La muñeca de Lola

Tema en 'Prosa: Infantiles' comenzado por myriam stella, 10 de Agosto de 2017. Respuestas: 0 | Visitas: 41

  1. myriam stella

    myriam stella Poeta fiel al portal

    Se incorporó:
    9 de Octubre de 2016
    Mensajes:
    565
    Me gusta recibidos:
    516
    Género:
    Mujer
    LA MUÑECA DE LOLA

    Lola perdió su muñeca en el parque ayer cuando jugaba con sus amiguitas Lea y Yoa
    vieron el viejo árbol y quisieron subir a él para mirar cómo se veía la ciudad pero su
    muñeca les estorbaba y por un momento la metieron a un hueco de aquel árbol, felices
    las niñas subieron con mucho cuidado, ya en lo alto se acomodaron en sus ramas secas la
    sorpresa de ellas fue tan grande al ver el bello panorama, desde allí se miraban los gigantes
    edificios y la iglesia con sus campanas doradas y la torre en el centro de ella, parecía que su
    punta hería a las nubes, los autos en fila corrían por las calles, y los techos de las casas como
    pastillas de chocolate, era todo muy bonito. Ellas se sentían como en el cielo nunca habían visto
    tal panorama y cada una dejaba volar su imaginación diciendo tonterías, al fin y al cabo eran
    solo niñas que deseaban pasar un rato en completa tranquilidad después de haber hecho sus
    tareas. Así pasaron un largo tiempo hasta que la lluvia amenazaba con caer, Yoa dice con risa
    burlona, ¡La torre se metió en las nubes y las está haciendo llorar! ¡No digas tonterías mejor
    vamos a casa antes que llueva fuerte, dijo Lea . Apresuradas bajaron aprisa de las alturas sin
    acordarse de la muñeca, corrieron aprisa porque la lluvia arreciaba y fueron a casa de Lola para
    tomar una taza de chocolate caliente y un delicioso pan que les tenía la madre de Lola. ¡Está
    delicioso, gracias Señora Laura¡ dijo Yoa.

    Luego las chicas se sentaron para leer un poco , cuando Laura asustada recuerda que su muñeca
    Carina se quedó en el árbol, ¡Mi muñeca se me olvido, ahora que voy hacer! ¡Vamos a traerla,
    por favor!, ¡No! Dice Yoa , está muy tarde y la lluvia es fuerte, mañana vamos antes de ir al colegio
    esta bien, dice Lola, ojalá no se me pierda.

    A la mañana siguiente muy temprano se encuentran las amigas y corren al parque que
    afortunadamente no está lejos de sus casas, Laura es la primera en llegar al lugar, intenta subir
    pero la lluvia del día anterior ha dejado muy resbaloso el árbol y no puede subir, sus amigas hacen
    lo mismo pero sin conseguir nada, preocupadas se miran sin saber qué hacer y deciden ir l colegio
    acordando regresar más tarde, el tiempo se le hiso eterno a la dueña de la desafortunada muñeca
    y egresando del colegio decide ir sola pero su madre no se lo permite, con la autoridad de madre
    le manda hacer sus tareas no sin antes comer algo, muy obediente hace las tareas y llama a sus
    amigas para que la acompañen al rescate de su preciada carina. Muy de prisa corren al lugar y
    Lola con mucha agilidad sube hasta donde está el hueco del árbol, mete la mano y no encuentra
    nada, su niña de trapo ya no está, muy triste baja y le cuenta a sus amigas, ellas se miran
    sorprendidas sin entender lo que pasó. Levantan su mirada y ven en lo alto un gran nido hecho
    de palitos y pajas y a un costado cuelga una patica de trapo.

    ¡La muñeca! Exclaman a la vez, ¿Quién la subió hasta allá? Dijo Lea, en ese momento un ave
    gigante para su vuelo en aquel nido, ellas más sorprendidas solo atinan a mirarse.
    Laura no sabe que decir y sus amigas la abrazan con cariño diciendo: No te preocupes por tu
    muñeca el ave la necesita para calentar a sus polluelos, ya tendrás otra más hermosa.

    Si dice la niña, dando media vuelta las niñas se disponen a regresar, no han dado más de cinco
    pasos cuando escuchan que algo cae, rápidamente miran y ven a carina en el suelo, Laura corre a
    coger a su gran tesoro, parece que ama mucho a su muñeca porque la abraza con gran fuerza.

    Lea y Yoa piensan que el ave vio la bondad de la niña al dejar su muñeca en el nido para que
    calentara sus polluelos y decidió devolverla, felices regresan a casa prometiendo cuidar más sus pertenencias.
    De vez en cuando van al parque para mirar el nido donde por una noche durmió carina.
     
    #1
    Última modificación: 10 de Agosto de 2017

Comparte esta página