1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. Continúo con la publicación de mis sonetos hospedados en MP.

    Repartición de males

    Ya que de amor no cultivamos bienes
    cosechemos los frutos de sus males,
    partamos por igual los arsenales
    de reproches, ofensas y desdenes.

    Te dejo la desdicha y sus vaivenes,
    la ruina del deseo y sus rituales,
    me llevo las palabras viscerales
    rondando entre mis labios y mis sienes.

    Que cada quien arrastre en su indigencia
    un fardo de viscosa pesadumbre,
    la sábana silente del hastío,

    y someta su cuerpo a la sentencia
    del rencor perdurable y la costumbre
    de hallarse ante el amor, seco y baldío.
  2. Continúo compartiendo los sonetos que gentilmente ha hospedado Mundopoesía.

    Plagio

    Si de tu pluma emerge un buen poema,
    escrito con pasión y con empeño,
    la representación de un vivo ensueño
    por su buen ritmo, imágenes y tema,

    es mérito que luce como gema
    y puede resultar muy halagüeño
    el poder proclamar que eres su dueño
    y ostentar de laurel una diadema.

    Mas si al rodar tus versos por el mundo
    los firma como propios un rufián,
    afirma que es un plagio, con coraje


    y oponte en todos lados, iracundo.
    Mas piensa, con el más íntimo afán
    que a su modo, también es homenaje.
    A malco le gusta esto.
  3. Prosigo con la recopilación de los poemas que mundopoesía ha tenido a bien hospedar en su espacio. Gracias de antemano por su visita.

    La semana en que te amo

    Te amo cuando es martes de fatigas
    y sabe la saliva a cobre usado,
    cuando alzo mi osamenta de tu lado
    y las horas se vuelven enemigas.

    Te amo igual si es miércoles de ortigas
    con la lluvia de un verso desmañado
    y si el sueño se fuga y despechado,
    n mis párpados deja sus hormigas.

    En la raíz de un jueves entre nieblas
    y en medio del café y un beso en ciernes,
    te amo, generoso y sin distingo.

    Y si cruzas mis campos de tinieblas,
    más allá de la tregua de los viernes,
    eres mi amor de lunes a domingo.
  4. Sigo con la publicación de mis sonetos en este espacio. Apapachos para todos.

    Para que tú lo concluyas

    No puedo terminar este soneto,
    quisiera darle más luminiscencia,
    no expresan sus estrofas la cadencia
    ni guardo a la elegancia algún respeto.

    Puede ser que no entienda el alfabeto
    ni las leyes que dicta la prudencia,
    tal vez falte el pudor o la indecencia,
    por mucho que me esfuerzo está incompleto.

    Leer el Siglo de Oro no me ayuda
    ni copiar de Quevedo la agudeza,
    es todo lo que digo, necia duda.

    Tal vez falten tu voz y su tristeza,
    y la verdad a mi escribir acuda:
    Dime si en estas líneas hay belleza.
    A Bernardo de Valbuena le gusta esto.
  5. Siguiendo con la publicación de mis sonetos alijados en MP, comparto el presente, después de hacerle un retoque que me pareció necesario.

    Altura

    No es cárcel del verso ni esqueleto
    que apresa al corazón en su dominio,
    tampoco decadente patrocinio
    que se adueña del verso por decreto.

    Es fuego que devela su secreto,
    es vida que se enfrenta a su exterminio
    y del alma testigo y escrutinio,
    la estricta arquitectura del soneto.

    Es por eso que aún busco en su altura,
    el ritmo del aliento que me habita,
    los nombres del delirio que presencio

    y el hábito de luz que transfigura,
    que me hieren las causas de Afrodita
    lo mismo que la sombra del silencio.
  6. Prosigo con la publicación de mis sonetos:

    Para hacer sonetos

    Si vas a hacer sonetos con oficio
    pon ahínco en aquello que deseas,
    has de cuidar la técnica que empleas,
    que no haya en la cadencia algún resquicio.

    Si buscas de los hados el auspicio,
    obtendrás el favor de las mareas,
    es gran ayuda el buen autor que leas
    y de Eros oír cualquier indicio.

    Mas si todo lo dicho no resulta,
    si la musa a tu suerte te abandona
    y en el papel hay versos ilegibles,

    sumérgete en tu alma, donde oculta
    la ofrenda de tu amor se desmorona
    y encuentra las palabras invisibles.
    A Bernardo de Valbuena le gusta esto.
  7. Prosiguiendo con la recopilación de mis versos publicados por MP, dejo aquí el presente soneto:

    Autorretrato

    Soy el retrato vivo de un fantasma
    la perenne memoria del olvido,
    el callado rumor de un alarido,
    escriba del deseo cuando pasma.

    Para la muerte, soy un cataplasma,
    un eco de la vida inadvertido,
    la comunión del goce y el quejido
    y la melancolía que entusiasma.

    A veces soy oscilación inerte
    de un cruel reloj preñado de minutos,
    silenciosa campana de la muerte.

    Y soy también la dicha con sus lutos,
    resguardo de la amor y de la suerte,
    renovando sus flores y sus frutos.
    A Bernardo de Valbuena le gusta esto.
  8. Otro de los sonetos hospedados por MP.

    Soneto con un canto

    El pájaro más gris de este verano
    descendió desde un cielo fulgurante
    y en mi reja cantó por un instante
    con un dejo a la vez triste y lejano.

    Sólo un minuto su lamento llano
    me acarició bajo el azul vibrante
    y súbito, su sueño trashumante
    al cielo lo llevó, solo y liviano.

    A compartir su taciturna queja
    el ave solitaria que me asombra
    no ha vuelto más a la oxidada reja.

    Su canto, de tan gris, dejó su sombra,
    como huella del tiempo que se aleja,
    escrita en la palabra que me nombra.
  9. Sigo compartiendo mis sonetos hospedados en este portal.
    Y también apapachos, por supuesto.

    Para decir por qué lo escribí

    Porque pasan las chicas en volandas
    y el viento su cabello desordena,
    porque nace y perece la azucena
    y vuela el colibrí en las jacarandas.

    Porque el sueño es camino que desandas,
    la noche te acorrala como hiena,
    cada ilusión es miel que te envenena
    y la peste se esconde entre lavandas.

    Para enviar al exilio la amargura
    y ganar por derecho la caricia
    que sustenta en mi casa la ternura

    Para cerrar la puerta a la malicia,
    en tiempos tan carentes de cordura,
    proclives al rencor y la sevicia.

    Miguel Garza de la Huerta
    A malco le gusta esto.
  10. Hola, generosos amigos de Mundo Poesía.
    Continúo con la publicación de los poemas que generosamente MP me ha permitido compartir con ustedes, el siguiente soneto tuvo la suerte de recibir el premio a la poesía clásica en el foro correspondiente a concursos en octubre de 2009.
    Va un apapacho en prenda.

    Para mirar unos ojos

    Ojos para tratar que la distancia
    que lleva y trae el mar entre sus olas
    se rinda con sutiles amapolas
    y jazmines flotando en su fragancia.

    Para ver con virtud o intemperancia
    o creer que te ven, si estás a solas
    en la playa de antiguas caracolas
    recogiendo las huellas de tu infancia.

    Y al fin reconciliarse con la vida
    si acaso con desdén ella te trata
    o la dicha te hiciera alguna ofensa.

    Que te dejen el alma conmovida
    y acompañen tu larga caminata:
    La noche ante unos ojos es inmensa.

    Miguel Garza de la Huerta
    Noviembre 2008
  11. Hola, amigos mundopoetosos, continuo con la publicación de mis sonetos y otros versos que MP ha tenido a bien hospedar desde 2008

    Fiera

    Esa sombra sin rostro que te acecha
    desdeñando plegarias y perdones,
    lacera tus virtudes y aflicciones,
    y sazona tu pan con la sospecha.

    Esa bestia nocturna que te estrecha,
    y te invita amorosa a que abandones
    la dudosa guarida de tus dones,
    la magra dignidad de tu cosecha.

    Y te lleva al hogar del desamparo,
    donde no hay ni imágenes, ni sueños
    y no te escucha dios, aunque quisiera.

    Y no podrás lanzar ningún reparo
    ni habrás de pelear por tus empeños
    al sentir el aliento de la fiera.


    Miguel Garza de la Huerta
    A Bernardo de Valbuena le gusta esto.
  12. Comparto ahora este segundo soneto, también escrito a la memoria de mi madre, forma un par junto con el que compartí el día de ayer en este blog, titulado Una oscuridad.

    Un silencio

    polvo serán, mas polvo enamorado.
    Francisco de Quevedo

    Es un silencio azul y originario
    de atávicos amores contenidos,
    un éxodo de voces y de ruidos
    que pasma el devenir del calendario.

    Un silencio floral y lapidario
    de blasfemias y rezos conmovidos,
    entre ninfas y faunos abatidos,
    que elige la existencia de escenario.

    Es un país de ausencias que se crea
    con inciertos luceros que se agitan
    en un cielo vulgar y desastrado.

    Y aunque nadie las oiga ni las vea,
    en un silencio así también palpitan
    partículas de polvo enamorado.

    Miguel Garza de la Huerta

    Mayo 2008
    A malco le gusta esto.
  13. Sonetos y otros versos he denominado a este espacio donde compartiré, de manera secuencial, los poemas que he compartido en Mundo Poesía, estos aparecerán en forma cronológica a la de su publicación en el portal, lo cual no siempre coincide con su fecha de escritura.

    El primer soneto y primer trabajo que envié a este portal fue el siguiente soneto, escrito a raíz del fallecimiento de mi madre.

    Una oscuridad
    serán cenizas, mas tendrán sentido
    Francisco de Quevedo​

    Es una oscuridad de cielo y tierra
    de una llama vencida por el tedio,
    con ojos que se cierran sin remedio,
    sin sueños, sin remansos y sin guerra.

    Es extensión de sombra que se aferra
    a penas que florecen en su predio,
    aldea que ha caído bajo asedio
    de un tirano que arruina y que destierra.

    Es pena desleída que se extiende
    sin diques que le opongan resistencia
    ni brazos que comprendan lo vivido.

    Y con ser aridez que se desprende
    de un alma que abandona la existencia,
    es ceniza que aún tiene sentido.

    Miguel Garza de la Huerta
    Mayo 2008
    A Bernardo de Valbuena le gusta esto.
  14. IMG_20210208_170058 (2).jpg

    Buenos días a todos los compañeros de Mundo Poesía.
    Después de más de diez años de participar en este generoso y concurrido portal he decidido aprovechar el espacio que nos ofrece para echar a andar mi blog personal.
    He tenido la suerte de sentirme acompañado por compañeros con experiencia y conocimientos en el tema que me han brindado oportunas y bien fundamentadas aportaciones que me han permitido mejorar mis escritos, aunque son varios quienes lo han hecho, quiero resaltar en espacial al desaparecido Eduardo León de la Barra, quien en diversos espacios, ya sea de interacción general o personal, compartió con mucho gusto su experiencia y sobre todo, su cálido trato.