1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Si el Sol se acaba un día, nos queda la poesía

Tema en 'Poemas Filosóficos, existencialistas y/o vitales' comenzado por frank_calle, 29 de Abril de 2019. Respuestas: 1 | Visitas: 182

  1. frank_calle

    frank_calle Poeta adicto al portal

    Se incorporó:
    8 de Octubre de 2018
    Mensajes:
    1.143
    Me gusta recibidos:
    1.123
    Género:
    Hombre
    (Hipotética reflexión sobre el origen de la poesía primitiva)

    Cada nuevo día el Sol nace y se pone
    haciendo de los días noches
    en una continuidad eterna
    que solo los humanos podemos comprender
    porque sabemos que el Sol no se ha ido
    ni el mar jamás lo tragaría.


    Pero no siempre fue así.
    Ni siquiera milenios hace
    que el hombre europeo descubrió
    que la Tierra no era plana,
    descubriendo de paso
    que sin sentido común
    no somos nada.


    ¡Qué gran misterio para aquellos tiempos!

    Cada nuevo día un nuevo Sol nace
    a los ojos del hombre primitivo.
    ¿Qué podría pensar
    viendo que cada nueva tarde
    en los límites supuestos de la Tierra
    o de las aguas del inmenso mar,
    el Sol de cada día desaparecia?


    ¿Cuántos soles quedarían?
    Vivir cada día sin saber qué pasará mañana…
    ¿Qué pasará después…?
    Imaginemos por un instante que somos
    hombres primitivos.
    (¿y ya dejamos de serlo…?)


    Pensemos…

    Acostarse cada día sin saber
    si hemos visto por última vez el Sol,
    (como le ocurre al fallecido)
    el Sol que adoramos porque es un Dios.
    ¿Es que acaso puede acabarse un Dios?
    ¡Terrible dilema para un hombre que apenas nacia!


    Ser o no ser... desde los tiempos de las cavernas,
    desde el comienzo que algunos hoy añoramos,
    porque añoramos la ingenuidad de lo que fuimos,
    cuando cazar o matar era razón de subsistencia
    y no por simple placer humano.


    Quizás de esa terrible realidad desconocida,
    del ser o no ser,
    inmerso en la soledad de la oscura noche eterna,
    nació el primer poeta,
    buscándole un sentido a la vida sin Sol,
    acaso como primera metáfora de la existencia humana,
    sin la belleza de las flores que adornan los días,
    pero con una Luna, que a su juicio primitivo,
    existiría por siempre,
    y en ausencia del Sol, siempre amada,
    como único asidero del amor que nos da la vida,
    en una eterna y siempre bella madrugada.


    Frank Calle (29/abril/2019)
     
    #1
    Última modificación: 29 de Abril de 2019
  2. frank_calle

    frank_calle Poeta adicto al portal

    Se incorporó:
    8 de Octubre de 2018
    Mensajes:
    1.143
    Me gusta recibidos:
    1.123
    Género:
    Hombre
    Atendiendo sugerencias se hicieron modificaciones en el título y en dos estrofas.
     
    #2
    Última modificación: 29 de Abril de 2019

Comparte esta página