1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. [​IMG]

    [​IMG]

    [​IMG]

    [​IMG]

    [​IMG]
    A ti, a libelula, a PILAR .D y a 11 otros les gusta esto.
  2. CANCIONES DE AMOR Y GUERRA


    I La pasión enciende…

    II Te miro y un destello…

    III Soy feliz cuando estoy solo…

    IV Te cuento lo conveniente…

    V Quizás, amor, no te interese…

    VI Ódiame, por favor, a media tarde…

    VII Aprendí la caligrafía del amor…

    VIII Estás pendiente de un hilo…

    IX Con mis patas de gato…

    X Cuando mis ventanas abusen…

    XI Concédeme el beneficio de la duda…

    XII Si alguna vez me pierdo…

    XIII Veo tu expresión, tu cara, tus gestos…

    XIV Ábreme las venas…

    XV Fuerte…





    I

    La pasión enciende
    los besos que se dan
    y quema.

    El amor calienta
    los rincones del invierno
    y pasa.

    El orgullo mata
    las horas muertas
    y duele.

    El sufrimiento huele
    a guerra, a derrota
    y a nada.


    II

    Te miro y un destello
    me ciega en el instante de mirarte.
    Te rozo y siento
    escalofríos simplemente por rozarte.
    Te beso y me enveneno,
    te toco y me contagio,
    y sin embargo quiero
    tus besos y tu tacto.


    III

    Soy feliz cuando estoy solo
    y te tengo en la distancia.
    Soy feliz cuando te añoro
    y busco en mi ignorancia
    ese pedacito mío
    que echo en falta.


    IV

    Te cuento lo conveniente,
    sin preguntar demasiado;
    escucho a medias tus quejas
    porque aún no me he quejado
    y mis silencios, en parte,
    ahogan
    lo que tú me vas contando.



    V

    Quizás, amor, no te interese
    ser la costilla de mis huesos;
    no soy perfecto ni normal,
    de tantos cosas adolezco
    que se me olvida el equipaje
    siempre que parto hasta tu encuentro.
    Hasta desnudo salgo a veces
    para cubrirme con tus besos
    y que tus labios me acaricien
    con el calor de tus adentros.
    Llegué un agosto caluroso,
    nací sin ropa y persevero,
    nada traía cuando vine
    y aquí me encuentro con lo puesto.
    No soy ardiente si me apago
    pero al arder busco mi fuego
    y entre las llamas soy feliz
    cuando me encuentro con tu incendio.
    No soy perfecto, ya te dije,
    pero no dudes, soy sincero.


    VI

    Ódiame, por favor, a media tarde,
    cuando los sueños están al caer
    y la espera es menos angustiosa.
    Quiéreme, sobre todo, al alba,
    cuando despierta mi cuerpo
    confundido por la nada.


    VII

    Aprendí la caligrafía del amor
    con la letra más bonita que pude imaginarme.
    Después vino el rallón,
    la tinta china
    y esta goma de borrar que rasga los papeles.


    VIII

    Estás pendiente de un hilo,
    de un hilo pendiente estamos,
    cuando el suelo es movedizo
    me resbala y me resbalo,
    pero al mínimo latido
    yo me acudo y te rescato,
    quiero mojarme contigo
    y secarme en tu regazo.

    Solo espero una llamada
    y reflejarme en tus ojos;
    si me miras no soy nada
    y todo soy con tu todo,
    compartiendo tus enaguas,
    desgarrándome los forros.
    Soy agua cuando eres agua
    y si me mojo, me mojo.


    IX

    Con mis patas de gato
    me aferro a tu vida y a la mía,
    mis arrugas me sostienen,
    mis huesos no piensan en despedidas.
    Mi luz y mi entorno me vigilan
    cuando hago novillos en tu escuela,
    cuando el pájaro que me anida
    no puede soñar y vuela.


    X

    Cuando mis ventanas abusen
    de este orgasmo de primaveras
    y asombradas sus hojas miren
    los vaivenes de tus caderas,
    abre tus puertas a la casa
    con alas y correderas,
    que deje de correr el aire
    entre nuestras bocas austeras .


    XI

    Concédeme el beneficio de la duda
    y dudaré a grandes rasgos
    de mis emociones y de las tuyas.


    XII

    Si alguna vez me pierdo,
    no me busques en las autopistas
    del ombligo del mundo.
    Búscame a ser posible
    en los llanos de tu pensamiento,
    si no es pedir mucho.
    Y si no me encuentras,
    no te preocupes cariño;
    posiblemente esté instalado
    en una cortina de humo
    para poder ver sin ser visto
    y escuchar bien mis lamentos…
    y los tuyos.


    XIII

    Veo tu cara, tu expresión, tus gestos;
    tu vulnerabilidad.
    Siento tus preocupaciones
    y sé que no puedo decir nada
    porque al confundirse entre las mías
    transforman el problema.
    Y qué mayor problema
    que tener una razón para preocuparse.


    XIV

    Ábreme las venas
    y verás que es sangre
    lo que corre por ellas.
    Córtame las piernas
    y comprobarás que es imposible
    que me crezcan otras nuevas.
    Sácame los ojos
    y no veré nada,
    pero lo harás tú por nosotros.
    Arráncame el corazón
    y observarás que late,
    con o sin razón.
    Pero si me abres las venas
    y me arrancas el corazón,
    los ojos y las piernas,
    posiblemente no sea a mí
    a quien quieras,
    sino a algo que está enterrado
    y no ha de volver a ser
    ni ojos ni piernas,
    ni corazón ni sangre,
    ni cuerpo ni alma
    donde agarrarte.


    XV

    Fuerte,
    como el aspa del molino
    cuando el viento no sopla.

    Decidido,
    a aguantar el empuje del viento
    si ese viento es una brisa.

    Despierto,
    si la brisa me despeja
    y aguza mis sentidos.

    Alerta,
    cuando en la palma de tu mano
    me veo tan perdido.
    Confiado
    a ratos,
    y a ratos
    confundido.
    A ti, a Homero Gazcón, a Ruben Alonso Pepper Cano y a 5 otros les gusta esto.


  3. A JOAQUÍN SABINA POR EL MORRO.


    I

    "No se me mueran nunca", nos dijiste
    y aquí seguimos dándole al resuello,
    que sólo llega el agua a ras de cuello
    y el maquillaje cubre lo que viste.

    Mojarnos por mojarnos, por despiste;
    besarnos por besar, estoy en ello;
    escribir por amor al arte aquello
    que por escrito queda y que subsiste.

    Cantar hasta en la ducha, ¡ya te digo!
    Beber, si hay sed y a mano un buen amigo.
    Vivir; espérame que te acompaño.

    Bailar con todo el cuerpo o una silla,
    jugar a seguir siendo el cabecilla
    de un complot que no acepta el desengaño.


    II

    Haz que sufra, que espere la fulana
    de frío beso y parca boca negra,
    que deje que sigamos de jarana,
    que se alíe si quiere con su suegra.

    Nos quedan dos muñecas y un mañana,
    mil "ayeres" y un hoy que nos integra
    en el tira y afloja, en la ventana,
    de la ropa interior que siempre alegra.

    Desnúdate las canas, dale fuego
    a esta explosión de abriles por el morro,
    que por pasar, pasar hasta sin forro.

    Pero si hay que quedar, mejor en viernes,
    en la calle o el bar de los alternes,
    para tomarse las de Villadiego.


    III

    Sigue atracando al delincuente a versos,
    aborda a los piratas que es tu fuerte,
    muérete por amor y por perderte
    entre dos senos pecadores, tersos.

    Padre de los agnósticos conversos,
    viudo de tantas, novio de la muerte;
    la voz rasgada ayuda a componerte
    descolgada de un cuerpo y sus reversos.

    ¡Qué bueno, flaco, que entre tanta pena,
    me tenga sin... contigo a la deriva
    en este cascarón que me adjetiva.

    Ayer mismo me dijo mi Jimena,
    ¡deja ya de viajar por los perjuros
    de letras y compases y futuros...

    ...para salir de apuros,
    despéiname la falda , barre el suelo,
    airéame la ropa y mi desvelo!
    A ti, a Ruben Alonso Pepper Cano, a Shalott y a 5 otros les gusta esto.
  4. [​IMG]
  5. [​IMG]
    A ti, a Shalott, a CATINA y a 6 otros les gusta esto.