1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. Antes de que pueda deletrearlo
    mis palabras fluyen en el papel
    en un capricho
    de algún momento así,
    como una melodía
    que muestra el temblar
    en la cuerda sensible,
    así es como sigo mi fuente,
    el resto es mi vida
    porque amo la poesía,
    todo mi corazón late en ella.
  2. Ser

    Ser tú mismo
    normal, tú mismo,
    eso lo haces tú mismo
    cuando te quedas igual.
  3. Cuando la luz se desvanece
    del día en que me alejo de mis palabras
    al canto del mirlo.

    Un ritmo diferente establece el tono
    por los latidos de mi corazón.

    El sueño se duerme y da demasiado
    espacio a la vida,

    más allá de hacer

    no hay nada más que ser,
    el despertar en quien soy:

    profundamente
    escurridiza en la neblina,
    el firmamento,
    en el tiempo,
    mi cuerpo,

    más allá de todo, arriba y todo
    lo mismo en el sol,

    entonces

    tomo esa luz conmigo,
    de vuelta a mi sueño,
    del que despierto cada vez más...

  4. Primavera despliega su esplendor con pasión
    y secuestra flores en terrenos vacíos del entonces,
    y contribuye a la celebración de colores
    que suaves mariposas con su fulgor,
    donde el frío y el invierno siguen atrayendo,
    a pesar que la primavera ya ha nacido.
  5. Tan esquivo como el tiempo,
    los pensamientos duermen a través
    de los dedos desnudos.
    Tan frágil como el rocío
    de la mañana después de
    una noche interminable
    donde los sueños la esperaban.
    La escucho en su alma
    tan ligera como una pluma,
    lejos
    más lejos de lo que
    un susurro
    puede soportar.
  6. El reflejo de su alma
    no se refleja en sus ojos.
    Una neblina de inaccsibilidad
    ompide la visión clara
    de quién es ella.
    Ella no lo ve hasta que
    de repente se despierta y
    sabe que es el otro
    quien se refleja en ella.
  7. Qué tan lejos puede llegar el agua,
    qué orilla tiene sus límites,
    lo que llega a la superficie.
    Gravedad específica.
    Los cerebros todavía llenos
    a la vista del querido ser
    a quien no le gusta el brócoli,
    la respuesta sigue siendo culpable
    pata preguntas legítimas
    a la luz líquida.
  8. Las emociones se apoderan
    de nosotros, de todos,
    el sol atrae la existencia
    cerrada,
    pero,
    irradia
    el aliento del tiempo,
    el día se abre
    con el canto de las aves.
  9. Escuché una canción de la quinta dimensión,
    donde la magia y el misticismo son las opciones acertadas.
    Me dejé llevar por el estado de ánimo y ambiente,
    hasta los límites de antaño en el fondo del corazón.
    El desconsuelo y compasión que dieron calor
    a mil luceros fué abrumador. Pero, después de la breve
    curación, volvía subir, donde el espacio mostraba sus
    visitas de siglos antes.
    Suave, el eco me llevó al coro de las evocaciones,
    porque esa canción una vez tuvo también su comienzo.
  10. No necesitas un espejo para saber quien eres,
    después del primer aliento, tú mismo eras conocido.
    Los momentos de calibración tradicionales
    te visten sin sorpresas, el espejo de una apariencia
    comparable.
    Los ojos y la sonrisa no son fugaces,
    cosas que dejan en la existencia.
    Todos los demás imitan la hermosa calidez,
    no necesitas el espejo para saber lo que
    te está haciendo la vida.
    Tu atención también se aplica a la peca más pequeña.
  11. El ser no es nada en un mundo como si fuera una imagen que se evapora, agua que se desvanece. cada uno como un fatamorgana que ves...
    No más que un chasquido entre el dedo medio y el pulgar en el infinito.
    Como la espuma de una ola, somos arrastrados poe el viento, como un grano de arena.
    Una bebida que no se bebe, pero que te saltas de una vez. No somos más que polvo que vuelve a ser polvo.
  12. Tao

    La alegría está en el aire,
    le escucho de nuevo
    - quizas? -

    Luego, el ruido de las bocas
    y el tintineo de los platillos
    se callan.

    Por un momento
    vibran el yin y yang
    en armonía,

    el camino está libre,
    donde serpentea en la distancia
    permanece oculto en la niebla...
  13. Justo
    a la derecha
    en marea muerta

    burbujea

    el agua
    de vida.
  14. Me lavé las manos con luz,
    abundancia irradiaba por el sol,
    fueron arrastrados por los vientos.

    Suave fluye la energía
    su resplandor revitalizante.

    No fué su creación sino re-organizar
    lo que había sido materia en
    partículas destinada para la eternidad,
    por el calor y el poder espiritual creativo.

    En mi sueño sonrío
    de la inocencia de la existencia,
    qué realidad puede soportar.
  15. Ser

    Quién soy yo, le pregunto al mar,
    cierra los ojos, burbujea y escucha.
    Le escucho ir y venir al remolino,
    y silba fervientemente,

    de brotes espumosos suaves

    vamos a estar callados - dice
    vamos juntos
    seamos nada

    vamos a estar bien y heridos
    seamos todo
    vamos, dice
    seamos Mar.