1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Machiwi exagerado

Tema en 'Prosa: Generales' comenzado por Alan Cuadrado, 10 de Septiembre de 2019. Respuestas: 0 | Visitas: 46

  1. Alan Cuadrado

    Alan Cuadrado Poeta fiel al portal

    Se incorporó:
    29 de Agosto de 2015
    Mensajes:
    685
    Me gusta recibidos:
    631
    Género:
    Hombre
    Son los sonidos de las ves, el sol sale en escena y edifica el día

    ahí estabas tú, con la misma mirada, el viento sopla y rasga en el recuerdo

    de esa bolsa rota que había tirado, crece en su estructura la posibilidad de levantarse

    volar y planear en el viento tan lejos, tan alto como el viento lo deseé

    cierro los ojos, los aprieto con toda la presión de mi vientre y lo recuerdo

    el premio de permanecer, de mantenerse, el atesoro de recordarte en ese momento

    era quizás la música, las comidas, las tardes y de nuevo ahí viene el viento

    con dureza hemos aceptado estar aquí, donde el brillo sale en los ojos y con el sol

    amanece con el sol radiando la suerte, la frente y la vida de los tres

    recordar es bello y lo sé a pesar del viento, de las lluvias y del frío en el cual nos cobijamos

    hoy el calor es tan intenso, tan desértico y estoy seguro que el viento quema

    sudar es la agonía del cuerpo y el viento le seca y reseca después de volver a sudar

    la quemazón, el ador, el color rojizo en el cuello, en los brazos, en la planta de los pies

    tarantulas peludas en la espalda vertiendo el limón de su veneno en esta quemazón

    escorpiones luchando en el pórtico, si no te ven no hay que pagar, nadie está obligado a hacerlo

    un coche, un crédito, una deuda, un carro, un automóvil, unos zapatos nuevos, sin hoyos

    centro américa, una gaviota volando, un pelícano canadiense se postra en los mangles del sur

    en la desolación logro avistar de la manera más franca y sencilla, un agasajo preparado con

    chocolatas, camarón, cayo de hacha, o por lo menos un burrito que cueste menos de 100 pesos

    una comida que cueste menos de 100 pesos, un crédito que cueste menos de 100 pesos

    porcentaje sobre 100, el porcentaje de mi pobreza será, quizás deba vender comida

    quizás deba dejar de vender mis horas de vida para pagarme una vida decente

    o quizás deba vender mi vida más cara y cada hora ponderada será el himno tabasqueño

    recuerdo tabasco, el madam de cárdenas tenía cucarachas, los meceros las ocultaban

    villa hermosa, noroña con reclamos sobre los vuelos y sus seguidores humedeciendo el sueño

    según bebía cognac y no tiene sentido que sea francés, lo sabrá mi esófago de barret

    hoy ocupo un ventilador para cruzar el desierto, y otro ventilador si deseo llegar fresco

    si deseo no llegar empapado de sudor, a vender mi vida entera por unos cuantos pesos

    el benito juarez de los billetes dice que el respeto al derecho ajeno no conoce mi paz

    en el edén un pejelarto me anunciaba la premonición de un régimen totalitario

    una dictadura tabasqueña, “ven ven ven” la canción por todas partes y que tabasco es un edén

    estoy engordando en el mismo nivel absurdo en el que un mosquito podría succionarme

    devorarme parte por parte sin ser atragantado, mis ojos desorbitados quieren relucir que ven

    veo un poco más allá del nuevo régimen que he encontrado en el nuevo desierto sofocado

    el profesionalismo es una dicción penumbra y regorgueta que desespera la osadía de los colmos

    incluso podría celebrar un fraude con unas méndigas migajas con la que alimentan los perros

    ignorantes, grotescos, sin modales, degustan de ser perros y perseguir su premio, el de merecer

    pues cada quien recibe ni más ni menos, lo que merece y en medio de esto me pierdo

    carezco de sentido, no entiendo de nuevo divagando en la perdición pero ahora mis ojos

    sangran, se desvelan y heridos de estar abiertos veo oscuro el sentido y la importancia de las cosas

    ya no soy el mismo definitivamente, definitivamente no tengo diarrea por tragar pez en cárdenas

    poseo un precancer por analizar tendencias, proyectar errores materiales y pensar en números

    tengo espíritu de gotero y no poseo nada, no soy dueño de nada y no alcanzo lograr un guarrido

    quisiera unos dientes de oro para morder el tipo de cambio y el mercado de derivados

    quisiera comprar una acción de apple y otra de amazon para burlarme en el futuro de su vpn

    josé ignacio se ha ido y a veces sueño con él, lo extraño pero abrazo más el dolor que me causó

    cuando recuerdo el dolor comienzo a sentir que soy otro, que no hay una franja pintada en el piso

    tengo que volar la barda de nuevo, si me ponen el pie de nuevo lo brincaré, así soy yo

    no me gusta pisar lo pisoteado, no me gusta escuchar lo mismo todos los días

    me enfada, me aburre, me laxa releerme, me defeca saber que sigo imaginando y creyendo

    tendré que filtrar las cuartadas de la locura y de las leyes máximas de las dealidades

    quizás ocupe un puro y una copa de whiskey mientras me ve un indigente para cargar mi karma

    o curtir un limón con carbonato y esperar que se ponga negro mientras llueve

    y es que la amargura se transpira en la polaridad y en la insistencia de cantar, de reir y no parar

    quisiera ya liberarme de mis demonios del desierto y saborear la dulzura de cantar un jazz

    dubiridu, scubidubah… tu bahh tu bahhh scudibidu du da bu di ri diridiri baahhhh

    es la sutileza de un mimo cuando se disfraza y con magia es el bufón más autentico

    y el dramaturgo de la poesía convierte mi desesperación de no haber preparado un nido como tal

    cual fracaso de la naturaleza y la infantiles de mi inmadurez me pinta del verde más fuerte

    para gritar que soy un bebé llorón, soy una bomba de tiempo en el mundo cambiante

    soy un patético montículo de excremento pero además soy un avión estrellado con la realidad

    así resumo con mis dotes de mediocre escritor, soy padre, soy papá, tengo un hijo






    "A pesar de la inmensidad del universo, siempre vivimos un mundo increíblemente pequeño"

    -Alan Cuadrado-
     
    #1

Comparte esta página