1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Preludio del neurocentrismo

Tema en 'Prosa: Filosóficos, existencialistas y/o vitales' comenzado por Mr.Hellmet, 1 de Enero de 2018. Respuestas: 2 | Visitas: 198

  1. Mr.Hellmet

    Mr.Hellmet Poeta recién llegado

    Se incorporó:
    19 de Mayo de 2016
    Mensajes:
    227
    Me gusta recibidos:
    154
    Género:
    Hombre
    Hace un tiempo que se apareció ante mi mente una idea la cual, no solo acepte con bastante entusiasmo y expectación, pues me parecía muy coherente he incluso obvia (dejando de lado algunas ideas que mi idiosincrasia personal rechaza de por si, como idealismos o teísmos), sino que además utilicé para construir gran parte de mis reflexiones y razonamientos sobre ella. Esta escueta proposición dice así:

    Todos los elementos constitutivos de la psique tienen una base neurológica.

    ¿Qué quiere decir esto? Que todos los fenómenos de la experiencia consciente e inconsciente de un sujeto: sus emociones, sentimientos, ideas, recuerdos, gustos, su carácter y en definitiva, todo lo que es a nivel mental, deriva de una estructura material: El sistema nervioso central.

    Como ya he dicho, creo que es una proposición bastante aceptable y coherente, a la cual solo podrían oponersele un par de objeciones:

    -Alguna objeción de corte teológico, de que la mente es parte de un alma inmaterial y por tanto no depende del cuerpo. Pero este tipo de objeciones, viniendo de las corrientes que sean: Cristianas, budistas, teistas y demás escuelas de pensamiento que afirmen la existencia de un alma inmaterial, entran fuera de mi consideración debido a mis propias creencias, pues yo no creo en la existencia de ningun tipo de energía y ente suprasensible, para mi todo es cuerpo, y eso creeré mientras se demuestre lo contrario (cosa que las citadas corrientes no han conseguido, ya que casi todas se fundamentan sobre la noción de "fe")

    -La segunda objeción que se podría hacer seria acerca de la naturaleza de la psique, diciendo que esta puede ser una entidad inmaterial desligada del cuerpo, un dualismo cartesiano donde mente y cuerpo, aunque se interrelacionen entre si, son al fin y al cabo, sustancias diferentes. Esto nos lleva a una consideración ontológica de la psique ¿Qué es la psique? Lo sabemos muy bien, pues no solo tenemos una, sino que además somos una, nosotros somos nosotros en la medida en que somos conscientes de ello, el cogito ergo sum se nos presenta en su máximo explendor. Pues pensemos, ¿Qué es la mente? No queremos ponernos muy técnicos, pero creo que todos convendremos en que en la mente ahí ideas, recuerdos, intenciones, idealizaciones y una multitud de elementos y funciones que se estructuran en ellas para configurarla. Contemplando estos elementos y reflexionando sobre su naturaleza nos surge esta pregunta ¿Estos “objetos” que pueblan mi mente, existen realmente, como me parece existir el mundo externo, o son resultado de un conjunto de neuronas, como la proyección lo es de un proyector?

    Este debate no es algo que se pueda resolver en diez ni el diez mil paginas, es un debate que ha marcado la historia del pensamiento desde sus orígenes, y no esperamos darle respuesta definitiva aquí. Platon vs Aristoteles, La polémica de los universales en el medievo, la antítesis idealista/materialista, la disputa por la cuestión ha sido larga, tediosa y no podemos asegurar que pueda resolverse. Lo que si que parece es que, en los últimos tiempos la respuesta se ha inclinado más por el lado de que estos elementos de la psique, no tienen una existencia objetiva, sino que son producto de unas estructuras fisiológicas. Los grandes avances en neurología ( y los pocos avances en las corrientes filosóficas o esotéricas que defienden los contrario) que cada vez va descifrando mayores secretos del cerebro y de como este se encarga de nuestras facultades mentales, hacen que yo me incline por esta idea materialista, a saber, de que toda explicación de la conducta tiene una fundamentación neurológica.

    Una prueba muy fuerte de esto es un tema del que hablare en otro escrito, lo que yo llamo la reducción neurológica de las ciencias sociales: Neuroeconomía, neuroética, neurosociología, nueropsicología y una larga lista de disciplinas que estudian la conducta de los individuos que están subordinando sus estudios al campo de la neurología, algunos alcanzando resultados increíbles. Esto quizá no garantiza que la mente sea exclusivamente producto del cuerpo, pero si que tienen una relación muy estrecha, y en vista de la poca fuerza que, a mi parecer, tienen los argumentos que defienden la diferencia ontológica entre mente y cuerpo, frente a la fuerza y coherencia que afirman lo contrario, yo me decanto por estos últimos.

    ¿Qué consecuencias podemos sacar de aquí? Aún es pronto para poder asegurar nada, es un campo nuevo donde aún queda mucho por descubrir, pero aceptando la idea propuesta en el texto y viendo como se esta produciendo una reducción neurológica de las ciencias sociales, creo poder afirmar que nos acercamos a una época “neurologista” en el campo de las ciencias sociales, de la misma forma que se produjo a principios del S.XX un periodo “fisicalista” donde se consideraba a la física como la ciencia por excelencia, gracias a los avances del relativismo y la teoría cuántica. Se tratara de explicar todo fenómeno que implique sujetos cognoscentes mediante estudios neuronales; el individuo se reduce a la neurona.


    Seguiremos hablando de esto mas tarde, pero la parte teorica es solo la punta del iceberg, pues de ser cierta la idea del texto (y yo creo firmemente en ella) ¿Qué implicaciones tendría?

    Es imposible pensarlo: Modificaciones cerebrales, implantes neurológicos, control de emociones, de recuerdos, de ideologías, de las regiones del cerebro que producen placer, dolor, la posibilidad de, conociendo la base material de la conciencia, las estructuras neuronales, poder conectarla a otro cuerpo o incluso, a una red. Se viene una buena época para los transhumanistas.
     
    #1
    Última modificación: 1 de Enero de 2018
    A dragon_ecu le gusta esto.
  2. dragon_ecu

    dragon_ecu Esporádico permanente

    Se incorporó:
    15 de Abril de 2012
    Mensajes:
    6.729
    Me gusta recibidos:
    4.683
    Género:
    Hombre
    El acercamiento de la neurología y sus afines como el comportamiento conductual de Marston, o su relación a la economía como el reciente nobel de Thaler, dan indicación que la ciencia poco a poco va dejando su sesgo de especialización y se enlaza a otras disciplinas.
    No en balde uno de los mayores avances médicos (el TAC) fue el desarrollo de un ingeniero electrónico sobre bases matemáticas en el manejo de imágenes radiológicas. O sea la suma de diversos desarrollos científicos en campos diferentes.

    Si a esto se suma la posibilidad (todavía no comprobada) de transplantes de cabezas humanas... dan a notar dos posibles escenarios futuros.
    Un retroceso por cuestiones morales (o religiosas).
    Un avance echando abajo las cuestiones morales anteriores.

    Ya en el pasado Mary Shelley expresó esos miedos en forma de novela (el moderno Prometeo o mejor conocida como el monstruo de Frankenstein), tomando justamente esa misma lucha basada en la mitología griega.

    Los avances son muchos, pero los temores se siguen repitiendo cada año.

    Por cierto FELIZ AÑO NUEVO.
     
    #2
    A Mr.Hellmet le gusta esto.
  3. Mr.Hellmet

    Mr.Hellmet Poeta recién llegado

    Se incorporó:
    19 de Mayo de 2016
    Mensajes:
    227
    Me gusta recibidos:
    154
    Género:
    Hombre
    Una reflexión muy buena amigo Ecu, sobre los aspectos morales que atañan a estos descubrimientos. No por nada una rama de la neuroetica se encarga de estudiar los beneficios y perjuicios de los descubrimientos del funcionamiento del cerebro y de hasta que punto nos es licito su uso.
    Yo, por mi parte, si que veo unos cuantos problemas eticos en este tipo de estudios y no solo eticos, tambien exisitenciales. Si resulta que al final no somos más que un agregado de neuronas especializadas, que funcionan mediante una carga electrica, al igual que una maquina ¿No estamos matando asi toda nuestra trascendencia? Todos esos conceptos, que muchos supersticiosos o exotericos utilizan, como alma, espíritu, energía, otro mundo, quedarían desacreditados, el hombre pierde así toda su dimensión trascendental y se sumerge de cabeza en la materialidad.
    La reflexión moral es aun mas truculenta, si descubriésemos como controlar los elementos de la conciencia ¿nos seria licito hacerlo? Hace poco salio una noticia que este año, unos investigadores en la universidad del sur de california habían conseguido, por primera vez, mejorar en un 30% la memoria de una serie de participantes mediante el implante de un mecanismo electrónico en el hipocampo.
    En principio yo no creo que nadie tenga nada en contra del uso terapéutico de estos dispositivos, al igual que se usa un marcapasos para emular el correcto funcionamiento del corazón. El problema viene cuando nos planteamos usar estos dispositivos en gente sana, con el objetivo de mejorar sus capacidad naturales ¿Podemos hacer esto? Yo aquí me decanto un poco por la idea transhumanista de que es licito hacer algunas mejoras en nuestro organismo con tal de mejorar algunas de nuestras capacidades, como la cognitiva. Si durante siglos Hemos estado adaptando el medio externo a nuestros intereses, es posible que este llegando la hora de mejorar tambien el interno, si hasta ahora nuestra evolución ha venido determinada por factores externos a nosotros, como la selección natural o las mutaciones arbitrarias del genoma ¿Por qué no ser nosotros mismos, teniendo los datos y la capacidad suficiente para ello, los que dirijamos la dirección y forma de nuestra evolución? Todo esto que esta saliendo en las noticias de IAs super potentes basadas en redes neuronales, ganando a jugadores que levan años jugando al ajedrez o al go con tan solo unos meses de páctica, indica algo que Nunca antes había pasado en la historia conocida: Otro tipo de ente exhibe capacidades cognitivas muy superiores a las nuestras. Cierto que alguna especie de primate rivaliza con nosotros en cuestiones de memoria y demas, pero aqui hablamos que capacidades mentales superiores, combinación formal de simbolos, formar estrategias... nuestras propias capacidades cerebrales no pueden igualar algunos aspectos de las IAs que ellas mismas han creado, y eso parece demostrar que se están volviendo insuficientes para satisfacer las necesidades explicativas del mundo que nos rodea, conforme más avanza el conocimiento más dificil resulta seguir avanzando, es posible que en cierto momento necesitemos de arreglos mecanicos, al igual que nos valemos de brazos roboticos para trasportar pesos.
    Creo que uno de los grandes valores del ser humano es que es un ser instrumental, capaz de instrumentalizar los elementos del mundo natural para conseguir sus fines y que, lo queramos o no, los implantes neuronales son un paso necesario en el futuro, habra que ser muy cauto, evitando posibles problemas como la creacion de una tecnocracia o de posibles daños a la larga en el cerebro, pero creo que acabara llegando.
    La gente ultimamente habla mucho de las IAs, su posible desarrollo en el futuro y el peligro que puede suponernos. Para mí la unica IA del futuro que merecerá verdaderamente la pena será, en verdad, un cerebro.

    Igualmente, Feliz año!
     
    #3
    Última modificación: 2 de Enero de 2018
    A dragon_ecu le gusta esto.

Comparte esta página