1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. Contubernio firmado, apostillado
    en papel blanco de rojo tintado,
    pobres, de mentiras alimentado.

    Conjura bajo el árbol de la vida
    anochecer de infarto, sin sonrisas.
    Están todos reunidos, hermanados.
    Hombres de paja, de fierro forjado,
    hambrientos y, sedientos de venganza.

    Confabulación al final del día,
    manos en bolsillos, brazos cruzados,
    corrillos de tres, cuatro, cinco y más
    necesitando, buscando, escuchando,
    ambicionando honor, impropia gloria.

    Conspiradores vestidos de negro,
    rencor en el corazón sempiterno,
    enraizado, mal consejo de viejos.

    Autora: María Cruz Pérez Moreno -acnamalas-
    Derechos de autor reservados.
    18/11/2017 Madrid. Española.
    A NUBE ATARDECER le gusta esto.
  2. Año desdichado,
    noche sin descanso
    se queman los campos.
    El fuego calcina,
    deshabita, abrasa,
    requema las casas.
    Martirio del alma.

    No basta correr
    tampoco gritar.
    El fuego es el dueño
    señor del momento,
    las llamas al cielo
    las gentes llorando.
    Mucho desconsuelo.

    Se alarga la noche,
    la noche estrellada
    envuelta en incendio.
    Escucho en silencio
    el ruego del pueblo.
    Pido en mis adentros
    el mismo deseo.

    Apagar el fuego.
    Apagar el fuego.

    Autora: María Cruz Pérez Moreno -acnamalas-
    Derechos de autor reservados.
    18/11/2017 Madrid. España.
    A NUBE ATARDECER le gusta esto.
  3. Colores vivos y brillantes,
    noche encantada, mágica,
    estrellada,
    contigo, la luna,
    el globo y el mar.

    Tus manos rodeando mi cuerpo,
    olor de jazmín embrujado,
    cerca, muy cerca estamos
    en lo más alto del globo irisado.

    Ni mayor gloria,
    ni menor fuego
    es lo que deseo,
    a ti, y tus besos.
    Nos queremos.

    Autora: María Cruz Pérez Moreno -acnamalas-
    Derechos de autor reservados.
    17/11/2017 Madrid. España.
    A Gustavo Cervantes y saturno50 les gusta esto.
  4. Son tiempos pasados
    donde reinaban los dioses.

    Embrujada de belleza
    diosa de los animales,
    reina de los mortales,
    la Diva, la más grande.
    Vestido blanco,
    tocado de esmeraldas,
    laureada en la testa,
    insigne agasajada.
    Mirada altanera,
    clara, enigmática ,
    satisfecha.
    Sentada en la esfinge
    contempla la vida de todos,
    se regodea.

    Diosa de la belleza,
    sabiduría, gran ciencia
    ilumina el mundo incierto,
    mortecino, apocado,
    sediento de vino embriagador,
    de agua cristalina en albor,
    de besos, de abrazos, de amor.
    Gran ruego humano
    por y para todos,
    hijos, padres y hermanos.

    Excelso el recuerdo,
    primero.
    Sed de verdad,
    segundo y lo mantengo.
    Fantasía en sueño,
    último y certero.

    Autora: María Cruz Pérez Moreno -acnamalas-
    Derechos de autor reservadas.
    17/11/2017 Madrid. España.
    A Gustavo Cervantes le gusta esto.
  5. Verano, el hombre, el carro romano,
    dos bueyes y el hijo andando.
    Van y vienen.
    Faenas del campo
    cansan,
    entretienen,
    alimentan,
    dan bienes
    y no enriquecen.

    Sudores con cantos
    en caminos,
    en prados,
    con el arado
    y el carro.

    El sol calienta
    más en mediodía,
    el sombrero cobija
    y el agua del manantial
    refresca la vida.

    Verano, el hombre acompañado,
    la casa a un lado
    y el hijo ensimismado,
    enamorado,
    ilusionado
    y animado.
    Divina juventud
    le ha tocado.
    Se van andando.

    Autora: María Cruz Pérez Moreno -acnamalas-
    Derechos de autor reservados.
    16/11/2017 Madrid. España.
    A Gustavo Cervantes le gusta esto.
  6. Que la brevedad
    sea un todo impresionante.

    María Cruz Pérez Moreno -acnamalas-
    A Gustavo Cervantes le gusta esto.
  7. Un día más el caos en la mesa
    con prontitud quieren corregirlo,
    adecentarlo y clasificarlo.

    No, parad,
    detened el acercamiento
    de vuestras limpias manos.
    Mis notas son sabiduría acumulada,
    borradores de noches en vigilia
    pensando, calculando, anotando,
    transcribiendo el saber dado,
    intelecto razonado.

    No, esperad,
    quiero ser yo el ordenado.
    En vuestro desorden
    está mi orden colocado.
    Ni mejor ni peor,
    es el mío
    embarullado.

    Soy el genio afortunado,
    el maestro venerado
    y el hombre acomplejado.

    Autora: María Cruz Pérez Moreno -acnamalas-
    Derechos de autor reservados.
    16/11/2017 Madrid. España.
    A Anamer y Gustavo Cervantes les gusta esto.
  8. Tiré mi pensamiento al mar
    en una botella,
    con la idea que se pueda leer
    en toda la tierra.
    Quien encuentre la nota y la lea
    vuelva a guardarla en la botella,
    la regrese de nuevo al mar
    para que no se pierda,
    para que la encuentren otros
    y también la lean.

    Uno tras otro
    misma acción,
    distinto mar
    y diferentes manos.
    Diversos ojos
    y un mismo sentimiento,
    AMOR.
    Amor a unos.
    Amor a otros.
    Amor a todos
    sin distinción,
    sin marginación,
    con globalización.

    Autora: María Cruz Pérez Moreno -acnamalas-
    Derechos de autor reservados.
    15/11/2017 Madrid. España.
  9. No es un espejismo,
    no lo ves en el espejo,
    es la vida misma
    con su sabiduría
    y sus enredos,
    con sus palabras
    y sus hechos,
    con unos y otros
    los primeros ,
    los últimos
    y los del medio.
    Todos anotados
    en el primer libro
    cuando nacemos
    y, vueltos a anotar
    en el libro final
    de los muertos.
    Son dos y dos,
    uno más uno
    duplicado en el espejo.
    La vida y el deceso.

    Autora: María Cruz Pérez Moreno -acnamalas-
    Derechos de autor reservados.
    15/11/2017 Madrid. España.
    A Mayca le gusta esto.
  10. Son tus manos mi apoyo
    que me guían en la oscuridad
    de mi alma y pensamiento.

    Son tus manos la fuerza
    cuando no puedo caminar
    y, me sostienen con firmeza.

    Son tus manos la luz
    que iluminan mis noches de insomnio
    cuando me pierdo en recelos.

    Son tus manos mi esperanza
    que prometen un mejor mañana
    cuando la tristeza me embarga.

    Son tus manos mi sustento
    cuando la cuchara no encuentro
    y, el apetito se marcha lejos.

    Son tus manos mi consuelo
    que abrazan mi débil cuerpo
    cuando siento mucho miedo.

    Son tus manos las que quiero
    en primavera, en verano,
    en otoño y, en invierno.

    Autora: María Cruz Pérez Moreno -acnamalas-
    Derechos de autor reservados.
    11/11/2017 Madrid. España.
  11. Como luz en Navidad
    llegaste a mi pobre vida.
    Una rosa de regalo
    y un gran beso en la mejilla.

    El tiempo nos vinculó
    y, el tiempo nos alejó
    mas permanece el recuerdo,
    el recuerdo de tus besos.

    Cierro los ojos, te veo,
    contemplo tu bello rostro,
    me recreo en los momentos
    disfrutados en el lecho.

    Conmigo siempre estarás,
    siempre te llevo muy dentro
    fuiste el amor verdadero
    y, serás mi hermoso sueño.

    Autora: María Cruz Pérez Moreno -acnamalas-
    Derechos de autor reservados.
    11/11/2017 Madrid. España.
  12. Buenos tardes grandes y pequeños,
    jóvenes, niñas y niños.
    Hoy toca el cuento del abuelo y Lucero.
    Es el cuento del compañerismo y del amor,
    el cuento de un mismo sentimiento,
    el cuento de dos grandes amigos
    el abuelo y el burrito Lucero.
    En la madrugada van despacio a las tareas del campo,
    en seguida, tienen que marchar al mercado.
    El abuelo por lo bajo canta y canta,
    Lucero inclina las orejas, escucha y calla.
    El abuelo poco a poco enmudece su cantar
    y, al silencio del abuelo se une el canto de Lucero.
    Como no le gusta nada de nada el sonido del silencio,
    Lucero rebuzna muy fuerte y contento.

    El abuelo conversa con Lucero.
    Feliz te encuentro hoy amigo de mi tiempo,
    primero recolectamos el huerto,
    después, andando ligeros vamos al mercado a venderlo.
    Lucero, si pronto liquidamos todo
    hay que comprar los caramelos a mis nietos,
    ellos esperan deseosos de comerlos.
    Lucero, hoy les damos unos pocos
    y, mañana repartimos otros pocos caramelos
    para que su alegría dure más y más días,
    hasta la próxima vuelta al mercado,
    ya sabes Lucero, es una vez a la semana
    y, el sábado es el día señalado.

    ¿Los ves, Lucero? ¿Ves a mis nietos?
    Nos están esperando sentados al lado del fresno.
    Ahora, les gastamos una pequeña broma,
    les digo que no tenemos caramelos,
    que no hemos podido comprarlos,
    que el comercio estaba cerrado.

    Corriendo felices llegan los nietos.

    Cuidado Lucero, pon cara de pena
    que no vean les estamos mintiendo.
    No he encontrado vuestros caramelos,
    nietos míos, ¡Cuánto lo siento!

    Abuelo, yo quería los grandes de chocolate,
    y yo abuelo, los pequeños de naranja y limón,
    abuelo a mi, una mezcla de todos
    que para eso soy el más alto y el mayor.

    No hay caramelos nietos de mi corazón,
    hasta el próximo sábado que los multiplicaré por dos.

    Se quedan tristes los niños
    y Lucero rebuzna inquieto,
    el abuelo compadecido
    les da a todos sus caramelos.

    Mis queridos nietos, ningún sábado ha faltado
    vuestro abuelo con los caramelos,
    es una promesa
    que cumplí en años pasados
    y cumpliré en años venideros.
    Vuestra vida con un poco de dulzor es mejor,
    la mía en contemplaros es superior
    y, Lucero por transportarlos se siente el más veloz.

    Ha terminado el relato del abuelo y Lucero,
    tras la caminata, la cena y llenar la panza
    se sientan a descansar y platicar la jornada.
    Es tarde Lucero, me levanto y me voy a la cama,
    descansa buen amigo, hasta mañana.


    Autora: María Cruz Pérez Moreno -acnamalas-
    Derechos de autor reservados.
    07/11/2017 Madrid. España.
    A Gustavo Cervantes le gusta esto.
  13. Es como volver al pasado
    donde lo hermoso es auténtico.
    Lo contemplo desde la entrada,
    fuerte, majestuoso,
    el puente de madera sobre el río.
    ¿Qué manos lo construyeron?
    ¿Quién permite que a pesar del tiempo
    permanezca cuidado y entero?
    Son los hombres de carácter, de mérito.
    Son los árboles, la necesidad y el trabajo de los obreros.
    Somos todos los que cruzamos de una orilla a la otra orilla,
    los que miramos las profundidades de sus aguas claras,
    los que contemplamos nuestros rostros, las manos negras,
    las manos blancas, las manos morenas,
    son el reflejo de nuestra alma.

    En igualdad van barca y barquero.
    En armonía el agua, el cielo azul, el cielo nuboso
    y, los felices momentos de encuentros apasionados.
    Fueron y son paseos de luz e ilusión.

    Hoy, el último adiós al puente que cruza el río
    para alivio de unos y descanso de otros,
    para reencuentro con palabras olvidadas,
    para consuelo por escucharlas
    y limpiar de oscuridad la vida pasada.
    Un perdón que ofrezca sinceridad, paz y calma.

    Autora: María Cruz Pérez Moreno -acnamalas-
    Derechos de autor reservados.
    06/11/2017 Madrid. España.
    A Anamer y Gustavo Cervantes les gusta esto.
  14. Quiero recordarte
    en mis atardeceres
    cuando el cielo nuboso
    esconde el sentir
    de los no olvidados,
    ancestros amados.

    Quiero recordarte
    en paseos singulares,
    prados verdes,
    árboles de hoja caduca,
    abrazos como la hiedra
    amiga de los enemigos.

    Quiero recordarte
    hoy y siempre,
    cara sonriente,
    cuerpo fuerte,
    palabras ardientes,
    amor de mis pasiones.

    Quiero recordarte
    contemplando la luna,
    disfrutando anocheceres,
    sol de amores,
    de rojos colores
    y amarillos en ciernes.

    Quiero recordarte
    en las vías del tren
    cuando marchaste
    sin adiós ni suerte,
    sin esperarme
    y, la mirada ausente,

    Quiero recordarte
    en mi soledad obligada,
    en arcén abandonada,
    con las manos vacías
    y el alma cansada.
    Un sombrero me acompaña.

    Autora: María Cruz Pérez Moreno -acnamalas-
    Derechos de autor reservados.
    04/11/2017 Madrid. España.
    A Gustavo Cervantes le gusta esto.
  15. Por todos los que son santos
    iluminado te veo.
    Es magia que no traspasa
    y cuando es negra la apartas.

    Unicornio de mis años
    te acaricio y me proteges,
    dicen que eres solitario
    y conmigo te enterneces.

    Que eres mágico, lo sé,
    Que sanas si es menester.
    Que puedes, desapareces
    cuando lo ves al revés.

    Admiro tu esbelto cuerpo,
    te converso mis adentros.
    y como fiel compañero
    custodias todos mis sueños.

    En lámina deslumbrante
    te dibujó el buen pintor.
    En la pared te ha dejado
    para glorificación.

    Ven, amigo de los buenos.
    Ven y recubre mi cielo
    de astros, luceros, estrellas
    y de hermosas primaveras.

    Pensar verdad o mentira
    nada digo ni mantengo,
    sé que regresaste un día
    a deshacer los entuertos.

    Autora: María Cruz Pérez Moreno -acnamalas-
    Derechos de autor reservados.
    28/10/2017 Madrid. España.