1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

La mujer que callaba

Tema en 'Prosa: Sociopolíticos' comenzado por kleiver martinez, 17 de Octubre de 2017. Respuestas: 0 | Visitas: 232

  1. kleiver martinez

    kleiver martinez Poeta recién llegado

    Se incorporó:
    11 de Enero de 2017
    Mensajes:
    6
    Me gusta recibidos:
    3
    Género:
    Hombre
    era un viernes en noche mientras ella preparaba la cena para sus hijos que esperaban con ansias, ella hacía esfuerzos por terminar a tiempo para que sus hijos no siguieran quejándose por el hambre, ya en sus piernas tenía un poco de calambre pero aun así seguía preparando la comida un poco sudorosa , coloca los platos sobre la mesa y sus hijos comen, cuando por sorpresa se abre la puerta y un hombre ebrio comienzan a gritar mientras llama a su mujer, quien corriendo sale a recibirlo rápidamente ella le pregunta donde estaba, y lo que sucedió después les hiso voltear la cara a sus hijos que desde el pequeño y modesto comedor miraban, aquel hombre le respondió –¡estaba con mis amigos¡-, después de darle una bofetada, ella no levantaba la cara quizás por la vergüenza o porque no quería que sus hijos la miraban, el hombre no conforme con la primera le dio la segunda bofetada, y ella ya en suelo arrodillaba lloraba miraba al suelo con mucho desespero porque no sabía qué hacer no tenía la fuerza ni las agallas para enfrentarlo porque ya ella estaba acostumbra a cada viernes recibir sus bofeteabas por preguntar más de la cuenta.

    sus hijos se aterrorizaban pero como ya era costumbre a su cuarto subían sin mediar palabras, era como una historia de terror en carne propia que se repetía al comienzo del fin de semana, ella fue al baño y seco sus lagrimas al mirarse al espejo se vio la cara sonrojada pero no por estar enamorada sino que había recibido unas cuantas bofetadas, todavía temblaba un poco y no sabía qué hacer en esa casa donde el ambiente se tornaba pesado, quizás ella sentía que no valía nada las palabras de aquel hombre que desde su cuarto gritaba y la humillaba con el más bajo repertorio de groserías y descalificativos que le dolían más que recibir un golpe en la cara, ella deseaba escapar de ese momento pero no podía porque temía que sus familiares y amigos se enteraran, así que cada noche y cada madrugada del fin de semana reciba sus bofetadas y sus insultos y solo callaba.

    “quizás mis palabras no cambien esta realidad que aumenta día tras día pero solo quisiera ser el antibiótico en esa herida infectada que vive sangrando en el alma de muchas mujeres hoy en día no digas que de caíste o te resbalaste, denuncia y abandona al que con bofetadas y puños paga todo el cariño que le das, el mismo que le importa poco si lavas su roba o le prepararas comida, no regales tus carisias a quien solo te propina puñaladas, eres un hada y tu mirada no tiene que estar nublada porque recibiste un golpe, acepta que te toquen por una caricia o por afecto, antes de pensar que ese inconsciente es el amor de tu vida piensa en ti, que tu cuerpo no es una pera de combate, si te levantaron la mano una vez lo harán de nuevo y si lo aceptas vivirás esa historia sin final hasta que el muera o tu lo hagas cuando te lancen por una escalera, o tu cabeza golpee con la alacena, existen personas buenas que expresan su cariño como ustedes se lo merecen que las valoran en cada beso y detalle es que tan salo por el hecho de ser mujeres se merecen que las amen ustedes son el complemento de cada hombre, pero se merecen besos, abrazos, afecto y lindos destalles, si te golpea abandónalo, no te pares que el mundo es grande y conseguirás mejores personas no dejes que traten de retenerte y te descalifiquen por cómo es tu cuerpo o tu cara la belleza verdadera esta en el alma y en tus acciones no en tus facciones.”
     
    #1
    A saturno50 le gusta esto.

Comparte esta página