1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Vanidades modernas de una adolescente lujuriosa.

Tema en 'Prosa: Sociopolíticos' comenzado por Histrión, 9 de Octubre de 2014. Respuestas: 0 | Visitas: 716

  1. Histrión

    Histrión Poeta recién llegado

    Se incorporó:
    5 de Octubre de 2014
    Mensajes:
    136
    Me gusta recibidos:
    45
    Género:
    Hombre
    Vanidades modernas...
    de una adolescente lujuriosa.

    Lo que se vive hoy en cualquier colegio y antro de la ciudad.


    Un adolescente con hormonas rebeldes, es todo lo que soy. A veces también me creo intelectual o agudo, con permiso de quién, no sé. Si algo si sé, es que la indiscreción es el pretexto con que el secreto se vuelve rancio, más es la lujuria solo una más de las muchas hermanas de la pasión ―Todas hijas de la lascivia-.

    En la noche de los tiempos me pareció distinguir la seductora voz de una chica coqueta, y entre la luz bohemia de una ventana entre abierta, descubrí una chica masturbándose. Ágiles sus dedos, inquietos iban y venían separando su cabello―abundante y deliciosamente oscuro- , con maniobras seductoras tocaba sus mejillas ―si sabéis a cuales que me refiero.- Parecía feliz. No tenía un juguete, sino que se daba placer con un lipstick que lentamente pasaba entre sus labios ―resulta obvio cuales.- Luego, lentamente y con cuidado, toma el pintalabios entre cinco dedos, y le enfunda el tapón. Parece que ya terminó, aunque no sin antes dejar un rastro carmesí en sus comisuras―¿Qué se le va a hacer, si es tan solo una chica inexperta?-. Se vio al espejo con satisfacción, notó el pequeño rastro, y con dos dedos y un movimiento de muñeca se deshizo de la evidencia. Entonces esculcó de nuevo en su bolso.

    Encontró el rímel, y cogiéndolo, prosiguió la operación de acicalarse. Con lujuria ella creía estarse maquillando pero todo lo que yo veía es como ella realmente estaba masturbando su vanidad. Ese eau de toilet... jazmín, rosa y vetiver, tan solo a su ego le daban orgasmos… eso es todo, orgasmos al ego y la vanidad.
     
    #1

Comparte esta página