1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

La casona

Tema en 'Fantásticos, C. Ficción, terror, aventura, intriga' comenzado por Acnamalas, 1 de Diciembre de 2017. Respuestas: 1 | Visitas: 193

  1. Acnamalas

    Acnamalas Poeta que considera el portal su segunda casa

    Se incorporó:
    7 de Enero de 2012
    Mensajes:
    4.911
    Me gusta recibidos:
    2.533
    Género:
    Mujer

    Me llamo María, estoy casada y tengo dos hijos, niño y niña. Recién hemos venido a vivir al campo a una casa preciosa, de ensueño, rodeada de verde, mucho verde como nos gusta. La Casona, como la llamamos, es muy grande, con tres pisos y en el último un gran desván.

    Hoy he decidido explorar a conciencia todo, subo al desván y encuentro una pequeña puerta cerrada detrás de una antigua cómoda, no puedo abrirla, no encuentro la llave que lo consiga. ¡Uf! ya está, el paso del tiempo hizo que se atascara. ¡Cuánta oscuridad!. Es un pequeño cuarto con una cama, dos sillas y un armario con espejo. Las paredes en gris claro están desnudas. Al irme me parece ver una imagen en el espejo, y no es la mía, asombrada vuelvo a mirar y no veo nada. Comprendo, estoy sola y mi imaginación me juega malas pasadas. Cuando voy a salir escucho voces silenciosas y una fría risa a lo lejos. No puede ser, regreso al centro de la estancia y vuelve el silencio. ¡Qué extraño!, me veo paranoica. Vuelvo a salir y antes de cruzar la puerta veo otras figuras difuminadas en el espejo, oigo más voces , risas y lamentos. Al abrir la puerta está no cede, insisto y nada. Creo que me voy alarmando por momentos.

    Confirmado, no puedo abrir la puerta, me incomoda y me asusta, vuelvo al centro de la estancia, temerosa compruebo que ha cambiado de aspecto, es exagonal, pintada de negro y resbala sangre por las paredes, mis pies poco a poco se van cubriendo de rojo y… dentro de las paredes hay personas muy blancas, cadavéricas que me llaman y con sus brazo extendidos me invitan a seguirlas. Estoy paralizada por el miedo, atemorizada y recelosa. No puede ser verdad lo que me está sucediendo, cierro los ojos, respiro lento y acompasado, me infundo valor y abro de nuevo los ojos. No es posible, ahora a la imagen escalofriante de espectros llamándome, de sangre cubriendo mis pies veo un gran túnel y una figura negra gigantesca que me insta a seguirla. Las paredes exagonales con los espectros descarnados se acercan cada vez más, están a punto de cogerme entre sus brazos macilentos y llevarme a través de la pared quién sabe dónde. La sangre ya sobrepasa mis rodillas, y yo estoy muerta de frío y de miedo, aterrorizada a punto de darme un ataque de pánico y, tampoco puedo gritar.

    No puedo salir, no puedo gritar, me aterrorizan los espectros y el túnel es muy siniestro. La situación me encoge el corazón y me paraliza de miedo.

    Desde el túnel una voz imperiosa e insistente me dice que vaya, se introduce en mi cabeza y me domina, poco a poco comienzo a ir hacia el túnel mientras veo un gran tentáculo negro que se acerca, la sangre cubre la mitad de mi cuerpo y dos espectros tiran de mis brazos con risa estrepitosa y voz gélida , insisten que vaya con ellos, que no me resista porque mi cuerpo es suyo. Se ríen de forma demoníaca y me enseñan sus largos dientes que sobresalen de sus caras descarnadas. Me horroriza y recelo de sus palabras y del túnel.

    No veo el fondo del túnel, ahora el tentáculo sujeta mis piernas, tira con fuerza y caigo en tierra, la sangre me ahoga, los espectros sueltan mis brazos y quedan pegados a la pared esperando. El tentáculo me levanta y me arrastra hacía el túnel sombrío, La sangre está en mi cuello, grito y grito fuera de mi, descompuesta por el terror que me ocasiona ese túnel oscuro sin final y la figura inmensa que me mira y también espera.

    Dios mio ¿Qué locura es esta? Dentro del túnel miro hacía atrás y la habitación exagonal ha desaparecido, sólo queda un muro gris claro sin puertas ni ventanas. Con desasosiego y aprensión sujeta por el tentáculo veo dos ojos luminosos que no dejan de mirarme, al acostumbrarme a la oscuridad percibo una araña gigante. No puedo más, tengo fobia a las arañas, mis manos sudan, mis piernas tiemblan y se paralizan, se resisten a seguir, el tentáculo me aprieta más fuerte y me arrastra hacia la araña gigante. Lloro desvalida, por más que me resisto no sirve de nada ,cada vez estoy más cerca de la viscosa araña. De pronto, la araña se aleja por el túnel y dejo de verla. A mi izquierda oigo unos lamentos de niños que piden ayuda con voz asustada, están de espaldas, quietos y no dejan de llorar, me acerco presurosa y al tocar sus hombros se dan la vuelta y sus caras se asemejan a la de mis hijos, son caras demacradas y ensangrentadas, me llaman y de nuevo me piden ayuda. Los abrazo y noto sus fuertes manos atenazando mi cuerpo, no puedo respirar, sus caras ahora son diabólicas y sonríen irónicos ante mi angustia y sobresalto. Intento soltarme y la niña aprieta mi garganta tan fuerte que no llega aire a mis pulmones, mientras, el niño acerca su horrenda cara para darme un beso, estupefacta y aterrada me quedo sin fuerzas y voy perdiendo el sentido mientras grito socorro despavorida .

    No puedo precisar el tiempo que estuve inconsciente, me desperté en la habitación pequeña del desván, me encontraba recostada en la cama y todo había vuelto a la normalidad, vi las dos sillas, el armario con espejo y las paredes desnudas. Incrédula y sobresaltada me bajé de la cama y corrí a la puerta para salir cuantos antes de esa habitación de pesadilla. La puerta se abrió y marché sin mirar atrás, aunque me pareció ver una nueva imagen en el espejo y oír voces lejanas. Corrí y bajé las escaleras presurosa y con el firme propósito de incluir la pequeña habitación al desván y deshacerme de la cama, las dos sillas y el armario con espejo.

    Ya más calmada y pensando en lo sucedido no estoy segura si fue un sueño o una vivencia real y sobrenatural que no puedo explicar ni precisar. Tengo la sensación que La Casona tiene vida propia y no es tan acogedora como en un principio parecía. Por hoy todo está en su sitio y tranquilo. Llegan mis hijos y nada digo de mi experiencia en espera de confirmar si era sueño o realidad. El tiempo dirá.

    Autora: María Cruz Pérez Moreno -acnamalas-
    Derechos de autor reservados.
    22/10/2017 Madrid. España.
     
    #1
    A El Sultán de la Poesía le gusta esto.
  2. El Sultán de la Poesía

    El Sultán de la Poesía Poeta fiel al portal

    Se incorporó:
    30 de Enero de 2019
    Mensajes:
    557
    Me gusta recibidos:
    352
    Me ha gustado mucho. Un placer leerla. Saludos.
     
    #2

Comparte esta página