1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Viendo entradas en la categoría: poema general - Página 4

  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    Lo mío es hacer poesía,
    por eso hago versos desde muy niña.
    No me importa ser mejor o peor que el otro.
    Yo lo hago porque me agrada y punto,
    ¡He nacido con ese don!


    Los diplomas solo un referencial,
    si me los dan los recibo con agrado,
    pero mi meta no son los halagos,
    no es mi preocupación principal.


    Lo mío es ver belleza en cada cosa,
    es ser voz del que no puede hablar,
    ¿Puede el ave dejar de trinar?
    ¿o la mariposa de libar en la rosa?


    Lo mío es transmitir esperanza y alegría,

    en un mundo que pierde color cada día,
    en mundo cansado de bombas y guerras,
    en un mundo de niños que lloran en pañuelos largos.


    No me gusta ver las caras cetrinas, compungidas,
    no me gusta ver que el árbol verde exude tanta lágrima por sus poros.
    no me gusta ver el mundo carcomiendo los huesos de la envidia.
    Ni que los hombres peleen por cosas nimias.


    A mí me nace escibir a todos los problemas del mundo.

    A sus días lluviosos y a sus días soleados.
    Dios me dio el don prestado
    y sé que me lo va ha pedir multiplicado.
    Por eso enseñó lo que sé sin egoísmos.
    Por eso brindo amistad aunque no la valoren.
    Por eso siempre me levanto cuando caigo.
    La vida me enseñó
    que el que no se levanta ya está muerto antes de tiempo.


    Las letras son mi diario alimento:
    Mi consuelo en las granizadas,
    mi colchón cuando lloro por algo.
    Mi hermana que me escucha y consuela,
    mi madre que me da cobijo en su falda.
    Mi lugar de relax cuando me siento estresada.
    Mi oxígeno que me da alas.
    Mi cielo ilusionado
    siempre lleno de estrellas.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]
    Bruja malévola
    de dientes afilados,
    nariz aguileña
    y gorro puntiagudo.
    ¡Qué cocinas en esos calderos?
    ¡Huy, arden a pleno fuego!


    Tramando estás males todo el día,
    Al hombre que no te correspondió
    lo quieres convertir en sapo,
    y a la mozuela mas bella que tú
    le quieres arruinar la belleza
    haciéndole beber un jarabe de cereza
    que le arrebatará su lindeza.


    Bruja Grencha,
    deja de hacer daño,
    El príncipe del mal
    es tu aliado.
    ¿Pero sabes?
    No podrás contra la bondad.
    Ella tiene una luz
    que defiende a los buenos.
    Y tú, ni tu magia y artimañas
    podrán vencer a quien dañas y engañas.



    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]
    Cuando la envidia campea,

    lanza sus estocadas por todas partes.
    Hay que ser diestro al esquivar sus ataques.
    Pues le agrada oscurecer la luz del otro, porque se ve opacada su estrella.

    Pero hay que dejarlo que siga con sus intrigas,
    Pues hay un Dios allá arriba que todo lo ve,
    y dará a cada cual lo que merece su conducta.

    El envidiado camina feliz, liberado,
    El que envidia siempre cargará la mochila de la inquina,
    no vivirá feliz: Siempre hablando mal del otro, siempre menoscabando al otro,
    Confabulando en secreto contra él. ¡Pobre!
    Ya tiene su infierno en su propia conducta,
    y el drama ontológico en el que vive.
    Mientras el envidiado feliz en su casa con los suyos comiendo el pan sonríe.



    El justo,
    el justo siempre brilla.

    Autora Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados

  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    Mujer escarcha,
    violácea mañana,
    aurora decantada,
    chispa de ternura,
    copos de albura.
    Manto de sueños...


    Mujer escarcha,
    insondable cosmos,
    ojos cristales de sueños,
    silencio de noche callada...


    Amor, primavera,
    universo de vida,
    polvos de entrega,
    purpúreo aliento...


    Mar inmarcesible de estrellas,
    con el alba, aleteas.


    Tus sueños despiertan sus verbos,
    agitas tus alas;
    te elevas a lo eterno...



    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú Derechos reservados
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    Girasoles de abril,
    amarilleando en el campo,
    saludando al nuevo día,
    floreciendo cerca de la cabaña cálida,
    en el campo viviente.


    Olor a alhelíes del huerto,
    pájaros volando alborotados,
    en el celeste del cielo.


    Cerca unos pinos sonrientes,
    se levantan imponentes
    y frescos.


    Qué bello se ve el prado a lo lejos
    tan sereno y callado,
    besado siempre por el cielo
    que lo engríe.


    ¡Oh campos de girasoles,
    Oh pinos enamorados,
    recordadme las añejas historias
    de mi juventud dorada!
    En este campo que fue mío,
    y que ahora es silencio,
    lleno de girasoles mudos del recuerdo...



    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados

  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    No salto al vacío,
    abajo hay mucha soledad,
    mas llanto que mi llanto.

    Llegué aquí
    por mi mala determinación,
    ¡Pero ni loco salto!

    El mundo está perdido, sí.
    Hay hambre, contaminación.
    Ella por otro me dejó.
    No tengo dinero para pagar las cuentas.
    Pero yo no salto a la boca de la muerte.

    Pienso en mi esposa, en mis hijos
    y doy retroceso,
    ¡Desisto!

    Abajo en el vacío,
    solo veo rocas,
    que destrozaran mis sueños,
    y un mar esperando tragarme.

    No, no salto al vacío.
    Me retiro, me levanto;
    empiezo a caminar de nuevo.

    Nuevo hombre con flor de esperanza,
    nació de la desgracia.
    Una voz del cielo
    le salvó la vida.
    Lo hizo entrar en razón.



    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]
    Hojas de otoño,
    multiplicadas en nostalgia sedienta;
    secuestradas mariposas silentes, entre mis dedos...
    Marchitas se juntan
    en un solo ramo de soledad y pena.
    Exudan melancolía de su piel seca y desgastada.
    Lloran en nombre de tantas hojas muertas.

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-derechos reservados
    A BEN. le gusta esto.
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    Huerto de naranjos,
    esperando la primavera,
    en aire de aroma fresco.
    El sol a pleno lo besa,
    los pajarillos le hacen fiesta.

    Huerto de naranjos,
    de frutos de oro lozanos,
    de hojas brillando de alegría;
    de flores blancas perfumadas invitando a la paz.

    Las abejas se posan alegres en tus pistilos,
    ¡Qué bello es verte reventando en flor!
    Huelo tus aromas;
    me impregno de tus caricias.

    Ya maduran tus frutos,
    han caído en la tierra como focos sus naranjas.
    ¡Antoja tocar sus cáscaras, su pulpa!
    Degustarlos jugosos en la boca.

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados



  • Edith Elvira Colqui Rojas

    [​IMG]

    El tiempo se deshace en nebulosas sombras.
    Se quema,
    se quema el tiempo,
    y no regresa el pasado ya muerto.


    Quisiera detener sus agujas en mis dedos hechizos,
    quisiera borrar sus mapas de mi cuerpo
    y de mi espacio,
    pero él implacable caballero avanza a tropel agigantado
    con sus espuelas de plata que no perdonan nada.


    Juventud, dinero, fama
    se ahogan en sus aguas evaporadas.
    Del pasado anciano no queda ya nada.


    ¡Tiempo muerto,
    tiempo yerto,
    velando estoy tus agujas añejas!

    En un amor de antaño
    me dejaste marcada,
    ansiando en mis noches oscuras
    sus guirnaldas de pasión colorada.



    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
    A J. Rosenblum le gusta esto.
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    upload_2018-8-27_15-25-40.jpeg


    Vuelan mariposas de mi corazón.
    Quise que volaran de sus arterias: ratones o quizá marmotas,
    pero solo vuelan mariposas coloridas,
    no lo puedo evitar.


    Vuelan mariposas azules
    del fondo de mi alma.
    Yo no puedo odiar para siempre
    y acabo por perdonar y perdonar.


    Y no me arrepiento
    solo mariposas
    de mi corazón quiero ver volar.
    Trato de ser mas noble en mi casa y fuera de ella.
    A las cadenas de mal hay que ponerle un bozal.
    Ofrecer rosas
    aunque la espina nos rodee.


    Mariposas, ¡lluevan mariposas del perdón!
    Esta, amigos, hermanos,
    es la única fórmula que he encontrado
    para un mundo mas humano y pacificado.

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados




    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
    A Poetita azul le gusta esto.
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    Enciende el mechero donde nadie lo enciende,
    crea un riachuelo donde nadie lo advierte,
    siembra un ciruelo donde todos lo necesiten.
    Planta una sonrisa donde todos la nieguen.


    Ponte la bufanda de la calidez
    donde reine el frío.
    No dejes de remar
    cuando todos se hallan ido.
    No, no dejes de sonreír cuando todo sea sombrío,
    y tendrás amplia paz en tu bohío.


    La vida
    tiene rostro de paraíso en lo cotidiano,
    no esperes ver chispas sensacionales
    para ver sus hermosos manzanales.


    Mira sus aves plantas y animales,
    mira la aurora en sus dulces cantares,
    mira el sol con sus crines y collares
    mira la hermosa luna con sus vestidos angelicales,
    mira la inmensidad del cielo azulado
    y los anchos mares.


    Saborea
    la ternura de tus amigos y familiares
    no gastes tu vida
    en renegar por tus malestares.
    Vive la vida en su amplios versares.

    Disfruta siempre en sus hojas vivientes.
    Ser feliz es ahora no lo olvides.



    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    Cuelga fragilidad en mis pestañas solitarias
    y en mis manos pequeñas.
    Fragilidad de cristales sensibles
    en mi ser de alambre desamparado.

    Fragilidad de una hormiga frente al mundo
    Me siento nada, cuando pregunto y no hallo respuestas,
    cuando descubro tantos misterios no resuelto en el mundo.
    ¡Fragilidad de humano limitado!

    Frágil como una hoja,
    como un mariposa asustada,
    o un grano de arena,
    es mi vida en esta tierra;
    frágiles mis sueños,
    frágiles mi salud y mi juventud.
    ¡Pobre hoja azotada por los vientos!

    Fragilidad de niño recién nacido
    que emerge a la vida desvalido.
    Fragilidad de una mente limitada.
    Fragilidad de cáscara de huevos
    en mi corazón solitario.

    Fragilidad
    de mis sentimientos,
    copas rotas.

    Fragilidad de un amor que cambia,
    que muere,
    que ya no existe.

    Fragilidad
    en voz
    de una tierra que se acaba,
    como cera, como humo, como nada...

    Fragilidad,
    no puedo contigo,
    te haré mi amiga;
    y te abrazaré
    como un niño
    a su oso de peluche.

    Hoy te asumo completa,
    sin máscaras,
    ¡Seré invencible
    contigo!
    Ya estoy preparada para vivir plenamente...


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
    (imagen de la red)
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    Hombre de piedra,
    maciza carne,
    duro corazón.


    Mil veces lastimado
    ya no quiere tener piel.


    Camina sonámbulo,
    por los mapas del mundo.
    No llora,
    no habla, no siente.


    Hombre inerte.
    ¡Pero está vivo!
    Y aunque dice que no siente;
    siente.


    Prefiere forrarse
    con capa de dureza;
    antes que el mundo insano,
    lo lastime.



    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    Hola, ¿no me reconoces?
    Me sirvo en un plato blanco brillante,
    a ver si me mira la gente.
    Me llené la cara de arvejas, zanahorias, papas y tomates...
    Porque ya nadie me quiere comer.
    Y luego dicen
    que uno no les advierte
    y al hospital van a parar
    si no se alimentan adecuadamente.


    ¡Soy el señor verdura!

    Odio, la comida chatarra,
    me hizo daño en otra épocas cuando pesaba 80kg
    y sufría de hipertensión, várices y del corazón.


    Ahora como frutas y verduras,
    hago ejercicios y como sano.
    No pretendo ser un gusano.
    Pero si un completo ser humano:


    "Mens sana in corpore sano"

    He decidido alargar mi vida,
    incluyendo en mi dieta frutas y verduras,
    para calmar algunos males,
    y evitar muchos vendavales.


    Tengo mi lema:
    El que come verdura
    en esta vida sí dura.


    Quiero verte sano, fresco, radiante, lleno de vida.
    Y no apático, enfermo y soñoliento.


    Ven, degusta mi plato un momento.
    Verás que rico alimento.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
    (imagen de la red)
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    Frente a la soledad,
    me descubro indefensa, niña asustada.
    Sus largas cabelleras
    son aterradoras.
    Su noche, hilera oscura
    y sus manos, ¡tan frías!


    Frente a ella
    estoy desnuda,
    sin armas.


    Me mira con sus ojos inquisidores,
    me quiere abrazar apretadamente,
    pero yo no me dejo,
    ¡No quiero hundirme en sus largos silencios,
    ni sentir sus cirios de nostalgia!


    Frente a esta soledad de hielo
    que hoy me visita,
    siento desparecer mis esperanzas como humo gaseoso.
    Sus negros mantos quieren apagar mis ilusiones,
    ¡Pero yo no la dejo, no la dejo!


    Todavía tengo sueños prendidos en mi tintero,
    todavía hay estrellas detrás de las nubes negras.
    Todavía puedo renacer,
    en la aureola de mis metas y proyectos.


    No, ahora ya no estoy sola,
    estamos juntos: yo y mis sueños por lograr.
    Unidos espantaremos esta soledad de piedra.
    Ella se irá arrepentida:
    ¡Fuera soledad que me aterra!
    ¡Vete de mis veredas!
    Aquí ya no hay lugar
    para ti.



    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados