1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Un momento

Tema en 'Prosa: Obra maestra' comenzado por SHERIDAM, 11 de Septiembre de 2019 a las 11:46 PM. Respuestas: 0 | Visitas: 33

  1. SHERIDAM

    SHERIDAM Poeta recién llegado

    Se incorporó:
    2 de Septiembre de 2010
    Mensajes:
    209
    Me gusta recibidos:
    139
    Género:
    Mujer
    Tú de nuevo robando mis sonrisas y yo
    sin temor a regalartelas...

    El vino alentando mi garganta para besar tu alma violeta,
    Para dejarme guiar por tus labios presurosos
    como pompas que danzan en el aire,
    con la magnifica manera que tienes de besarme.

    Te lo he dicho todo.
    Te dije el color que me gustaba,
    el aroma que estremece mi alma,
    el sueño inalcansable que anido en mis quereres,
    el tiempo que se ha ido
    y el silencio que remiendo.

    Te quiero confesar que desbloquee mis ganas de besarte
    y tu boca no se resistió a mí paso.

    Un momento....
    Antes de ser inconciente y levitar en tu regaso,
    observa la realidad como se ve desde está esquina,
    cómo a tu paso la euforia grita,
    el atrevido sol toca mi piel
    y pierdo todas ganas de alejarme.

    Te he dicho que el silencio agolpa mis sentidos?...
    no es cierto...
    el grito de tus ojos los refugian impidiendo un quebranto.

    No me atrevo a precisar en el futuro,
    es lúgubre,
    casi sombrío si pretendo desifrar lo que me espera.
    En su lugar el presente me acompaña,
    de su mano paso a paso como a un ciego es mi guía
    y a pesar de tal angustía al no saber lo que me espera,
    no reparo en aceptarlo.

    No he contado los caminos,
    sin embargo preciso los finales;
    uno a uno....
    en cada despertar en que te pienso
    y en cada atardecer en que te pierdo solo el recuerdo me acompaña.

    Un momento...
    Deja de anidar tu semblante aventurero en el ámbar de mis días,
    me estás acongojando los temores
    y el tabú de mirarte se resbala en el olvido.

    Un momento vasto para despedirme de ella,
    de la otra que en el espejo me gritaba, que reprochaba mis sentires y me tildaba de poca dama.

    La perdí en el pequeño espacio en el que la noche la traía,
    la colgue del mismo perchero del que colgue la angustia y la fé en la iglesia ... suena barbaro pero es sincero.

    El vino también alienta mis eufórias,
    mis palabras danzan en mi boca sin premisas,
    sin la más mínima voluntad de abandonarte.

    Me quedaré plasmada en tu presente
    y que la suerte se arriesge de cabeza en el futuro,
    aunque solo me regales
    un momento.
     
    #1
    Última modificación: 11 de Septiembre de 2019 a las 11:51 PM

Comparte esta página