1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Palabras del silencio

Tema en 'Poemas Generales' comenzado por NIÑA DE TIERRA, 21 de Octubre de 2006. Respuestas: 2 | Visitas: 428

  1. NIÑA DE TIERRA

    NIÑA DE TIERRA Poeta fiel al portal

    Se incorporó:
    14 de Octubre de 2006
    Mensajes:
    776
    Me gusta recibidos:
    24
    No tengo palabras para describir el golpe de asombro
    que me produjo darme cuenta del verdadero significado
    de mi apocalíptica enfermedad.

    Encontrábame yo inundada
    por el soporífero adormecimiento de mis habituales opiáceos,
    cuando lo sentí por primera vez.

    Fue un dolor semejante
    al estrangulamiento y retorcimiento
    de mi abatido corazón.

    La sangre que eyectó ése latido enfermo
    se expandió en breve por todo mi sistema
    como el veneno de una cruel explosión.

    En pocos segundos se hundía en mi cerebro,
    haciéndome invocar las más abominables alucinaciones.
    El resto de mi cuerpo,
    como fustigados trozos de la más despreciable carne,
    intentó arrastrarse hacia el rincón más próximo.

    Allí aguardé a la muerte,
    llorando tanto hasta que la piel de mi cara
    comenzó a absorber las lágrimas que por ella rodaban,
    devolviendo a mi interior el dolor
    que con tanta pena intentaba yo volcar hacia fuera.

    Luego sobrevinieron más de ésos latidos,
    como ejércitos enemigos en un campo de batalla,
    anestesiado ya de tanta sangre sobre él derramada.

    ¡¡Se hundía en mis vísceras a desmedidas velocidades!!
    Ningún retazo de mi hostigado cuerpo
    quedó libre del fatal embestimiento …

    ¿Creíame acaso inmortal?
    Pues no, la muerte llega a su antojo y sin aviso.

    Me lo merecía,
    había sido siempre yo una persona despreciable,
    destacándome siempre por mi afinidad hacia la desgracia
    y mi desprecio por la más noble esperanza, así que,
    ¿podía esperar otro advenimiento que no fuera la muerte?

    Y sin embargo ella no venía …
    mi dolor continuaba necrosándome y ella no venía …

    Así que comencé a invocarla.

    Los días se sucedieron uno tras otro
    y yo seguía aclamándola sin tener los resultados esperados.
    Rogué, imploré, oré, desesperé y enloquecí en un rincón
    llamando a la muerte con gritos astillantes
    que no salían ya de mi boca,
    sino que ahora era mi cuerpo el proclamador.

    De pronto apareció …
    una figura alta y torcida,
    insenescente en su negra sotana.

    Se acercó, me abofeteó y, curvándose sobre mí, dijo lo siguiente:

    -Necia eres, quebrada criatura,
    ¡prefieres morir antes que averiguar la causa de tu padecimiento!
    Ejemplos como tu me dan ganas de morir a mí,
    que ya estoy muerto.
    Cállate de una vez,
    no tienes ningún mal carcomiéndote a ti,
    sino que tú eres el mal
    que está carcomiendo al silencio que se te ha otorgado.
    Tu corazón ha tragado de un golpe
    todo el amor que eligió encontrarte,
    pero no estaba preparado para tanto …
    ¡Acostúmbrate, reconócelo y ama tú también,
    o hazte tragar por la más infernal de las montañas! -
    Y despareció …

    De pronto me di cuenta
    que mi cuerpo no estaba herido y nunca lo estuvo,
    pero el poder de mi miedo lo había arado
    con oxidadas y tetánicas garras,
    considerándolo condenado a la sempiterna inmundicia.

    No se trataba de una enfermedad,
    no se trataba de morir,
    sino de algo hermosamente desconocido que creí siempre
    ajeno a mis posibilidades.

    ¿Podía alguien como yo merecer tanto?

    O quizá la pregunta correcta es:
    ¿Puede el amor fijarse en tan poco?
     
    #1
  2. EDU_SINCERO

    EDU_SINCERO Invitado

    Lineas para reflexionar niña de tierra, Me gusto como te haces interrogantes, aunque es medio triste tu poesía pero me agrado como escribes, saludos

    EDU
     
    #2
  3. NIÑA DE TIERRA

    NIÑA DE TIERRA Poeta fiel al portal

    Se incorporó:
    14 de Octubre de 2006
    Mensajes:
    776
    Me gusta recibidos:
    24
    Edu, como siempre, gracias por tus palabras, ¡¡dulce!!
     
    #3

Comparte esta página