1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el tercer número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

A cara o cruz

Tema en 'Leyendo en voz alta, solo prosas' comenzado por AbelSilente, 22 de Noviembre de 2018. Respuestas: 1 | Visitas: 64

  1. AbelSilente

    AbelSilente Poeta recién llegado

    Se incorporó:
    22 de Noviembre de 2018
    Mensajes:
    1
    Me gusta recibidos:
    2
    Género:
    Hombre
    A cara o cruz
    Para leer como fue escrito, escuchando “Yiruma – River flows in you”.

    Creeme cuando te digo que no hubo mayor derrota que la mañana en que tus ganas dejaron de rimar con las mías.

    El problema fue que no quedaron restos de naufragio a los que aferrarse, y sólo pudimos patalear con todas las fuerzas para no dejarnos hundir.

    Convertimos lo nuestro en una lucha de poetas.
    Yo, diciendo tonterías en cada victoria, y escribiendo lo necesario, demasiado tarde, ante cada caída.
    Vos, dejando versos a cada paso, metáforas en cada mirada, y utopías en todas tus sonrisas.

    Los labios escribieron lo que pensábamos, sin decir ni una palabra, y nosotros, temerosos del futuro, amantes del pasado, enemigos del presente, no supimos levantar las barreras de la duda, y nos quedamos allí, buscando un paso bajo nivel que nos facilitara el camino. Y sólo uno de nosotros lo encontró.

    Pero nunca (nunca) nos atrevimos a levantar la mirada, a darnos cuenta de que, mirarnos de frente, a los ojos, bastaba para que ningún tren se atreviera a cruzarse por nuestro camino.

    Dejamos (aunque no) tanto detrás nuestro y tuvimos todo por delante y, por eso mismo, nunca tuvimos nada. Mirando sólo el mañana, no se construye el hoy y, cuando nos sobra el pasado, sobrepasa al presente. A la fuerza debimos aprenderlo y, aún así, eso, también, sólo uno de nosotros lo logró. El mismo que, tal vez, demasiado tarde, se atrevió a sostener la mirada al frente, incluso, cuando ya no había nadie. El mismo que, cuando pasaron trenes por delante, no fue capaz de contarlos, no quiso verlos. ¿Para qué? Si ya había sacado boleto en otro vagón, para un viaje al que siempre llegó tarde, para el que nunca lo esperaron, donde arrancaron en el momento preciso en que pisó el andén.

    Pero, reitero, todo esto lo hicimos de a dos, y eso fue lo único en lo que fuimos "nosotros". Mis decisiones, tus elecciones. Mi inseguridad, tu miedo. Todo confluyó, solamente, en el punto exacto en que no había presente y ambos nos dábamos la espalda. Uno mirando al futuro, y otro al pasado. Uno al pasado, y otro al futuro. A cara o cruz. Nunca fuimos capaces de ponernos codo a codo para mirar hacia el mismo lado, parados en el mismo instante, en el mismo lugar

     
    #1
    A Karma 33 3 y Maramin les gusta esto.
  2. Maramin

    Maramin Moderador Global Miembro del Equipo Moderador Global Corrector/a

    Se incorporó:
    19 de Febrero de 2008
    Mensajes:
    46.026
    Me gusta recibidos:
    13.779
    Género:
    Hombre
    Melancólico relato nos presentas, recitado con calma y claridad. que deja un regusto amargo.

    .....................[​IMG]
     
    #2
    A AbelSilente le gusta esto.

Comparte esta página