1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Una llamada muy especial, cuarenta años después

Tema en 'Prosa: Filosóficos, existencialistas y/o vitales' comenzado por elbosco, 2 de Enero de 2017. Respuestas: 3 | Visitas: 348

  1. elbosco

    elbosco Poeta fiel al portal

    Se incorporó:
    26 de Septiembre de 2011
    Mensajes:
    706
    Me gusta recibidos:
    287
    Género:
    Hombre
    –Hola Fer
    –¡Hola Fernandito!
    –¿Dónde estás?
    –En tu futuro claro, ¿dónde más? A punto de empezar 2017 ¿y vos?
    –Acá en 1977, preparándonos para la cena de fin de año en el garaje de casa. Mamá está poniendo los platos y ensaladas sobre la mesa de ping-pong. Vinieron Nora y Luís, y Lolo, que está preparando una parrillada con asado, vacío, molleja, chorizo, morcilla y no se qué más. Papá puso un disco de Paul Muriat en el combinado, a todo volumen (no lo soporto), antes estuvo escuchando a Waldo de los Rios, Frank Porucel, Ray Coniff y esa canción de Joe Dassin que tanto odiamos.
    –Ja ja ja, qué lindo. Si, "L'ete Indien" la recuerdo muy bien, pero ¿sabés qué?, ahora me encanta esa canción, no se, tal vez porque me sabe a recuerdo, me hace acordar a papá.
    –¿Qué?, ¿no está papá con vos?
    (Silencio)
    –Che... contestame... ¿No está papá?
    –No, sabés Fer, papá... Hace tiempo que papá no está con nosotros. Papá está con Dios. Pero no hablemos de eso, no me quiero poner triste
    –¿¡Pero cómo!? ¿Cuando...?
    –No me preguntes Fernandito, hay cosas que más vale no saberlas. Las vas a tener que vivir, pero no te preocupes, vas a salir adelante. Solo puedo recomendarte que no seas orgulloso y que perdondes siempre a todos.
    –Bueno... lo voy a tener en cuenta... ¿Al menos estás con mamá?
    –Ay, ay... Mamá se nos fue en 2015 y...
    (Silencio)
    –Che... me estás matando con estas noticias. No se para qué te llamé. Abuela y Lolo seguro no están ¿no?
    –No
    –Bueh... Pero contame de vos... a qué te dedicás, ¿dónde vivis? ¿te casaste? ¿tenés hijos?
    –Estoy casado y soy feliz. Me casé con una mujer excepcional, y tenemos tres hijos maravillosos, sanitos, muy sensibles, inteligentes.
    –¿Y me va a ir bien en el futuro? ¿voy a ser feliz?
    –Ay... Fernandito... si che, vas a ser feliz, pero la vida no es todo felicidad, vas a atravesar muchas pruebas, y nada te va a ser indiferente, vas a tener que vivir con aplomo. El mundo donde vivo es muy complejo y muchas cosas están bastante difíciles.
    –¿Entonces no es cierto que en el futuro todo va a ser mejor?
    –Hay cosas que mejoraron y otras empeoraron. El problema es que lo que empeoró, empeoró mucho y algunas ya no tienen marcha atrás. Como que estamos en un camino sin retorno, y hay mucha incertidumbre.
    –¿Pero estás contento con tu vida? ¿Cumpliste mis sueños? ¿Sos astronauta?
    –¿Sabés una cosa? Uno va viviendo y aprende que los mejores sueños se van construyendo a medida que crecés, y algunos van cambiando. De pronto pasan cosas que te cambian la perspectiva, las prioridades y los intereses. Cosa buenas, como cuando te nace un hijo, y cosas tristes, como cuando se nos van los papás, o los abuelitos. Son vivencias que hay que atravesar y por eso tenemos que ser fuertes, humildes, y pedir a Dios que nos de fuerza para seguir. Y los sueños, como te dije, fueron cambiando. Pero quedate tranquilo que vas a poder cumplir muchos, más de los que te imaginás, y muchos que ni siquiera sabés que tenías.
    –No me deja muy tranquilo lo que me decís.
    –Bueno, pero qué esperabas... me llamás a mitad de mi vida, estoy cerca de los cincuenta. La vida es maravillosa, pero no es un campo de rosas, más bien es un campo de batalla... Pero vos sos un guerrero, no te preocupes que vos naciste para batallar.
    –Parece emocionante, pero me seguís dejando intranquilo. Contame un poco más ¿Cómo andan Cecilia y Pablito?
    –Ceci bien, está en pareja, feliz, trabaja mucho y le va bárbaro, es muy inteligente. Ella no tuvo hijos, se dedicó con mucho esfuerzo a su vida profesional, le tocó sufrir muchas cosas, pero ella también es una guerrera y salió adelante. Pablito tiene una empresa, le va muy bien, tiene muchos autos, le gusta coleccionar autos.
    –¿Autitos de colección? Te acordás lo que hizo con nuestros autitos ¿no? Te acordás ese día que volvimos del colegio y nos encontramos con que jugaba a tirarlos a la vereda? Nos perdió los mejores, el Citroen 3CV, el Falcon, el Torino...
    –Si, me acuerdo... el muy turro..., pero no, no colecciona autitos de juguete, sino autos de verdad, autos viejos, tiene 7 u 8 autos...
    –Y Pablito ¿no se casó? ¿no tiene hijos?
    –No, está soltero
    –¡Así que nosotros somos los únicos de los hermanos que tuvimos hijos?
    –Bueno no en realidad, tenemos dos hermanos más, que vos aún no conocés, y ellos tienen hijos, después de Pablito nació Mariana que tiene un hijo y luego Diego, que tiene dos hijos.
    –¡Guau! ¡increíble! ¡Nunca imaginé que iba a tener tantos hermanos!
    Che, y nosotros ¿cuántos autos tenemos?
    –Solo uno, pero está buenísimo y lo usamos mucho. Es una camioneta tipo Combi, y además también tenemos una lancha, una canoa, muchos kayaks...
    –Pero qué, ¿vivimos en una playa?
    –No, en una isla, en el Delta, y está buenísimo
    –¿En el Delta? Uhhh... no me gusta mucho el Delta... Nunca me dan muchas ganas de ir cuando papá nos lleva a pasear en su lancha...
    –No te preocupes que cuando seas grande te va a encantar. Además la ciudad cambió mucho, Buenos Aires no es lo que era, es un loquero, y Martínez también cambio mucho, ya no daba para más.
    Pero contame un poco vos... ¿qué están haciendo ahora mismo?
    –La abuela tiene a upa a Pablito, le quiere hacer comer una rosquilla de anis, pero Pablito no quiere. Mamá está poniendo la mesa, muy contenta, cada danto viene y me da un beso, y me dice que deje de jugar con el teléfono viejo y la ayude... No sabe que estoy hablando con vos, jeje... Papá está charlando con Lolo mientras hacen el asado, hablan de política, de los militares, de los radicales y los peronistas... parece que no están muy bien las cosas
    –No... ya lo se... ya lo se... Escuchàme Fer, hacème un favor... es muy especial, y no tengas vergüenza de hacerlo. ¿Me lo vas a hacer? Es muy importante.
    –Dale, pedíme.
    –Quiero que vayas donde está papá, y le pidas que te alce, y cuando te alce, abrazalo fuerte y dale muchos besos y acercate al oido y decile esto: "Viejo, no sabés cuanto te quiero y te admiro, no importa lo que pase en el futuro, acordate que siempre vas a ser mi héroe, y sabé perdonarme por ser tan cabeza dura. Te quiero muchísimo"
    Luego pedile upa a mamá, dale muchos abrazos y besos y decile esto en el oido "Vieja, no seas tan cebeza dura, porque yo soy igual a vos, y si uno de los dos no cede nos vamos a romper la cabeza. Te quiero siempre, incluso cuando esté enojado con vos, nunca voy a dejar de amarte".
    ¿Te vas a acordar de todo?
    Hola Fer... Hola... ¡Hola!, ¡Hola!, ¡Fer! ¿me escuchás? Yo no te escucho. ¡Llámame otra vez! ¿Me escuchás, Fernando? Fernandito, ¡llámame otra vez! por favor... por favor... decime si me escuchaste... llámame...

    ---
    Fernando M. Sassone
     
    #1
    A Rosario Martín y Uqbar les gusta esto.
  2. Uqbar

    Uqbar Moderadora de Filosóficos. Miembro del Equipo Moderadores

    Se incorporó:
    21 de Febrero de 2013
    Mensajes:
    7.340
    Me gusta recibidos:
    3.406
    Género:
    Mujer
    Tengo la sensación de que algunos perdieron mucho en el camino...
     
    #2
    A elbosco le gusta esto.
  3. elbosco

    elbosco Poeta fiel al portal

    Se incorporó:
    26 de Septiembre de 2011
    Mensajes:
    706
    Me gusta recibidos:
    287
    Género:
    Hombre

    Tristemente...
     
    #3
  4. Rosario Martín

    Rosario Martín .

    Se incorporó:
    21 de Agosto de 2007
    Mensajes:
    9.364
    Me gusta recibidos:
    3.167
    Género:
    Mujer
    Qué maravilla, compañero,me emocioné
    y hasta tarareé esa canción de Joe Dassin
    que no le gustaba a Fernandito.
    No me importaría recibir una llamada de Rosarito
    para darle unas cuantas recomendaciones
    y ya de paso un abrazo,igual algún día...
    Gracias, Fernando,ha sido un placer de lectura
    en todos los sentidos.Feliz año
     
    #4
    A elbosco le gusta esto.

Comparte esta página