1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

El que se oculta.

Tema en 'Fantásticos, C. Ficción, terror, aventura, intriga' comenzado por Jmanuelcruz, 26 de Noviembre de 2020. Respuestas: 0 | Visitas: 49

  1. Jmanuelcruz

    Jmanuelcruz Poeta recién llegado

    Se incorporó:
    5 de Mayo de 2011
    Mensajes:
    91
    Me gusta recibidos:
    5
    El taxi llegó a la entrada de la casa, le arrojé al conductor un billete de 500 pesos y le dije que no se molestará y se quedará con el cambio, en realidad me interesaba más entrar rápido a mi hogar que no me percate de mi desición pero tampoco me importó; introduje la llave y gire el picaporte de la puerta, está resonó al abrirla y al otro lado del pasillo apareció mi mujer hecha un mar de llanto y me abrazó de inmediato.
    - ¿La traes? - me preguntó entre sollozos.
    - Si, la tengo- le dije mostrándole una cajita de madera casi podrida con un sello antiguo- pero el anciano me dijo que no debemos abrirla hasta después de las dos de la mañana.
    - ¿En verdad tenemos que hacerlo?
    - Es la única manera.
    Ella rompió en llanto y se abrazó de mi hundiendo su rostro en mi pecho.
    - ¿Está todo bien?- preguntó de pronto nuestra hija desde la escalera, mi esposa ahogó su llanto y se limpió las lágrimas del rostro.
    - Si, si cariño, todo está bien, ve a lavar tus manos, ya que está tu padre aquí vamos a cenar.
    - ¡De acuerdo! - dijo ella cerrando los ojos y sonriendo con esa sonrisa tan tierna y hermosa que la caracterizaba, desapareció escaleras arriba y escuchamos la puerta del baño cerrándose.
    - ¡Vamos! Debemos prepararnos.
    La cena transcurrió tranquila, nuestra hija nos contaba sus vivencias en el colegio y lo molesta que estaba en con una de sus amigas solo por qué no le quiso prestar unos de sus plumones fluorescentes, al recordar el descontento que le hizo pasar presionó tan fuerte la cuchara que la dobló y rompió el plato de la sopa.
    - Oh no ¡Mamá lo siento mucho!
    - No te preocupes cariño- le contestó mi esposa dulcemente- fue un accidente, ve arriba y prepárate para dormir
    - Si mamá.
    Se levantó dándonos un gran beso en las mejillas a cada uno y entre saltos se dirigió a su habitación.
    Pasó la noche y llegó la hora, mis esposa y yo entramos a su habitación, ella dormía tranquila y esa imágen hizo llorar nuevamente a mi esposa.
    - Tranquila, tranquila, tenemos que hacerlo.
    - Pero, pero ¡Es nuestra hija!
    - Lo se, pero si no lo hacemos, ella hará lo mismo con otros niños como lo hizo con Eduardo.
    Al escuchar el nombre de nuestro hijo pequeño lloró aun más y se llevó las manos a la boca; abrí la cajita que me diera el anciano, allí venía una daga corta con un frasquito con ceniza volcánica en el interior.
    - No tienes que mirar.
    - No, debo hacerlo, solo así sabré que hicimos lo correcto.
    Retiré las sábanas de su cama, pero al hacerlo ella ya no estaba allí.
    - ¿Donde? ¡¿Donde está?!
    - ¡Cuidado!- grito mi esposa señalando el techo, mi hija colgaba del techo como una araña y sus ojos estaban completamente negros, abrió monstruosamente su boca y una larga lengua me arranco la daga clavándole el arma a mi esposa en la cabeza.
    - Yo no quería matarlos a ustedes, en cientos de mundos ustedes fueron los únicos que me agradaron- su voz cambio de tono, se oía cavernosa y profunda- pero me han decepcionado, dime papá ¿Como quieres morir?
    Me arrojé al suelo y saqué el arma del cráneo inerte de mi esposa, monstruosa hija saltó sobre mí y me atacó arañando mi rostro y graznando, entre el forcejeó logré clavar la daga con la ceniza en su pecho, gritó horriblemente y gateo hacia atrás igual que un cangrejo. Apoyada contra la pared jadeaba y se arrancó la daga del pecho.
    - No sabes lo que has hecho, no debiste hacerlo, él llegará ahora y nada lo contendrá, todo lo que conoces será destruido.
    Fueron sus últimas palabras y su cabeza cayó sobre su pecho, de la herida brotó sangre púrpura y ¿Un tentáculo? ¡No! Dos tres, cuatro ¡Dios mío! ¿Que es ésto? ¿Que he hecho?

    JMANUELCRUZ.
     
    #1

Comparte esta página