1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. Fiesta de amores

    No hay campos floridos
    se secaron en el otoño de mis oquedades.
    No hay almas que abracen versos cansados
    No hay sentencias de amarse eternamente
    Por qué no existieron…
    Quedó huérfano el labio,
    nadie vino a calmar su hambre.
    Llovieron amapolas en mi vientre
    la noche de tu adiós
    sólo quedó un pensamiento olvidado
    en una noche de invierno,
    sin luna llena.
    Brindo con champán
    por los buenos tiempos,
    lloramos soles y abrazamos lunas,
    que nos bañaron de amor.
    Había amanecido y tú me abrazabas,
    como se abraza el día,
    día de regocijo, día de fiesta
    para nosotros
    Que siempre teníamos ganas de tenernos.
    Juntábamos las ganas
    de amarnos sin condición,
    Soñamos vivirnos, bebernos con besos.
    fue siempre así, tú para mí, y yo, para ti…
    Tú eras pasión y me envolvías en ella,
    Había fiesta de amores en noches de sol.
    Días de lluvias de tanto querernos,
    de tanto amarnos, de día y de noche,
    juramos tenernos mil vidas.
    Juramos amarnos en está vida y en la otra.

    Alicia Pérez Hernández… México
    -No es la pluma la que escribe, es el alma-
    Todos los derechos reservados©

    12743854_10201329426193347_5482479005679705678_n.jpg
  2. Paraíso de amor


    Desperté en el paraíso

    de tu cuerpo

    y sutilmente me mecías,

    éramos nido acurrucado

    en el árbol de la vida.


    Fruta madura de manjar

    Comía, saciando mi hambre

    de amor en tus ramas,

    mecida de pasión y deseo.


    Abrazamos la grandeza

    y la fuerza que del amor

    para vivir amándonos,

    y como buen vino

    bebernos hasta la piel.


    Abrazamos besos

    en un paraíso

    que nos hizo despertar

    para darnos en cuerpo y alma,

    como los amores eternos.


    Soltamos la desnudez

    para amarnos

    sin pudor y sin recato

    -En el paraíso terrenal

    de los deseos-.


    Despertamos mañanas

    que no volverán

    y nos comimos

    como fruto prohibido,

    éramos fruta codiciable

    en un paraíso de amor.


    Alicia Pérez Hernández

    No es la pluma la que escribe, es el alma

    Todos los derechos reservados©

    3e375c1.jpeg
    Te gusta esto.
  3. Y me enamoré de ti...

    Hoy me despertó la vida
    diciendo tú nombre.
    Buscando tus besos
    y él deseo de tu abrazo
    Porque aún ¡Te amo!

    Me volví a equivocar
    y perdí mis derechos.
    ¡Perdóname!
    Dame otra oportunidad
    para demostrarte
    ¡Cuánto te Amo!

    -Estoy tan acostumbrada a ti
    Que estar lejos de ti no puedo-

    ¿Qué digo? no es costumbre;
    es este amor que te doy,
    desde ésa noche de invierno
    que viniste a mí y me enamoré de ti
    sin yo proponérmelo. Dibujaste en mi cielo
    estrellas, y eso me hizo amarte.

    ¡Perdóname ¡
    Me volví a equivocar...
    Pero quiero quedarme contigo.
    Hazme un lugar en tu corazón
    y enséñame cómo debo amarte.

    Alicia Pérez Hernández
    No es la pluma la que escribe, es el alma
    Todos los derechos reservados©
    1460957_856939131011710_1375976102341429137_n.jpg
  4. Me sabes a tristeza
    14358888_10206842885661690_6329633477972177211_n.jpg

    Me sabes a distancia
    a duelo...
    a llanto prematuro
    y despedida triste.
    A ausencia permitida,
    a ramo de rosas marchitas
    y jardín sin flores.
    Me sabes a sentimiento
    que se cuela por los huesos.
    Me sabes a melancolía
    y a muerte anticipada...
    A dolor de ése que
    sólo se percibe
    la noche del duelo
    cuando la tumba
    es el corazón
    y el mausoleo
    el alma...
    y el corazón el deposito
    de las cenizas.
    Me sabes a tristeza
    cuando no estás conmigo.


    Alicia Pérez Hernández
    No es la pluma la que escribe, es el alma.
    Todos los derechos reservados©




    A Alonso Vicent le gusta esto.
  5. 12308512_798080806962416_3697913282198721711_n.jpg

    Estoy perdida en mis emociones
    en mis fracasos
    en mi intento por amarte…
    Por detenerte cerca de mí
    por no entender
    que no eres para mí.
    Por no saber distinguir,
    entre amar y estupidez
    o un antes y después.
    La vida me golpea
    con tu desamor.
    Dejándome vivir
    en la soledad de mis inviernos.
    Dentro de mí
    no me encuentro
    una razón para amarte
    como estúpida puedo pasar
    delante de ti.
    Hasta puedo decir
    que no soy yo…
    que dejado de ser…
    que para existir
    debe de haber un motivo
    Y para llorar otro…
    Más vivo sin vivir
    Y lloro sin motivo.
    Puedes ser tú el motivo de mi llanto
    Más tú no lo sabes…
    Porque ignoras todo de mí.
    vivo sin estar en tu vida
    vivo sin ser parte de ti.
    Vivo a la sombra de tu pensamiento
    Vivo sin tener derecho a amarte…
    Te vivo en mi soledad
    Como algo muy mío
    Y te siento como muy mío
    Aunque para ti no existo
    Vivo para ti…
    En este vivir sin vivir.

    Alicia Pérez Hernández… México
    No es la pluma la que escribe, es el alma
    Todos los derechos reservados©
  6. Conoces mi deseo de ti


    Tú conoces lo que mi piel desea

    Tú sabes cuando él deseo aflora en mí…

    Es porque tengo antojo de ti.

    ¡Sólo déjate amar!

    Déjate amar es mi deseo…

    ¡Amarte así!

    En mi búsqueda de ti…

    Temprano, tarde o noche, ¡Qué más te da!…

    Te busca quién te quiere... !O sea, yo!…

    La razón de la sinrazón, es que te quiero amar

    En mis formas y maneras de Amar…

    Te llevaré muy dentro y me sentirás

    muy dentro de ti…

    te llevaré a mi pecho y entre mis montañas

    Descansaras y beberás de ellas

    como niño sediento,

    a tu boca las llevarás…

    Te amaré entre mis piernas

    y mis rodillas, mis labios y mis besos.

    en esta búsqueda de amarte, no hay tregua

    quiero amarte a mi manera.

    Quiero amarte hasta que muera.


    Hoy busco hacerle compañía a tu cuerpo

    A tus ojos que me buscan cuando no estoy…

    Tus abrazos no conocen otro cuerpo más que el mío

    ¿A quién abrazas? Mi piel morena tiene tus huellas,

    Tu dígito, ¿Vas a negarlo?

    Sube el calor cuando nos tenemos

    en la fragua de los besos, los abrazos, las caricias.

    todo se vuelve pasión, deseo, piel, sudor, lágrimas,

    de reclamos, de celos, de dudas…

    al final tu piel en mi piel, tu boca en mi boca

    … Conoces mi deseo de ti.


    Alicia Pérez Hernández… México

    No es la pluma la que escribe, es el alma

    Todos los derechos reservados©




    13178960_1597985283846973_955260784661987838_n.jpg
  7. Nos vivimos en poesía


    He tocado el cielo con tus versos

    he vivido en la grandeza de tu poesía

    pasión y romanticismo…

    entrega en cada sueño de amor…

    Ajustamos el tiempo para vivirnos,

    dejamos que el AMOR abrecé nuestros sueños

    rima, prosa, poesía, canción o recitación.

    En el sueño de estar juntos

    Buscamos el tiempo de una noche

    Que juntara la piel y los labios,

    cómo beso, cómo caricia, cómo amanecer

    que respira bajo la piel.

    Éramos pasión y antojo de tenernos

    acomodados al modo de amarnos.

    Sufrimos, lloramos, bailamos, reímos,

    conjugamos el verbo AMAR.

    Tiempos de silencios en el espacio...

    que te pienso en un reloj sin manecillas,

    para detener el tiempo que me detiene junto a ti.

    buscando tus manos sobre las mías,

    que pasen sobre mi fuente que te desea

    en mi vida con dulzura y con pasión.

    Borramos nostalgias que los dos vivimos

    acortando el tiempo para vernos,

    con estrellas, sin estrellas, con sol, sin sol,

    Éramos tú y yo fuente de amor, de promesas.

    Adolezco ahora no tenerte…

    No ser de tu poesía, ni presente ni pasado ni futuro,

    en un reino elegido por ti y por mí.

    En el verso de la POESÍA que nos vivió,

    Cuándo nació éste AMOR DE POESÍA.

    Una noche de juego se convirtió en AMOR.


    Alicia Pérez Hernández

    No es la pluma la que escribe, es el alma.

    Todos los derechos reservados©


  8. ¡Amo tus ojos!


    ¡Me encantan tus ojos!
    Me encanta verme en ellos…
    Entrar para besarte, para abrazarte,
    Y por qué no decirlo para consolarte
    A veces te siento muy sólo percibo dolor,
    Tristeza y me atrapa tu mirada…
    Me conquista me enloquece me acaricia
    Me llena el alma de ti… Verme en ellos
    Me lleva a ti a dormir contigo…
    Me encanta besar tus ojos.
    Me encanta tu mirada…
    Me excita porque me desnuda…
    cuando me ven… Creo saben todo de mí,
    creo que tienes miedo amarme.
    Creo que me deseas con pasión.
    y que al mismo tiempo me rechazas
    amo tus ojos… ¡Cuánto amo tus ojos!
    Me tienen presa, cautiva, y locamente enamorada.
    Si un día me diera cuenta que jamás
    nunca fui para ti, o existí para ti…
    Tus ojos siempre me dirán lo contrario
    Porqué veo en ellos mucho amor
    Veo en ellos el AMOR que tus labios
    No quieren decirme.
    ...Yo ¡Amo tus ojos!



    Alicia Pérez Hernández
    No es la pluma la que escribe, es el alma
    Todos los derechos reservados©

    10649824_349908535173558_6638816853985605326_n.jpg

    A Acnamalas le gusta esto.
  9. Tan lindo que te dibuje


    Tan lindo que te dibuje con mis dedos
    Tan mío que te llevo en lo más profundo de mi alma
    Tan hermoso que me sentí en tu poesía…
    Tan divino que te soñé siempre mío.
    ¡Amo tus ojos! Que vieron mi desnudez…
    Amo el cielo azul al que me llevaste
    Para hacerme tuya…
    Amo las estrellas que contigo vi brillantes
    y bajaste para mí una a una.
    Amo todo de ti… ¿Qué amo? ¿Dónde estás?
    Preguntas sin respuestas.
    A este amor que te extraña todas las veces
    Que no estás cerca de mí.


    Alicia Pérez Hernández
    No es la pluma la que escribe, es el alma
    Todos los derechos reservados©

    9f45a64.jpeg
  10. No tengo respuestas a todas las preguntas


    Cuántas cosas me pregunto todos los días…
    ¿Por qué te conocí?,
    ¿Por qué me enamoré de ti?
    ¿Por qué quiero estar siempre contigo?
    Por qué me llevo tus poemas para leerlos
    Veinte veces, queriendo descubrir
    En ellos amor para mi…
    Y no volverme loca de celos pensando
    Que van dirigidos a otra persona.
    Tengo celos de lo que dices, de lo haces,
    Y hasta de lo que piensas… Si no estoy yo.
    Te vivo, te pienso, te cómo, te amo,
    Y lo más triste es no saberte cerca…
    Pensarte siempre lejos… muy lejos de mí.
    Verme en tus ojos, besar tus labios,
    Buscarte en la fotografía que amanece junto a mí.
    Y sentir que me pierdo en tus brazos
    Quiero sentirme amada por ti
    Tener cada beso tuyo muy mío.
    Amarnos en la piel, sentirnos en la vida,
    Bebernos todas las noches que nos juntan los sueños
    Desnudar la piel y besarla sin recato.
    Amarnos hasta el amanecer…
    Entregarnos la vida en cada beso de pasión y de deseo.



    Alicia Pérez Hernández
    No es la pluma la que escribe, es el alma
    Todos los derechos reservados©

    16 - 1 (5).jpg
  11. Me enterneces


    Me ha conmovido tu amor
    Me has ganado el alma
    Me has llenado la vida…
    Me ha parecido un sueño
    Que me ames tanto.
    Me enterneces, me llenas el alma de ti.
    Me angustié tanto por ti,
    No dormí, lloré tus lágrimas,
    Besé tus labios mil veces,
    Con la ternura que jamás nadie
    Te haya abrazado el rostro.
    -si un día te llego lastimar
    me saco el corazón-
    por Dios que no lo mereces
    mi rey hermoso.
    Eres adorablemente tierno,
    Puedo comerte a besos,
    Y sentirte ahora cerca de mí
    -con el pensamiento-
    Cómo un tierno romántico,
    me acabas de conquistar el corazón,
    Eres el ser más bello, puro y noble,
    Me siento orgullosa de que me ames.
    Me robaste el alma con tus versos.
    Tú no tienes que pedir permiso
    Para amarme, soñarme,
    Para abrazar mis tristezas.
    Soy de ti y sólo de ti…
    Eres el más bello regalo
    Que Dios pudo darme.



    Alicia Pérez Hernández
    No es la pluma la que escribe, es el alma
    Todos los derechos reservados©

    tarjeta-de-dia-del-amor-y-la-amistad-9FIJ01008 (1).gif
  12. Contigo no tengo privacidad


    Contigo no tengo privacidad…
    Hoy me levanté a hacer mi vida cotidiana…
    Lo primero es mi baño muy de mañana
    Y al entrar a bañarme…
    Tu osadía me sorprendió. Entraste
    a desabrochar mis prendas y,
    disfrutando verlas caer al suelo
    nada sorprendido de ver mi desnudez.
    Después tu mano tomo el jabón
    llevándolo a mi espalda… y,
    de allí lo llevaste por todo mi cuerpo
    que conoces de memoria.
    Excitándome con tú mirada…
    Yo un poco ruborizada.
    Después extendiste la toalla
    y me envuelves en ella,
    ciñendo mi cuerpo al tuyo…
    Dejando en mis labios húmedos
    el más delicioso beso.
    Y terminé perdonando tu osadía…
    Porque eres mi bendición de todos los días.
    ¡Por mi puedes venir todos los días!


    Alicia Pérez Hernández
    No es la pluma la que escribe, es el alma
    Todos los derechos reservados©

  13. Provócame


    Me encanta que me provoques…
    Que me provoques a desearte…
    Que me provoques las ganas
    Y que despiertes mi piel
    que se abran mis poros
    Deseando tus beses sin decoro.
    Me encantan tus provocaciones
    Me haces sentir viva
    Cuando mi piel ya se iba marchitando
    Sin besos que hidratarán mi piel,
    Y me provocas a desearte, amarte,
    Sentirte y tenerte…
    a estas alturas no quiero pensar
    si me condeno, sólo deseo
    que me lleves al cielo o al infierno,
    con tus ganas y gallardía de hombre fiero,
    y al mismo tiempo dulce, romántico y,
    desinhibido cuando despierto
    tus ganas de que te quedes conmigo,
    esta noche y las que siguen,
    desde la noche inolvidable que me diste…
    sin ti no puedo estar.
    Sé que eres cómplice de esta locura.
    ¡Te encanta provocarme!



    Alicia Pérez Hernández
    No es la pluma la que escribe, es el alma
    Todos los derechos reservados©

  14. Amo tus excesos


    Amo tus excesos porque me hacen feliz…

    Amo tus ojos en lo que siempre me encuentro

    Cuando pierdo el rumbo, y perderme en ellos disfruto.

    Amo tus labios que muerdo con pasión desenfrenada,

    Así como si nada… ¡Sólo por el placer de amarte!

    Amo tus manos con las que escribes en mi piel,

    Tus “te quiero” y “tus te amo”… que loca me quieres volver.

    Amo todo de ti… sin ti no existo… eres el amor de mi vida.

    Enferma estoy de ti… de tus excesos que mi piel provocas,

    Amarte es una locura… que quiero vivir contigo.

    Y amarte como yo lo haría… jamás lo entenderías…

    Porque nadie ni hoy, ni mañana te amara como yo.

    Perderme en tus excesos es un gusto que quiero darme.

    Amo tus poemas porque excitan amarte más…

    Amo que me ames, y no lo digas… Lo sé y punto.

    Te amo con los excesos que tú me enseñaste amar.


    Alicia Pérez Hernández

    No es la pluma la que escribe, es el alma

    Todos los derechos reservados©

  15. nos amamos con doble AA.jpg