1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Karmelo Iribarren

Tema en 'Biblioteca de Poetas consagrados en verso libre' comenzado por MP, 7 de Mayo de 2015. Respuestas: 1 | Visitas: 1685

  1. MP

    MP Tempus fugit Miembro del Equipo ADMINISTRADORA

    Se incorporó:
    29 de Diciembre de 2004
    Mensajes:
    17.300
    Me gusta recibidos:
    1.370
    Género:
    Mujer
    Karmelo C. Iribarren

    Facebook: https://www.facebook.com/karmelo.c.iribarren
    Twitter: https://twitter.com/K_C_Iribarren

    Reseña biográfica (extraída de: http://es.wikipedia.org/wiki/Karmelo_C._Iribarren )

    Karmelo Iribarren, un poeta autodidacta enmarcado en el llamado 'realismo sucio', que publicó su primer libro bien entrada la treintena, si bien, según declaraciones del propio escritor, su primer poema editado lo fue en 1977.

    Nace en San Sebastián (Guipúzcoa) el 19 de septiembre de 1959.

    Empieza a leer muy pronto y vorazmente ("sobre todo novelitas de aventuras" según confiesa) y también empieza a trabajar pronto "de vendedor, de albañil, de encuestador, en fin, de todo". Y finalmente de camarero durante más de veinte años, aunque es a los trece cuando se pone por primera vez detrás de una barra "en una especie de residencia de ancianos".

    Ni va a la universidad ni forma parte de ningún tipo de círculo o conventículo literario. "Eso sí, me he leído la Biblia en verso. Miles de libros". Durante mucho tiempo no se decide a reunir en un volumen sus primeros versos, aunque aparecen poemas sueltos en distintos fanzines ya a partir de los últimos setenta. Sin embargo, una noche de 1989, destruye todo lo escrito hasta ese momento, con excepción de unos cuantos poemas de 1985 y 1986, que integra más tarde en sus libros.

    En 1993, el Ateneo Obrero de Gijón incluye su plaquette Bares y noches en la colección de poesía Máquina de Sueños, dedicada a difundir la obra temprana de autores poco conocidos, lo que le anima a enviar el original de su primer libro, La condición urbana, al editor y también poeta Abelardo Linares. La sevillana editorial Renacimiento, de la que éste es responsable, lo publica en 1995 y se convierte en su casa habitual en adelante.

    Serie B y Desde el fondo de la barra, en 1998 y 1999, confirman que ha encontrado una voz propia. La crítica se apresura a catalogarlo junto a los representantes del realismo sucio, y es cierto que tanto Bukowski como Carver figuran entre sus referentes, pero es Luis Antonio de Villena quien subraya que ninguno de ellos lleva tan lejos como Iribarren la austeridad formal que conduce a una literatura casi desnuda, por lo que propone los términos minimalismo y realismo limpio como más adecuados a su caso. Claro que muchos también le cuentan entre los cultivadores de la poesía de la experiencia, grupo formado por autores de su generación al fin y al cabo, pero de quienes le alejan determinados aspectos como el apego de éstos a la métrica tradicional.

    Con el nuevo siglo la poesía de Iribarren empieza a ser más conocida y apreciada, como prueban la antología de poemas traducidos al euskera Gainontzekoa, kontuak dira en 2000, y sobre todo La ciudad en 2002, que contiene una selección personal de su obra entre 1985 y 2001, incluyendo dieciséis inéditos. Este libro es el número dos de la popular colección Antologías de Renacimiento, que acaba de inaugaurarse con el de Luis García Montero y dedica los siguientes a la obra de, entre otros, Carlos Marzal, Juan Luis Panero, Claudio Rodríguez, Agustín de Foxá, Félix Grande, Andrés Trapiello o Roger Wolfe en 2007, volumen de cuya selección se ocupa el propio Iribarren y prologa Luis Alberto de Cuenca.

    Homenaje a Charles Bukowski (Alcobendas, 2001). Karmelo C. Iribarren en primer término y de izquierda a derecha: Pablo García Casado, José Luis Esteban, David González, Jesús R. Castellano, Roger Wolfe, Ángel Petisme, Miguel Merino y Pepe Ramos.

    Por fin en 2005 aparece su poesía completa bajo el título Seguro que esta historia te suena (1985-2005), donde compila toda su producción añadiendo el nuevo capítulo La frontera y otros poemas además de veintitrés Poemas dispersos, de los que recupera algunos en títulos posteriores. Joaquín Juan Penalva recuerda que, con la publicación de este libro de libros, Iribarren da por cerrada su obra, ya que tiene la impresión de haber contado todo lo que se propuso.

    No es así. Después de que Anaya edite otra antología en 2006, esta vez orientada al lector joven, con el título El tamaño de los sueños, en 2007 da a la imprenta su nuevo poemario Ola de frío. La segunda edición, en 2008, de la antología La ciudad, sin duda su personal best seller, acoge también poemas de este último título y el número de inéditos que contiene se eleva a veintiséis.

    Después aparece Atravesando la noche, que publica Huacanamo en 2009. Además, Ola de frío conoce una segunda edición ese mismo año, y al siguiente Antonio Ventura, responsable de la editorial especializada El jinete azul, le da la oportunidad de llenar un peculiar volumen llamado Versos que el viento arrastra con nuevos poemas dedicados al público infantil e ilustrados por Cristina Müller.

    En 2011, Ediciones del 4 de agosto incluye en su colección de cuadernillos elaborados artesanalmente Planeta Clandestino la curiosa antología Un leve guiño de luz hacia la sombra en edición limitada, numerada y firmada por el autor. Se trata de una selección a cargo de Carmen Beltrán de veintiséis breves poemas, uno de ellos inédito, en torno a los más variados objetos (entre otros, un cigarrillo, una foto, una americana, una chapa de Kas, un busto de Baroja o un poema como objeto).

    Poco después, llega a las librerías Otra ciudad, otra vida, de nuevo bajo el sello Huacanamo, libro que ahonda en el tono elegíaco y triste de Atravesando la noche, sin por ello renunciar a su ironía característica, y que extrema además su búsqueda de la concisión, más acusada con cada nueva entrega.

    En mayo de 2012, aparece la nueva edición de su poesía completa Seguro que esta historia te suena (1985-2012), en la que al contenido de la anterior (La condición urbana, Serie B, Desde el fondo de la barra y La frontera y otros poemas) se añaden los libros Ola de frío, Atravesando la noche, Otra ciudad, otra vida y una sección titulada Inéditos y otros poemas que incluye treinta composiciones más.

    Muestras de su obra forman parte entonces de dos antologías significativas: A finales de 2012, Diez de diez. Poesía española reciente de la editorial mexicana Tedium Vitae, junto a Javier Cánaves, Rafael Fombellida, Pablo García Casado, Michel Gaztambide, Raquel Lanseros, Itziar Mínguez Arnáiz, Pepe Ramos, Javier Salvago y Arturo Tendero; y a principios de 2013, Disociados. Antilogía de Ya lo dijo Casimiro Parker, junto a El Ángel, Roger Wolfe y David González.

    En junio de ese mismo año Renacimiento publica su nuevo poemario Las luces interiores, que tiene una gran acogida y es seguido en diciembre por el siguiente, titulado La piel de la vida y a cargo de Baile del Sol. Casi al mismo tiempo, en Argentina, aparece una nueva antología (No hay más) coeditada por Kriller71 y Zindo y Gafuri, una selección que repasa toda su trayectoria.

    En 2014 se editan, de nuevo en Renacimiento, Diario de K, su primer trabajo en prosa, un conjunto de textos breves sobre los más variados asuntos, que pese al cambio de género, comparte con el resto de su obra una mirada muy personal, y una nueva edición de la antología La ciudad, ampliada con poemas de sus últimos libros (Atravesando la noche, Otra ciudad, otra vida, Las luces interiores y La piel de la vida) y algunos inéditos.

    Lo mismo ocurre al año siguiente con Seguro que esta historia te suena, que vuelve a editarse por tercera vez, añadiéndose Las luces interiores, La piel de la vida e inéditos a su contenido, y convertido así en el volumen que recoge toda su obra en verso publicada entre 1985 y 2015.

    Prosa: Diario de K, Renacimiento, Colección A la Mínima, 2014, prólogo de Enrique García-Máiquez, reseña de solapa de Ape Rotoma
    Obra poética:

    Libros
    • Seguro que esta historia te suena. Poesía completa (1985-2005), Renacimiento, Colección Calle del Aire, 2005
    • Ola de frío, Renacimiento, Colección Calle del Aire, 2007
    • Ola de frío (segunda edición), Renacimiento, Colección Calle del Aire, 2009
    • Seguro que esta historia te suena. Poesía completa (1985-2012) (segunda edición corregida y ampliada), Renacimiento, Colección Calle del Aire, 2012
    • Seguro que esta historia te suena. Poesía completa (1985-2015) (tercera edición corregida y ampliada), Renacimiento, Colección Calle del Aire, 2015
    Plaquettes

    Antologías






    SELECCIÓN DE POEMAS


    En el parque, leyendo

    ¿Tienes un cigarro?

    Levanto la mirada:
    Unos 45 años,
    en la cuneta.
    Le digo que sí
    y le alargo un Camel.

    Gracias – dice– ,
    a las diez cierran la verja.

    Ahora se las doy yo a él.

    Le veo irse,
    cabizbajo,
    hacia los árboles.
    Hace un alto
    en una papelera.
    Decido cenar algo
    yo también.

    LO PEOR, LO MÁS TRISTE

    No sé si soy
    feliz,
    si verdaderamente
    lo he sido
    alguna vez;
    aunque creo que no.
    Y a ti te ocurre
    otro tanto,
    me consta.
    Pero no es esto
    lo peor.
    Lo peor del caso,
    lo más triste,
    es que ya
    ni siquiera
    nos importa.

    LOS PARAGUAS, LOS TAXIS

    Acabo de tirarlo,

    35 minutos bajo la tormenta
    -esperando un maldito
    taxi-
    han podido con él.

    Pero cómo se ha portado.

    Ésa es la diferencia:
    los taxis son como ciertos amigos,
    nunca están cuando más los necesitas.

    Los paraguas, en cambio, mueren por ti.

    LOS SUEÑOS

    Lo fueron todo
    y ya los ves
    ahora,

    abatidos por los días
    iguales,

    como pasquines en los charcos.

    Vivir
    se reduce
    a esquivarlos.

    VUELVE A INTENTARLO

    Esas mañanas de domingo,
    en invierno,
    a primera hora:

    las calles recién regadas,
    el aire fresco,
    limpio,
    el olor a cruasán de las cafeterías,
    la locura
    de los pájaros...

    Como si la vida

    te dijese:
    mira, aquí me tienes,
    vuelve a intentarlo.

    LOS ESPEJOS

    No los domésticos,
    estratégicamente dispuestos
    para que te digan siempre
    lo que quieres oír,

    sino los otros,
    los que no tienen dueño,
    los de los bares,
    los de los comercios,
    los de los vestíbulos de hotel,

    esos son los que te dicen la verdad:
    que no eres nada, nadie,
    en realidad,
    sólo uno más
    que pasaba por allí.

    Estratégicamente dispuestos
    para que te digan siempre
    lo que quieres oír.

    LAS MUJERES

    No sé qué tienen, además
    de lo que tienen,
    pero sin duda es mágico.
    Capaces,
    con un mínimo gesto,
    de hacerte desear
    no haber nacido nunca
    en un instante
    y que al siguiente
    te arrojes a sus pies, pasan
    siempre de largo.
    Sus miradas
    desarman.
    Sus caricias
    te pueden reducir
    a un pobre imbécil.

    Son como el alumbrado de la vida.

    Las mujeres. Lo máximo.

    NO HAY MÁS

    Al principio
    quieres cambiar
    el mundo,
    y al final
    te conformas
    con dejar el tabaco.

    No hay más:

    así de cómico
    y así de trágico.

    DE COPAS CON CIORÁN

    Con los días contados,
    chaval, así vivimos
    todos. Esperando
    a que nos tachen
    de la lista. Distrayendo
    la espera con tragos
    y canciones. No hay más.
    Puedes llorar o morirte
    de risa. Como prefieras.

    AL CAER EL SOL

    Nunca lo he visto antes,
    pero conozco
    a ese hombre.
    (Si me acercase,
    distinguiría en sus ojos
    ese brillo gastado,
    como sin vida,
    que tanto me recuerda, por cierto,
    a los oficinistas
    de mi infancia).
    Pronto
    se llevará la cerveza a los labios,
    le dará un sorbo,
    y volverá a dejarla
    suavemente sobre la barra.
    Sin prisa. No la hay. No le hace falta.
    Nada nuevo va a ocurrir
    y lo sabe. Se encuentra
    más allá de la esperanza,
    en su perpetuo
    atardecer.

    Conozco a ese hombre, sí,
    y me da miedo.

    A veces, de madrugada,
    poco antes de acostarme, me mira
    desde el espejo.

    (Poemas publicados con autorización del autor)
     
    #1
    A LIBRA8 le gusta esto.
  2. LIBRA8

    LIBRA8 Invitado

    Ya había leído algo suyo y sabía que es uno de los grandes del realismo español. Me han gustado especialmente los poemas 4º, 5º, 6º y 8º. Gracias por traerlo a este foro, cuya creación me parece un gran acierto. Un abrazo.
     
    #2

Comparte esta página