1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Las izquierdas. Preguntas y respuestas sobre...

Tema en 'Ensayos' comenzado por dragon_ecu, 2 de Junio de 2023. Respuestas: 5 | Visitas: 600

  1. dragon_ecu

    dragon_ecu Esporádico permanente

    Se incorporó:
    15 de Abril de 2012
    Mensajes:
    12.572
    Me gusta recibidos:
    10.989
    Género:
    Hombre
    Las izquierdas. Preguntas y respuestas sobre...

    ―¿Qué es la izquierda?

    ―Es la suma de varias ideologías reunidas y presentadas como si fueran un solo frente de poder.

    ―¿La ideología de la izquierda no es una sola?
    ―Pues no. La ideología de izquierda ha girado continuamente, razón por la que la terminología empleada por la izquierda carece de uniformidad, variando de significado según el momento y el sitio.

    ―¿Es que acaso hay más de una izquierda?
    ―Pues si, coexisten varias facciones de izquierda, e incluso compiten entre si.
    Un ejemplo es Venezuela, donde muchos de los opositores son miembros de la internacional socialista.
    Adicional es una táctica de la izquierda armar su propia oposición para restar espacio a la oposición alejada de la izquierda.
    El hecho real versus el mito, es que: no todo opositor a la izquierda es un adherente de la derecha.

    ―¿Cuántas y cuáles facciones de izquierda existen?
    ―Tantas como caudillos asomen. Lo que dificulta enumerarlas todas.
    Pero a groso modo ellas mismas por proyección se organizan en: centro, centro izquierda, izquierda liberal, izquierda, progresismo, extrema izquierda, izquierda revolucionaria, ultra izquierda, totalitarismo, fascismo, anarquismo.

    ―¿De dónde surgieron tantas?
    ―Básicamente de su evolución histórica, centuria a centuria desde el siglo 18.
    Tenemos en el siglo 18 la izquierda original que poseía características: liberal, humanista, burguesa.
    En el siglo 19 pasa a ser revolucionaria, expansionista, totalitaria.
    En el siglo 20 se redefine como progresista, reaccionaria, burocrática.
    En el siglo 21 busca nuevas fuentes de apoyo recurriendo a las minorías presentes por lo que es discursiva, recursiva, tendenciosa.
    Adicional que según convenga pueden crear falsos opositores pero que siguen siendo izquierda.

    ―Un segundo... ¿el fascismo es de izquierda?

    ―Definitivamente si. Pero cabe diferenciar entre la realidad y la propaganda.
    Puesto que la izquierda no posee una base ideológica estable, en los primeros tiempos del fascismo, la izquierda lo apoyó y hasta lo presentaron como un ideal a seguir.
    Pasado el tiempo, el nexo con el fascismo no les convenía, así que lo proyectaron como opuestos, y por añadidura lo publicitaron como originario de la derecha.

    ―¿Cómo es la izquierda actual?
    ―Sin ideología, basada en el uso mediático, centrada en su sostenibilidad, opuesta a que se le reconozca su estructura y objetivo interno.

    ―¿Acaso eso parece más una declaración personal que colectiva ampliada?

    ―Efectivamente la izquierda actual ha pasado a ser una forma de sustento de vida propia antes que un ejercicio de servicio a otros.

    ―¿Pero eso no la acerca entonces al egoísmo de la derecha?

    ―Exacto, la izquierda actual es de hecho la realidad de la imagen que proyectan sobre la derecha.

    ―¿Entonces la izquierda es derecha... y dónde queda la derecha?
    ―Es normal confundirse cuando se derrumban los discursos y se enfrenta la realidad.
    La derecha no se ha movido de su lado, sigue siendo la misma desde que apareció la izquierda y tomaron esos nombres.
    Lo que ha cambiado es la descripción que la izquierda ha hecho de la derecha.
    Inclusive a cada facción de izquierda que fallaba, o se les volvía inconveniente, al día siguiente la etiquetaban como derecha.

    ―¿Entonces la derecha no es imperialista, capitalista, empobrecedora, explotadora?
    ―Si mezclan manzanas, peras, duraznos y uvas en una licuadora y pulsas la marcha... al final no sabes con certeza que parte es manzana o pera o durazno o uva.
    A semejanza mezclar política, economía, sociología y ética confunde.
    El imperialismo es una declaración política.
    El capitalismo es una práctica económica.
    La pobreza es una medición social.
    Y la explotación es una conducta ética.​

    ―¿Pero cómo se mezclan cuatro ámbitos diferentes si es uno solo?
    ―No es uno solo, son cuatro ámbitos que se relacionan por un eje de poder.
    Poder político del imperialismo.
    Poder económico del capitalismo.
    Poder social de la pobreza.
    Poder ético de la explotación.​
    En suma, es la concentración de poderes diversos.
    Y en esta suma han surgido tanto derecha como izquierda.

    ―¿Pero la diferencia entre izquierda y derecha es que la izquierda no es capitalista?

    ―No hay diferencia.
    La izquierda tiene el llamado capitalismo de estado.

    ―¿Entonces la diferencia está en la propiedad de los medios de producción?
    ―Los medios de producción pueden ser personales y/o estatales.
    No hay medios de producción de izquierda y medios de producción de derecha.
    El concepto de propiedad es jurídico, no político.

    ―¿Y qué son entonces la propiedad pública y la propiedad privada?
    ―Esos nombres de propiedad pública/privada es parte del manejo del lenguaje para encubrir con eufemismos la realidad.
    Veamos diferentes definiciones del término propiedad.
    1.-Derecho o facultad de poseer alguien algo y poder disponer de ello dentro de los límites legales.
    2.-Apropiación de los bienes materiales creados en la producción. La propiedad siempre se presenta bajo una forma históricamente determinada; su contenido y forma dependen del modo dominante de producción.
    3.-Entre los derechos fundamentales de una economía social de mercado funcional hay que mencionar el derecho de los individuos de ser dueños no sólo de su fuerza de trabajo y conocimientos, sino también de bienes inmuebles como casas y terrenos, mobiliario, fábricas, máquinas, dinero, títulos-valores, derechos de pensiones etc. y el derecho de decidir cómo quieren disponer de su propiedad.

    ―¿Existen tres definiciones para "propiedad"?
    ―Existen en verdad miles, millones de definiciones, tantas como formas diferentes de pensar y entender.
    Pero ¿qué opinas de esas tres definiciones anteriores?

    ―Parece que la tercera es la primera aunque más detallada. Pero no entiendo bien la segunda. ¿Qué quiere decir?
    ―La segunda definición no se puede entender a menos que aceptes que la historia de la humanidad se reduce a ¿quiénes eran dueños de los medios de producción?... pero no te define propiedad, solo te señala que existe. Se orienta únicamente a una lucha constante por poseer tales medios.

    ―¿Entonces la segunda definición no define la "propiedad"?
    ―Precisamente. No te la define pero te habla de la lucha por dicha propiedad como eje de la historia humana.

    ―¿Y a quién se le ocurre explicar algo sin definir este sino narrando una historia?
    ―Es una táctica común de venta de ideas. Narrar historias en vez de hechos.
    Es un ardid común para enseñar a los niños adoptando el estilo de mitos, cuentos, fábulas y similares.

    ―¿De dónde sacaste las definiciones?
    ―La primera es del diccionario de la lengua española (DLE 2023).
    La segunda es del Diccionario de economía política -Borisov y otros.
    Y la última es del Diccionario Economía Social de Mercado - Fundación Adenauer.

    ―Entonces esa definición que no define nada y mete un discurso... ¿es de la izquierda?
    ―Pues si. Es de la izquierda.
    Es parte de su modo de ganar adeptos con palabras que los hacen ver como grandes pensadores, conocedores, experimentados, etc. Para dar imagen de una superioridad moral y científica.
    Pero es solo imagen que vende sueños en lugar de realidades.

    ―¿Pero entonces lo mejor es que la izquierda desaparezca?
    ―No, total y absolutamente la izquierda no debe desaparecer.
    Esta debe evolucionar.

    Aaah... ¿debe evolucionar tal como Marx dijo?
    La evolución de Marx se enfocó a los medios de producción.
    Intentó aplicar un principio político a un ámbito económico.
    Por eso fracasó.

    ―El fracaso del marxismo se debe al capitalismo. ¿Si o no?
    Si. Sin ninguna duda el fracaso del marxismo se debe al capitalismo.
    Porque una práctica económica no puede ser regulada políticamente.
    El propio capitalismo de estado destruyó al estado socialista desde adentro.

    ―¿Cuál debe ser la evolución de la izquierda entonces?

    La izquierda debe tomar el humanismo como ideología.

    ―Pero la izquierda es humanista.
    Ahora pregunto yo: ¿La izquierda sigue los postulados humanistas?

    ―Ahora dudo sobre el humanismo de la izquierda, sobre todo viendo que existieron y existen dictaduras de izquierda. ¿Pero no es mejor desaparecer a la izquierda?
    Como dije antes y resalto: LA IZQUIERDA NO DEBE DESAPARECER.

    ―No entiendo.
    Ok. Cuando vas en tu coche usas gps o wase para guiarte. Es un accesorio que te puede ayudar a ganar tiempo y evitar atascos.
    Igual es la izquierda para la derecha, como la derecha para la izquierda.

    ―Pero entonces dices que la derecha no busca eliminar a la izquierda.
    Exacto. A la derecha no le conviene eliminar a la izquierda, porque pierde una importante herramienta de guía.

    ―Pero la guerra fría !???
    La guerra fría fue una competencia entre las democracias republicanas y los totalitarismos. No fue un enfrentamiento contra la izquierda.
    Muchos países de occidente etiquetados como de derecha permitieron la existencia de partidos de izquierda, e incluso ganaron algunas elecciones las tendencias de izquierda.
    Mientras en los estamento totalitarios se inyectaba un odio visceral hacia los contrarios y hasta sus propios opositores internos.
    No se trató de una lucha izquierda/derecha.

    ―¿Entonces conviene que se mantengan vigentes "izquierda" y "derecha"?
    Por supuesto. Lo único a cuidarse es no caer en totalitarismos.

    ¿Entonces la izquierda sirve de ayuda a la derecha y la derecha sirve de ayuda a la izquierda?
    Si, siempre que se mantenga clara las funciones de cada uno.

    ―¿Mantengan las funciones de cada uno?
    Supón que van dos en un coche de rally. El uno conduce y el otro guía.
    El que guía en el asiento de pasajero que debe estar atento a la ruta. El que conduce al volante debe estar atento a las condiciones de la vía.
    Si se intercambian las funciones de guiar y conducir, pero no intercambias las posiciones entre volante y pasajero. ¿Qué tanto aumentan las probabilidades de desastre?
    Lo peor es cuando alguno se atribuye las dos funciones estando al volante.
    Un lío.

    ―Pero es igual que manejar con tu pareja a lado con gps a mano.
    Por eso es importante llevarse con la pareja en lugar de pelearse. Lo peor es tratar de expulsarle del vehículo.

    ―Sin embargo la izquierda odia a la derecha... ¿por qué?
    Sucede que al dividirse la primera izquierda se crea un antagonismo artificial para mantener dicha separación.
    A esto se suma una fuerte motivación de orden soberano y económico: El liberalismo ayuda en la creación de nuevos estados lo que conduce a la reducción de los imperios existentes.

    ―¿Será conveniente entonces el progresismo como nueva izquierda?
    El progresismo es el nombre de la primera rama evolutiva de la izquierda al distanciarse del liberalismo.
    En el siglo 18 surgen términos como "reformistas" y "progresistas" para identificarse como opuestos al liberalismo.
    En el siglo 19 serían reemplazados (y desaparecidos) por los términos "socialista", "comunista", "marxista", "fascista" y otros más.
    Cuando se evidencia la incapacidad económica productiva de esa izquierda a la mitad del siglo 20 reaparece el progresismo como "nueva" alternativa a la izquierda.
    El progresismo es más una involución que un avance.

    ―¿Cuál será la nueva izquierda?
    La nueva izquierda ya existe, pero no ha sido bautizada con un nombre que la identifique.
    La encuentras en el eje de oriente. China, Singapur, Japón, Corea (del Sur), Nueva Zelanda...
    En el despegue la India y Pakistán.
    Y hasta podría decirse que Israel, es ante todo una izquierda con tendencia económica al libre mercado o con mínimas regulaciones. Por allí suenan las experiencias de los kibutz.

    ―Pero si la nueva izquierda ya existe... ¿Por qué no giran todas las demás en esa nueva dirección?
    La vieja izquierda es conservadora. Se mantiene encerrada en el pensamiento marxista y cree que esa es la única izquierda posible.
    Se les dificulta abandonar el ombligocentrismo, y poco a poco van cayendo en retrocesos, con nuevos nombres pero iguales conductas.

    ―¿A qué conductas se refiere?
    Antes hay que entender que todos los seres humanos somos diferentes.
    Sea sexo, edad, religión, equipo de fútbol, inteligencia emocional, habilidades motoras, y así mil opciones más.
    Lo segundo es que tales diferencias nos ayudan a complementarnos y lograr mejoras mutuas.
    Lo tercero es que también pueden darse enfrentamientos por tales diferencias.
    Y lo final es que para regular la convivencia existe la ley.

    ―Ok. Somos diferentes. Nos complementamos. Nos enfrentamos. Y tenemos la ley para sobrellevar los problemas de la convivencia. ¿Dónde están las conductas?
    Si somos diferentes y conviviendo hay roces, entonces la ley debe partir de un principio para atenuar las diferencias, o por lo menos dejarlas al margen de lo que se considera justo.
    La ley parte del principio de igualdad. Todos son iguales ante la ley.
    Es decir que la conducta normal es que, para toda actividad respetamos nuestras diferencias, pero ante la ley somos iguales.

    ―¿Esa es la conducta de la izquierda?
    Cuidado. La nueva izquierda, la que abandonó el pensamiento marxista y sus derivados, sí toma esa conducta: somos diferentes en las acciones pero iguales ante la justicia.
    Pero, más sin embargo, no obstante, a pesar de... y toda la demás verborrea de la vieja izquierda marxista, su línea de conducta se comporta al revés.

    ―¿Cómo? ¿El pensamiento marxista es al revés?

    Calma, que aclaro.
    El pensamiento de la izquierda marxista es que todos los hombres seamos iguales. Pero los declara diferentes ante la ley.
    Veamos.
    Igualan hombres, con mujeres, con gays , con lesbianas, mezclando el sexo con las preferencias sexuales, con los pagos de sueldo, con los accesos a trabajos de riesgo, con las representaciones, con los deportes. Es decir que los igualan para toda actividad.
    Pero, la ley y su aplicación establece diferencias.
    Por ejemplo criminalizan por separado los delitos contra el hombre y los delitos contra la mujer.
    O los delitos se especifican diferente según seas miembro del gremio (o partido) o no.
    Es decir que legalmente crean diferencias, mientras imponen semejanzas contra natura.

    ―Eso es mentira. Es una campaña del imperialismo para tomarse el estado y explotar al pueblo.
    Si deseas verlo de esa manera, será entonces de esa manera.
    Pero esa actitud te lleva al riesgo de perder seguridad jurídica.

    ―¿Qué?
    Que si aceptas "luchar contra el imperialismo", que se halla convenientemente lejos... te descuidas de tu realidad local. Y en menos de que te des cuentas han manipulado las leyes aún más los órganos de control.

    ―¡Eso es falso!
    La agenda normal de la izquierda marxista ha sido.
    Tomarse el gobierno, ya sea por las armas (revolución) o la democracia.
    Cambiar las cartas de derechos (constituciones).
    Quitar poder a los organismos de control ya sea tomando su administración, o diluyendo su poder con varios organismos paralelos y designados a dedo.
    Instalar un aparato de propaganda.
    Instalar aparatos de inteligencia, seguridad y persecución política.
    Aumentar la "obra pública" física un leve porcentaje y la presupuestaria en enormes porcentajes.
    Poner trabas a la emigración.
    Anclarse en el poder, rehaciendo leyes y cartas de derecho según se necesite.​
    Cualquier parecido no es mera coincidencia.

    ―Pero es imposible que toda la izquierda sea tan mala.
    Es que no se trata de toda la izquierda.
    Se trata de aquella "izquierda" absoluta y totalitaria. La que mayormente sigue el pensamiento marxista de igualar al hombre para que sea un servidor del estado.
    Si por el contrario, una "izquierda" impulsa a la distinción y mejoramiento individual como base para el mejoramiento colectivo, estás frente a una mucho mejor opción.

    ―Ahhh pero la derecha es también totalitaria.
    Si y no. Lo primero es no generalizar, o se cae dentro de las actitudes totalitarias.
    Claro que existe totalitarismo de derecha e izquierda.
    La diferencia es que el totalitarismo de derecha es más fácil de enfrentar y vencer.
    Mientras el totalitarismo de izquierda es mucho más complicado de enfrentar, y mucho más difícil vencer, salvo la muerte del dictador y que no haya herederos.

    ―¿El totalitarismo es más fácil de vencer en la derecha? ¿Por qué?
    Porque la derecha sabe que su existencia se basa en el comercio y este necesita de un mercado saludable.
    Si el mercado cae, la derecha cae detrás.
    Este conocimiento hace que la derecha se abstenga de medidas que puedan dañar el mercado.
    No va matar a la gallina de los huevos de oro.

    ―Entonces la derecha es imperialista para mantener cautivo su mercado.
    Hubo un tiempo que la derecha pensaba de esa forma. Se llamó mercantilismo.
    Pero al cabo de un tiempo descubrieron que mantener cautivo el mercado hacía florecer mercados paralelos con el consecuente irrespeto a las leyes y afectación del comercio.
    No en balde durante las épocas imperiales surgieron los piratas, bucaneros, corsos y demás personajes forajidos.
    Descubrieron que la política no puede dominar al comercio. Así que evolucionaron y abandonaron el mercantilismo.
    ¿Y no preguntas por qué la izquierda totalitaria es más difícil de enfrentar y derrotar?

    ―Supuse que me lo diría sin preguntar.
    Jajaja.
    El totalitarismo de izquierda es diferente, por cuanto la teoría marxista afirma que se puede controlar políticamente el mercado.

    ―¿Y acaso no se puede controlar políticamente el mercado?
    Lo único que se puede controlar políticamente es la política y la diplomacia, que viene a ser política internacional.

    ―Pero si es tan fácil fijar precios, pagar salarios más altos y controlar las exportaciones e importaciones con solo dictar leyes.
    ¿Crees que es tan fácil en verdad?
    Si eso fuera cierto no habrían tantos países que colapsaron al aplicar tales medidas.

    ―Entonces si el mercado no sigue las medidas políticas, ¿por qué la URSS duró casi un siglo?
    ― Por que sobrevivió explotando a varias regiones en beneficio de un ente central.
    Hoy muchas de esas regiones no quieren saber nada de la izquierda. Incluso han dictado leyes prohibiendo los partidos políticos de línea marxista.

    ―¿Qué pasó en la URSS?
    Lo mismo que ha pasado en otros estados que se han apegado al marxismo.
    Dado que el mercado se adapta y supera las leyes políticas, el marxismo insiste con leyes más duras.. y empieza la debacle.
    La ley marxista no sirve, así que dictan más leyes más fuertes, y para asegurar de que funcione se aumenta la represión y hasta violencia.

    ―¿Es tan fuerte el mercado?
    El mercado no es tan fuerte, solo se adapta para seguir funcionando. Es resiliente.
    Pero el mercado refleja en gran medida la calidad de vida y salud de la población.

    ―¿El mercado es una indicador de salud?
    El mercado es un indicador de la salud poblacional.
    A mercado más estable y seguro, mejor es la salud del pueblo.
    Un mercado inestable y con riesgos, se refleja en una caída de la salud poblacional.
    Y esto va de la mano con la dificultad de reemplazar a un gobierno totalitario de izquierda.

    ―¿Cómo un mercado puede señalar la facilidad para un cambio de régimen?
    La pérdida de salud conlleva al debilitamiento y por ende el enfrentamiento a un régimen es cada vez más complicado.
    Adicional los que desean conservar su situación personal, al notar que el mercado no tiene condiciones para desarrollarse, tienden a emigrar. Esto también debilita a las fuerzas que puedan enfrentar al totalitarismo.

    ―¿Me estás diciendo que la izquierda es un enemigo peligroso?

    Estoy diciendo que los regímenes de izquierda basados en el totalitarismo marxista son peligrosos.
    Al totalitarismo de izquierda, el marxismo, hay que contenerlo de inmediato, porque cada día que avanza resta fuerzas a la oposición. Es su método para conservarse en el poder.
    El momento que el mercado está siendo ahogado por medidas políticas es señal de poner un alto a la izquierda.

    ―¿Entonces existen izquierdas buenas?
    ―Claro que existen izquierdas buenas, pero no es posible definir un absoluto de totalmente bueno o totalmente malo. Puesto que las ideologías, como cualquier otra herramienta, puede ser usada para bien o para mal.
    Son los dirigentes, los cabecillas, los líderes, quienes forjan la cualidad, buena o mala, de la política.
    Y lo mismo pasa con la derecha.

    ¿Cómo puedes diferenciar una izquierda buena de una mala?
    Basta con revisar sus medidas económicas. Mientras más se controlen las capacidades de generación económica, mayor será la tendencia a que su vuelva un estado totalitario.
    Por el contrario. Mientras más libertades se concedan a las capacidades de generación económica, menos probable es que se instaure un régimen totalitario.

    ―Aplicado a la derecha. ¿Cómo puedes diferenciar a una derecha buena de una derecha mala?
    ―De igual manera. Viendo la relación libertad/control de las capacidades de generación económica.
    Claro que con la derecha la tendencia es hacia el libre mercado, lo contrario de la tendencia de izquierda a la intervención del mercado.
    Por esto es menos probable que una derecha se vuelva un régimen totalitario.

    ―¿Existe el totalitarismo bueno?

    ―Ah caray... esto es nuevo.
    Para evitar confusiones se debe tener claro que totalitarismo y autocracia no son sinónimos. Aunque mucho de este error nace en el ejercicio de la democracia
    Es posible que exista un régimen autocrático carente de democracia y que sea benévolo. Pues de hecho algunos países árabes poseen ciertas características benévolas. Pero esta visión es dada principalmente por la población del sitio.
    Es posible también que existe un estado democrático y totalitario. Los países que se han sumado a la ideología del socialismo del siglo 21 son ejemplos de esto.

    ―¿Entonces existe o no un totalitarismo bueno?
    ―La respuesta es NO. No existe un totalitarismo bueno.
    Solo debe tomarse el cuidado de no caer en trampas de sinónimos, eufemismos y no a llamar las cosas con nombres diferentes.

    ―¿Cómo reconozco entonces a los totalitarismos?
    Basta con revisar la relación entre libertad/control de las capacidades de generación económica.
    Es imposible una cifra exacta o un valor absoluto, pues el mercado como la naturaleza son cambiantes igual que las relaciones políticas, humanas y comerciales. Pero las leyes que rigen tales relaciones si pueden dar visos de como enfrentar el mundo de buena manera.
    Es decir... todo será relativo al momento y la condición del mercado y la salud poblacional de dicho mercado dentro de un estado.
    Lo que hoy no es totalitario, mañana puede serlo, y después dejar de serlo.
    Como lo demostró la pandemia del Covid en 2020.

    ―¿Entonces no existe una regla fija para señalar a los totalitarismos?
    Pues no. Y para empeorar la relación libertad/control y condición de mercado/salud poblacional... es que muchas de esas mediciones pueden ser falseadas con relativa facilidad.
    Existen así estados que incluso han ganado premios por lograr elevados índices de progreso... pero en la realidad de la calle no existen tales cifras.

    ―¿Es todo una falsedad entonces? ¿No existe un consenso acaso para definir esto de modo cierto y científico?
    ―Debo indicarte que no todo es falso, pero debes cuidarte mucho de los consensos, pues caes con facilidad en la trampa de: "si es verdadero para la democracia es verdadero para la ciencia".

    ―¡Si es verdadero para la mayoría entonces debe ser real 100%!
    Pues no. No se debe mezclar democracia con ciencia.
    En las ciencias se parte de la demostración de la verdad. En la medida que tal demostración se replica más veces se logra el consenso.
    En la democracia se parte del consenso para llegar a una decisión... ojo... decisión.
    No se debe confundir una decisión con una verdad.

    ―¿Cómo es posible que algo aceptado por la mayoría no sea verdad?
    Por que la verdad científica no depende de un consenso. Depende de la demostración.
    Voy a tomar a 20 personas escogidas cuidadosamente y les voy a mostrar una cartulina de color para que ellos apunten en un papel el color que vieron.
    Luego te paso la misma cartulina y un papel para que apuntes el color que viste.
    Tú escribiste ROJO, pero los otros 20 escribieron VERDE, así que tú estas equivocado porque la mayoría te impone la verdad.
    Solo resta añadir que esos 20 escogidos cuidadosamente, son daltónicos.
     
    #1
    Última modificación: 30 de Marzo de 2024
    A Flor de Lys y Pao Castello les gusta esto.
  2. Pao Castello

    Pao Castello Poeta asiduo al portal

    Se incorporó:
    27 de Marzo de 2023
    Mensajes:
    411
    Me gusta recibidos:
    255
    Género:
    Mujer
    Un escrito muy interesante, de comprensión práctica y de lectura fluída.
    Un gusto haber pasado.
    Mis saludos más cordiales.
     
    #2
    A dragon_ecu le gusta esto.
  3. Flor de Lys

    Flor de Lys Poeta adicto al portal

    Se incorporó:
    16 de Diciembre de 2017
    Mensajes:
    1.322
    Me gusta recibidos:
    1.147
    Género:
    Mujer
    Muy interesante. Me gustó leerlo.
    Saludos
     
    #3
    A dragon_ecu le gusta esto.
  4. dragon_ecu

    dragon_ecu Esporádico permanente

    Se incorporó:
    15 de Abril de 2012
    Mensajes:
    12.572
    Me gusta recibidos:
    10.989
    Género:
    Hombre
    Gracias Pao y Flor por su visita.

    Aprovecho de señalar que el contenido ha sido actualizado por si les interesa.

    Saludos cordiales y gracias de nuevo.
     
    #4
    A Flor de Lys le gusta esto.
  5. danie

    danie solo un pensamiento...

    Se incorporó:
    6 de Mayo de 2013
    Mensajes:
    13.702
    Me gusta recibidos:
    10.285
    Ay, dragón, compañero... si analizamos los objetivos y las normas implementadas de la extrema derecha y el fascismo no andamos muy lejos. Dime las diferencias que son escasas? dime las similitudes que son muchas?
    la idea más común es el "del populismo" y los movimientos de izquierda en su amplia gama son populistas por eso llevan a la pobreza y al fascismo.
    Sin entrar en material didáctico o de investigación ¿ dime algún moviente político que no recurra al populismo para llegar al poder? Y desvirgamos el mito que el populismo es únicamente de izquierda. Quién cumple a raja tabla lo que promete en campaña, quien no emplea mentiras y engaños a sus votantes? hablando de los políticos actuales que cada día que pasan son peores.

    se dice que la izquierda y el socialismo es populista por el simple hecho que es mayoritariamente apoyada por la clase popular ( o sea la clase media pobre) por el hecho de dar amparo social frente a la elite capital.

    Milei, acá es un populista, aunque digan lo contrario porque miente y pone planteos incumplibles que las masas creen que en un futuro lejano son reales. Un plan innovador del populismo es definir a la casta, a una casta cuando (esto ni es necesario explicarlo, creería) la casta la están creando devuelta. El ajuste nunca va recaer en la casta política que te maneja, las medidas son de ajustar ( el ajuste clásico y ortodoxo de los chicago boys de siempre por parte de la ultra, de la clase elite sobre el pueblo) al pueblo inventando enemigos, distorsionando el contexto, diciendo que todo lo anterior era mentira, entreteniendo con show a las masas para que no piensen en lo que hacen los únicos sabios al poder ( fabricando cortinas de humo) y prometiendo futuros mejores a costa de sufrimiento y más sufrimiento.
    estos es una muestra que muchos gobiernos de ultra derecha son populistas y también dictadores (oprimiendo/ censurando / apresando e imponiendo como algo natural el miedo queriendo cerrar Congresos y todos referentes constitucionales )
    un digno ejemplo de un gobierno popular y fascista de ultra derecha. Como dirían los de molotov ( si le das más poder al poder, más duro te van a cojer ) Y me entiendes. Pero que mejor forma de tener poder sobre las masas es manejando los medios e implementando show mediáticos buscando siempre un tirano que decapitar.

    por eso te digo dragón, hay que ser muy sesgado para decir que el fascismo viene absolutamente de la izquierda y que luego le rotularon el nombre "facho" a la ultra y que el populismo es únicamente del marxismo que no es lo mismo que socialismo de la izquierda.

    abrazos.
     
    #5
  6. dragon_ecu

    dragon_ecu Esporádico permanente

    Se incorporó:
    15 de Abril de 2012
    Mensajes:
    12.572
    Me gusta recibidos:
    10.989
    Género:
    Hombre
    Ay, dragón, compañero... si analizamos los objetivos y las normas implementadas de la extrema derecha y el fascismo no andamos muy lejos. Dime las diferencias que son escasas? dime las similitudes que son muchas?
    la idea más común es el "del populismo" y los movimientos de izquierda en su amplia gama son populistas por eso llevan a la pobreza y al fascismo.

    Partamos de hechos y conceptos reales, y no de exageraciones o discursos:
    ¿Qué es la extrema derecha?
    La extrema derecha ya existió durante el feudalismo y el mercantilismo.
    Hoy en día lo más parecido a la extrema derecha es el corporativismo devenido en corporocracia (el gobierno de las corporaciones).
    Es decir, la figura mítica predilecta de los conspiracionistas.
    Mito que se derriba con un ejercicio muy simple: revisar las revistas Forbes y sus índices anuales Forbes 500 y 1000.
    De existir una megacorporación todopoderosa esta debería mantenerse cada año en la posición top 10... pero esta posición varía cada año de empresas petroleras, a telefónicas, a desarrolladores de software, a metalúrgicas... es decir que ni siquiera existe una actividad suprema, peor una empresa suprema perenne.

    Sin entrar en material didáctico o de investigación ¿ dime algún moviente político que no recurra al populismo para llegar al poder? Y desvirgamos el mito que el populismo es únicamente de izquierda. Quién cumple a raja tabla lo que promete en campaña, quien no emplea mentiras y engaños a sus votantes? hablando de los políticos actuales que cada día que pasan son peores.
    se dice que la izquierda y el socialismo es populista por el simple hecho que es mayoritariamente apoyada por la clase popular ( o sea la clase media pobre) por el hecho de dar amparo social frente a la elite capital.

    De nuevo partamos por definir claramente las cosas.
    ¿Qué es el populismo?
    El populismo es un técnica de mercadeo aplicada a dos instancias: elección, y el apoyo al estatus electo.

    Es decir que el populismo se aplica desde cualquier lado del espectro político, y se limita a esos dos momentos:
    Tiempos de elecciones.
    Tiempos en que el gobierno en turno necesite de apoyo popular.

    Entonces hay que diferenciar el "populismo" de "la batalla cultural".

    El populismo se apoya en pequeños regalos inmediatos y enormes promesas a largo plazo.
    Su objetivo es despertar y sostener el imaginario, por lo que se recurre prioritariamente al apoyo emocional.

    La batalla cultural se apoya en el enfrentamiento constante de ideas y hechos.
    Su objetivo es despertar y sostener la reflexión, por lo que se recurre a la contrastación de realidades contra mitos, y luego usar el apoyo emocional de las reacciones surgidas de la reflexión lograda.

    Milei, acá es un populista, aunque digan lo contrario porque miente y pone planteos incumplibles que las masas creen que en un futuro lejano son reales. Un plan innovador del populismo es definir a la casta, a una casta cuando (esto ni es necesario explicarlo, creería) la casta la están creando devuelta. El ajuste nunca va recaer en la casta política que te maneja, las medidas son de ajustar ( el ajuste clásico y ortodoxo de los chicago boys de siempre por parte de la ultra, de la clase elite sobre el pueblo) al pueblo inventando enemigos, distorsionando el contexto, diciendo que todo lo anterior era mentira, entreteniendo con show a las masas para que no piensen en lo que hacen los únicos sabios al poder ( fabricando cortinas de humo) y prometiendo futuros mejores a costa de sufrimiento y más sufrimiento.
    estos es una muestra que muchos gobiernos de ultra derecha son populistas y también dictadores (oprimiendo/ censurando / apresando e imponiendo como algo natural el miedo queriendo cerrar Congresos y todos referentes constitucionales )
    un digno ejemplo de un gobierno popular y fascista de ultra derecha. Como dirían los de molotov ( si le das más poder al poder, más duro te van a cojer ) Y me entiendes. Pero que mejor forma de tener poder sobre las masas es manejando los medios e implementando show mediáticos buscando siempre un tirano que decapitar.


    Claro que Milei recurrió a herramientas populistas, pero no cayó en los errores de su mal uso.

    Adicional Milei aplicó también una intensa batalla cultural, por lo que el enorme contraste de hechos versus mitos (en este caso de la izquierda), le ayudó en gran medida.

    Sin embargo, hay que mirar al Milei de TV, de campaña, y al Milei presidente actual... en menos de dos meses cambió el corte de cabello, controla las explosiones anímicas, se muestra más sereno y su mismo tono de voz se volvió más profundo y seguro.

    por eso te digo dragón, hay que ser muy sesgado para decir que el fascismo viene absolutamente de la izquierda y que luego le rotularon el nombre "facho" a la ultra y que el populismo es únicamente del marxismo que no es lo mismo que socialismo de la izquierda.

    No se debe confundir origen con uso.
    El fascismo es una ideología y metodología basada en el marxismo, que al desarrollarse busca fagocitarlo.
    Pero de allí varias tácticas del fascismo, sobre todo de propaganda política, son luego empleadas por otras ideologías e incluso el comercio.

    Una de las herramientas predilectas en la lucha política es el uso de diccionarios privados en lugar de los diccionarios oficiales, a fin de imponer un diccionario popular.
    Diversos estudios del manejo político del lenguaje han señalado ese proceso de separar la palabra de su significado usual, para luego asignar otro significado diferente (incluso contrario).
    Al acondicionar la palabra se acondiciona la comprensión del receptor y así condicionar su pensamiento.
    Si a eso le sumas la repetición continuada del diccionario, terminas con un mecanismo muy eficiente de manejo de masas.

    Tales técnicas y tácticas han sido tan efectivas que hasta el día de hoy se prohíbe la exhibición de propagandas fascistas.

    Un ejercicio accesible se observa en el cine y puedes comprobar personalmente.
    Se llama: dos minutos de odio.

    Este ejercicio ha sido empleado en diversos estamentos militares, estatales, dictatoriales. Eventos donde se busca dos objetivos: obediencia, y odio enfocado.

    Regresando a Milei... entre sus tácticas de campaña se usó los dos minutos de odio principalmente en medios televisivos, y como cierre emocional en los discursos iniciales de campaña.

    El que use tales táctica de propaganda fascista no convierte a Milei en fascista, del mismo modo que el que uses los zapatos que promociona la pulga (Messi) no te convierten en la pulga, o que te llamen varias veces como la pulga tampoco te convierte en la pulga.

    Repito: no es lo mismo origen que uso.

    No busco convencerte de "amar a Milei".
    Estás en tu derecho de odiarlo con toda la milanesa del corazón o del hígado.

    Lo importante es adaptarse y sobrevivir con el régimen político que la sociedad eligió.
    Así como sobrevivís al clima, o las calamidades o las variaciones del mercado. Teniendo en cuenta la supervivencia propia y del estado en el que convives.

    Pero lo anterior no significa reducirse a la sumisión.
    Puedes ser agente de mejora sin necesidad de recurrir a la violencia o el discurso de odio. Y en las democracias con clara división de poderes existen herramientas para controlar y hasta cambiar los gobiernos que sean malos administradores de los recursos públicos.

    Hay dos opciones:
    Desarrollar la "batalla cultural" contra el gobierno de turno.
    Lanzar la violencia revolucionaria.

    Ya es decisión de cada uno.

    Saludos.

    ---
    Nota sobre la batalla cultural.
    No se puede identificar el origen de esta táctica, pero uno de los primeros registros de aplicación metodológica de sus principios es del marxista Antonio Gramsci empleando un contraste distinto. Gramsci nombró su estrategia como "hegemonía".

    Lo que identifica a la "lucha por la hegemonía" y lo diferencia de la "batalla cultural" es el objeto de contraste.

    Mientras la batalla cultural busca enfrentar mitos y hechos, la lucha por la hegemonía enfrenta mitos contra mitos (dando ventaja al mito que se busca implementar).
     
    #6
    Última modificación: 18 de Abril de 2024

Comparte esta página