1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. En la barranca cantan los grillos
    todas las noches.
    Yo creo que le cantan al río,
    percibo sus vibrantes clarines
    entonados a toda garganta
    enredarse en la base sonora
    de las olas del Plata...

    La barranca es un himno,
    es un canto de grillos.
    Estamos en su tierra
    y es bueno recordarlo.



    Screenshot_2022-05-26-18-37-47-1.png
  2. La ausencia
    es una espina invisible
    de una planta cercana.
  3. Debajo de las ruinas
    del mundo devastado.
    Arrastran los reptiles
    una vieja corona,
    hasta un sucio sillón
    abandonado...
  4. Ya no

    Ya no será
    ya no
    no viviremos juntos
    no criaré a tu hijo
    no coseré tu ropa
    no te tendré de noche
    no te besaré al irme
    nunca sabrás quién fui
    por qué me amaron otros.
    No llegaré a saber
    por qué ni cómo nunca
    ni si era de verdad
    lo que dijiste que era
    ni quién fuiste
    ni qué fui para ti
    ni cómo hubiera sido
    vivir juntos
    querernos
    esperarnos
    estar.
    Ya no soy más que yo
    para siempre y tú
    ya
    no serás para mí
    más que tú. Ya no estás
    en un día futuro
    no sabré dónde vives
    con quién
    ni si te acuerdas.
    No me abrazarás nunca
    como esa noche
    nunca.
    No volveré a tocarte.
    No te veré morir.

    Idea Vilariño
    A luna roja le gusta esto.
  5. "Te amo..." - grafiteó.
    Y el muro viejo se le vino encima
    en un abrazo apasionado...

    Autor: Egoluna.
    A Daniel Villatoro Bardales le gusta esto.
  6. A lo lejos un barco
    enciende velas
    en el horizonte,
    y una suave brisa
    acaricia las puntas
    de las colas de zorro
    que pueblan la barranca.
    Los últimos candiles de la tarde
    se apagan lentamente,
    en un estallido de colores
    que pintan todo el cielo.
    Y en la agreste penumbra
    del día moribundo,
    la barranca es un nido
    y el aire se hace canto.
    Con los ojos repletos de poesía,
    emerjo del ocaso
    y me hago verso.
    Por el este,
    una tormenta se avecina...
    upload_2022-6-17_23-2-40.jpeg
    A ti, a Daniel Villatoro Bardales, a Maramin y a 1 otra persona les gusta esto.
  7. Nos quedamos solos,
    otra vez,
    y no somos los mismos.
    Tú tan llena
    y tan blanca.
    Yo tan vacuo
    y tan indio.
    Aprendiz de silencios,
    en la noche, la bruma.
    Pero te nombro y rezo,
    sin saberte del todo.
    Y aún así
    me convocas,
    niña blanca de junio.
    Se nos muere el otoño.
    Y tú renaces, reina.
    En tu anillo de sal
    voy orbitando.
    Y no llego a tocarte,
    ni a mostrarte mi sed
    de libertades,
    mis cataclismos ordenados,
    mis solidarias soledades,
    que no matan de amor,
    ni de tristeza.
    Sobre la mesa
    una canción,
    una esperanza,
    un sueño,
    una tibieza.
    Nos quedamos solos
    otra vez,
    y ya somos lo mismo.
    Tú tan llena
    y tan blanca.
    Yo tan vacuo
    y tan indio.
    A lomafresquita le gusta esto.
  8. Puntuales las campanas
    estremecen el aire.
    Resuenan con urgencia
    los ecos que no vuelven.
    El tiempo nos acecha.