1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Imaginando

Publicado por spring en el blog Inventándome primaveras.... Vistas: 134

[​IMG]
Llegada la nochecita fui por una taza de café y ¡Qué pena!, se derramó porque no vi bien la taza, no había luz eléctrica, me serví otra y me dispuse a mirar las sombras desde mi pequeño balcón. Allá no tan lejos divisé una luz sigilosa que se acercaba al bulto de la iglesia. Seguí atenta la tenue luz mientras ojeaba otros laberintos de la oscurana que ya se hacía más intensa, de imprevisto se proyectaron unas enormes siluetas en el muro de la capilla.

Otros vecinos al igual que yo, estaban de espectadores de la escena, los móviles empezaron a sonar ¡plín!, ¡tín!, ¡clín! Entre las especulaciones no faltó quien dijera que eran los santos que salieron a tomar la fresca, un grupito de inquisidores juraban eran brujitas fumando tabaco, la mayoría pensó era una pareja besa que besa, otros tantos insistían en llamar a la policía porque esos eran malhechores intentando robar en el santo recinto.

El suspenso se hacía insostenible porque la pequeña luz se desvanecía y elevaba de pronto, los gatos maullaban y un ave dantesca aleteaba entre los árboles. Dos valerosos, aunque con rosario por collar y un spray de agua bendita se fueron acercando por entre los mogotes del jardín, uno aseguraban eran dos personas haciendo el amor por la posición angulada de las piernas, el otro decía que iban a robar porque golpeaban la pared con una enorme palanca y que tal vez invocaron los espíritus vagos porque danzaban alrededor de una especie de flama.

De la nada aparecieron dos motos con silenciadores y cuatro policías armados.
¡Alto ahí! ¡Manos arriba!, ¡zúas! Llegó la luz. Eran dos viejitos que al igual que los santos salieron a tomar la fresca, a recordar bajo la luna anécdotas del monte, donde no había luz eléctrica, y con suerte se poseía un chompín y un tronco delgado como garrote protector con el cual golpeaban hasta a un cojo si no lo reconocían, previniendo fuese un animal que los tuviese de presa. Por eso golpeaban la pared del templo jactándose de sus hazañas en narraciones caricaturescas.

Los viejitos:
-¿Qué se están imaginando? ¡Cabezas de ñame!
-Sí, vagabundos, ociosos de oficio. Aquí estos dos viejos celebramos lo que ustedes no han vivido, por eso están ojones en los balcones quejándose del mal servicio eléctrico, tomándose un café con la vida en un hilo.
Los policías:
-Vamos maestros les acompañamos a sus aposentos.
Los viejitos:
-Que acompañar ni que ocho cuartos, acaso vos nos trajiste.
Los policías:
Disculpen caballeros, sabemos son capaces de regresar solos y mucho más, por ello queremos asegurarnos que el vecindario duerna.



Chompín: especie de lámpara artesanal hecha con un envase de lata que tenía la parte superior en forma de cono, donde iba una mecha que se encendía gracias a que se llenaba el envase de kerosene o aceite
A Luis Á. Ruiz Peradejordi, bristy y malco les gusta esto.
  • malco
  • malco
  • spring
  • Luis Á. Ruiz Peradejordi
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario