1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Viendo entradas en la categoría: POEMA DE AMOR - Página 4

  • Anamer
    [​IMG]


    ¿Desde qué amor una voz puede
    ser eco de olas muertas?

    No es dócil la danza del oleaje,
    es batirse a duelo
    entre el horizonte que se presume luz,
    y el beso, que dormido lo abraza.

    ¿Desde qué silencio se derrama una
    lágrima solitaria que nos roza la vida?

    Tu voz, amiga de ausencias
    íntima negación de la palabra,
    se hospeda en el mar,
    callada y desnuda
    se esconde entre las sombras.

    En la orilla,
    el cielo mide sus límites en el florecer del azul,
    tu boca, tendida bajo la luz,
    los labios fracturados en última tristeza
    inauguran el adiós.

    Dos sillas vacías se asoman al balcón,
    tararean la canción de amor
    que no llegó,
    se perdió en el destiempo
    del eco de una voz y el silencio de una lágrima.

    Ana Mercedes Villalobos

    [​IMG]
    A spring, Felipe Antonio Santorelli y bristy les gusta esto.
  • Anamer
    [​IMG]
    (Mix con la Luna)

    Esta noche, la luna y yo,
    vamos a escribir un poema enamorado.

    Ella dice que el amor no tiene letras
    que se escribe en un solo temblor.


    Y yo,
    tercamente intento encontrar
    el verbo que lo defina,
    en todos los tiempos conjugados,
    solo para molestarla.

    Busco en el diccionario,
    como nombrar el aleteo que provoca
    tu mirada en cada
    poro de mi piel,
    la emoción que me cierra la garganta
    impidiendo que la voz se haga sonido,
    la nostalgia que aprieta mis lágrimas
    en esas noches en que solo quiero
    acurrucarme en tus brazos, y no estás.


    Pero el libro, obstinado calla,

    no existe esa palabra que describa
    tantos momentos compartidos ,
    cuando llega el verano, la tarde
    en que regresas y nos miramos,
    una mañana mientras desayunamos.

    Dice la luna que cuando hablo de ti

    resulta todo el infinito muy pequeño,
    - me sonrojo porque acabo de confesarle
    que el sol se ilumina con tu risa -


    Me mira complacida y sonriendo,
    me guiña un ojo.


    Entonces le digo muy bajito,
    que tus manos tan dulces
    hacen galopar mi corazón de prisa,
    ríe sin disimulo y se despide traviesa.

    Va al encuentro del lucero que la espera,
    pero antes, corre a susurrarme al oído,
    que ese es el galán, que la hace suspirar.


    Enamorada, y risueña,
    deja sus cuartillas en mis manos.

    Ana Mercedes Villalobos
    [​IMG]


    A bristy, spring, Edna Victoria y 3 otros les gusta esto.
  • Anamer
    [​IMG]

    Yo vivía enamorada de tu voz,
    y a ti la ilusión te henchía el pecho
    cuando sonreía.


    Se afilaba tu mirada desnuda,
    con la ternura que atravesaba los anhelos.

    Al otro lado del océano,
    cada tarde los suspiros se colgaban
    en el umbral de la boca ¿ recuerdas?


    Tus ojos, la perfecta estación donde
    reposaban mis quebrantos hasta
    algún otro encuentro,
    tal vez hasta el próximo verano.


    Reíamos como dos niños
    dejándonos la piel en el abrazo.

    Tocabas a mi puerta cada noche,
    - siempre fuiste mi desvelo -
    mariposas revoloteaban
    en mi pecho anunciándote ,
    ¿Serás tú? me preguntaba,

    descalza corría a tu encuentro.

    El amor era una fiesta en el parque
    lleno de faroles, que alumbraban
    nuestro andar desde el otro
    mundo que inventamos.


    Fundido en amaneceres, el horizonte
    era la luz que se escondía detrás de tu sonrisa
    en tus labios llenos de palabras,
    donde descansaba mi cuerpo apoyado
    en tus promesas.


    No fue dócil la danza,
    ni el tiempo detenido entre las melodías,
    gotas cantarinas
    que nos navegaban el alma,
    mi mundo se tornó al revés,
    y ya tus ojos, eran el remanso de los míos.

    Ana Mercedes Villalobos

    [​IMG]
    A bristy, spring, Edna Victoria y 1 persona más les gusta esto.
  • Anamer
    [​IMG]

    Se desbordan los besos
    floreciendo en eterna primavera,
    corren libres,
    impregnados con su aroma.


    Nuestros cuerpos desnudos,
    latidos trazando la senda del deseo,
    que como enamorados susurros
    se funden con el atardecer.


    La lluvia en los cristales
    - fiesta de luces que nos arropa -
    mientras nos mecemos, ardorosos,
    en el loco vaivén de los versos,
    que escribimos en las pieles.


    El grito que no se aventuró a volar,
    está allí, entre tu lengua y mi boca
    como una canción enamorada.


    Han sido muchos ocasos
    desde esos besos,
    pero aún permanece la urgencia.


    Urgencia que se hace nostalgia de aromas,
    y en un acto de fe al que nos abrazamos
    seguimos amándonos
    como aquella primera vez.

    Ana Mercedes Villalobos

    [​IMG]
    A bristy, spring, Edna Victoria y 1 persona más les gusta esto.
  • Anamer
    [​IMG]

    Hay espacios en que las letras
    no hacen versos,
    unos labios que no saben besar
    se llenan de suspiros
    y no suspiran,

    solitarios.

    Las palabras
    se bordan a las manos,
    se tallan como caricias,

    se hacen deseo en la piel.

    Noches huérfanas de luceros,
    vacías de cuerpos
    como un anhelo que no tiene destino,
    un instante sin tu sonrisa

    cuando el tiempo se detiene.

    Momento
    de descalzarnos
    intentar de nuevo el camino,
    entre paisajes
    en que las letras se hilen
    sin tropiezos,
    para llenar
    el espacio de mi

    vida en que te amo.

    Ana Mercedes Villalobos
    [​IMG]
    A bristy, spring y Edna Victoria les gusta esto.
  • Anamer
    [​IMG]

    ¿Desde qué silencio
    tu palabra se hace eco en mi voz?


    Se enreda en mis labios,
    invade mis pensamientos
    afluente desbordado
    que cobija mis sueños.


    No es callado mi verso
    siempre te ha hablado.


    ¿Desde qué noche mis nostalgias
    se visten con tu nombre?

    Se pasean en mi boca.
    Sin saber cómo pronunciarse
    inventan recuerdos,
    caricias que queman la piel.


    ¿Desde qué amor sembraste
    caracolas en mis manos?


    Senda de nardos
    y tulipanes,
    al norte, el encuentro
    al sur, tu sonrisa
    y más allá de la ternura
    las miradas,
    y dos cuerpos
    bajo la luna.

    Ana Mercedes Villalobos
    [​IMG]


    A ti, a bristy, a spring y a 1 otra persona les gusta esto.
  • Anamer
    Yo quiero estar donde tu estés.jpg

    Busco ese lugar que es refugio
    a mis nostalgias, un aguacero,

    un silencio.

    El tiempo de un te quiero
    nacido de tu boca,
    porque hay todo un mar entre
    mis besos y tus besos,
    la distancia de un vuelo
    que traspasa la luz,
    que vive en mi memoria desde siempre,
    ese fulgor dorado de tu mirada ,
    con la que me absorbes y me alientas
    origen de una luna de agosto

    que nos arropó con su silencio.


    Pero yo quiero tus manos para caminar
    el sendero de mi cuerpo, tu corazón
    desbocado como cabalgata de luceros,
    quiero tu alma para sembrarla de flores
    y latir en los latidos de tu pecho

    mientras el alba acaricia la mañana.


    Yo solo quiero estar donde tu estés

    Ana Mercedes Villalobos

    [​IMG]
    A Gustavo Cervantes y Edna Victoria les gusta esto.
  • Anamer
    [​IMG]

    Es ese estar aquí, esos silencios sin ti,
    esta sensación de partirme en dos,
    de un amar a destiempo que se borra

    en la penumbra de mi noche.

    Porque siempre es noche
    en esta frialdad de cuerpos,
    en esta ausencia de besos

    que hace inmenso y lejano el mar.

    Y entonces queda la duda,
    hubo sangre en esos labios apretados?
    Hubo vida en esas manos quietas,

    que no supieron alzarse en la tormenta?

    Hoy está cálida la noche,
    invita al amor, a ese roce de pieles
    que alborotan mariposas

    en el horizonte de los besos.

    Pero no habrá indulgencias
    en este encuentro.
    no habrá sosiego ni perdón,
    ni siquiera poesía.

    Solo habrá el instante de amarnos
    tanto que nos duela,
    de que el mirarnos
    sea un ejercicio de lujuria,
    de atravesarnos los días

    hasta no reconocernos.

    De que huyan las nostalgias
    y se prendan los besos,

    que solo haya alivio
    en la infinitud del abismo,
    en esta experiencia irrepetible
    de ser mucho más de nosotros.

    Ana Mercedes Villalobos

    [​IMG]

  • Anamer
    Te sigo amando.jpg

    Hay un espacio en mi vida en que te extraño

    no es una historia de besos, ni lágrimas,
    ni posibles encuentros.

    Es solo de extrañarte

    desde lo más profundo de un sentimiento
    que no se acostumbra a que no estás.


    No vale detener el tiempo
    porque ya no recuerdo el instante
    en que me enamoré de ti,
    fue cualquier día, o cualquier hora,
    fue una palabra o quizás un gesto,
    y es que no se si te amé primero
    o te amé después
    cuando me asomé al gris oscuro
    de tus ojos y me vi retratada en ellos.


    Trato de no encontrarme en ese espacio
    cuando llegas a mí en algún silencio
    que se escurre entre tus letras,
    que se estrella en mi cuerpo como esas luces
    brillantes que anuncian la Navidad.


    Pero es la vida la que dicta las normas,
    entonces el corazón pierde su rumbo
    y se corta la respiración
    como un dolor que traspasa el pecho,
    que eres tú, vienes entre brumas
    y yo me quedo al otro lado de mi vida,
    allí, donde te sigo amando.


    Ana Mercedes Villalobos
    [​IMG]


  • Anamer
    Dormir contigo.jpg

    “Dos cuerpos y una danza
    tu y yo, y nuestros labios.”


    Dormir contigo es adentrarme a espacios
    insospechados, como una caricia
    que se va tejiendo entre la piel,
    y sube por la sangre hirviendo,
    un desierto sin oasis que quema, que abrasa.

    Sentir el palpitar de tu cuerpo tan cerca
    tu boca ávida en tentativa de conquista
    en la irreverente urgencia de las horas.

    Nunca falta el aroma de la piel entre las sábanas,
    tu perfume suave nutre mis sentidos,
    alborota la memoria, se abraza a mi cintura,
    se aventura por mi espalda interpretando
    su dulce melodía de amante errante
    que regresa con su canción más preciada.

    Buscamos el momento perfecto, el instante
    de la entrega absoluta, de los susurros,
    del temblor de la voz, del viento de verano
    que se aventura por mis piernas,
    de la amorosa seducción de tu mirada
    larga, profunda, buscando mis ojos,
    como ese sediento vendaval que se vierte
    sin pausa, dejando su aliento en el umbral
    de unos labios que esperan,
    como sortilegio de futuro que anuncia
    el vértigo en el latido de dos cuerpos
    que entrelazados se abandonan.


    Ana Mercedes Villalobos

    [​IMG]
    A Gustavo Cervantes y Edna Victoria les gusta esto.
  • Anamer
    [​IMG]

    El amor tiene el color de tu piel
    y hasta huele a ti,
    cuando la noche se asoma
    mi boca, curiosa,
    saborea tu silencio.

    Claudica ante la pasión

    de tus besos.

    Es como un juego entre
    las palabras y los versos,

    donde siempre ganas tu.

    Me miras con tus ojos
    llenos de estrellas
    - porque ellos no saben callarse –

    Es Mayo, recuerdas?
    y en el jardín atardece la primavera
    con todos los suspiros
    pintando de colores sus pétalos,
    mientras nosotros apagamos la luz.

    Ana Mercedes Villalobos

    [​IMG]
    A Edna Victoria le gusta esto.
  • Anamer
    [​IMG]

    Eres piel de mi alma soñando rebeldías

    con la luna descolgada en tu mirada,

    quimeras desvalidas
    corriendo sin respiro
    tras la vida que te atrapa.


    Eres afán de mañanas
    con tus besos sosteniendo soledades,
    sacas al sol tu sonrisa
    descalzando al corazón en cada empeño
    lucero de mis noches desveladas,
    trasgredes la cordura
    rozando sueños veinteañeros.

    Eres marinero de cielos
    navegando mares inhóspitos
    compañero entrañable de ternuras
    que acunas en tus manos
    los mimos de mi vientre.

    Ana Mercedes Villalobos
    [​IMG]

    A ti, a Azalea, a Edna Victoria y a 4 otros les gusta esto.
  • Anamer
    [​IMG]

    Desde que tierra sopla el viento que
    nos despeina, el que nos voltea el mundo?


    Había tanta verdad en esos labios!!

    Eran los meses de primavera en que
    el azul brillaba en su infinitud,
    y yo necesitaba unos ojos bañados de luz,
    y una boca que se llenara
    del aroma de los narcisos, de las violetas.


    Fueron tus besos el final de mi destierro,
    ellos correteaban por mi piel
    y caían lentamente
    concediendo uno a uno mis deseos,
    días de luz, del amor desnudo de intenciones,
    que solo se entrega en cada latido.

    Pero nunca la luz es eterna y
    antes de que perdiéramos el rumbo,
    las sombras nos ganaron la partida.


    Queda lejano ahora tu pecho,
    tus hombros, mi descanso, mi quietud.


    De tu boca a mi boca hay todo un cielo,
    un mar, millones de palabras, toda una
    vida y esa sed que nos abrasa, que nos hiere.


    Las flores nos guardan sus pétalos
    para el otoño y en este destiempo,
    mi corazón se regresa hasta mi cuerpo,
    en la esperanza de que mi piel,
    consiga deshacerse de tu piel.


    Ana Mercedes Villalobos
    [​IMG]

    A ti, a Azalea, a Edna Victoria y a 4 otros les gusta esto.
  • Anamer
    amaneceres y pies descalzos.jpeg
    A mis hermanos de vida C & L con mi ardoroso
    deseo de 20 años más de amorosa unión

    Éramos tan jóvenes que el océano
    no bastaba para contenernos,
    nos quisimos con los bolsillos
    vacíos de mañana,
    y con las manos llenas de nosotros.


    Amaneceres risueños y pies descalzos
    ritual mañanero de caricias aromadas,
    sin olvidos, sin ausencias.
    La vida era un motivo
    para apretar nuestro abrazo.


    Así he amado cada poro de su piel
    y él mis ojos almendrados,
    aún brilla el sol en nuestro cielo
    a pesar de las tardes de lluvia.


    Recuerdos que alimentan nuestro hoy,
    un diario escrito de sentimientos,
    de vivencias, legado indestructible
    como himno de amor que todavía celebramos.

    Ana Mercedes Villalobos
    [​IMG]
  • Anamer
    Acurrucada a tu costado.jpg

    Atravesamos la noche
    con el cielo asomado
    a nuestras sombras,
    tus ojos magos en los míos.


    Tus besos, primavera
    floreciendo mi cuerpo
    ¡tan cerca de nosotros!

    Mis cabellos se tejen en tus dedos
    acurrucada a tu costado,
    más allá del horizonte.

    Nos amamos en el oleaje de la luna
    que nos contempla calladita
    y nos sonríe.

    Ana Mercedes Villalobos
    [​IMG]