1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Josefa Parra

Tema en 'Biblioteca de Poetas consagrados en verso libre' comenzado por MP, 30 de Abril de 2015. Respuestas: 0 | Visitas: 1264

  1. MP

    MP Tempus fugit Miembro del Equipo ADMINISTRADORA

    Se incorporó:
    29 de Diciembre de 2004
    Mensajes:
    17.294
    Me gusta recibidos:
    1.406
    Género:
    Mujer
    Josefa Parra

    Reseña biográfica (extraída de http://www.mcnbiografias.com/app-bio/do/show?key=parra-josefa )

    Filóloga y poetisa española, nacida en Jerez de la Frontera (Cádiz) en 1965. Desde muy temprana edad sintió una acusada vocación literaria que, alimentada por algunos poemas iniciales de infancia y adolescencia, cristalizó primero en su licenciatura en Filología Hispánica y, posteriormente, en las labores de investigación que realizó, en calidad de becaria, para la Universidad Nacional de Educación a Distancia, para acabar plasmándose en varios poemarios editados. A pesar de la brevedad de esta obra poética publicada, Josefa Parra se ha convertido por derecho propio en una de las principales revelaciones de la joven poesía española contemporánea, como ha quedado demostrado en las reseñas y antologías que recogen su voz personal, original y novedosa. Además, el alcance de sus versos se ha hecho merecedor de algunos galardones literarios tan prestigiosos como el premio de "Poesía Breve de Domecq" (1989) y el premio "Loewe a la creación joven" (1995), y ha quedado dos veces finalista del premio "Carmen Conde".

    Entre los títulos que configuran su obra, es obligado destacar el único que, hasta la fecha (1998), ha visto la luz: Elogio a la mala yerba (Madrid: Visor, 1996). El resto de su creación poética se completa con otros dos poemarios inéditos: Tratado de cicatrices y Geografía carnal. En estos tres volúmenes se hace patente la influencia directa de los dos grandes "amores literarios" de Josefa Parra: Rubén Darío y Juan Ramón Jiménez.

    A grandes rasgos, la propia Josefa Parra define su concepción de la poesía como un proceso de superación de la mediocre realidad que rodea al creador, en un afán de presentar las vivencias personales tras haber sido sometidas a las mejoras que se derivan de este "abrillantamiento" literario. Se trata, pues, de reflejar a través de los versos algunos episodios de la propia existencia del poeta, pero relatados de una forma mucho más lúcida y brillante que la que presentaron en el momento de acontecer: "Devuélvete a tu pura / silueta de dormido, / a tus piernas perfectas recogidas / a tu gesto inocente / rendido en la almohada, / a la hora de siesta en que te hallabas / al alcance de mis ensoñaciones. // Devuélveme a ese niño / que a solas descubrí tras la vigilia, / devuélveme tus párpados, quisiera / contemplarte de nuevo, ahora que comprendo" ("El dormido pretérito y pluscuamperfecto", de Tratado de cicatrices).


    Buenos días, tristeza

    A veces llega la tristeza. Trae
    las alas suaves de conformidades,
    los ojos bajos y la piel desnuda,
    y parece tan fácil entregarse,
    despojarse, poner bajo sus plantas
    el reino, los poderes y las armas,
    el amor sobre todo, y esos últimos
    retales que nos quedan de alegría.
    A veces gana la tristeza; entonces,
    qué lujo de matices su victoria,
    qué fasto de sus grises y sus pardos
    ocupándolo todo.
    Buenos días,
    -he de decir-, tristeza, aquí me tienes.

    De "Alcoba del agua" 2002



    Los lugares marcados donde casi te tuve...

    Los lugares marcados donde casi te tuve.
    Una playa encendida a orillas del verano,
    una mesa en un bar, un alero de sombra,
    un camino de tierra oscurecido y solo
    donde creció el deseo como una hierba amarga.
    Tengo un mapa aprendido de memoria, un pequeño
    mapa (apenas tamaño de una gota de lluvia)
    señalado con cruces rojas igual que besos.

    De "Alcoba del agua" 2002



    Cosas que no tendremos


    Cosas que no tendremo:

    Las mañanas de abril largas de amor y sueño.
    Las tardes de noviembre con lluvia interminable.
    Las noches del verano tercamente estrelladas.
    Todas las madrugadas dulcísimas de otoño.

    Cosas que me he perdido:

    No sabré del sabor de tu boca dormida.
    No acunaré a tus hijos. No beberé tu vino.
    No lloraré contigo viendo ningún ocaso.
    No me amanecerá tu vientre entre las sábanas.

    Tengo todo un tesoro de lagunas y ausencias,
    un muestrario completo de páginas en blanco.

    De "Alcoba del agua" 2002
     
    #1

Comparte esta página