1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Café Extravagante Ville Valo.

Tema en 'Salón de Poetas y Prosistas' comenzado por Principe Negro, 28 de Septiembre de 2007. Respuestas: 22482 | Visitas: 940646

  1. Principe Negro

    Principe Negro Todas mis mentes estan retorcidas.

    Se incorporó:
    24 de Diciembre de 2005
    Mensajes:
    5.652
    Me gusta recibidos:
    203
    Como entre sueños, creo recordar que escuch'e que quizàs pecador se cambio algo...pero mi memoria es mala, no se si cambio de preferencia, religiòn o sepso...
     
    #10441
    Última modificación: 4 de Enero de 2011
  2. Principe Negro

    Principe Negro Todas mis mentes estan retorcidas.

    Se incorporó:
    24 de Diciembre de 2005
    Mensajes:
    5.652
    Me gusta recibidos:
    203
    Si muy linda canciòn...
    Ligia sòlo los multibillonarios toman vacaciones...
    Estoy en automàtico, pero qise pasar a saludaros...

    besos, abrazos, sonrisas...

    hablando de 2012
    21 de dic.

    curioso el mìo es 23
    bueno, yo me bajo antes...

    Pues veamos que dice salfate- el chilenito-
    [video=youtube;dnF34FXB79A]http://www.youtube.com/watch?v=dnF34FXB79A[/video]
     
    #10442
  3. Principe Negro

    Principe Negro Todas mis mentes estan retorcidas.

    Se incorporó:
    24 de Diciembre de 2005
    Mensajes:
    5.652
    Me gusta recibidos:
    203
    conspiraciones 2012

    [video=youtube;YpHazmYi_Mw]http://www.youtube.com/watch?v=YpHazmYi_Mw&feature=related[/video]

    profecìas...

    [video=youtube;UB8lpcKK-ew]http://www.youtube.com/watch?v=UB8lpcKK-ew[/video]


    dios estoy dormido...
     
    #10443
  4. edelabarra

    edelabarra Mod. Enseñante. Mod. foro: Una imagen, un poema

    Se incorporó:
    22 de Junio de 2007
    Mensajes:
    24.097
    Me gusta recibidos:
    3.649
    Género:
    Hombre
    Hola Ligia, vengo a retirar mis abrazos,
    preciosas las coplas,
    siempre sentidas siempre simples,
    en la segunda copla,
    ¿hay sombra o hay sol?
    ¿miti y miti?
    un abrazo,
    Euardo.
     
    #10444
  5. Ligia Calderón Romero

    Ligia Calderón Romero Moderadora foro: Una imagen, un poema Miembro del Equipo Moderadores

    Se incorporó:
    30 de Agosto de 2007
    Mensajes:
    16.518
    Me gusta recibidos:
    5.766

    Hola mi querido Edel

    No hay ni sombra ni sol,
    solo amantes, has visto
    cuando el sol sale tras la montaña
    y va subiendo y llega a la cúspide
    y luego da la vuelta, en ese proceso
    la sombra de los montes va cayendo
    dócilmente y baja sobre el mismo monte
    la brisa es la caricia, el beso, en fin, el resto
    debes imaginarlo, bueno un poema que comencé
    y se quedó en bosquejo a medias
    quizá si estuviese terminado diría más,
    ya veré si lo termino.
    No sé si recuerdas lo que te dije por msn al respecto
    (sobre este bosquejo en ville)
    pero claro tanto digo jaja, que quizá no lo recuerdes.

    Bien gracias por pasar por los abracitos
    que te he dejado y por comentar mis humildes letrillas
    que de cuando en vez dejo por allí tiradas.

    te dejo otro abrazote junto a mi cariño
    a ver si vienes por él jaja y de paso
    dejas algún otro aporte ya sabes...

    Ligia
     
    #10445
  6. Dark_Fairy

    Dark_Fairy Poeta que considera el portal su segunda casa

    Se incorporó:
    20 de Agosto de 2006
    Mensajes:
    4.264
    Me gusta recibidos:
    382
    '' Del cielo caen montañas estrepitosamente, esas montañas donde la algarabía negra se hace insuficiente''...

    Durante un largo período de tiempo, las cosas fueron distintas acerca de mí, siempre la culpé a ella de casi todas mis desgracias escúdandome en que la terrible crianza que tuve desembocó en mi mal carácter, en mis alas rotas y en tener un pedazo invisible del corazón bien desfigurado. Todos éstos años creí que el día que esto ocurriese yo iba a estar feliz, por que mi venganza habría de estar consumada, me sentiría una justiciera natural y todos mis demonios internos estarían calcinados así como el tiempo... Ese tiempo.

    Pero al paso de la vida, después de que transcurrieran seis años de no verla más y de no escuchar sus palabras, después de haber dado vida y de haber sido vencida en ese diciembre negro, la volví a ver en diciembre pasado y aunque pareciera más negro que el diciembre de la masacre y mucho más negro que los diciembres infantiles llenos de viejos borrachos gritando y despedazando sienes, yo lo veía claro y transparente, era un domingo cuando la vi, era un domingo pasado el voluntariado, por que, hay cosas que sólo se aprenden siendo voluntario de algo y yo aprendí a perdonar al cien,a saber si se hizo la que no me conocía, tal vez era un modo de defensa para evitar la pena de pedir perdón, como sea el caso es que la vi y le di un beso en la frente. A los pocos días la volví a ver, y al poco tiempo de haber recibido el 2011 a los tres días de haberlo sentido... Ella murió, esa persona que tanto daño me hizo, la mujer que aquel verano me aventó mi rompecabezas de Blanca nieves a la cara, se fue, yo la vi y le di un beso en el vidrio del ataúd y luego la música empezó a sonar en el panteón de los pobres, en el panteón que no tiene grandes lápidas ni letras de oro... En ese panteón donde vamos a ir todos y la carroza era de lujo y las canciones nos iban acompañando mientras todos los fantasmas nos miraban como diciendo: ''Que extraños, nunca los vimos por aquí''... Yo volteaba hacia las sombras, hacia ese pedazo de universo al que le faltó crecer, ahí miraba yo... Mi padre y mi tía se fueron cerca de la carroza mientras la voz del mariachi entonaba la primer canción que parecía ser una horda de zombies... Y luego, doblamos en uno de los patios del cementerio y llegamos al destino a ese a donde todos vamos, destaparon el ataúd de nuevo y todos nos despedimos de ella... La tarde estaba apesadumbrada, como si Edgar Allan Poe hubiese vertido sobre el cielo y el infierno un montón de nubes de humo con aerosol gris... El aire de Zephyrous soplaba como cuando su templo se estrecha y se dobla... Así era aquel día... Así eran esas canciones que en otros momentos serían alegres pero en ese instante eran las más tristes del mundo... Y luego la pusieron debajo de la tierra a donde todos volveremos... y luego...el cielo se hizo de lodo y cemento y los alambres de púas cantaron muchas odas a la nostalgia de unos años que se fueron por una alcantarilla... y yo no estaba con la venganza consumada por que... por esos tiempos yo era bastante imaginativa y estúpida.

    Yo siempre tuve alas... pero no lo entendí hasta que mi abuela murió...
     
    #10446
    1 person likes this.
  7. edelabarra

    edelabarra Mod. Enseñante. Mod. foro: Una imagen, un poema

    Se incorporó:
    22 de Junio de 2007
    Mensajes:
    24.097
    Me gusta recibidos:
    3.649
    Género:
    Hombre
    Maduro y redentor escrito, querida Ale,
    tu aprendiste que no se puede juzgar sin estar en los zapatos del otro;
    acanzaste un momento de iluminación, que es el más sublime;
    el momento de la comprensión y el perdón,
    el saber que todos somos imperfectos
    y merecemos la segunda opotunidad,
    Te felicito por este escrito lleno de amor,
    hasta el punto de besar a aquella a quien le adjudicábamos gran parte de nuestros males.
    Un abrazo,
    Eduardo.

     
    #10447
  8. edelabarra

    edelabarra Mod. Enseñante. Mod. foro: Una imagen, un poema

    Se incorporó:
    22 de Junio de 2007
    Mensajes:
    24.097
    Me gusta recibidos:
    3.649
    Género:
    Hombre
    No me gusta mucho lo que veo, es algo melancólico,
    pero bueno, dejaré mi aporte en el próximo posteo;
    gracias querida Ligia, por tu dedicación a mantener viva la llama de la poesía;
    un abrazo,
    Eduardo
     
    #10448
  9. edelabarra

    edelabarra Mod. Enseñante. Mod. foro: Una imagen, un poema

    Se incorporó:
    22 de Junio de 2007
    Mensajes:
    24.097
    Me gusta recibidos:
    3.649
    Género:
    Hombre
    [​IMG]
    Durante las últimas dos semanas estuve en la casa de mi hija,
    que me la prestó en su ausencia;
    tenía el privilegio del Internet
    y me ubiqué al lado de una ventana desde la cual veía este paisaje algo tranquilo,
    lleno de verde, a pesar de que la lluvia escaseaba y se hacía desear;
    desde allí, a la mañana, porque a la tarde el sol no dejaba trabajar, pude mantenerme en contacto cibernético;
    ya estoy de vuelta en mi casa,
    voy a extrañar esa vista que me permitió hacer una serie de poemas de variada especie,
    pero siempre con mi sello de autenticidad;
    Les dejo mi saludo cordial,
    un abrazo a todos,
    Eduardo
     

    Archivos adjuntos:

    #10449
  10. Ligia Calderón Romero

    Ligia Calderón Romero Moderadora foro: Una imagen, un poema Miembro del Equipo Moderadores

    Se incorporó:
    30 de Agosto de 2007
    Mensajes:
    16.518
    Me gusta recibidos:
    5.766
    Hola Edel!

    Gracias por el regalo de admirar la belleza del campo
    que desde la ventana miraste.

    La naturaleza es obra Divina
    un deleite admirarla,
    me encantan los pinos
    y la hierba
    que le da un fresco envidiable al paisaje.
    Linda foto.

    Gracias por compartirla.

    Un fuerte abrazo.

    Ligia
     
    #10450
  11. Ligia Calderón Romero

    Ligia Calderón Romero Moderadora foro: Una imagen, un poema Miembro del Equipo Moderadores

    Se incorporó:
    30 de Agosto de 2007
    Mensajes:
    16.518
    Me gusta recibidos:
    5.766
    Ale me alegro que hayas recuperado
    esas alas que nunca perdiste
    solo las escondiste para sacarlas
    en el momento apropiado.

    Quizá hace falta que pase el tiempo
    para reconciliarnos con nuestros deudores
    y lo más importante con nosotros mismos
    Realmente eres una chica admirable.
    Desde que te conocí he venido observándote
    a veces con recelo, otras con cautela
    pero he aprendido a entenderte, al principio
    quizá no entendía muchas cosas
    pero despues de leer tu casi autobiografía
    me he dado cuenta por cuántas situaciones difíciles
    has pasado en la vida y sobre todo el corazón tan enorme
    que tu misma has descubierto y nos dejas ver.

    Bien, espero que te encuentres de maravilla
    con esa paz que encontré al leer tus dolorosas letras
    estas y todas las anteriores, pero que nos hablan
    de tí, de los tuyos, del milagro de la vida, tus niñas...
    hermosas flores de tu jardín, por quienes
    sé que darás la vida sí fuese necesario
    A ellas quizá les debes tu madurez temprana.

    Un fuerte abrazo en la distancia.

    Ligia
     
    #10451
  12. NOSTALGIA

    NOSTALGIA Ser Nostálgico y triste

    Se incorporó:
    18 de Febrero de 2007
    Mensajes:
    11.122
    Me gusta recibidos:
    171
    Un abrazo fuerte con mucho cariño para los amigos cafeteros de este precioso espacio, que este 2011 llene de bendiciones su vida y les traiga mucho amor, buena salud e inmensa felicidad.

    Besotes niños, se cuidan, se portan bien y toman toda la lechita.
     
    #10452
  13. Dark_Fairy

    Dark_Fairy Poeta que considera el portal su segunda casa

    Se incorporó:
    20 de Agosto de 2006
    Mensajes:
    4.264
    Me gusta recibidos:
    382
    Hola Ligia... ¿Cómo has estado...???? Espero que bien, muchas gracias por tus gentiles palabras linda, las cosas son como son y por más que a veces nos duelan no podríamos cambiarlas... Hasta que mi abuela se murió yo entendí tantas cosas y la entendí muchísimo y estoy en vías de comprender por que era así... Lo más importante es que pude verla unas cuántas veces antes de que muriese y eso es para mí suficiente. Mi tía me dijo que podía llevarme lo que yo quisiera de ella, ropa, cobijas etc... Me traje un saco a cuadros negro con gris que, se ponía en los inviernos aquellos para mitigar el frío, se lo compró mi tía en una tienda hace casi veinte años, luego me traje unos suéteres, en realidad había más cosas que traerse pero yo me traje lo que más recuerdos me traía... Un suéter blanco largo y con cuello de tortuga, un suéter negro con flores en tonos rosas tenues y cafés... Una cobija de lana en negro y blanco y una sudadera morada... Así como yo... jejejejeje. Eso me traje por que, recuerdo los tiempos esos y también sé por que aprendí a decir lo que pienso... Por que mi abuela lo decía y yo lo aprendí de ella, sólo que mi modo es más rudo jejejejeje.

    Pero todo eso que me pasó ocurrió en los viejos ( en los muy viejos tiempos ) Y cada suave brisa que soplaba en aquel grato tiempo... Así como dijese Edgar Allan Poe en su relato '' La caída de la casa de Usher'' Y todo eso sucedió, antes de conocer a Eduardo ( mi esposo ) Antes de conocer a Nadia, a Marisa, a Jussi, a Darío, a Zujeid, a Kiara... Todo eso ocurrió antes de que dos niñas nacieran en dos veranos diferentes...

    Y bueno....!!!!!

    Cuidense y sean buenos chicos y tengan buen sexo.... jojojojooojoooooj
     
    #10453
  14. Principe Negro

    Principe Negro Todas mis mentes estan retorcidas.

    Se incorporó:
    24 de Diciembre de 2005
    Mensajes:
    5.652
    Me gusta recibidos:
    203
    hola linda zimbadwana!!!!!!1 le está sentando excelente el sol...jajaja...
    un beso guapa...y lque se multiplique el amor y la buena fortuna en tu vera, se agradecen los deseos...leche?.., jaja mejor café...una flor y hasta luego...
     
    #10454
  15. Principe Negro

    Principe Negro Todas mis mentes estan retorcidas.

    Se incorporó:
    24 de Diciembre de 2005
    Mensajes:
    5.652
    Me gusta recibidos:
    203
    Alejandra: smuak! a la mejilla...seguro seguro y al dimitri ni mención de consolación... ;)
    un abrazote!


    En finluego de este enorme berrinche...pasi a desearos lo mejor a todos...nada de sexo, que el mundo esta sobrepoblado ya...prohibido el sexo en los países de explosión negrografica...demografíca...utilicen la manografía o dedografía (omitan eso)....

    un saludo Mr Ed, Ligia, Darky (oye en face hay otra mex hada negra hahsahaha...no diré más)... en fin pongamos un anuncio buscando a pecador....

     
    #10455
  16. Principe Negro

    Principe Negro Todas mis mentes estan retorcidas.

    Se incorporó:
    24 de Diciembre de 2005
    Mensajes:
    5.652
    Me gusta recibidos:
    203
  17. Dark_Fairy

    Dark_Fairy Poeta que considera el portal su segunda casa

    Se incorporó:
    20 de Agosto de 2006
    Mensajes:
    4.264
    Me gusta recibidos:
    382
    Hola hola cafeteritos... Buenos y santos días....!!!! Los lunes siempre me recuerdan y no sé por que razón, los días de la primavera en los 90's cuando el sol amarillento entraba por todos lados y la casa olía a pinol... Y había de comer tacos dorados de papa y frijoles, también de carne molida... Y recuerdo cuando mi tío David iba por mí a la escuela... Y todo eso que se esfumó hace ya más de una década...

    Dimis... Yo creo que el pecador no era un humano si no uno de esos enviados de un sujeto ''x'' que no es ni Dios ni el diablo y ahora está donde debe estar ... bueno eso creo yo, no tengo mucho que agregar sobre pecadors, tal vez... Sólo tal vez, el mundo se le rompió y lo está cosiendo, quien sabe...No tengo mucho que decir al respecto... :O

    Si hay to much hadas negras, pero ninguna tan negra como shooo hahahahaha en fin puede haber muchas pero sólo hay una la original... hahahahaha XD

    Bueno un buen inicio de semanoide... Sean buenos... y tengan buen sexo... ( usen condón, y todo lo que puedan...) =)
     
    #10457
  18. Dark_Fairy

    Dark_Fairy Poeta que considera el portal su segunda casa

    Se incorporó:
    20 de Agosto de 2006
    Mensajes:
    4.264
    Me gusta recibidos:
    382
    Bueno cafetes... Acá les dejo parte de mi primer obra literaria en serio... Es con la que participé en un concurso local que claro que no ganó hahah pero el gusto nadie me lo quitó... XD... No es muy buena y creo que debo perfeccionar algunas cosas pero ahí les va cafeteretes... !!!! Saludos...





    p { margin-bottom: 0.21cm; }a:link { } PERSONAJES.





    • Germán: Tiene treinta y tres años, es alto, delgado, tez morena clara, usa suéteres en los hombros zapatos negros y cafés con calcetines al tono de sus camisas, tiene una ligera barba que si no se la rasura es gruesa y cerrada, es de voz grave y fuerte, vive en una colonia antigua y está por mudarse de casa. Trabaja en una oficina como gerente de ventas, es casado y tiene dos niños pequeños de nombre Saúl (el mayor) Y Leonardo (el menor), le gusta la música clásica y la opera, se relaja escuchando eso cuando tiene un día pesado en su trabajo, pero tiene un gusto culpable por el rock pesado, realmente pesado.





    • Mariana, la esposa de Germán: Tiene 30 años, es ama de casa, muy complaciente pero nada demostrativa, le cuesta hablar de sus problemas, es una madre apegada a sus hijos, los quiere muchísimo aunque a veces se equivoque en como educarlos, le agrada tomar té de manzanilla, cerveza, café, vino tinto, tiene complexión robusta pues parió a dos niños, el pelo lo tiene a la altura de las orejas lo que la hace verse más cachetona de lo que es y es de color castaño oscuro pero se tiñe de rubio cenizo. No es una mujer muy agraciada físicamente pero sabe ser buena amiga, lo que la hace ser agradable en ese ámbito y tiene ese atractivo raro que algunas personas tienen.



    • Reolo: Es una figura negra, completamente negra, con tres picos que le sobresalen de la cabeza, manos y piernas en terminación de punta. Tiene unos puntos pequeños color blanco que asemejan ojos. Primero huele mal, pero con el transcurso del tiempo empieza a oler a vainilla. Parece muy infantil, entrometido, abusivo y torturador, pero en el fondo le gusta enseñar a Germán, a quien él considera que vale la pena enseñar algo. Se instala por un espacio de tiempo en casa de Germán, dejando ver que precisamente debe aprender ciertas cosas.



    • Doña Amelia: Es la madre de Germán, una señora de sesenta y cinco años de edad, aún se dedica a su trabajo como costurera, gana muy bien aunque pareciera que no, muchas personas conocidas en el ambiente artístico local acuden a ella para que les confeccione sus vestuarios, colabora con esos vestuarios en los festivales que cada año se realizan en la ciudad, no estudió diseño de modas, no tiene título pero practicando se hizo de clientes importantes, aunque está segura que si lo hubiera hecho podría haber tenido una vida diferente, aunque Germán nunca tuvo carencias económicas, le faltó la figura paterna, que la madre de Germán suplió y quiere muchísimo pero es una mujer de pocas palabras que a veces pareciera como si estuviera amargada.



    • Mario Iván y Emilio: El primero es el amigo de toda la vida de Germán. Una persona agradable, simpático pero de un pasado algo turbio. Inteligente pero aferrado a algunas ideas extrañas. Emilio es amigo lejano de Mariana, siendo una persona muy extraña, pero con sentimientos paternos, aunque algo idealista, y hasta cierto punto raya en la fantasía. También de pasado incierto y con conocimientos no muy ordinarios. Terco, fanfarrón, pero de capacidades de igual modo no muy ordinarias.










    DESARROLLO.




    La historia parte en la ciudad de Chihuahua, al norte del país, es mejor conocida como ''El estado grande''. Sólo en extensión territorial, el clima ahí es muy extremoso, en verano las temperaturas a uno le parten la cabeza en dos, la hinchazón de pies es muy común entre Germán quien padece de mala circulación, en invierno sin embargo, los paisajes se tornan majestuosos y sabios, a veces la nieve cubre los jardines, parques y grandes edificios de la ciudad, así como los techos de las casas, en invierno esperamos una temperatura que oscila entre los diez y doce grados bajo cero en las regiones serranas, mientras que en la ciudad sería de unos cinco a ocho grados bajo cero.


    Es una ciudad en vías de crecimiento, el gobierno se ha encargado de hacer puentes, pasos a desnivel, colonias nuevas y casas en esas colonias. Es una ciudad que al paso del tiempo ha ido mejorando y eventualmente será una de las más importantes del país. No ha tenido mucha suerte últimamente pero la gente piensa que es sólo una mala racha y que pronto podremos salir a las calles sin temor alguno, aunque eso a veces a Germán le parece demasiado utópico para volver a creerlo.


    La ciudad está rodeada de cerros y rumbo a Ciudad Juárez podríamos ver el desierto de Samalayuca, anaranjado y rojo que se queda quieto viendo pasar los siglos, Germán no conoce el mar, pero se lo imagina al revés que al desierto, es decir, en vez de arena...Con un agua cristalina y amarillenta .










    CAPÍTULO UNO.




    Las cajas estaban desacomodadas, no había un orden para ellas algunas estaban desarmadas en el piso de firme que tenía Germán y su esposa en la casa, otras estaban abiertas con libros, llaveros, ropa y zapatos dentro, otras más estaban atadas con rafia haciendo nudos perfectamente bien alineados. Se acercaba el día en que saldrían de esa casa de un modo hasta cierto punto arbitrario, se les dieron quince días para entregar dicha propiedad y Germán y su familia con la ayuda de su madre, encontraron otra casa semi abandonada, con hierba crecida y seca, con la puerta quebrada y en parte sin mica con muchos defectos que arreglar pero eso sería lo de menos, al avecinarse el invierno, Germán temía por la seguridad y bienestar de su familia, de sus hijos sobre todo que en ese tiempo eran muy pequeños y debía ofrecerles un techo donde pasar la temporada de frío.


    Germán siempre había sido un chico introvertido y de pocos amigos le costó mucho poder integrarse a su trabajo y tampoco le satisfacía por que quería tener otro mejor al menos para vivir decente; ser gerente de ventas en una pequeña tienda de teléfonos celulares no era lo que él había visualizado para su vida pero también se sabía con la responsabilidad de sacar adelante a su familia y aunque tenía conocimiento de que la madre estaba ahí apoyando, él se sentía poco menos que mediocre para poder correr con todos los gastos y eso lo sometió en ese momento a una etapa de estrés que sería diferente a muchas otras que hubiera vivido y mucho más por que, en ninguna otra etapa de esas podría conocer a ese que durante meses lo atosigaría y atormentaría con imágenes absurdas que empezaban a cobrar fuerza. Germán no era un tipo muy pendiente de su salud en general, si estaba resfriado tomaba lo de siempre, aspirinas, si le dolía la cabeza entonces se metía a bañar y se dormía si es que tenía suerte de estar en casa, pero si le dolía la muela o sus encías estaban inflamadas...Ni loco acudía al dentista.


    Sabía que había ciertas cosas que ponían en peligro sus dientes pero si desde hacía ocho años no iba y la boca la tenía en un estado de alerta pero a fin de cuentas la tenía completa ¿Qué le hacía suponer que podría empezar a perder piezas dentales? Y aunque para la mayoría de nosotros perder un diente sea algo mínimo para Germán sería el acabose total, por que aparte no deseaba tener dientes postizos ni mucho menos saberse con la posibilidad de perder uno, sería como algo insoportable e intolerante para él, sin embargo no hacía nada para evitar ese fin trágico para su salud bucal.


    De pronto Germán pasaba mucho tiempo pensando en cosas que nunca se imaginó llegar a pensar, como si un escape de auto despedía vapores insanos y perjudiciales , pero dedujo que era producto del nerviosismo por el cambio de casa y que cuando estuviera instalado en su nuevo hogar, las cosas se pondrían mejor lo cual para desgracia de Germán y su familia, eso no sería así.


    Cierto día antes de partir al trabajo Germán desayunaba lo de costumbre: Pan con mermelada y café. De pronto sintió una extraña sensación en sus manos que le recorría parte del estómago, las piernas y la cabeza, se sintió mareado y con la estrepitosa caída del pan con la mermelada de piña se dio cuenta que estaba como viviendo en un sueño, como si su cuerpo no fuera de él, como si no perteneciera a éste mundo ni a ésta realidad ni a ésta latitud, sintió pues, como si él no fuera él, y como si inminentemente ese día fuera el último de su vida, corrió al espejo grande que tenían colgado en la sala, se miró a los ojos, agitado, frío con el temblor que caracteriza a los nerviosos abrió ligeramente su boca y observó como un pedazo de sarro dental estaba saliendo del incisivo inferior, le causó más angustia de la normal y con el dedo índice tomo esa pieza dental que no se movía de su lugar pero que sin embargo él sentía que si estaba desubicándose del lugar original en la posición de su boca. Como es lógico no se lo dijo a la esposa que estaba de lo más tranquila desayunando pensando en quien sabe que cosas, miró a su alrededor y las sensaciones antes mencionadas desaparecieron poco a poco pero a Germán le quedó la incertidumbre de saber si eso era cierto o sólo producto de su temor.
    Cuando llego al trabajo estaba de una actitud normal pues sabía que los jefes no eran las personas más accesibles del mundo y que si le pasaba algo no lo iban a auxiliar como era debido y como era pensado mejor se propuso terminar con el encargo que le habían hecho el día anterior, entregar un plan de ventas funcional y atractivo para la temporada navideña que estaba brillando por el cielo en forma de estela luminosa, pero Germán no tenía esa ilusión de todos los demás seres humanos, por que lo único que le daba pendiente era la casa nueva, el cambio, todo eso le aturdía de una manera errónea que tras meses de estar cavilando desembocó en un trastorno tan difícil que casi lo hace perder la cabeza así que Germán se olvido un poco del tema dental y mejor se puso a hacer bien su trabajo, para así estar ocupado, sin embargo el resonar de los pasos de alguien que estaba apróximandose lo hacía caer en cuenta que algo no iba bien y que, quizás no iría bien en mucho tiempo.


    Por esas épocas él todavía probaba algún bocado aunque con reserva, todavía no hacía pruebas que se inventaba para comprobar que todo estaba en orden sentía alivio de comer y masticar sin que nada le opacara aún no temía tanto, aunque como dije, era con cierta reserva. Un día unos compañeros trajeron elotes ensartados en una varilla de madera para comer, bañados de chile en polvo, limón, queso de cabra y mantequilla, para ellos era muy fácil poder morderlos y no pensaban locuras pero a Germán le causaba la misma sensación de esa mañana cuando el pan se cayó al piso , sólo que esas cosas ahora le acontecían con más intensidad, mejor se volteo e hizo de cuenta que no vio nada por que no quería dar un espectáculo grotesco en el lugar equivocado. Cuando su horario concluyó salio de prisa y sin despedirse bajó unas calles hasta la parada del autobús y subió al camión que le llevaría a las cercanías de su casa. Quería llegar a su hogar y mirarse al espejo, era lo único que quería hacer, mirarse al espejo y comprobar que sus teorías estaban equivocadas, era como si su cabeza estuviese lidiando una batalla entre la razón y el miedo y en éste caso el miedo llevaba las de ganar. Cuando Germán llego a casa, lo primero que hizo fue aventar los papeles y su chamarra se miró en el espejo, pero su esposa y los gritos de sus niños le impidieron seguir con su proceso:
    -De perdida saluda ¿No? -Dijo la esposa.


    -Si, lo siento, hola ¿Qué tal?


    -Nada, lo mismo ¿Qué te pasa?


    -Es que... Bueno, mira, dime una cosa ¿Si? No te molesto más si me la dices ¿Si? Por favor.


    -Calma, calma, ¿Qué quieres que te diga? -Dijo la mujer algo desconcertada y marcando una mueca típica en ella cuando estaba confusa.


    -Es que, siento algo raro. Aquí... Aquí. Observa, mira por favor...


    -Tu diente. Eso veo, un diente.


    -No, no. Tócalo, tócalo a ver como lo sientes. Andale.


    -Germán, no voy a tocarlo, tengo las manos sucias y puedo pasarte algún bicho.


    -No, por favor. Toca, por favor.


    Mariana lo tocó algo confundida y le dijo entonces:


    -No pasa nada, ¿Qué podría pasarte? Nada, son sólo tus ideas, vamos. ¿A tu edad y con miedos de ese tipo? Por favor, mejor empezamos a empacar lo que nos falta.- Dijo Mariana con tono desesperado.


    -Mariana, ¿Qué voy a hacer? Dijo con rostro estresado y con tono de angustia Germán.
    -¿Qué vas a hacer de qué? ¿Te quedaste sin empleo?-Preguntó muy seria.


    -No ¿Qué voy a hacer si se me cae un diente? Sería un trauma.- Mariana lo miró enojada y sin saber que tenía su esposo pero de todos modos poco le importo ¿A quién le importan en demasía sus dientes?


    -Trauma sería que te quedaras sin una pierna o un brazo, eso si sería un trauma, no un diente, de todos modos podrías ponerte uno postizo.- Finalizó Mariana en tono burlesco.


    Germán se quedó callado aparentando que ella tenía razón o es que quizás él quería pensar que su esposa tenía razón aunque él quisiera sentirse un poco más comprendido de su parte, en el fondo sabía que eso era difícil que sucediera por que después de todo las personas tienen muchos más problemas y mucho más graves que pensar en si sus dientes están fuertes y sanos o no, aún así él no entendía lo que le estaba pasando y como era que nunca antes le había sucedido, nunca le interesó su salud dental y como no había tenido buenas experiencias con los médicos en ese respecto le aterraba la idea de tener que acudir con uno aunque también sabía que tarde o temprano, habría de ir a una revisión.


    Y así los días se sucedían entre los albores del invierno y los cielos muy nublados aunque tuvieran sol Germán al principio llevaba a cabo su rutina diaria de forma normal, el último día de estancia en su antigua vivienda, la vio tan vacía y tan sucia que sintió tanta nostalgia de las épocas gloriosas y de los veranos apacibles y en paz, se acordó de cuando empezaron la vida él y Mariana en aquel departamento al tamaño de una caja de zapatos donde apenas y cabía un grano de arroz, no es que esa casa a punto de ser desocupada fuera una mansión pero era muchas veces más grande que la anterior y el saberla llena de ecos le causaba tristeza y un poco de temor por lo que se le avecinaba.


    CAPÍTULO DOS.




    Mientras tanto, Reolo; el ser oscuro y decadente coprotagonista de estas lineas, estaba incubando en algún huevecillo en el cerebro de Germán, estaba a punto de nacer y causar estragos. Muy pronto Reolo saldría a la luz y volvería a éste plano y a ésta dimensión, y aunque él ya las había conocido en el pasado tenía todas las ganas de volver. Todos tenemos a alguien que nos atormenta y tenemos problemas que se manifiestan de una u otra manera sólo que a veces cobran vida y forma, obtienen una personalidad y tienen pensamientos propios. Huelen, ríen y hasta lloran. Los monjes tibetanos dicen que se hacen de un estado profundo de sugestión y bajo cierta clase de meditación, y hasta se pueden crear casas, bosques, personas y ciudades perfectamente bien habitables y tangibles... Germán estaba por ser testigo de ello pero se llevaría una gran sorpresa posteriormente.


    Germán llego junto con su familia a la casa nueva y descuidada, llena de recuerdos persistentes, con paredes escarapeladas y clavos colgados en los marcos de las puertas. El color de la casa era en aquel momento de un color salmón apagado y muy opresivo. Las paredes interiores eran de color crema y ácidas, como si un bote de crema de vaca se hubiera vaciado en los bloques de cemento y se hubiera podrido por el tiempo que quedó sin personas y sin vida. Ahora esa casa sería habitada por una familia de cuatro miembros: Dos niños pequeños que con sus gritos y juegos, le darían un toque novedoso y a la vez lleno de ruidos inocentes y graciosos, y sería ocupada por dos adultos que un día decidieron emprender el camino de la vida juntos, aunque ahora ese camino al menos para Germán se estuviera volviendo muy turbio y sombrío, Mariana sin embargo estaba ávida de poner en marcha la nueva vivienda, ideo muchas formas de acomodar los muebles que eran viejos y casi pasados de moda, su suegra, doña Amelia, era una mujer bastante rara y de un tiempo para acá había tirado a la calle los trece gatos que venía teniendo por mascotas, y el orden, la higiene y la manera práctica de vivir la había poseído de una manera fiel y distinta, ahora era ella quien daba las recomendaciones bastante parecidas a una orden de como poner el cuartito que fungiría como clóset, tenía miedo de que la dueña de la casa, conocida de ella, se molestara por el montonero de ropa y zapatos de ambos más aunado la de los niños. Así que un lunes de principios de diciembre cuando la tarde se tornaba violenta con el sol rojo de Marte, Doña Amelia echo un vistazo al clóset y le dijo a Germán quien ese día no asistió al trabajo:


    -Hijo, no puedes tener esto así, la señora se molestará. Se crearán nidos de ratones y animales rastreros.


    -¡Pero madre, apenas estamos acomodando! -Como dije antes, Doña Amelia era una mujer muy, pero muy rara y no se le podía decir nada por que todo era considerado por ella, como una agresión, insulto y mal agradecimiento por parte de sus parientes o conocidos, así que Germán sólo atinó a decir eso, mientras su madre recorría la casa y preguntaba por que estaban de tal o cual modo las cosas.


    -¿Qué es eso?-Dijo la madre viendo la taza del baño con ojos confundidos.


    -Sarro madre, es sarro de la taza del baño.


    -¿Y eso con qué lo quitas?


    -Con un poco de cloro y ácido muriático, mamá.


    -Dile a Mariana que lo haga... Todo debe estar limpio.


    -Si mamá, pero comprende que nos acabamos de cambiar. ¡Ah, por cierto! ¿Va a venir el fontanero con el que hablaste para que arregle lo del agua?.


    -Si, viene mañana. No sé a que hora.- Finalizó Doña Amelia con tono cortante y hostil.


    Cuando el padre de Germán decidió irse, se fue y dejo a Germán en la casa del padre de Amelia. Como ella trabajó siempre, el abuelo se hizo cargo de él y en parte ella, pero la vida de Germán fue complicada y llena de imaginaciones, represiones y rebeldías. Aún así Germán estaba de lo más preocupado aunque no se atrevía a decírselo a nadie por que, lo consideraba algo vergonzoso y cuestionable, así que durante un buen tiempo Germán lidio solo con su problema, entonces empezó, como dije, aquel diciembre que se convirtió en una pesadilla. Reolo estaba casi a término, perfectamente bien delineado en la oscuridad de una neurona violada por algún transistor defectuoso. Estaba muy cómodo y cálido viviendo y durmiendo entre células nerviosas, pero muy pronto su capullo se habría de romper y así él y Germán se conocerían, aunque ese primer encuentro no sería nada afable.


    Germán salio la mañana del diecinueve de diciembre del dos mil ocho rumbo a su empleo, se sentía especialmente más cansado y aturdido que los días anteriores, su paso era tembloroso e inestable. Tristemente lucía pálido y con los labios secos. Semi cadavérico. Estaba realmente desconociendo el terreno que estaba pisando, llego a su trabajo y dio los buenos días muy agitado, se metió al baño y, en eso descubrió lo que nunca había querido descubrir, eso que él estuvo tamizando eventualmente en años pasados. Ahora parecía lógico, y claro, ocho años sin atención dental desembocaban en ello.


    Tomo su incisivo superior derecho. Cerró fuertemente los ojos y empezó a moverlo a los lados, y cuando abrió los ojos se llevo la fatal visión que lo empañó durante todo ese día, pues vio que el diente se movía ligeramente y se separaba. Vio todo de color negro, humeante y lleno de destellos. La sensación de la primera vez le volvió pero con mucha más fuerza. El corazón lo tenía en la garganta, se mareo y sintió náuseas, enormes ganas de vomitar y de nuevo repitió la operación trágica, y volvió a ver lo mismo. Volteó su mirada del espejo moviendo sus manos y diciendo en el fondo que no podía ser posible, al volverse a mirar en el espejo, no atisbó ningún movimiento, lo cual lo hizo confundirse aún más.


    ''La enfermedad periondotal, es un proceso largo y devastador, destruye el soporte dental y ataca tejidos blandos ( encías). Y duros ( hueso). Primero el diente se mueve de forma leve, pero conforme pasan los años se desprende y se cae.''


    Germán empezaba a usar términos médicos, que aprendió viendo cuanta pagina de Internet pudo al respecto de su enfermedad que le ocasionaba esos ataques de pánico, no trabajo bien ese día y se salió antes de terminar su turno. Reolo salía de su cueva. Negro, largo y cruel... Germán estaba a punto de conocerlo, no estaba ilusionado de ninguna manera, pero Reolo si lo estaba, quería atacarlo, empujarlo, golpearlo y darle su buena tortura mental. Él iba a disfrutar haciendo eso, para eso había nacido. Así que quitó los pedazos de basura y razón que a Germán le quedaban y trajo entonces muchas diapositivas de imágenes aterradoras y ofensivas, casi obscenas, y cuando Germán llegó a casa, lo único que hizo fue agarrar un espejito pequeño que le robó a su mujer, y repetir una y mil veces esa operación. Mariana estaba empezando a ser igualmente hostil que Doña Amelia, y la esposa le repetía constantemente que no se tocara más por que si no lo tenía flojo, él mismo se los iba a aflojar. Mariana era una mujer culta, sabía que los dientes tienen cierta movilidad y no le dio nada de importancia al problema de su marido, al contrario, ella también lo apaleaba con frases nada alentadoras y llenas de frialdad e indiferencia, minimizó el problema del hombre que ella amó por primera vez, lo bajó hasta el infierno alejado del demonio, quizás en ese entonces, todos quienes rodeaban a Germán eran demonios vestidos de personas que poco y nada de apoyo le dieron, Germán no cenó ni una migaja de pan, sólo tomó café y mas café, la odisea de Germán apenas comenzaba. Era apenas el preámbulo para que todas sus materias cerebrales salieran en forma de vómitos, diarreas y nueces metidas en las uñas de los perros callejeros. Germán empezó a decaer visiblemente y Reolo merodeaba su cuerpo, su casa, su pelo, los oídos y su alma. Primero la voz era queda y muy baja, apenas un murmullo desolador que invitaba a recordar esos cuentos para asustar a los niños, pero sus niños parecían contentos, él los adoraba, eran sus hijos y quería estar bien por ellos y para ellos, pero Reolo no conocía tampoco en ese entonces, los lazos que unen a las personas con otras personas. Hay lazos leves, fuertes y hay otros irrompibles, y Reolo no iba a romper esos lazos pero si iba a encargarse de poder dañarlos muchísimo y tratar de mermarlos hasta que Germán quedara totalmente hecho un remedo de la persona alegre, ocurrente y extraña que fue alguna vez.


    Germán cerraba los ojos y veía múltiples caras deformes, en colores o en blanco y negro, aún no conocía nada acerca de las conexiones inmortales ni de las perlas de colores, ni de las cantidades que guardan esas perlas. No. Todavía no conocía esas cosas. Ni quería conocerlas, por que el diciembre lo atacaba hasta en los sueños. Paulatinamente, Germán hacía preguntas a su esposa, así como esa noche cuando Germán y su criatura negra, quedaron frente a frente:


    -¿Quieres cenar?-Pregunto Mariana.


    -No- Dijo Germán con nervios y mirada desenconada.


    -¿Por qué no? Estás muy flaco, no quiero que te pongas mal. ¡Mirate! Estás hecho un hueso, no empieces con tus cosas del sobre peso y lo que dicen los comerciales estúpidos del seguro social. Además ¿No te has fijado que están hechos con dos pesos de presupuesto? -Mariana lanzó una risa macabra al aire de la cocina que olía a frijoles molidos y refritos, olía bien sin duda, pero Reolo estaba justo al lado de Germán recitándole poesías llenas de odios y lacras que se imaginaba, se comían poco a poco sus maxilares, como lo haría cualquier oruga dándose un festín de hojas.


    -Es que tengo miedo Mariana, en serio, tengo mucho miedo, debo ir al médico.


    -¿Miedo de qué?


    -Ya sabes. -Se hizo un silencio infame y prolongado.


    -¿De qué Germán? Dime.


    -Ya lo sabes, tengo miedo de... Pues... -Haciendo muchas pausas y concluyendo estrepitosamente.- Tengo miedo de que se me caigan los dientes y ya sabes que los tengo flojos, no quiero comer para que se me aflojen más.


    -Mariana lo miró y la mirada tierna se volvió maquiavélica, casi hiriente e inquisitiva; dejó la pala con la que estaba cocinando y le dijo con palabras duras y nada amorosas:


    -Me estás aburriendo con ese tema, si te vuelvo a ver tocándote la boca, los dientes o viéndote en el espejo, me voy a enojar y me voy a enojar mucho, ¿Ahora le tienes miedo a la comida? Por favor, ¿Tienes miedo de morder una tortilla con frijoles? No Germán, estás muy mal.
    Germán se sintió pequeño, inútil, tonto e indefenso con las palabras de su esposa, veía jugar a sus hijos mientras Reolo le estaba sonriendo de forma agresiva. El no quería ver a esa cosa que no sabía hasta ese momento de donde había salido y que además olía bastante mal. Le asustaban los picos que le salían de la cabeza, Reolo lo miraba de reojo cuando Germán lo veía de arriba hacia abajo, no podía creer que eso tan demente estuviera sentado junto a él, sin tener dedos, ni manos, ni pies, ni nada de nada. La boca era tan solamente unas curvas muy mal hechas que parecían triángulos pequeños sin la base, tampoco tenía nariz. A veces Reolo se volteaba de sorpresa y le volvía a sonreír tetricamente, entonces a fuerzas tuvo que comer uno de los burritos de frijoles que su esposa le hizo. Sólo uno y solamente un poco, pero las amenazas de enojo de su mujer le podían más que no comer. Y que Reolo estuviera paseando alrededor le atormentaba. Y en una mordida el encuentro se hizo inminente. Reolo le pronuncio las primeras palabra llenas de amargura:


    -¡Mañana verás lo que te va a ocurrir hombrecillo estúpido!.


    -¡Déjame en paz!- Dijo Germán con voz interior temblorosa y ojos desbordados.


    -¿Te crees muy listo? ¿No? ¡Dime! -Gritó- ¿Te crees eso? No eres absolutamente nada. Eres un pobre infeliz que tiene miedo de perder los dientes, pero ¿Sabes algo? Los perderás todos. Perderás no sólo tus dientes, también ésta casa que ni tuya es. Perderás tu trabajo, perderás a tu esposa, si, a esa fanfarrona con cara de ser presumida, pues también la perderás, perderás todo y te quedarás en la calle, sin dientes y sin nada más allá de lo que puedas ver.


    -Por favor, ya no... ¡Ya por favor!


    -No, ni aunque supliques te dejaré en paz imbécil, ni vayas al Doctor, o si, mejor si ve, para que te diga lo que tienes y te quite los dientes ahí mismo y regreses sin un solo diente...Ve y verás lo que te pasa.


    -Pues aunque me digas esas cosas iré.


    -¿Ah, si..? Muerde esa galleta y verás que te pasará, sigue mordiendo tu comida...Y verás que te pasará, mírate al espejo ahorita, y verás que tienes en tu boca que tanto cuidas.


    Germán terminó a medias el bocado que comía, estaba vestido cómodamente, se paró y pese a lo que le dijo su mujer minutos antes, se miro al espejo. No podía ver nada por que la luz de la sala no daba muy bien en ese lugar. Dentro de su cabeza se imaginaba con las raíces dentales de fuera, con sangre y pus, Reolo le seguía cantando odas al dolor y a la desesperación. Le decía que sus dientes estaban sostenidos por tierra echada a perder y que los gusanos estaban penetrando entre sus huesos inferiores y superiores, Reolo terminó la tortura, diciendo: ''Vas a sentir lo que te sucederá mañana, exactamente a las nueve y media''.


    Germán prestó poca atención a esas palabras que lo sentenciaban a vivir por quien sabe cuánto tiempo un caos lleno de angustia que lo arrastraba a pensar en cosas inimaginables y que por desgracia ahora las estaba pensando, aparte la impotencia de no poder hablar con nadie por pena, lo trastornó todavía más, así que Germán esa noche se acostó pensando en que, ojalá no despertara mañana.


    Sin embargo al día siguiente, levemente sintió bríos nuevos, se decía así mismo que las cosas no podrían estar tan mal después de todo y ¿Por qué no? A veces sentía hasta alivio de saber que el médico le diría que todo iba bien, pero de nuevo esas cosas que lo atormentaban lo hacían dudar, así que partió al trabajo como de costumbre, aunque si pensando en la amenaza de Reolo.


    Se quedó mirando un programa local en el televisor que tenían arriba de la pared, junto a una planta artificial, se quedó enajenado viendo no sé que cosas de pronto por inercia volteo al reloj de la puerta
    eran las nueve con quince, se comenzó a molestar con él mismo, dejó de comerse el pastelillo de capuccino que tanto le gustaba y sólo tomó el café, comenzó su trabajo y olvido lo que estaba mirando en la televisión, minutos más tarde, observó una silueta parada en la acera de enfrente, estaba de brazos cruzados con las piernas en forma de flechas abiertas, en una pose retadora, cerrada a toda propuesta de llevar la fiesta en paz, Reolo estiró su brazo apuntando a Germán y entonces por efecto de telepatía le vociferó todo lo mediocre y perdedor que era, todo lo incapaz que era para controlarse, le contó muchas cosas acerca de su infancia y hasta le dijo que por imbécil su padre lo había desechado, cambio de posición casi inmediatamente y entonces se repegó al cristal de la tienda, haciendo caras horrorosas y llenas de rencores del pasado, Germán pretendía que no pasaba nada y al segundo estaba de nuevo parado atrás de él riéndose de forma bizarra y muy lejos de querer ser diferente con Germán.


    -No quisiste entender por la buena, entenderás por la mala. -Dijo Reolo.


    -Por favor, aquí no. Te lo suplico.


    -Si, suplica lo que quieras. -Dijo con tono desquiciado y algo agudo.- ¿Por qué no te comiste tu pastelillo? Por miedoso, por que te daría miedo hasta comer yogur eres un idiota, no vales absolutamente nada por eso estás aquí, en éste trabajo lleno de tontos igual que tú ¿Ves a todos éstos tipos? Son iguales a ti, por eso estás acá, por que eres un asco de persona y nunca, óyelo bien, nunca te vas a librar de mí. Con que te crees muy machito ¿No? Cretino, eso es lo que eres.


    -Ya cerebrito. Ya. -Murmuró Germán.


    -No soy tu cerebro inútil, tu cerebro está muerto... Ahora lo ocupa el miedo y yo, sólo eso.


    -No es verdad, mi cerebro no ha muerto, mi corazón me late.


    -Bueno, piensa lo que quieras, yo sólo te digo que, nunca me voy a ir de aquí ni te voy a dejar vivir en paz nunca más, se terminaron tus días buenos y llenos de felicidades, olvídate de eso, ¿Te acuerdas cuando te burlabas de la gente con ansiedad y trastornos mentales? Bueno, ahora yo soy tu escarmiento. Estás muy mal y yo me encargaré de que empeores y que acabes en el hoyo.


    Germán quedó completamente devastado con esas palabras tan crueles, no sabía por que a él le estaba ocurriendo eso tan diabólico, si según él, nunca le había hecho mal a nadie y ahora estaba sumido en un pozo que tampoco tenía salida, era como una especie de abismo humano en donde apenas había comenzado a caer. Y el diciembre transcurrió entre esferas navideñas, árboles luminosos y regalos vacíos envueltos en papeles dorados . En casa de Germán su hijo mayor estaba muy contento por que su abuela; Doña Amelia; le había comprado muchos quesos suizos y jugos de frutas, había mucha comida que Germán no usaba ni ingería, le daba un miedo terrible de sólo pensar en que la hora de la comida se acercaba y sentía miedo por comer lo que fuera, no se diga cosas duras por que nuevamente sentía explotar por dentro. Germán ya había comenzado a adelgazar mucho, a demacrarse y a ausentarse de si mismo. Ya sólo se levantaba por la responsabilidad que tenía para con su familia, para llevar el poco dinero que podía a la casa, ni siquiera el aguinaldo le entusiasmaba como en años anteriores y es que, tampoco él era el mismo de antes, estaba sumido en una cueva muy oscura y con su criatura negra que le amargaba la poca alegría que le quedaba.


    Mariana había puesto el árbol navideño que era chico, no tenían gran variedad de esferas más que las que les había regalado su cuñado antes de regresar de la Ciudad de México, el árbol era de fibra óptica y como las luces tenues no le gustaban al hijo mayor, el año anterior le compraron unas luces verdes que eran bastante luminosas, así la casa nueva comenzó a sentirse más hogar y Mariana estaba feliz, era una buena mujer, amaba mucho a Germán era el amor de su vida, el único hombre al que había amado, pero no sabía como comprenderlo y claro, si ni siquiera Germán sabía que ocurría, menos las personas que lo rodeaban, aunque como dije en ese tiempo eran todos de color morado y llenos de manchas amarillas. Sin embargo, Mariana lo hacía sentir bien a como ella podía y quería, le daba más importancia a otras cosas como era de pensarse, como los regalos, la cena, todo eso que se planea en navidad, pero su esposo se sentía fuera de esa realidad, se sentía un apestado y leproso indigno de paz y de amor, lo único que lo tenía de pie eran sus pequeños hijos quienes siempre tenían un sonrisa para él, o un abrazo y los veía tan contentos e inocentes, que pensaba que les estaba robando la vida con esa actitud pesimista y llena de plomo en las venas.


    A Germán le dieron su aguinaldo antes de noche buena, las cosas no estaban bien con su ánimo ni con la situación que estaba viviendo, mientras toda la gente estaba feliz, él se sentía peor que insecto sin otro motivo aparte que sus hijos para ser feliz y aceptar las cosas para él en ese momento era muy complicado, saberse tan joven y a punto de empezar a perder algo, quizás ese era su miedo mayor, perder cosas que no tendrían por que perderse, y caía más a ese precipicio sin fondo, lleno de telarañas y desperdicios de comidas con almas viejas. Aprendió a conocer entonces sus estados de ánimo. Por decir: En la mañana estaba siempre muy ansioso y nervioso, mirándose en cualquier superficie que reflejara algo de su persona, a medio día Reolo parecía tomar un descanso y lo dejaba de molestar unos minutos o una media hora, nunca más, nunca menos. A media tarde la criatura de los picos en la cabeza volvía al ataque desesperando a Germán un poco cada vez y por la noche se sentía mejor, aunque la idea de no despertar se empezaba a acentuar intensamente.


    Llegó el día esperado por sus hijos y su esposa, había regalos en el árbol navideño, mucha comida, la casa era caliente, estaba todo en orden, lástima que Germán no disfrutara nada de eso. Cuando su mujer empezó a cocinar la cena él sintió que se le revolvía el estómago así que, se fue a recostar un poco mientras dormía a sus hijos y mientras, les pedía perdón por el daño que les estaba ocasionando. - ''Yo los quiero mucho, pero últimamente no he tenido muy buena suerte conmigo mismo, les prometo que pasará pronto y volveré a ser la misma persona que era antes''-. También Germán quería creerlo, quería que ese comienzo de año fuera bueno y que fuese un inicio de una salud bucal enorme, que sus temores se desvanecieran pero, de sólo imaginarse sentado en la silla del dentista... Un mariposeo siniestro en todo el cuerpo lo recorría.


    Hemos de decir que, también los supuestos amigos de Germán, se desparecieron mientras él padecía eso que estaba viviendo, antes de que se convirtiera en ese ente que se movía por obligación y no por devoción. Tenía montones de amigos, todos le saludaban y le pedían una mano, y él, como era bueno, les daba su mano amiga. Siempre estaban contentos y se reían de sus ocurrencias, pero ahora estaban desparecidos y de ese grupo de amigos que él pensaba que tenía, sólo quedaron dos. Esos dos hicieron las veces de los farsantes amistosos y le dieron a Germán algo de apoyo, aunque no sabían muy bien a que se estaban enfrentando pues Germán no explicaba nada a ciencia cierta, sólo decía que estaba deprimido y no sabía por que, aún así, esas personas le dieron un poco de confianza y fuerza en esos momentos cuando estaba vulnerable.


    Reolo sin embargo, no respetaba los días festivos y le importaba muy poco que fuera navidad, realmente a él lo único que le interesaba era hacerle daño a Germán, así que cuando sus niños se durmieron y él se quedó en la oscuridad total del cuarto, Reolo apareció recargado en la pared, no le dijo nada, se quedaron mirándose como dos desconocidos durante largo rato. Germán lo veía de arriba hacia abajo y luego al revés, lo mismo hacía Reolo, quizás ambos estaban buscando defectos en el otro para luego echarlos en cara, después de ese silencio, estrepitosamente Reolo le dijo a Germán cosas nuevas pero igualmente llenas de palabras podridas:


    -Así que. ¿Tienes dos niños? No me había dado cuenta, ¿Sabes Germán? Si yo fuera tu hijo sentiría vergüenza por ti y les diría a los demás que soy huérfano, por que también ser hijo de esa gorda que tiene cuerpo horrible, me daría asco y preferiría decir que no tengo padres. ¿Y sabes otra cosa? Con el sólo hecho de ser tú, yo me hubiera ya dado un tiro... ¿No lo has pensado?.


    -No. Para tu desgracia no ¿Para eso viniste cierto? Para ver si yo soy fuerte o si puedo sobrellevar la carga, pero no te daré ningún gusto, adefesio del infierno.


    -¿Yo? ¿Del infierno? No, en eso también te equivocas, yo no vengo de ahí, si no de otro lado muy cercano, ni tan lejano. Tampoco soy un barbaján, es decir, me porto mal por que tú me caes mal.


    -¿Y eso te da derecho a tratarme como si yo fuera una escoria?


    -Es que, (carraspeo con la garganta). Me temo que eso eres, te crees muy inteligente pero en realidad eres un pobre idiota que le tiene miedo a todo. ¿Hace cuánto no te bañas? Dos semanas, -Asevero-. Y dices que eres muy listo, ya viste que eres tan patético que hasta tus amigos te han abandonado, ¿Dónde están? Se cansaron de ti y tus porquerías, que bueno que te dejo tu padre, por que a mí también me daría pena ser tu padre.


    -!Cállate, ya vete de aquí!.


    -¡Ay no! Ya vas a llorar como maricón. ¡No aguantas nada! ¿Ya viste? ¡Se te aflojo un diente! Ay que horror ver eso. ¿No sientes movilidad en tus piezas? Que cosa más espantosa, en serio, si vas a verte en el espejo seguro te ves con mucha sangre, récuerdalo, la sangre es el primer síntoma de que las cosas ya no tienen remedio, al rato sentirás un ardor leve y el diente saldrá con dolor, se te doblarán las raíces dentales y las tendrás que arrancar con pinzas... Que cosas más horrendas te esperan Germán, me das tanta lástima por ser tan descuidado... Observa las dentaduras de otros y verás lo que te hayas.


    -Yo no necesito ver a otros. -Dijo Germán con voz apagada.


    -Si, si lo necesitas por que, envidias las otras dentaduras. -Finalizó Reolo.


    Mariana se iba a tardar muchísimo cocinando, así que Germán se quedó dormido y de todos modos sentía que Reolo estaba cerca de él.


    Curiosamente esa noche no soñó nada que lo atormentase por que todas las noches soñaba con cosas relacionadas a sus dientes, sentía sin dudarlo que estaba volviéndose loco y todo abrumado despertó dos horas después, eso por que su esposa lo movió pensando en que se había quedado muerto mientras dormía. Germán se levantó asustado y cuando se le pasó el malestar propio de los que son despertados a base de violencia se sentó en la sala, con las luces del árbol navideño intermitentes, Mariana le sirvió un plato de pierna ahumada con piñas en almíbar, el le dio dos mordiscos Reolo estaba sentando en el piso junto a la puerta. Germán quiso ser fuerte pero lo único que hacía era comprobar con cada mordida que sus dientes no estaban flojos, ni como el monstruo le había anticipado. Estaban muy mal claro está, llenos de sarro e inflamación de las encías pero no flojos así que dio dos tirones a la carne como en los viejos tiempos, lo que lo hizo comprobar que estaban bien, lo cual le dio tranquilidad y se fue a dormir nuevamente. Cuando amaneció era navidad y sus hijos estaban felices por sus regalos. El mayor sobretodo, ya que era quien tenía más consciencia de la navidad. El más pequeño, de tan sólo cuatro meses, se remitía solamente a mirar a alrededor con sus ojos llenos de incógnitas.
    Ese medio día decidieron dar un corto paseo por el parque de la colonia, se vieron con Doña Amelia y ella sonriente como siempre con los nietos les besó y abrazó. Con Germán y Mariana fue algo indiferente. Ya estaban grandes y no creían en cuentos de hadas y cada quien había hecho su vida como mejor le hubiera parecido, así que después de media hora volvieron a casa. Germán no sentía gran ansiedad aunque veía a Reolo merodear por el jardín asomándose cuando observaba que deseaba comer algo. Ese día transcurrió tranquilo. Germán comió muy bien para como lo había estado haciendo los últimos días, pero eso no significaba que él estaba ganando. Era Reolo que le hacía malas pasadas siempre. Al anochecer Mariana hizo un ponche de frutas caliente. Germán se sentó en la sala a leer un libro que en antaño había leído, pero como dicen, cada libro es siempre diferente en el momento en que lo volvemos a leer y así le sucedió a Germán, quien al cuarto trago de bebida sintió de nuevo algo dentro de su boca. ¿Qué era? ¿Por qué tan de repente? Se miró en el espejo y observó como si un diente se estuviera haciendo hacia atrás, vio como un punto de sangre le emergía de la encía y vio también como ese diente se le movía. Se sintió nervioso, abrumado y ofuscado. Dio vueltas durante tres minutos en la sala, y sin saber como decírselo a su esposa cuando fue a la recámara sólo atinó a decir:


    -Mariana, sé que me vas a regañar pero. Ay... Lo siento, no sé.


    -¿Qué Germán, ahora qué? -Preguntó la mujer mientras ponía una sábana a cuadros en el colchón.


    -Es que, ahora si se me aflojo un diente de abajo.


    -Mira Germán ya me tienes hasta la coronilla con ese tema. Me importa muy poco lo que te suceda, deja de estar moviéndote los dientes, te los vas a aflojar. Un diente se afloja y se cae, no anda con rodeos de primero me aflojo un poco y luego me caigo.


    -No, no. En las páginas web que he leído dicen que es progresivo.


    -Pues no leas nada de eso.


    -¿Pero cómo le voy a hacer?
    -¿De qué Germán? Un diente no es la muerte, no te va a pasar nada por que se te caiga uno, te puedes poner una prótesis, entiende hay gente con cáncer y tú preocupándote de tonterías.


    -Pero no es una tontería. Por favor tócalo.


    -Que no Germán ¡Qué no! Ya estuvo bien de esas cosas...Ya estuvo bueno de tus locuras.


    Germán y su esposa se quedaron platicando en la sala, cada uno cargaba a un niño, y él daba vueltas con el bebé en brazos, viéndose la boca, sintiendo con la lengua cosas que sólo estaban dentro de su miedo. Pensaba en que cuando fuera al dentista y éste le diera el diagnóstico que no quería oír. Pensaba en las soluciones a problemas que quizás ni siquiera estaban pasando pero aún así, él pensaba en todas las soluciones.




    Se quedaron en silencio. Reolo hizo esa aparición macabra y entonces empezó el infierno. Cada día era una dosis de tormento muy doloroso. Germán sentía no poder más, y luego la advertencia de Reolo lo hizo reaccionar que quizás el monstruo tenía razón cuando le dijo:


    -Y esto no es nada perdedor. Aún te espera el peor día de tu vida, ésperalo por que llegará muy pronto, ahí si verás todo muy negro y peor que nunca...Y vas a querer regresar a casa de tu abuelo a que te de palizas físicas... Pero nunca podrás liberarte de esto... ¡Nunca!.


    Germán se encogió por dentro, nunca había sentido tanto miedo, ni siquiera cuando su padre lo dejaba solo en casa, ni cuando su abuelo le decía todo lo malo y todo lo inservible que era, no. Mas bien ahora sentía miedo. Ahí sentía rabia y coraje, no temor ni dolor por dentro. Se estaba muriendo.
     
    #10458
  19. Principe Negro

    Principe Negro Todas mis mentes estan retorcidas.

    Se incorporó:
    24 de Diciembre de 2005
    Mensajes:
    5.652
    Me gusta recibidos:
    203
    Saludos señora Dark ( ;) Ale!!!)


    Bueno antes de llegar a el café... pase por el foro administrativo , me llamó la atención un tema inciado por platero....jajajaja



    Jajaja; "Piden pan no les dan, piden queso les dan un hueso...jajaja.
    ¡Ya me caés bien Platero!

    Sobre Obras y críticos y críticos de los críticos...

    Bueno, la mayoría de la gente no tolera o se siente "humillada", al recibir una apreciación de su obra. La mayoría nos consideramos la "última coca cola del desierto, el non plus ultra de las letras", y así con este aire de poetas perfectos, es difícil tener la "humildad" i.e. la sabiduría para observar sin apasionarse y ponderar en su justa dimensión cada participación o comentario "crítico" que alguna persona tiene a bien vertir sobre alguno de nuestros textos, y usar ese impulso para crecer en el arte creativo. Todo lector honrado, que invierte tiempo desinteresadamente (esto significa que no ha sido obligado en forma alguna a leernos, sino que nos honró libremente con su lectura) en recorrer la obra de algún autor, tiene derecho a expresar su opinión sobre fondo y forma, atendiendo a su formación en la materia. pero más allá de su formación, por el puro gusto de hacerlo. Así mismo, cada autor, y de igual manera, tiene la libertad de hacer uso de su juicio y quedarse con las opiniones (los elementos contenidos en estas) que le permitan avanzar en su labor. Una opinión sobre algún trabajo no sólo se espera como crítica, sino también como un termómetro de aceptación de la misma, por parte de ese sector al que pudiere estar dirigida la misma. Dicho en otras palabras, "las palmaditas" que todo autor recibe a su obra por parte de aquel público que espectó o presencio su obra con fines puramente de entretenimiento .
    La problemática, no sólo pasa en el mundo virtual, también en el mundo real, cuesta un poco seguir ecuánime y tranquilo, al recibir observaciones sobre "yerros" o vicios -errores" en nuestra poética o narrativa.

    Ante alguna opinión no favorable a alguna obra suya, el autor X, exhibe diversas reacciones...reacciones que van desde el sentirse humillado, vejado y avergonzado -inferiorizado-, hasta aquellas otras dónde monta en cólera divina y va a directamente insultar y reñir a quien vertió una crítica a su obra...

    La crítica de obras, es o requiere una formación muy ardua. La mayoría de los que piden críticas a sus obras, propiamente no quieren críticos, sino correctores gratuitos de estilos. la mayoría de las veces todos pedimos y exigimos algo que no damos nunca. esto es léanme -y yo jamás leo-, háganme comentarios críticos -y el sujeto en cuestión jamás vierte alguno...


    Pero la pregunta es: ¿todos los 40 mil mundopoetanos escriben esperando críticas literarias?

    En mi experiencia he visto que un gran número de personas, sólo usan el escribir como terapia de desahogo y para socializar o buscar amigos. O para acrecentar su vanidad con tráfico de halagos y lecturas fingidas (esto es hacen coacción sobre sus lectores, obligándoles en cierta manera a leerles)....

    Bueno el tema da para largo...y terminé mi cerveza...

    ;)

    Digan no a la mendicidad de jalar lectores... ;)

    Por otro lado
    Recuerden esa frase de un gran poeta :


    El Arte no es perfección, es Seducción .... ;)






    Bueno les dejo un fuerte abrazo, un afectuosos saludo... Iré a pelarme...jajaja literal. Por la noche llegaré a digamos, disfrutar la lectura de vuestra novela Ale... en fin
    no olviden cepillarse los dientes... y disfrutar la vida...

    necesito un otorrino...
    ;):S
     
    #10459
    Última modificación: 22 de Enero de 2011
  20. Dark_Fairy

    Dark_Fairy Poeta que considera el portal su segunda casa

    Se incorporó:
    20 de Agosto de 2006
    Mensajes:
    4.264
    Me gusta recibidos:
    382
    Sobretodo eso último... cepillarse bien los dientes...!!!! XD... A mí al inicio no me gustaba que me corrigieran pero, aprendí que lo hacían para que yo fuera una persona que al menos tuviera una dotación de educación literaria... A mí no me gusta corregir por que errores suficientes tengo... Muchos de los poemas que leo en algunos foros me parecen cuadrados, básicos y sin estrella y aún así les dejan sus cinco estrellas... Yo no escribo para que me reconozcan, si ven tengo pocos reconocimientos y no me siento ni mejor ni peor... Pero muchos se creen los Octavios Paz post modernos y les duele al ego que alguien les diga sus cosas... Pero si no están/mos preparados para que nos critiquen fuerte, pos mejor no escribamos... Al pan pan y al vino vino... Piden pan y no les dan, y piden hueso y cuando les dan hueso se les atora en el pescuezo pos mejor no escriban hasta que su sistema digestivo esté mejor y funcione correctamente... Creo yo.

    Saludos myyyy y no se peleye que eso no deja nada weno... Hay dos personas en mi vida vetadas y una de ellas es mi vecina... XD XD...
     
    #10460
  21. Dark_Fairy

    Dark_Fairy Poeta que considera el portal su segunda casa

    Se incorporó:
    20 de Agosto de 2006
    Mensajes:
    4.264
    Me gusta recibidos:
    382
    Ora, si lee esa parte que postee de mi novela, yo no esperaré honores literarios pues sé que la regué, en su día la consideré algo original, ahora entiendo que la temática no es para todo el público y no todo el mundo la capta... y no espero que me digan cosas célebres... ( por cierto, pobre kalimba) Y aparte de todo, se fue esa novela a un concurso y no ganó, lo cual me dejó la satisfacción de haber participado en algo serio que avala el gobierno ( como si eso fuera una gracia pero al menos el gobierno sabe hacer ese tipo de cosas... Y pobre kalimba) Y en todo caso, no se enojen si les dicen algo sobre su escrito por ustedes considerado una obra maestra, nadie somos los master excepto los que han muerto... Y ni ellos por que, a muchos contemporáneos no les gustan algunos autores... Y pobre kalimba.

    Y es todo its over...!!!
     
    #10461
  22. Ligia Calderón Romero

    Ligia Calderón Romero Moderadora foro: Una imagen, un poema Miembro del Equipo Moderadores

    Se incorporó:
    30 de Agosto de 2007
    Mensajes:
    16.518
    Me gusta recibidos:
    5.766
    [video=youtube;5gbezPE0hb4]http://www.youtube.com/watch?v=5gbezPE0hb4&feature=related[/video]
     
    #10462
  23. Ligia Calderón Romero

    Ligia Calderón Romero Moderadora foro: Una imagen, un poema Miembro del Equipo Moderadores

    Se incorporó:
    30 de Agosto de 2007
    Mensajes:
    16.518
    Me gusta recibidos:
    5.766
    [video=youtube;Ev8ok_EPs60]http://www.youtube.com/watch?v=Ev8ok_EPs60[/video]
     
    #10463
  24. Ligia Calderón Romero

    Ligia Calderón Romero Moderadora foro: Una imagen, un poema Miembro del Equipo Moderadores

    Se incorporó:
    30 de Agosto de 2007
    Mensajes:
    16.518
    Me gusta recibidos:
    5.766
    Hola Ale!

    Pues a cepillarse bien los dientes
    no sea que nos pase lo de las pesadillas
    de este pobre sujeto.

    Yo sufro al pensar que pierda mis piezas dentales
    tan es así que tengo con frecuencia sueños-pesadilla
    y siempre en ellos siento un diente flojo y lo veo que ya cae
    es algo monstruoso soñar semejante cosa.

    Al menos ya tienes tu primer obra en prosa felicitaciones
    y pues a seguir con la producción que como apunté antes
    tienes en el ville bastante material rescatable.

    Un fuerte abrazo y nada de andar pensando
    en esos asuntos de los dientes, a cuidarlos
    y mantener una buena salud bucodental.

    Ligia
     
    #10464
  25. Ligia Calderón Romero

    Ligia Calderón Romero Moderadora foro: Una imagen, un poema Miembro del Equipo Moderadores

    Se incorporó:
    30 de Agosto de 2007
    Mensajes:
    16.518
    Me gusta recibidos:
    5.766
    Saludos a todos:

    Edel
    Principe
    Ale
    Nosty
    Eliab
    Elbita
    Marcela (no volvió por acá, le hicimos algo malo?)espero que no
    El pecador, Gustavo se le perdió el camino
    Azulita tampoco regresó
    bueno y todos los que nos visitan a veces y que luego se dan a la fuga
    un saludo para todos en general.
     
    #10465
  26. Dark_Fairy

    Dark_Fairy Poeta que considera el portal su segunda casa

    Se incorporó:
    20 de Agosto de 2006
    Mensajes:
    4.264
    Me gusta recibidos:
    382
    Hola Ligia...

    Gracias por haber apreciado mi obra jejeje, en realidad son como 50 páginas jejeje y es algo más como de ciencia ficción... Misterio, fantasía, etc.. jejeje, a ver que me depara la vidorria...

    El pescador ya no volvió quien sabe por que...Ya ve que así se aleja uno a veces... Uno se harta y todo... Quien sabe, al rato regresa... jejejeje

    Bueno cafeterines... Sean buenos chicos, tengan un buen sexo, con condón y demases anticonceptivos, vean cosas lindas y sean buenos...

    Baeeee
     
    #10466
  27. Ligia Calderón Romero

    Ligia Calderón Romero Moderadora foro: Una imagen, un poema Miembro del Equipo Moderadores

    Se incorporó:
    30 de Agosto de 2007
    Mensajes:
    16.518
    Me gusta recibidos:
    5.766
  28. Principe Negro

    Principe Negro Todas mis mentes estan retorcidas.

    Se incorporó:
    24 de Diciembre de 2005
    Mensajes:
    5.652
    Me gusta recibidos:
    203
    Ligia un abrazo fuerte, Alejandra un abrazote tbn, chicas flores, lunas, poesìas....
    Oye Alejandra, 920 a.m uyssss....felicidades....

    Ligia...urgen recetas vegetarianas, deje de fumar... ahora me dejarè de ser carnìvoro....

    bueno se cuidan...smuaks....

    a todos un abrazo.
     
    #10468
  29. Principe Negro

    Principe Negro Todas mis mentes estan retorcidas.

    Se incorporó:
    24 de Diciembre de 2005
    Mensajes:
    5.652
    Me gusta recibidos:
    203
    Teatro de Làpidas.
    (la escena transcurre en un mausoleo, un muerto maquillàndose frente a un espejo sostenido po el fantasma imaginario de una mujer)

    ...me maquillo para vos
    me maquillè para vos
    fui un perfecto estúpido
    y fue por vos
    maquillaje para els eñor
    si
    uno alegre
    de colores de... lo recordas?
    y vos lo detestaste siempre
    maquillaje de triste
    ma quilla je alegre
    maquillado como el mejor
    hice de mi cara un arte
    -h-i-s-t-r-i-ò-n-
    ¿lo podràs negar?
    ¿llorar?
    ¿sirve?
    guardate tu puta forma de ser
    ya no la necesito
    francesca
    y te maba
    siemrpe te ame
    y lo sabìas
    y por eso... me o-d-i-a-s-t-e, por amarte
    ¿escuchas el murmullo?
    ese murmullo que baja
    desde dentro
    desde siempre
    ¡mierda!
    Aún podré hacer un ùltimo intento
    ¡el mejor!
    ¿què?
    ¿Lloras?
    A la mierda tu llanto ya no te creo nada
    mejor observa
    sièntate
    sientese su majestad
    emperatrìz de la patagonia
    sièntate a ver el ùltimo acto
    pone las nalgas comodas en tu butaca
    ¿palomitas?
    Siente sus reales nalgas y ría
    aún a harè el ùltimo maquillaje
    ¡el mejor!
    nadie ha logrado lo que yo
    ¡esto es un arte!
    ¡maquillarse de muerto!
    intèntelo un día
    ¡no no no esa liena no va ahì!
    ¡puta madre!
    ¡se que lo conseguirè!
    carajo francesca, no muevas el espejo
    no muevas los recuerdos
    no muevas un solo puto dedo
    no hagas nada nada

    ¡Aleluya! Aleluya!
    Francesca
    y esto es mi arte, mi ùltimo arte
    jajajajajaaa

    ...
    nunca estabas en la casa
    a veces te llamaba con frecuencia
    y después què
    a que hora llegabas
    fría y distante
    sì, hay muerte en el aire
    es mi corazón
    asesinado por vos...
    ...nunca sabre
    sì, si lo se,
    termino loco
    y seran mi familia
    eterna
    ¡es mi arte!
    nadie como yo
    nadie a logrado lo que yo
    me maquillo, me pinto,
    arte, arte sabes
    a-r-t-e ¡oh, cuanto lo disfruto!
    un orgasmo de luz...

    sabes, cuando hice el voto de amarte
    ¿el voto? Sì, si el voto...
    hay que pendejo
    ¿dolor-amor-voto?

    Vení pendeja
    venía verme
    con mi ùltimo maquillaje
    ¿ves el blanco?
    ¡ah la palidez!
    ¡no, no duele!
    porqué debería doler
    palidez de de mejillas
    aunque, luego se pondrá café
    verde, rojo, morado, se pudrirá
    ¡que importa!
    observa este arte mi arte ultimo
    lo hice para vos me maquille de nuevo para vos
    veme pendeja, veme

    y tu nunca haces nada
    tan correcta
    tan muda
    tan perfecta
    vos jamàs culpable de nada...

    Francesca francesca
    donde carajos an...
    ¡ah, te fuiste!
    lo supe de siempre
    tardaste una eternidad en llegar
    y un minmuto en difuminarte en el humo
    siempre lo dijiste
    sos cobarde Francesca
    no. no te culpo
    sabìa que eras cobarde
    yo mismo lo soy
    sabìa el telòn
    no solo cobarde cobarde y cruel
    que importa
    observa imagina desde donde estès
    ¡maquillajeeee perfectoooo eeeh!
    hay luna hoy reflejada en mi piel
    creo que la sangre ya se coagulo
    -como tu amor, o el mìo o ambos-
    mierda
    un gusano
    observa mi reino
    no, no es un reino
    es mi escenario -soy un artista sabes-
    nuestro
    mi teatro de làpidas
    vos pensaste que fue locura
    yo te dije que era amor -el mìo-

    yo pensaba que era amor
    creo que fue odio -el tuyo-

    ¡que sì disfruto, Francesca?
    ¿no sabes cuanto?
    llorar
    los muertos no lloran
    no sienten
    no rìen
    no ladran
    no toman cafè...

    Fran...
    Nadie logro este arte
    lo lleve la extremo
    aun podre llegar a lo mas grande
    el maquillaje perfecto
    y sera para ella
    espectadora pàlida
    mìa
    amante
    que me mira desde siempre
    desde niño
    y sonríe
    y sella mis labios con su beso

    ella
    la Musa triste me ama
    me ama triste
    la que sembrò hermosas espinas
    la seductora
    hoy màs que siempre
    comosiempre
    para siempre

    ¿decirte Adiòs?
    ¡hay francesca, Francesca!
    jamàs digo adiòs
    los muertos jamàs nos vamos del todo
    nunca siempre
    okey
    chau Francesca
    el amor te dice chau
    y vos le decìs...olvidado.

    Prìncipe Negro Monòlogo inconcluso
    letras online. Mèxico 2006.
    Francesca no existe.
     
    #10469
  30. Dark_Fairy

    Dark_Fairy Poeta que considera el portal su segunda casa

    Se incorporó:
    20 de Agosto de 2006
    Mensajes:
    4.264
    Me gusta recibidos:
    382
    Cafeteritos.... Cuidense y pasen un lindo fin de semana ehhhh.... chaois....!!!
     
    #10470

Comparte esta página