1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Luna, la sirena del mar...

Tema en 'Prosa: Infantiles' comenzado por Flor de agosto, 10 de Marzo de 2020. Respuestas: 0 | Visitas: 51

  1. Flor de agosto

    Flor de agosto Poeta que considera el portal su segunda casa

    Se incorporó:
    24 de Mayo de 2009
    Mensajes:
    2.367
    Me gusta recibidos:
    291
    Cuenta un cuento contado que en el fondo del mar salado vive una sirena llamada Luna. Nació dentro de un caracol inmenso mientras las olas mecían su cuna.

    Entre algas y criaturas creció la linda sirena. Aprendió a nadar con peces, con pulpos y con tortugas.

    Dicen que por las tardes en la orillita del mar se puede ver su colita cuando el sol la hace brillar. Y cuentan que, por las noches le pide permiso al mar para sentarse en las rocas y con la luna platicar.

    Ella es linda y muy coqueta. Su vestido es natural. Escamas que brillan verde, amarillo y azul mar. Y cuando nada del fondo a la superficie a flotar, el sol la toca y su cola parece hasta parpadear.

    Viste de moda al día, como sirena de mar. Con su pelo rizo y largo parece lucir sombrero, dependiendo de las olas siempre un estilo nuevo.

    Recoge muchas cositas que encuentra en todo lugar, ella guarda su fortuna en una caracola de mar. La usa de carterita, es accesorio esencial. La lleva consigo siempre para aquí y para allá.

    Son caracolillos, almejas y galletitas de mar, todos en su carterita para luego disfrutar los tesoros que ha encontrado en el fondo de su mar con sus amigos marinos que van con ella a jugar.

    Quisiera un día saber en qué lugar del mar duerme Luna, ¿Será en una caverna o entre las mismas tortugas? O quizás cierra sus ojos como los caballitos de mar, con su colita agarrada al sargazo que no deja de bailar…

    Me pregunto tantas cosas cuando de ella escucho hablar…Luna, la linda sirena, que vive dentro del mar. Me parece estarla viendo sentadita en una roca esperando que yo llegue para poder conversar. Ella curiosa de la tierra y yo curiosa del mar.
     
    #1

Comparte esta página