1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. Buenos tardes grandes y pequeños,
    jóvenes, niñas y niños.
    Hoy toca el cuento del abuelo y Lucero.
    Es el cuento del compañerismo y del amor,
    el cuento de un mismo sentimiento,
    el cuento de dos grandes amigos
    el abuelo y el burrito Lucero.
    En la madrugada van despacio a las tareas del campo,
    en seguida, tienen que marchar al mercado.
    El abuelo por lo bajo canta y canta,
    Lucero inclina las orejas, escucha y calla.
    El abuelo poco a poco enmudece su cantar
    y, al silencio del abuelo se une el canto de Lucero.
    Como no le gusta nada de nada el sonido del silencio,
    Lucero rebuzna muy fuerte y contento.

    El abuelo conversa con Lucero.
    Feliz te encuentro hoy amigo de mi tiempo,
    primero recolectamos el huerto,
    después, andando ligeros vamos al mercado a venderlo.
    Lucero, si pronto liquidamos todo
    hay que comprar los caramelos a mis nietos,
    ellos esperan deseosos de comerlos.
    Lucero, hoy les damos unos pocos
    y, mañana repartimos otros pocos caramelos
    para que su alegría dure más y más días,
    hasta la próxima vuelta al mercado,
    ya sabes Lucero, es una vez a la semana
    y, el sábado es el día señalado.

    ¿Los ves, Lucero? ¿Ves a mis nietos?
    Nos están esperando sentados al lado del fresno.
    Ahora, les gastamos una pequeña broma,
    les digo que no tenemos caramelos,
    que no hemos podido comprarlos,
    que el comercio estaba cerrado.

    Corriendo felices llegan los nietos.

    Cuidado Lucero, pon cara de pena
    que no vean les estamos mintiendo.
    No he encontrado vuestros caramelos,
    nietos míos, ¡Cuánto lo siento!

    Abuelo, yo quería los grandes de chocolate,
    y yo abuelo, los pequeños de naranja y limón,
    abuelo a mi, una mezcla de todos
    que para eso soy el más alto y el mayor.

    No hay caramelos nietos de mi corazón,
    hasta el próximo sábado que los multiplicaré por dos.

    Se quedan tristes los niños
    y Lucero rebuzna inquieto,
    el abuelo compadecido
    les da a todos sus caramelos.

    Mis queridos nietos, ningún sábado ha faltado
    vuestro abuelo con los caramelos,
    es una promesa
    que cumplí en años pasados
    y cumpliré en años venideros.
    Vuestra vida con un poco de dulzor es mejor,
    la mía en contemplaros es superior
    y, Lucero por transportarlos se siente el más veloz.

    Ha terminado el relato del abuelo y Lucero,
    tras la caminata, la cena y llenar la panza
    se sientan a descansar y platicar la jornada.
    Es tarde Lucero, me levanto y me voy a la cama,
    descansa buen amigo, hasta mañana.


    Autora: María Cruz Pérez Moreno -acnamalas-
    Derechos de autor reservados.
    07/11/2017 Madrid. España.
    A Gustavo Cervantes le gusta esto.
  2. Es como volver al pasado
    donde lo hermoso es auténtico.
    Lo contemplo desde la entrada,
    fuerte, majestuoso,
    el puente de madera sobre el río.
    ¿Qué manos lo construyeron?
    ¿Quién permite que a pesar del tiempo
    permanezca cuidado y entero?
    Son los hombres de carácter, de mérito.
    Son los árboles, la necesidad y el trabajo de los obreros.
    Somos todos los que cruzamos de una orilla a la otra orilla,
    los que miramos las profundidades de sus aguas claras,
    los que contemplamos nuestros rostros, las manos negras,
    las manos blancas, las manos morenas,
    son el reflejo de nuestra alma.

    En igualdad van barca y barquero.
    En armonía el agua, el cielo azul, el cielo nuboso
    y, los felices momentos de encuentros apasionados.
    Fueron y son paseos de luz e ilusión.

    Hoy, el último adiós al puente que cruza el río
    para alivio de unos y descanso de otros,
    para reencuentro con palabras olvidadas,
    para consuelo por escucharlas
    y limpiar de oscuridad la vida pasada.
    Un perdón que ofrezca sinceridad, paz y calma.

    Autora: María Cruz Pérez Moreno -acnamalas-
    Derechos de autor reservados.
    06/11/2017 Madrid. España.
    A Gustavo Cervantes le gusta esto.
  3. Quiero recordarte
    en mis atardeceres
    cuando el cielo nuboso
    esconde el sentir
    de los no olvidados,
    ancestros amados.

    Quiero recordarte
    en paseos singulares,
    prados verdes,
    árboles de hoja caduca,
    abrazos como la hiedra
    amiga de los enemigos.

    Quiero recordarte
    hoy y siempre,
    cara sonriente,
    cuerpo fuerte,
    palabras ardientes,
    amor de mis pasiones.

    Quiero recordarte
    contemplando la luna,
    disfrutando anocheceres,
    sol de amores,
    de rojos colores
    y amarillos en ciernes.

    Quiero recordarte
    en las vías del tren
    cuando marchaste
    sin adiós ni suerte,
    sin esperarme
    y, la mirada ausente,

    Quiero recordarte
    en mi soledad obligada,
    en arcén abandonada,
    con las manos vacías
    y el alma cansada.
    Un sombrero me acompaña.

    Autora: María Cruz Pérez Moreno -acnamalas-
    Derechos de autor reservados.
    04/11/2017 Madrid. España.
    A Gustavo Cervantes le gusta esto.
  4. Por todos los que son santos
    iluminado te veo.
    Es magia que no traspasa
    y cuando es negra la apartas.

    Unicornio de mis años
    te acaricio y me proteges,
    dicen que eres solitario
    y conmigo te enterneces.

    Que eres mágico, lo sé,
    Que sanas si es menester.
    Que puedes, desapareces
    cuando lo ves al revés.

    Admiro tu esbelto cuerpo,
    te converso mis adentros.
    y como fiel compañero
    custodias todos mis sueños.

    En lámina deslumbrante
    te dibujó el buen pintor.
    En la pared te ha dejado
    para glorificación.

    Ven, amigo de los buenos.
    Ven y recubre mi cielo
    de astros, luceros, estrellas
    y de hermosas primaveras.

    Pensar verdad o mentira
    nada digo ni mantengo,
    sé que regresaste un día
    a deshacer los entuertos.

    Autora: María Cruz Pérez Moreno -acnamalas-
    Derechos de autor reservados.
    28/10/2017 Madrid. España.
  5. Invierno y el paraguas.
    Me abrazas y te dejo,
    me cubres y lo apruebo,
    me dices y te entiendo.

    La luz en mi interior
    como vestido blanco.
    El negro de tus ojos
    como traje planchado.

    Amar y desear
    Los pies están mojados,
    el frío en nuestros cuerpos
    y más nos acercamos.

    Invierno y el diluvio,
    me besas y te beso,
    me ayudas y lo acepto,
    me quieres y te quiero.

    Autora: María Cruz Pérez Moreno -acnamalas-
    Derechos de autor reservados.
    27/10/2018 Madrid. España.
  6. Debemos ser autosuficientes. Inventar, fundar, crear, fabricar, producir, vender y proveernos de todos los productos necesarios y no solo comprarlos.

    MÁS EFICENCIA Y MENOS DEPENDENCIA.

    María Cruz Pérez Moreno - acnamalaS -
    A Gustavo Cervantes le gusta esto.
  7. Espero que tus imágenes
    acompañen mis relatos.
    Te ofrezco las ideas.
    Te mando los matices
    y tú, hermano mío de mis amores
    dibujas las escenas.

    Embalados en caja de cartón,
    ordenados por tamaños
    envío los botes de colores.
    A la izquierda los pastel,
    a la derecha las acuarelas
    y en el centro sin dejar se muevan
    la paleta y el pincel.

    La técnica es tuya.
    El tiempo, a lo largo del día,
    lo buscas y lo administras.
    El espacio lo consigues y despejas.
    Una vez todo preparado
    pintas, perfilas, trazas, dibujas
    y coloreas como un gran artista.

    Me das las láminas terminadas
    y yo, tu hermana del alma
    las adjunto a mis palabras.
    Hermosa obra de arte acabada,
    libro de poesía y pintura acopladas.
    Dos almas gemelas enlazadas,
    tú y yo, y el final de la alborada.

    Autora: María Cruz Pérez Moreno -acnamalas-
    Derechos de autor reservados.
    23/10/2017 Madrid. España.
    A Gustavo Cervantes le gusta esto.
  8. Pensativa
    sujetando
    su rodilla.
    Pelo largo,
    reflexiva
    y divina.
    Es la niña
    de colores
    su camisa.

    Escuchando,
    contemplando
    y dudando.
    No lo niega
    se cobija
    en la espera.
    Es mujer
    embargada
    de tristeza.

    Es la imagen
    sin facciones
    ni semblante.
    Es el día
    en colores
    las sonrisas.
    Es la vida
    apropiada
    que termina.

    Autora: María Cruz Pérez Moreno -acnamalas-
    Derechos de autor reservados.
    23/10/2017 Madrid. España.
    A Gustavo Cervantes le gusta esto.
  9. ¿Hombre o mujer?
    No veo bien.
    Imagen difuminada
    cerca de la pared,
    en la mano
    una bolsa blanca
    llena de papeles
    de hoy y ayer.

    ¿Sabes quién es?
    Uno como tantos.
    Una de andar a diario.
    Con frío y problemas
    un triste hado
    acompaña los pasos
    de él, de ella,
    despacio,
    muy despacio.
    Uno, dos, tres y cuatro
    mira al suelo
    y está llorando.
    ¡Cuidado!
    Nos está observando,
    no quiero que vea,
    sepa que estoy pensando.

    Desolado el tiempo
    de invierno nublado
    con abrigo largo
    y miedos a un lado.
    Si no hubieras robado,
    si no hubieras engañado
    hoy irías caminando
    con la cabeza en alto,
    con hombros elevados,
    con mirada en blanco,
    con el corazón sereno,
    feliz y aclarado.
    El muro agrietado
    de nuevo pintado.
    Es él con su encanto,
    es ella con su arrebato,
    los dos, uno y otro
    continúan andando.

    Autora: María Cruz Pérez Moreno -acnamalas-
    Derechos de autor reservados.
    14/10/2017 Madrid. España.
    A Gustavo Cervantes le gusta esto.
  10. Recuerdo nuestros inicios de vida
    en lámina blanca, negra y gris
    colgada en la pared de tu antesala.
    Desde el colegio juntos, siempre juntos
    como amigos verdaderos.
    Tú, el mejor compañero.
    Yo, la chica de tus desvelos.

    Te amo mujer, me dices cabizbajo.
    Y yo, mirando para otro lado
    te digo, eres mi hermano,
    quien me ayuda a pasar al otro lado,
    quien aconseja si es el caso,
    quien en silencio me dice te deseo,
    y yo, lo siento, con ese amor no te quiero.
    No llores, soy yo quien llora,
    quien deplora no tener tal sentimiento,
    quien recrimina al corazón
    por no corresponder a tu anhelo.
    Toma mi mano y mira a otro lado
    donde encontrarás el cielo esperado.

    Autora: María Cruz Pérez Moreno -acnamalas-
    Derechos de autor reservados.
    14/10/2017 Madrid. España.
    A Gustavo Cervantes le gusta esto.
  11. La suerte en un papel
    esperanza me pierde,
    me tienta, me enloquece,
    si gano no me duele.

    Destino por cumplir
    lo compro y me lo guardo,
    lo dejo en el cajón
    hasta el día fijado.

    El tiempo sin mirarlo
    no lo tengo olvidado,
    se cumpla lo esperado
    acopiar lo ganado.

    El día señalado
    lo coloco a mi lado,
    contemplo estupefacto
    el bono falseado.

    Sin crédito a mis ojos
    veo pequeños bombos
    ocupan los espacios
    del número volado.

    Y sigo remirando
    el boleto incompleto
    sin número marcado
    jamás será premiado.

    Mal momento compré
    en la vía al viandante.
    Por guardar el parné
    he perdido el papel.

    Señores no se fíen
    de comprar en la calle,
    para ganar posibles
    venden a propia madre.

    Autora: María Cruz Pérez Moreno -acnamalas-
    Derechos de autor reservados.
    13/10/2017 Madrid. España.
    A Gustavo Cervantes le gusta esto.
  12. Un recuerdo de niña
    y me río.
    Un cuento de abuelo
    divertido.
    Una niña pequeña
    vestida de rosa,
    pelo rubio
    y zapatos negros,
    huele una margarita
    y despierta a una mariposa.

    Tres colores armoniosos
    negro, rosa y blanco.
    Añade el verde del prado
    y el azul cielo encanto.

    La niña pequeña
    vestida de rosa
    habla a la mariposa.
    No te vayas hermosa,
    junto a mi y la margarita
    oiremos bellas historias.
    No te vayas mariposa
    que empieza el cuento
    de la niña y el abuelo.

    Un abuelo escondió
    el tesoro de los buenos.
    Una niña lo buscó
    y lo buscó por el huerto,
    en su busca topó
    con el tesoro de los malos.
    La niña se asustó,
    corrió donde el abuelo
    y a sus brazos se arrojó
    porque tenía mucho miedo.
    El abuelo enfrentó a los malos
    y los mandó fuera del cuento.
    La niña pequeña
    vestida de rosa
    regresó en busca de los buenos,
    los encontró al borde del sendero
    jugando, riendo y comiendo.
    ¡Hola! Tesoro de los buenos
    venid donde el abuelo,
    por haberos encontrado
    me llevo el primer premio,
    un regaliz, un caramelo
    y un nuevo cuento.

    Autora: María Cruz Pérez Moreno -acnamalas-
    Derechos de autor reservados.
    13/10/2017 Madrid. España.
    A Gustavo Cervantes le gusta esto.
  13. Componenda en la calle y alimento,
    falda negra ajustada y media rosa,
    larga melena rubia y poderosa
    enmarca al bello rostro en sufrimiento.

    Fémina hermosa vende buen talento
    fingiendo generosa y amorosa,
    alienta el débil ego valerosa
    a los hombres con mal comportamiento.

    El hecho no digamos arbitrario
    porque desconocemos circunstancia
    que llevó a la mujer a tal salario.

    Consecuentes con toda discrepancia
    pensamos, mal trabaja el propietario
    a favor del que paga en abundancia.

    María Cruz Pérez Moreno – acnamalas-
    Derechos de autor reservados.
    21/11/2017 Madrid. España.
    A Gustavo Cervantes le gusta esto.
  14. Revivo el momento tormentoso
    del desencuentro.
    Nubes negras, cielo nuboso,
    carne lacerada
    por rosa bruna de espinas
    por ti lanzada.
    Amor doloso el mio,
    tú en mi corazón,
    yo en tu olvido.
    Frío en el alma,
    piernas entumecidas,
    manchadas y heridas.
    Dolor en la espalda,
    me abrazo fuerte,
    inclino mi cuerpo
    y cubro mis lágrimas.

    Todo te ofrezco,
    nada para mi quiero.
    Lo grité, lo imploré.
    Cero, sola y sin consuelo
    rodeada de oscuridad y silencio.
    Sangre derramada en el suelo
    reclamo de murciélagos pequeños.
    Vienen volando, a lo lejos,
    no importa dañen mi cuerpo
    porque lo estoy perdiendo.
    Muero de amor
    por tu desamor impuesto.

    Autora: María Cruz Pérez Moreno -acnamalas-
    Derechos de autor reservados.
    12/10/2017 Madrid. España.
    A Gustavo Cervantes le gusta esto.
  15. Los árboles desnudos
    en el parque del recuerdo
    contemplan mi triste historia.
    Otoño del dolor y el miedo
    han caído todas las hojas,
    cojo una, la más hermosa,
    la guardo en cuaderno de tapas rojas
    junto a mis añoranzas
    anotadas con pluma verde esperanza.

    Un sentir de duelo
    por todos los que se fueron.
    Un sentir de desvelo
    por él, mi amor entero.

    Contemplo la hermosa hoja
    perenne, que no se rompa
    como en trozos mi corazón
    por la marcha del día.
    Sin luz en mi retina
    se aposentan las tinieblas
    en mi efímera existencia.

    Un deseo ardiente
    que te quiero.
    Un deseo único
    mi amor verdadero.

    Presurosa salgo del camino,
    puente angosto, cruzo el rio
    sin paz ni amigo.
    No importa el silencio,
    no importa el miedo
    voy contigo,
    mi sino dibujado a fuego
    y mi rojo cuaderno
    con la hermosa hoja dentro.

    Autora: María Cruz Pérez Moreno -acnamalas-
    Derechos de autor reservados.
    12/10/2017 Madrid. España.
    A Gustavo Cervantes le gusta esto.