1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Tres anécdotas (ficción)

Tema en 'Leyendo en voz alta, solo prosas' comenzado por dragon_ecu, 27 de Noviembre de 2017. Respuestas: 3 | Visitas: 236

  1. dragon_ecu

    dragon_ecu Esporádico permanente

    Se incorporó:
    15 de Abril de 2012
    Mensajes:
    6.022
    Me gusta recibidos:
    3.848
    Género:
    Hombre
    https://soundcloud.com/ryusuke-ishikawa/tres-anecdotas



    Comentando sobre lo que es el amor, contaré estas tres anécdotas

    ---------------------------------------------------------------

    Una vez una moza se me acercó, con cara de interrogante en sus entrañas.
    - Oscar - me dijo. - Responde. … ¿Qué sentirías por una mujer después de haber estado con ella?

    Tragué saliva y medí mis palabras.
    - Yolanda - le llamé.
    - Yo sentiría por una mujer, después de tenernos, lo mismo que sentía antes de acostarnos.

    Noté su mirada helada enfriar cuanto miraba.
    La realidad dolorosa le caló más allá de lo que pensaba oír.

    Un latido de corazón golpeó con fuerza su vientre, un latido silente callado... secreto.

    Yo intuía lo que sucedía sin saberlo, así que... debí aclarar.
    - Yoli, si antes le amaba, le seguiré amando.
    - Si antes le deseaba, le seguiré deseando.
    - No puedo decirte que sea incorrecto o que esté mal. Que el hombre no aprecie el valor de una entrega, porque por desgracia el hombre no mide lo que la naturaleza no le enseñó a medir.
    - El hombre solo sabe de sudores y esfuerzos. La mujer conoce... desvelos y lamentos
    - El hombre sabe de triunfos y fracasos, la mujer conoce de alegrías y quebrantos.
    - Así que.. . no pidas que el hombre vea agrandado en sí mismo, lo que ella le ha entregado.
    - El hombre seguirá siendo lo que es, no cambiará.
    - La mujer cambiará de ser a lo que fue, y a lo que será -.

    Ella soltó el llanto y al fin confesó. - Me entregué a él, pensando tontamente que... así retendría al otro -.

    Retrocedí torpe, asustado , imbécil. - ¿Qué hay un tercero acaso? -

    - Si - dijo ella, - y tú le conoces, lo ves a diario -.

    - Pero tan tonto es el imbécil que no se da cuenta de tu cariño. -

    - Si - me dijo. - Eres tan tonto.

    ---------------------

    La segunda anécdota retoma la continuación de la escena, años después.

    Me le acerqué despacio por detrás, para no asustarle, pero ella ya sabía íntimamente quién era... que se le acercaba.
    Y directa como es, me llamó.
    - Oscar, déjate de jugar y ven, ¿qué quieres decirme? -

    - Nada, solo que el tiempo me ha dado una respuesta más completa a lo que una vez me preguntaste. -

    - Habla pues y sé claro. Deja ya de dar vueltas a las palabras, que por rebuscarlas, nunca me las dijiste, ni supiste oírmelas. -

    - Bueno, que el hombre sentirá por quién se le entrega, lo mismo que sentía antes de ese instante, será verdad. Siempre que el hombre no valore la entrega por lo que es, y deje de lado que una entrega sin condiciones, no es una entrega vacía... sino la entrega de una vida.

    Regresó a verme, con los ojos llenos de cristales líquidos de furia... - ¡ tonto ! - y se marchó.

    ----------

    La tercera anécdota sucedió hace menos de un año, mientras recorría las calles de piedra de una Atenas en mi tierra.

    Me llega el mensaje de un aparato del demonio, no lo leo en seguida, pero me late que es grave.
    Reviso luego y encuentro la noticia que leí y... me dio la razón.

    " El esposo de Yolanda, está muerto. Ella está ahora llorando su pérdida, y el único de la familia cerca de las salas del velorio, eres tú... en esa ciudad ".

    Tragué saliva. Debo representar a mi familia, y debo consolar a los deudos.

    Al llegar... la madre llora. El padre balbucea, los hijos imploran.... y la viuda solo seca, cada media hora, la salada lágrima que le resbala por su pálida mejilla.

    Me ve. Enciende sus luces de rojos faroles en los ojos de dolores.
    Se me acerca, me grita - ¡ TONTO ! - y cae en mis brazos.

    Hace ya tres meses la dejé en brazos de su familia, pidiendo perdón por mi imprudencia, y tragándome el error de mi ignorancia.
     
    #1
    Última modificación: 27 de Noviembre de 2017
    A Mateo Dm, Azalea, Damari y 2 otros les gusta esto.
  2. homo-adictus

    homo-adictus x __ x

    Se incorporó:
    27 de Marzo de 2015
    Mensajes:
    2.145
    Me gusta recibidos:
    2.791
    Género:
    Hombre
    Muy buenas las historias-sorpresa que presentas amigo, con buenas metáforas intercaladas, interesantes de principio a fin. Saludos.
     
    #2
    A Mateo Dm y dragon_ecu les gusta esto.
  3. Damari

    Damari Poeta que considera el portal su segunda casa

    Se incorporó:
    23 de Septiembre de 2008
    Mensajes:
    3.682
    Me gusta recibidos:
    1.323
    Género:
    Mujer
    Interesante escrito de amor no correspondido.Un saludo cordial y feliz año nuevo 2018.
     
    #3
    A dragon_ecu le gusta esto.
  4. Azalea

    Azalea Poeta fiel al portal

    Se incorporó:
    21 de Agosto de 2018
    Mensajes:
    891
    Me gusta recibidos:
    699
    Género:
    Mujer
    Totalmente tonto!! Un gusto escucharte, poeta. Buenas las anécdotas. Saludos
    Azalea.
     
    #4
    A dragon_ecu le gusta esto.

Comparte esta página