cuando me despida de las luces de este mundo,
    ¡Quiero irme en paz, en paz de palomas serenas!

    Cuando ya mis músculos no tengan ánimos de trabajar,
    mi boca seca, ya no quiera besar,
    mis ojos lánguidos, no quieran abrirse al mundo exterior:
    ¡Quiero que no me falte tu voz de aliento!

    Y cuando suene el último estertor en mi pecho,
    llévame señor en paz a tu lecho.
    Quiero cruzar contigo, el último trecho.

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados

    Audio en mi voz: https://pe.ivoox.com/es/y-cuando-llegue-dia-audios-mp3_rf_30063313_1.html


  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    Luna, piel de albatros,
    esconde mi pena en tus lejanos arcos,
    rompe mis cántaros de nostalgia,
    llévate mis cuitas en tus manos blancas...


    ¡Oh luna, compañera!
    Abre tu sonrisa para mí en cara plena,
    regálame tus melodías serenas,
    ¿No ves qué de dolor estoy llena?

    Extiende tus sábanas de ternura,
    cubre mi llanto con tu fino canto,
    ¡Yo soy, frágil criatura!

    Pinta flores acuarelas en mis valles desiertos,
    sácame de esta penumbra aciaga,
    ¡No quiero habitar este país de fríos muertos!

    Cubre con tu luz
    mis ramas en sombra,
    inyéctame la savia de la vida;
    haz florecer mis bengalas de esperanza.

    Entonces al filo de la noche,
    cantaremos unidas, regocijadas,
    ¡Mi hada blanca encantada!


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    Hombre de piedra,
    pensando mover las piezas de ajedrez
    de su destino.
    Estático, en su banco ciego
    quiere mover su mejores piezas.
    No desea un jaque mate prematuro
    ni perder sus fichas en la partida.
    Y piensa una y otra vez
    cómo resolver los problemas de su yo existencial.


    Es hora de tomar la decisión, coge el peón, el caballo, luego La torre y finalmente el alfil ; planea estrategias,
    "Coge el toro por los cuernos"
    sabe que las malas decisiones, son nefastas.
    ¡Medita y sigiloso ataca!

    Ganó la partida
    su decisión asertiva
    le salvó la vida;
    celebra con orgullo su iniciativa,
    ¡Jaque al rey!



    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
    A Agus Mcpoets le gusta esto.
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]
    Soy una mariposa azul libando versos escarchados
    en su desván solitario.
    Mariposa que disfruta
    de inmensas noches de tertulia con sus libros abiertos.

    Mariposa que vuela ilusionada entre letras,
    queriendo descubrir las lámparas de eureka.

    Libo libros y mas libros hasta la madrugada.

    entre lecturas vuela al país de los ángeles y las hadas.
    Y otras veces aterriza en las ciudades de penas regadas.
    Mis lecturas me brindan alegría
    nostalgia y grata compañía.

    Son ellos mi tesoro preciado;
    mis mejores amigos e invitados.


    Autora Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
    A Agus Mcpoets le gusta esto.
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    Lo mío es hacer poesía,
    por eso hago versos desde muy niña.
    No me importa ser mejor o peor que el otro.
    Yo lo hago porque me agrada y punto,
    ¡He nacido con ese don!


    Los diplomas solo un referencial,
    si me los dan los recibo con agrado,
    pero mi meta no son los halagos,
    no es mi preocupación principal.


    Lo mío es ver belleza en cada cosa,
    es ser voz del que no puede hablar,
    ¿Puede el ave dejar de trinar?
    ¿o la mariposa de libar en la rosa?


    Lo mío es transmitir esperanza y alegría,

    en un mundo que pierde color cada día,
    en mundo cansado de bombas y guerras,
    en un mundo de niños que lloran en pañuelos largos.


    No me gusta ver las caras cetrinas, compungidas,
    no me gusta ver que el árbol verde exude tanta lágrima por sus poros.
    no me gusta ver el mundo carcomiendo los huesos de la envidia.
    Ni que los hombres peleen por cosas nimias.


    A mí me nace escibir a todos los problemas del mundo.

    A sus días lluviosos y a sus días soleados.
    Dios me dio el don prestado
    y sé que me lo va ha pedir multiplicado.
    Por eso enseñó lo que sé sin egoísmos.
    Por eso brindo amistad aunque no la valoren.
    Por eso siempre me levanto cuando caigo.
    La vida me enseñó
    que el que no se levanta ya está muerto antes de tiempo.


    Las letras son mi diario alimento:
    Mi consuelo en las granizadas,
    mi colchón cuando lloro por algo.
    Mi hermana que me escucha y consuela,
    mi madre que me da cobijo en su falda.
    Mi lugar de relax cuando me siento estresada.
    Mi oxígeno que me da alas.
    Mi cielo ilusionado
    siempre lleno de estrellas.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]
    Bruja malévola
    de dientes afilados,
    nariz aguileña
    y gorro puntiagudo.
    ¡Qué cocinas en esos calderos?
    ¡Huy, arden a pleno fuego!


    Tramando estás males todo el día,
    Al hombre que no te correspondió
    lo quieres convertir en sapo,
    y a la mozuela mas bella que tú
    le quieres arruinar la belleza
    haciéndole beber un jarabe de cereza
    que le arrebatará su lindeza.


    Bruja Grencha,
    deja de hacer daño,
    El príncipe del mal
    es tu aliado.
    ¿Pero sabes?
    No podrás contra la bondad.
    Ella tiene una luz
    que defiende a los buenos.
    Y tú, ni tu magia y artimañas
    podrán vencer a quien dañas y engañas.



    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]
    Cuando la envidia campea,

    lanza sus estocadas por todas partes.
    Hay que ser diestro al esquivar sus ataques.
    Pues le agrada oscurecer la luz del otro, porque se ve opacada su estrella.

    Pero hay que dejarlo que siga con sus intrigas,
    Pues hay un Dios allá arriba que todo lo ve,
    y dará a cada cual lo que merece su conducta.

    El envidiado camina feliz, liberado,
    El que envidia siempre cargará la mochila de la inquina,
    no vivirá feliz: Siempre hablando mal del otro, siempre menoscabando al otro,
    Confabulando en secreto contra él. ¡Pobre!
    Ya tiene su infierno en su propia conducta,
    y el drama ontológico en el que vive.
    Mientras el envidiado feliz en su casa con los suyos comiendo el pan sonríe.



    El justo,
    el justo siempre brilla.

    Autora Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados

  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    Mujer escarcha,
    violácea mañana,
    aurora decantada,
    chispa de ternura,
    copos de albura.
    Manto de sueños...


    Mujer escarcha,
    insondable cosmos,
    ojos cristales de sueños,
    silencio de noche callada...


    Amor, primavera,
    universo de vida,
    polvos de entrega,
    purpúreo aliento...


    Mar inmarcesible de estrellas,
    con el alba, aleteas.


    Tus sueños despiertan sus verbos,
    agitas tus alas;
    te elevas a lo eterno...



    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú Derechos reservados
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    Girasoles de abril,
    amarilleando en el campo,
    saludando al nuevo día,
    floreciendo cerca de la cabaña cálida,
    en el campo viviente.


    Olor a alhelíes del huerto,
    pájaros volando alborotados,
    en el celeste del cielo.


    Cerca unos pinos sonrientes,
    se levantan imponentes
    y frescos.


    Qué bello se ve el prado a lo lejos
    tan sereno y callado,
    besado siempre por el cielo
    que lo engríe.


    ¡Oh campos de girasoles,
    Oh pinos enamorados,
    recordadme las añejas historias
    de mi juventud dorada!
    En este campo que fue mío,
    y que ahora es silencio,
    lleno de girasoles mudos del recuerdo...



    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados

  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    No salto al vacío,
    abajo hay mucha soledad,
    mas llanto que mi llanto.

    Llegué aquí
    por mi mala determinación,
    ¡Pero ni loco salto!

    El mundo está perdido, sí.
    Hay hambre, contaminación.
    Ella por otro me dejó.
    No tengo dinero para pagar las cuentas.
    Pero yo no salto a la boca de la muerte.

    Pienso en mi esposa, en mis hijos
    y doy retroceso,
    ¡Desisto!

    Abajo en el vacío,
    solo veo rocas,
    que destrozaran mis sueños,
    y un mar esperando tragarme.

    No, no salto al vacío.
    Me retiro, me levanto;
    empiezo a caminar de nuevo.

    Nuevo hombre con flor de esperanza,
    nació de la desgracia.
    Una voz del cielo
    le salvó la vida.
    Lo hizo entrar en razón.



    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados