1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Glosando a Manuel Machado.

Publicado por Alonso Vicent en el blog El blog de Alonso Vicent. Vistas: 1153

GLOSANDO A MANUEL MACHADO

[​IMG]

I

Yo soy como las gentes que a mi tierra vinieron,
soy de la raza mora, vieja amiga del sol,
que todo lo ganaron y todo lo perdieron
tengo el alma de nardo del árabe español.
Manuel Machado



Yo soy como las gentes que a mi tierra vinieron
con la mirada al frente, igual que el girasol,
nací a la vida solo, como los que nacieron
más allá de los mares de mi propio control.

Pude ser blanco o negro, rosáceo me trajeron,
soy de la raza mora, vieja amiga del sol,
fui curtiendo mi piel, golpes me la curtieron,
a las órdenes siempre de un imperio esquirol.

Siento latir mi sangre, con ella combatieron
mis hermanos del mundo que alumbra otro crisol,
que todo lo ganaron y todo lo perdieron
al traspasar el límite rojo del ababol.

Es mi ayer compartido por los que aquí anduvieron:
fenicios y romanos, griegos... y yo, un guiñol,
con mi corazón bárbaro, con el me concibieron,
tengo el alma de nardo del árabe español.




II

En mi alma, hermana de la tarde no hay contornos...
y la rosa simbólica de mi única pasión
es una flor que nace en tierras ignoradas,
y que no tiene aroma, ni forma, ni color.
Manuel Machado



En mi alma, hermana de la tarde no hay contornos...
el crepúsculo cierne todo el alrededor,
se fue lo que quería dejándome de lado;
más que los años siento el hueco que dejó.

Cada vez más el día se convierte en otoño
y la rosa simbólica de mi única pasión
florece en cada sombra, florece y es en vano;
no me llega el perfume ni a ella llego yo.

Sólo queda el paisaje, como un campo olvidado,
cuatro hierbas se yerguen, al fondo está la flor;
es una flor que nace en tierras ignoradas,
distante, que no acerca mi menguada visión.

Mi vida es como el tiempo de un reloj sin adornos,
es el mismo vacío que nombra lo que soy,
que sólo me acompaña para que no esté solo,
y que no tiene aroma, ni forma, ni color.




III

Nada os pido. Ni os amo ni os odio. Con dejarme
lo que hago por vosotros hacer podéis por mí...
¡Que la vida se tome la pena de matarme,
ya que yo no me tomo la pena de vivir!...
Manuel Machado



Nada os pido. Ni os amo ni os odio, con dejarme
un mínimo de espacio puedo sobrevivir;
la luz es de prestado, de prestado es el aire,
lo demás es dejarse, dejarse y transcurrir.

Por no entrar en conflictos, me aplico en el desarme,
lo que hago por vosotros, hacer podéis por mí;
por armas las palabras, la munición el arte
de poderse callar o de poder decir.

Para la muerte hay tiempo, si queréis esperarme,
y en la espera me ofrezco a avanzar y seguir,
que la vida se tome la pena de matarme,
que se moleste al menos en planear su ardid.


Y si acaso, la suerte, decide abandonarme
que me ajuste la cuenta de lo que ya perdí,
y si lo que me queda es poco que me mate,
ya que yo no me tomo la pena de vivir.

A Desairado postrimero. le gusta esto.
  • Eratalia
  • poetamanu
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario