1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

José Agustín Goytisolo

Tema en 'Biblioteca de Poetas consagrados en verso libre' comenzado por lluvia de enero, 13 de Julio de 2015. Respuestas: 1 | Visitas: 1205

  1. lluvia de enero

    lluvia de enero Simplemente mujer

    Se incorporó:
    4 de Septiembre de 2009
    Mensajes:
    6.322
    Me gusta recibidos:
    525
    .

    José Agustín Goytisolo
    (1928-1999) Poeta español nacido en Barcelona el 13 de abril de 1928, de familia burguesa y castellano-hablante, que se vio brutalmente sacudida por la muerte de la madre, Julia Gay, víctima de un bombardeo franquista sobre la ciudad en 1938. El hecho dramático afectó a todos los hijos, pero especialmente a José Agustín, que puso a su hija el nombre de la madre perdida, y que en uno de sus más célebres poemas (musicalizado y cantado por Paco Ibáñez), Palabras para Julia, une voluntariamente, en amor y deseo, a las dos mujeres.

    En 1993, en el tomo Elegías a Julia Gay reunió todos los poemas de tema materno, principal en su primer libro, El retorno (1955) y en otro, muy posterior, en que pretendía cerrar esa vieja y fecunda herida, Final de un adiós (1984).

    Empezó a estudiar Derecho en la Universidad de Barcelona, y culmina los estudios en la de Madrid, viviendo en el Colegio Mayor Nuestra Señora de Guadalupe, donde conoció a otros poetas de la generación que vivían entonces en Madrid, como José Angel Valente o José Manuel Caballero Bonald. Una generación de grandes poetas y novelistas (García Hortelano, Martín Gaite, Martín Santos) comprometidos contra la dictadura, comunistas o compañeros de viaje algunos años del clandestino Partido, pero también terriblemente comprometidos con la vida: noctámbulos, bebedores, bohemios, liberales todos ellos; sexo, alcohol y vida. Pocos poetas tan ajenos al academicismo.

    Tras el éxito de su primer libro, José Agustín se convierte en el poeta más famoso del grupo, primacía que mantendrá hasta los años 60. Ganó el Premio Adonais en 1954, el Boscán -entonces muy renombrado- en 1956 con Salmos al viento (uno de sus libros más significativos), y en 1959 el Ausias March, con Claridad. Aunque en 1961 José Agustín es el primero en reunir su obra publicada en el tomo Años decisivos, será también el primero en entrar en una cierta crisis creativa -de la que saldrá con Algo sucede, en 1968- relacionada con la validez de la poesía social como arma política, y aún con el tema -tan generacional- de poesía como conocimiento frente a poesía como comunicación. Todavía le quedan a Goytisolo grandes libros por delante. Así Bajo tolerancia (1973), Taller de Arquitectura (1977), Del tiempo y del olvido (1980) o Como los trenes de la noche (1994). Pero es verdad que otros poetas de su generación (Gil de Biedma, Valente, Brines, Claudio Rodríguez, Angel González) empiezan a preponderar y él resulta menos preeminente. Su último libro de versos, Cuadernos de El Escorial, salió a fines de 1995. Tuvo una importantísima tarea como traductor de poesía. Poetas italianos, como Pavese. Pero sobre todo poetas catalanes. Sus antologías de poesía catalana contemporánea fueron pioneras para que los castellano-hablantes la conocieran (y muy bien traducida) la poesía moderna de Cataluña. Los catalanes, de una y otra lengua, no le deben poco. Desde la inaugural Poetas catalanes contemporáneos de 1968 a Veintiún poetas catalanes para el siglo XXI de 1996.

    José Agustín Goytisolo murió el 19 de marzo de 1999 al precipitarse en extrañas circunstancias al vacío desde el balcón de su casa.


    Biografía y poemas extraídos de: http://www.magomez.net/Poesia/jagoytisolo/jagoytisolo.htm


    ***************​

    ALTA FIDELIDAD


    Alta fidelidad
    Entre todos los ruidos de la noche
    yo distingo sus pasos. Sé
    cómo va vestida; lo que piensa;
    qué música prefiere. No me importa
    su nombre o dónde vive
    o en la casa de quién. Y todavía
    mucho menos aún qué hará mañana
    y hacia dónde se irá: qué oscuros trenes
    la envolverán con su jadeo sordo:
    qué manos retendrán su mano fría.

    Ella camina ahora y yo la siento
    cerca de mí: real; cansada; siempre
    con ojos asombrados esperando
    que algo nuevo suceda; algo que cambie
    el monótono ritmo de las horas:
    un gesto acaso que ella entendería
    y no sabe cuál es. Sólo la noche
    acompaña sus pasos desolados
    le da cobijo entre las multitudes.
    Sólo la noche -como yo- la espera.


    ***************​


    ESA FLOR INSTANTÁNEA


    Miedo a perderse ambos
    vivir uno sin otro:
    miedo a estar alejados
    en el viento en la niebla
    en los pasos del día
    en la luz del relámpago
    en cualquier parte. Miedo
    que les hace abrazarse
    unirse en este aire
    que ahora juntos respiran.
    Y se buscan y buscan
    esa flor instantánea
    que cuando se consigue
    se deshace en un soplo
    y hay que ir a encontrar otras
    en el jardín umbrío.
    Miedo; bendito miedo
    que propicia el deseo
    la agonía y el rapto
    de los que mueren juntos
    y resucitan luego.


    **************​

    TODAVÍA ESTOY VIVO


    Amargura
    pájaro triste: llegas
    sin avisar;
    se abren tus alas
    como una maldición
    y cae tu sombra
    encima de mi vida
    llenándola de un frío
    dolor de cuchillada;
    y amarillea entonces
    la luz y el aire y todo
    bajo tu raudo vuelo;
    y se vuelven las cosas
    diferentes: se habla
    con temor acallado;
    no se sabe qué hacer
    para poder salir
    de tu dominio cárdeno
    y las mismas palabras
    no pueden explicar
    lo que antes era
    vivir enfebrecido.
    Yo invoco y me rebelo
    contra tu tiranía
    y me debato. Pero
    nada es capaz así
    de poder disolverte;
    no existe sortilegio
    que rompa las cadenas
    sino antidepresivos
    -¡ah horribles pastillitas!-
    que me sacan del hondo
    pozo nocturno en donde
    ¡oh amargura! me hundiste;
    y me hacen ver de nuevo
    el mundo iluminado;
    mi casa y desear
    ser hombre y estar vivo.


    *************​


    PALABRAS PARA JULIA


    Tú no puedes volver atrás
    porque la vida ya te empuja
    como un aullido interminable,
    hija mía es mejor vivir con la alegría de los hombres
    que llorar ante el muro ciego.

    Te sentirás acorralada,
    te sentirás perdida o sola,
    tal vez querrás no haber nacido,
    yo se muy bien que te dirán que la vida no tiene objeto
    que es un asunto desgraciado,
    entonces siempre acuérdate de lo que un día yo escribí
    pensando en ti
    como ahora pienso.

    Un hombre solo
    una mujer
    así tomados de uno en uno
    son como polvo
    no son nada,
    pero yo cuando te hablo a ti
    cuando te escribo estas palabras
    pienso también en otros hombres,
    tu destino está en los demás,
    tu futuro es tu propia vida,
    tu dignidad es la de todos,
    entonces siempre acuérdate de lo que un día yo escribí
    pensando en ti
    como ahora pienso.

    Nunca te entregues ni te apartes
    junto al camino,
    nunca digas no puedo más y aquí me quedo,
    la vida es bella
    tú verás como a pesar de los pesares
    tendrás amor
    tendrás amigos.

    Por lo demás no hay elección
    y este mundo tal como es será todo tu patrimonio,
    perdóname no sé decirte nada más,
    pero tú comprende que yo aún estoy en el camino,
    y siempre siempre acuérdate de lo que un día yo escribí
    pensando en ti
    como ahora pienso.


    ***************​
     
    #1
    A Uqbar le gusta esto.
  2. Uqbar

    Uqbar Moderadora de Filosóficos. Miembro del Equipo Moderadores

    Se incorporó:
    21 de Febrero de 2013
    Mensajes:
    7.747
    Me gusta recibidos:
    3.719
    Género:
    Mujer
    Algunos hemos crecido entonando las palabras para Julia y pegados a Goytisolo gracias a la voz de Paco Ibáñez. Me lo decía mi abuelito, me lo decía mi papá...tan de actualidad ahora y siempre.

    Gracias por descorchar la vena de este grande entre los grandes. Me ha gustado mucho también el primer poema que has seleccionado.

    Un abrazo

    Palmira
     
    #2
    A lluvia de enero le gusta esto.

Comparte esta página