1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño

  1. Decidme donde mi alma sepultar,
    nada habré de hallar, sino el vacío
    tan negro, tan sublime, tan impío,
    tan verdadero, que en él nada es azar.

    Señálenme los rucios del lugar
    sus latifundios, que en medio de este hastío
    perderme pueda, huyendo del bohío
    de la sapiencia que enseña a fracasar.

    Y búsqueme quien quiera, entre la breña
    del monte de un olvido tan trillado
    que de árboles caídos no hace leña.

    Entre zarzas ardientes de un legado
    rebusque quien en sueños ya no sueña
    y encuéntreme si puede, el condenado.
    ~~




  2. Volverá la cordura;
    un camino será solo un camino,
    amarga la amargura,
    paciente el peregrino.
    Buscarán nuevos ríos cauces nuevos
    y será la pretérita esperanza
    la musa de pintores,
    sus lienzos de bonanza;
    repudiados e ingrávidos temores
    huirán en lontananza.
    A esta cuerda locura
    de buscar equilibrio en los extremos,
    volverá la cordura...
    pero ya no estaremos.
    ~~
    A E.Fdez.Castro le gusta esto.

  3. Otra tarde vacía
    otro ocaso a la espera,
    algo menos de vida
    y de llama en la vela.
    Busca tintas la pluma
    y su musa el poeta;
    hoy verán solo brumas,
    no saldrán las estrellas.
    Empañada la luna
    aunque siempre coqueta,
    hoy no quiere piropos, hoy es ella profeta.
    El poniente la arrulla,
    el levante jalea
    y a la luna rapsoda arrancarse le cuesta.

    Anhelando a su musa sus devotos la esperan
    y aunque ella no jura,
    prometió, y ya es deuda.

    Con el sol que no alumbra
    y más sabia por vieja,
    va narrando sin bulla,
    como hace una abuela:
    ~
    Otro cielo borrado de la faz de la tierra
    ante el ojo del amo, del patán y del tuerto
    el azul ahora es blanco y los blancos son negros
    pero poco le importa al que come y no piensa,
    cuando piensa en borrego.

    Almas presas de un dogma, por caduco, más necio.

    Penitentes de envase desechable
    que rozaron la luz y espantadas salieron,
    fanatismo ferviente de los hados
    y esclavas, de los mundos pixelados;
    veletas de algún viento
    que las lleva y las trae
    por las calles de en medio.

    Ni se vieron las voces
    ni los ojos se oyeron
    si, primo, solo queda lamentarse
    y decirle al cobarde que calló por un sueldo:
    si las treinta monedas incluían
    el orden del desorden
    de un apátrida muerto.

    Llegará la mañana pregonando que vienen,
    mientras lucha en el éter con estelas de muerte;
    con el miedo del miedo.

    Y en racimos vendrán las nuevas sombras,
    en guirnaldas traerán su tiempo nuevo,
    el que espera la gente...
    con Caronte al acecho.

    Este mundo en que todo pasa arriba,
    los que saben te harán mirar al suelo,
    mientras siembran locura
    sus pájaros de acero.

    Calma el agua su sed en torrentes de fuego
    los molinos de viento a Quijotes lancean
    niñas flacas son diosas de irreales deseos
    y el don nadie de siempre de fortuna alardea.

    Pero nunca los ves...
    o es que no quieres verlos.

    Y se muere el olivo,
    los pantanos se queman,
    ¡preguntad a Mercurio
    donde están las ballenas!

    Y se irán los abuelos, sin recuerdos,
    los difuntos harán de plañideras,
    todo un circo de bártulos y engendros
    será tu nueva era.

    ¡Calla luna, es tu canto, como llanto agorero!,
    cual castigo detrás de la protesta,
    la que nunca se oirá mientras rumie el ovejo:
    palabras, ocio y yerba.
    Dános verde los pastos y a los dioses el cielo;
    ¡calla luna, que somos solo el cero a la izquierda!,
    decimales que sobran a quien hace las cuentas.

    Desmandado el rebaño, necesario es un perro
    para ovejas dispersas;
    que la gloria no renta
    al que huyendo de quemas invirtió en los infiernos
    y soñó a manos llenas.
    ~
    Duerme ya, vieja luna, que si habla el dinero:
    el resto no interesa.
    ~~


    A E.Fdez.Castro le gusta esto.

  4. Marchará el poeta y sus cuatro letras dirán de su historia
    y vendrá el rapsoda que amparado en modas buscará la gloria.

    "No traerá la luna destellos de plata ni brillos de seda;
    de estelas de nácar que arrastra el levante ni un soplo le queda,
    será que el destino cambiante y cansino levantó la veda
    o anda escondida como cierva herida por cualquier vereda."

    Falso como el tiempo que en cualquier momento es otro un instante,
    igual es el sino que por el camino, de tiempo es donante.

    Plagiadores natos que ante lo genuino no sois más que escoria,
    recogeros pronto que incluso el más tonto da un toque de queda.
    Ya murió Quevedo, Góngora, Espronceda, y murió Violante.
    ~~
    A Fulgencio Cibertraker le gusta esto.

  5. Una vez había un circo que entre cardos y jacintos los borricos daban brincos intentando jalear
    a petardos, a payasos, saltimbanquis de reemplazo y chisteras sin el mago ni conejos que capar.

    Era un sitio reservado para ilustres estirados como un clan mancomunado para cursis paripés,
    con insultos por discurso de los bardos burdos cultos que con ansias de hacer bulto, riman cana y canapiés.

    Entre el clon y la barbuda, el bufón, José y la mula espectáculo servido y bufete de postín.
    Mira el jefe y disimula cuando un arlequín lo adula, y en la duda se postula como el Judas malandrín.

    Tras pedrada de un fulano intentando el joderano esconder después la mano la gallina le cantó
    y en el ring que acordelaron todavía están limpiando los chupopteros sin mando sendas miasmas que dejó.

    Por si alguien me pregunta ¿qué será lo que barruntas si eres solo media yunta y no sabes ni la u?
    pues jiñarme en tus maneras, viendo desde la barrera los cojones hechos megas de tontajos como tú.
    ~~
    A Fulgencio Cibertraker le gusta esto.

  6. Hoy me dió por ser honesto...
    decía aquella canción,
    y rellenaba el silencio con sus ecos de amoríos,
    exaltando las virtudes de la que aparca sus sueños
    mientras no duerma el insomnio
    del amor.
    De su amor.
    De aquel moderno rapsoda que asaltaba mi quietud
    tocando en corcheas negras,
    como aldabas.

    Con sabor a letanía
    quedaba impregnado el aire,
    mientras mi razón buscaba la placidez de un remanso,
    donde rumiar los sonidos,
    y masticar las palabras,
    por comprender al Romeo.

    "Hoy me dió por ser honesto"
    resonaba en mi cabeza.

    ...Y procesaba mi mente...

    ¡Cuánto saber en tan poco!
    ¡Cuántas ideas se cruzan filosofando hacia adentro!,
    tantas, que solo preguntas acuden a la palestra.
    ¿Por qué lo honesto es opción cuando en verdad es de serie?
    ¿Es acaso honestidad las antípodas de arisco?
    ¿Es deshonesto un arisco porque su apego es distante?
    ¿Por qué se expían las culpas siendo la sombra de otros?

    "Muchas neuronas en juego para acertar las respuestas,
    tantas, como tantas faltan."

    Rebusco, entre el humo que me inspira,
    la forma de mi exiguo cenicero,
    y el resto achicharrado de mi musa
    que canta el estribillo por bajinis:

    "Si es la honesta honestidad
    del honesto una ballesta,
    no se tenga por gran gesta
    de esa honesta, su beldad",
    que es la mentira verdad
    cuando en verdad razón lleva,
    y será cierta y longeva
    por más flechas de protesto.
    Deshonesto y manifiesto
    es lo que ahora se lleva."
    ~
    Tengo que acostumbrarme a apagar las colillas;
    y a racionar mis pocas luces,
    para adaptarlas a las nuevas tarifas...
    o cambiar de camello.
    ~~

  7. Gracias al cielo sois menos
    los de gorgueras y cintas,
    elitistas consumidos y barrieros consumados;
    los de claustros dictatorios,
    los de amarillentas letras y seguidillas caducas
    envueltas en celofán de paladares selectos,
    tan irreales como vosotros,
    como vuestros escritos.
    Clasistas en decadencia para fortuna de un verbo
    que os canta las cuarenta a pesar de guillotinas;
    verbo que nadie inventó para lucro de unos cuantos.
    El que vallas no conoce,
    ni rediles, ni manadas
    ni barrotes;
    el que forja sus cadenas con verdades
    y un crisol
    donde se funden los todos
    y vuestro saber no es nada.

    Despotricar cultamente,
    es privilegio de bardos, aprendices de lo eterno;
    de esos cuatro renombrados
    que ni su Dios los entiende,
    amparados siempre en libros y en las horas dedicadas,
    contemplando desde lejos
    como el tren de los milagros les saludaba al pasar,
    mientras por sus ventanillas se quejaban sin remedio...
    sus vidas.

    No menosprecies mi alma;
    que es la que dicta mi pluma sin el influjo del culto,
    ni empequeñezcas mi pluma porque la tuya empobrece;
    tu momento fue contigo
    y tú fuiste tu momento.
    Qué más da si el literato que todo poeta lleva,
    no lo encuentras entre arrugas de estas manos ya gastadas,
    son ellas las que dirán lo que entienden por poesía,
    cuando no se sabe más que sudar cada sustento.

    Lucha, mejor en tu mundo.
    Yo solo defiendo el mío.
    ~
    Poetas, tan de renombre...
    gracias al cielo sois menos.
    ~~

  8. ¿Qué sobra llegando a viejo?
    Pellejo.
    ¿Y a los gallos que son nuevos?
    Los huevos.
    ¿Y en los corrinchos de viejas?
    Orejas.

    Poco importa que tus quejas
    te quepan en un dedal,
    sólo te queda al final:
    pellejo, huevos y orejas.
    ~~

  9. Vive en una piña en el fondo del mar;
    hace mucho tiempo dejó de bogar;
    no se sabe cómo logró reflotar,
    ¡si por estos mares no suele nadaaar.!

    Cantos de sirena vienen a donar
    dulces caracolas buscando pleamar;
    rumbo de otras naos no han de respetar,
    -mientras Bob se esponje ¿qué importa achicar?-

    Déjale Neptuno, ¡viene a respirar!...
    y a tontos que nadan manda a zozobrar.
    Claro está que si alguien persigue triunfar
    no habrá de importarle de otro el azar.
    ~
    ¿Será que en el fondo, se aprende a rentar?
    ~
    Que nadie me enseñe, no quiero currar.
    ¡Yo quiero una piña en el fondo del mar.!
    ~~

  10. Tan solo es una voz, ni eso a veces;
    el hombro que no viste, en el que lloras,
    la mano que te ayuda si te escoras
    en mares que son presos de los peces.

    Es el don que otorga sin más preces
    el tiempo, siempre oro, entre las horas,
    quien lancea una pena, sin demoras
    si siente que por ella empequeñeces.

    Algunas veces voz, otras silencio;
    a veces solo el mantra de un beodo,
    algunas la ilusión que ahuyenta al cencio.

    Es calma, es huracán, es cielo y lodo;
    mi último renglón, donde sentencio:
    "Tan solo es una voz, a veces todo."
    ~~

  11. Tes kiero telita cari, o sea, tes kiero,
    me flipa tu rollo friki que mola mazo,
    vacílame, ¡qué alucine!, ¡qué bastinazo!;
    tó loca me pone ¡brother! tu son rapero.
    Me rallo en cero coma, y en coma cero
    lo peto con superfashions de un megabite,
    me abro hipermegacuántica en otro site
    de ron, con la Ram y pinchos de veinte gigas.
    ¡Espera un momento chocho!, mejor no sigas
    y apaga la Frikipedia antes que vomite.
    ~~

  12. En camisas de once varas
    no te metas por probar,
    que los sastres del lugar
    son los peores majaras.
    Si con los bueyes que aras
    te apañas para sembrar,
    no aprendas a rebuznar
    que irás del borrico en aras.

    Razón es de meditar
    -antes de pagar tan caras-
    razones como el mediar
    cuando se ocultan las caras.

    Más rentable es retrancar
    si es que el desboque notaras;
    al fin y al cabo, versar
    cuando las lenguas son raras,
    más que dejar cosas claras
    es un conflicto sin par.
    ~
    Reñir, loar, bordear;
    todo es igual que el rascar:
    En cuanto empiezas, no paras.
    ~~

  13. Prófugas musas del verso huidas
    cambian carrozas por calabazas;
    con falsas pócimas de druidas
    nimias sandeces colmaron plazas.

    Destino incierto de esta, mi pluma
    que en pluma ajena no ve su tinta;
    tinta rapsoda, que envuelta en bruma
    del sol que alumbra espera encinta.

    Y el orfeón convirtióse en pito;
    y el perro flauta tornóse opaco.
    Lo intranscendente se hará infinito
    y el erudito sigue al morlaco.

    Tal es el numen del disparate,
    que vive el loro, de chocolate.
    ~~

  14. Consumidores de propaganda, y caja tonta;
    burda simbiosis para lo absurdo venido arriba,
    cajón desastre donde se cuece cada diatriba
    y el fanatismo se gana a pulso su absurda impronta.

    ¡Sabio el maestro, que abduce al listo y la pavitonta!;
    cuando en discursos de mamarrachos lo cierto esquiva,
    recoge el pánfilo en sus escritos cual fiel escriba
    los moralismos del monta tanto por tanto monta.

    Que en paz descansen los que en sus fueros se sientan fieles,
    que en su descanso rumien los dogmas del consumismo,
    mientras les venden hiel putrefacta bañada en mieles.

    ¡Abre los ojos, deja de lado tanto estrabismo,
    triste poeta tragacionista manchapapeles!,
    que de pantallas solo se aprende carajotismo.
    ~~

  15. Vienen rifando ostias y regalando las papeletas.
    Vienen a dar por culo desde el espacio y otros planetas.
    Vienen solo a jodernos seminaristas de viento en popa;
    vienen pero me callo, que voy derecho a por otra copa.
    ~~