1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Puchero roto

Tema en 'Prosa: Amor' comenzado por heroeabsurdo, 30 de Mayo de 2019. Respuestas: 0 | Visitas: 290

  1. heroeabsurdo

    heroeabsurdo Poeta recién llegado

    Se incorporó:
    29 de Enero de 2019
    Mensajes:
    39
    Me gusta recibidos:
    33
    Incapaces de dejarnos, comenzamos a dormir más temprano, deseando soñar lucidamente para interpretar el papel de fonambulistas vendados.

    Tambaleándonos en las cuerdas de los recuerdos que conservamos intactos; cayendo solo para escapar el uno del otro, como si ya no significara nada una noche juntos.

    Nos disfrazamos con las caras que solíamos tener.
    Esas...
    Las que no delatan capítulos inconclusos.

    Buscamos pelucas, maquillaje barato y una que otra prenda olvidada, usada y maltratada.

    -------------------------- o --------------------------

    Al caerse las máscaras que llevábamos, nos vimos el uno al otro, una vez más, como si nuestra anatomía fuera tan frágil como cristal.

    A la mañana siguiente salí hacia el pacífico, carretera 27 y el viento entrando por la ventana del coche de dos puertas, en el cual ya no nos perdemos, porque no estás aquí para distraerme.

    Me detengo...

    A la orilla del río donde te dije que te amaba la primera vez, y maldigo al suelo que piso por cuanto me hizo perder.

    En acto fútil incinero las maletas que venía cargando, tus fotos ahora ceniza, se quemaron tan rápido como tu amor por mí.

    -------------------------- o --------------------------

    Incapacitada la frustración, se acerca una ola de nostalgia tratando de hundir mi bote de papel; construido con las cartas en las que juraste que siempre estarías conmigo.

    Cae la noche y observo como las estrellas marcan caminos que se distancian de tu ya indistinguible sombra, llevándose también las despedidas a medias.

    Curada la melancolía, me arrojo al caudal de los días no vividos, y las palabras de Santi ya no me quiebran como antes.

    -------------------------- o --------------------------
    Zarpé a la orilla de una cabaña olvidada entre montañas, la cual, sospecho... está tan sola como yo.

    Dentro de la casita encontré un manual de instrucciones lleno de polvo y un mapa de cuerpos celestes que parece susurrar palabras que no comprendo.

    Al rededor se vislumbra un tesoro de chatarra y mi futuro que es ahora presente.



    /////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

    Pueden seguir mi cuenta de poesía en Instagram: @absurdopoeta



     

    Archivos adjuntos:

    #1

Comparte esta página