1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. 18033307_759521877549760_88471595615697100_n.jpg
    Busco todo de ti...


    Busco en tu boca la sonrisa que me conquistó,
    Busco en tus labios la miel que endulzan los míos.
    Mis labios con fuego se encienden sobre los tuyos y,
    busco en tu boca arder de pasión.


    Busco en tu mirada la osadía con que me desvistes
    y tus ojos ardiendo de pasión por mí.
    Fuego encendido que no fácil se apaga
    y en esa llamarada ardemos los dos.


    Busco tus abrazos donde encuentro la quietud
    donde me refugio de mis miedos y tristezas.
    Busco ese abrazo que no olvido y, me llevó a la calma
    y al olvido del dolor que en duelo sufría mi corazón.


    Busco tu cuerpo sosegado y tibio que me da la paz
    cuando estás a mi lado y siento el calor de tu abrazo.
    Busco la pasión que tu cuerpo me pide a gritos
    al sentir mi cuerpo junto al tuyo en ardiente fuego.


    Busco amarte como ninguna para que de mí nunca te olvides
    si no vuelves a saber de mí, me guardes en tu memoria
    como la mujer qué dio su vida amándote hasta morir.
    Te amo tanto, sólo tú y yo sabemos cuánto te amo... ¡AMOR!


    Alicia Pérez Hernández
    No es la pluma la que escribe, es el alma
    Todos los derechos reservados©


    Ver adjunto 43621

  2. !Búscame!

    Si quieres encontrarme...
    ¡Búscame!
    En tu Mirada…
    en ella me perdí, y no quiero
    encontrarme nunca.
    !Búscame!
    En tu corazón,
    ya hice morada allí.
    !Búscame!
    En tu alma,
    qué todos los días abrazo,
    para no separarme nunca de ti.
    !Búscame!
    En tus brazos
    porque siempre estoy allí,
    son tus brazos mi refugio
    y no me quiero ir nunca de ti.
    !Búscame!
    En tu cuerpo allí estoy
    desde esa noche
    qué en tus brazos me perdí
    y me quedé atrapada en ti,
    en tu amor, en tus besos,
    en tu pasión, en tus deseos,
    en tus ganas de ser de mí.
    ¡Búscame!
    en tu poesía, en mi poesía
    somos destino... !Amor!
    Siempre estoy junto a ti,
    de donde no me quiero ir.
    El destino nos juntó
    Dios, no me perdonaría
    que de tú vida yo me fuera,
    es una promesa de AMOR.
    Porque te Amo... !AMOR!
    !Búscame!

    Alicia Pérez Hernández
    No es la pluma la que escribe, es el alma
    Todos los derechos reservados©
    14695425_309331466104965_7208724839119433454_n.jpg

    A Reniel Floyer le gusta esto.
  3. Así te amo...
    Con mis cinco sentidos
    y a veces con ninguno,
    porque enloquezco
    y sólo repito tu nombre,
    para qué no se me olvide
    que así te amo,
    con la vida, con la piel,
    con pasión y desenfreno,
    con deseos y fugo
    que siento arder en la piel.
    !Así te amo! Dulce amor mío
    Cuando me abrazas
    me calcinas entre tus brazos
    y ardo en ganas de poseernos.
    Nos asiste el permiso de Dios,
    para amarnos con pasión,
    por qué él mismo es amor.
    !Así te amo! Dulce amor mío.
    Con devoción y fervor
    Con deleite y ternura
    Para no dejarte ir nunca
    !Así te amo! Dulce Amor mío. .
    Cómo nunca antes habían amado
    Con el alma, cuerpo y espíritu,
    cómo lo manda Dios.
    ¡Así te Amo! ¡Amor!

    Alicia Pérez Hernández
    No es la pluma la que escribe, es el alma

    Todos los derechos reservados©

    14907225_670300273134799_6344587384398506012_n.jpg
    A María Baena y Reniel Floyer les gusta esto.
  4. SABERTE...

    Saberte de mis labios con deseo.

    Saber que tus amores son sólo míos
    saberte que me piensas y me amas
    pensarte que me quieres todavía.
    Saberte que serás ¡siempre mío!
    Dejarte en el altar de mis recuerdos
    llevarte por la senda de mis pasos
    y que sepas que cuanto ¡te amo!
    Dejar las desventuras recargadas
    en cuadros de amores ya vividos.
    Meterte en mis sábanas de besos
    y dejar que me lleve el sentimiento
    a envolverme en tus besos y deseos.
    En tus abrazos tejo fotografías
    donde me miras con tus ojos negros.
    Desde la ventana de tu vida,
    debajo de mis labios hay espacio
    que anhela lo llenes con tu vida.
    Sentidos los latidos que nos llegan
    en mares, que las aguas nos navegan.
    Dejemos que las aguas nos inunden
    y seamos amores encontrados
    después de tantos desencuentros.
    Saberte siempre mío es mi deseo,
    recorrer mis manos por tu espalda,
    saberte en mis mañanas.
    Dejar que tus canciones me acaricien,
    que tu voz entre dentro de mi alma
    y sentir que somos dos que se aman.
    En ganas de sentirse, se quedan en la piel
    los besos y caricias que nos hagan revivir
    aquellos momentos que pasamos.
    Prometimos quedarnos enamorados
    hasta los huesos y la vida…
    La vida de amor que nos debemos.
    ¡¡Amarnos por siempre y para siempre!!


    Alicia Pérez Hernández… México
    No es la pluma la que escribe, es el alma

    Todos los derechos reservados©

    15350678_1805018599749223_7295213687446752854_n.jpg
    A Gustavo Cervantes y Mireidy les gusta esto.
  5. TE PRESIENTO

    Te presiento llegar descalzo…
    y entrar por los ríos de mi sangre
    Y atraparme en el fuego de tu pasión.
    Te presiento meciéndome en tus brazos
    con la pasión desmedida de tus labios
    que morder quieren mis entrañas
    por tus pasiones contenidas
    y en un abrazo estrangular mis sentidos
    para hacerme morir allí por ti.
    Te presiento cuando camino…
    Te veo qué estas al acecho
    de mis bien torneadas piernas
    las alucinas,
    las deseas entre tus piernas.
    Me miras y me denudas
    palpando cada esquina de mi cuerpo
    y me llevas a tu antojo y deseo.
    quieres tenerme y la sangre me hierve
    quieres sustentarte de mis senos
    como alimento de tu pan.
    mojada en penas vivo de no saberte
    cuando presiento que estás… y no estás.
    Cuando te vas… con tus pies descalzos
    Dejándome presa de tu deseo.
    Mis labios se humedecen
    Sólo de saberte mío,
    aunque ahora no estés
    y solo presienta que estas cerca
    me hierve la sangre de deseos
    de tenerte ¡Aquí!… ¡Donde te presiento!


    Alicia Pérez Hernández
    No es la pluma la que escribe, es el alma
    Todos los derechos reservados©
    14725702_663052490525257_3169749088759021706_n.jpg
    A MARISOL PÉREZ le gusta esto.

  6. Los sueños que soñamos

    Tengo un sueño… Tú estás en él...
    Quiero ser tu primera vez…
    y sentir tus manos tibias junto a las mías
    tener la pureza qué me sonroje…
    Y tú la pena y el deseo de la primera noche.
    sentir en mis manos la tuya que me guié…
    A dejar que tu mano camine por mi espalda
    soltando los broches del vestido
    y tener el sudor de tu piel en mi piel
    y juntar en un beso apasionado
    tus labios y mis labios puros
    que nunca antes habías besado,
    y hacer derroche de la pasión
    como dos enamorados…
    soñar que sin pecado nos amamos
    que Dios bendice este amor puro.
    La vida nos juntó para amarnos
    dejando atrás los celos, peleas…
    Porque nos dimos cuenta que nacimos
    para amarnos… con este amor puro
    Santificado en pensamientos de amor
    Llenos del deseo de tenernos…
    Abrazar la piel en cada beso
    Y entregarnos la vida por entero
    en cada encuentro nocturno…
    que nos junta… Cómo se junta la vida…
    para juntar los sueños que soñamos…
    con la pasión de dos enamorados…
    juntar tú vida con la mía…
    y en sueño de pasión entregarnos.
    -Escuchando nuestra canción-
    Sellamos nuestro gran Amor.


    Alicia Pérez Hernández…
    No es la pluma la que escribe, es el alma
    Todos los derechos reservados©
    14291673_1756640251254373_5637933825868576374_n.jpg

    A Mireidy le gusta esto.
  7. Deseos sin límites

    En el límite del deseo
    Hierve la sangre…
    y tú nombre aclama…
    las yemas de los dedos
    respiran tu piel…
    Encendiendo la brasa
    del rescoldo,

    que en tú en mi enciendes.
    Llevando entré las uñas
    la fuerza que al amar se ama.
    Tu piel, mi piel…
    Con tus ojos de mirada penetrante
    obsesivo de mis senos
    presos en tus manos
    con la pasión y el deseo que arde
    como fuego que no se apaga…
    como hoguera encendida
    que sus llamas enciende…
    Entre dientes...
    que muerden las entrañas
    como nodriza en tu boca
    el fuego crece…
    La piel se estremece…
    al contacto de tus besos
    y el fluido se junta
    bajo el vuelo de un suspiro
    se deja sentir en el aire
    y en el viento.
    Los cuerpos se juntan
    en uno sólo…
    sin límites de deseos.

    Alicia Pérez Hernández.
    No es la pluma la que escribe, es el alma
    Todos los derechos reservados©

    14183918_1134134120013512_5017615655276839476_n.jpg




    A Mireidy le gusta esto.
  8. SIN TU AMOR

    No estuve...
    Nunca estuve a tu vera
    Te deje ir...
    Cómo se va la tarde
    te dije adiós.
    Sin palabras
    sólo con un beso olvidado
    que no te atreviste a llevar,
    pesó más tu orgullo.
    Sin un beso
    sin un abrazo
    te deje ir...
    Sólo ésa triste canción
    que escucho todavía
    que tiene como titulo
    sin tu AMOR...
    Por que así me quedé
    sin tu Amor.
    Veo mi ocaso
    sin un beso tuyo
    sin el abrazo
    que una vez me diste
    que por ironía de la vida
    perdí.
    Mi llorar no te conmueve
    lo sé muy bien,
    eres juez implacable
    de mis errores...
    Me provocas
    y luego no sabes
    por qué son mis enojos.
    Muy sola estoy...
    Sin tu Amor

    Alicia Pérez Hernández
    No es la pluma la que escribe, es el alma
    Todos los derechos reservados©

  9. Fiesta de amores

    No hay campos floridos
    se secaron en el otoño de mis oquedades.
    No hay almas que abracen versos cansados
    No hay sentencias de amarse eternamente
    Por qué no existieron…
    Quedó huérfano el labio,
    nadie vino a calmar su hambre.
    Llovieron amapolas en mi vientre
    la noche de tu adiós
    sólo quedó un pensamiento olvidado
    en una noche de invierno,
    sin luna llena.
    Brindo con champán
    por los buenos tiempos,
    lloramos soles y abrazamos lunas,
    que nos bañaron de amor.
    Había amanecido y tú me abrazabas,
    como se abraza el día,
    día de regocijo, día de fiesta
    para nosotros
    Que siempre teníamos ganas de tenernos.
    Juntábamos las ganas
    de amarnos sin condición,
    Soñamos vivirnos, bebernos con besos.
    fue siempre así, tú para mí, y yo, para ti…
    Tú eras pasión y me envolvías en ella,
    Había fiesta de amores en noches de sol.
    Días de lluvias de tanto querernos,
    de tanto amarnos, de día y de noche,
    juramos tenernos mil vidas.
    Juramos amarnos en está vida y en la otra.

    Alicia Pérez Hernández… México
    -No es la pluma la que escribe, es el alma-
    Todos los derechos reservados©

    12743854_10201329426193347_5482479005679705678_n.jpg
  10. Paraíso de amor


    Desperté en el paraíso

    de tu cuerpo

    y sutilmente me mecías,

    éramos nido acurrucado

    en el árbol de la vida.


    Fruta madura de manjar

    Comía, saciando mi hambre

    de amor en tus ramas,

    mecida de pasión y deseo.


    Abrazamos la grandeza

    y la fuerza que del amor

    para vivir amándonos,

    y como buen vino

    bebernos hasta la piel.


    Abrazamos besos

    en un paraíso

    que nos hizo despertar

    para darnos en cuerpo y alma,

    como los amores eternos.


    Soltamos la desnudez

    para amarnos

    sin pudor y sin recato

    -En el paraíso terrenal

    de los deseos-.


    Despertamos mañanas

    que no volverán

    y nos comimos

    como fruto prohibido,

    éramos fruta codiciable

    en un paraíso de amor.


    Alicia Pérez Hernández

    No es la pluma la que escribe, es el alma

    Todos los derechos reservados©

    3e375c1.jpeg
    A Mireidy le gusta esto.
  11. Y me enamoré de ti...

    Hoy me despertó la vida
    diciendo tú nombre.
    Buscando tus besos
    y él deseo de tu abrazo
    Porque aún ¡Te amo!

    Me volví a equivocar
    y perdí mis derechos.
    ¡Perdóname!
    Dame otra oportunidad
    para demostrarte
    ¡Cuánto te Amo!

    -Estoy tan acostumbrada a ti
    Que estar lejos de ti no puedo-

    ¿Qué digo? no es costumbre;
    es este amor que te doy,
    desde ésa noche de invierno
    que viniste a mí y me enamoré de ti
    sin yo proponérmelo. Dibujaste en mi cielo
    estrellas, y eso me hizo amarte.

    ¡Perdóname ¡
    Me volví a equivocar...
    Pero quiero quedarme contigo.
    Hazme un lugar en tu corazón
    y enséñame cómo debo amarte.

    Alicia Pérez Hernández
    No es la pluma la que escribe, es el alma
    Todos los derechos reservados©
    1460957_856939131011710_1375976102341429137_n.jpg
  12. Me sabes a tristeza
    14358888_10206842885661690_6329633477972177211_n.jpg

    Me sabes a distancia
    a duelo...
    a llanto prematuro
    y despedida triste.
    A ausencia permitida,
    a ramo de rosas marchitas
    y jardín sin flores.
    Me sabes a sentimiento
    que se cuela por los huesos.
    Me sabes a melancolía
    y a muerte anticipada...
    A dolor de ése que
    sólo se percibe
    la noche del duelo
    cuando la tumba
    es el corazón
    y el mausoleo
    el alma...
    y el corazón el deposito
    de las cenizas.
    Me sabes a tristeza
    cuando no estás conmigo.


    Alicia Pérez Hernández
    No es la pluma la que escribe, es el alma.
    Todos los derechos reservados©




    A Alonso Vicent le gusta esto.
  13. 12308512_798080806962416_3697913282198721711_n.jpg

    Estoy perdida en mis emociones
    en mis fracasos
    en mi intento por amarte…
    Por detenerte cerca de mí
    por no entender
    que no eres para mí.
    Por no saber distinguir,
    entre amar y estupidez
    o un antes y después.
    La vida me golpea
    con tu desamor.
    Dejándome vivir
    en la soledad de mis inviernos.
    Dentro de mí
    no me encuentro
    una razón para amarte
    como estúpida puedo pasar
    delante de ti.
    Hasta puedo decir
    que no soy yo…
    que dejado de ser…
    que para existir
    debe de haber un motivo
    Y para llorar otro…
    Más vivo sin vivir
    Y lloro sin motivo.
    Puedes ser tú el motivo de mi llanto
    Más tú no lo sabes…
    Porque ignoras todo de mí.
    vivo sin estar en tu vida
    vivo sin ser parte de ti.
    Vivo a la sombra de tu pensamiento
    Vivo sin tener derecho a amarte…
    Te vivo en mi soledad
    Como algo muy mío
    Y te siento como muy mío
    Aunque para ti no existo
    Vivo para ti…
    En este vivir sin vivir.

    Alicia Pérez Hernández… México
    No es la pluma la que escribe, es el alma
    Todos los derechos reservados©
  14. Conoces mi deseo de ti


    Tú conoces lo que mi piel desea

    Tú sabes cuando él deseo aflora en mí…

    Es porque tengo antojo de ti.

    ¡Sólo déjate amar!

    Déjate amar es mi deseo…

    ¡Amarte así!

    En mi búsqueda de ti…

    Temprano, tarde o noche, ¡Qué más te da!…

    Te busca quién te quiere... !O sea, yo!…

    La razón de la sinrazón, es que te quiero amar

    En mis formas y maneras de Amar…

    Te llevaré muy dentro y me sentirás

    muy dentro de ti…

    te llevaré a mi pecho y entre mis montañas

    Descansaras y beberás de ellas

    como niño sediento,

    a tu boca las llevarás…

    Te amaré entre mis piernas

    y mis rodillas, mis labios y mis besos.

    en esta búsqueda de amarte, no hay tregua

    quiero amarte a mi manera.

    Quiero amarte hasta que muera.


    Hoy busco hacerle compañía a tu cuerpo

    A tus ojos que me buscan cuando no estoy…

    Tus abrazos no conocen otro cuerpo más que el mío

    ¿A quién abrazas? Mi piel morena tiene tus huellas,

    Tu dígito, ¿Vas a negarlo?

    Sube el calor cuando nos tenemos

    en la fragua de los besos, los abrazos, las caricias.

    todo se vuelve pasión, deseo, piel, sudor, lágrimas,

    de reclamos, de celos, de dudas…

    al final tu piel en mi piel, tu boca en mi boca

    … Conoces mi deseo de ti.


    Alicia Pérez Hernández… México

    No es la pluma la que escribe, es el alma

    Todos los derechos reservados©




    13178960_1597985283846973_955260784661987838_n.jpg
  15. Nos vivimos en poesía


    He tocado el cielo con tus versos

    he vivido en la grandeza de tu poesía

    pasión y romanticismo…

    entrega en cada sueño de amor…

    Ajustamos el tiempo para vivirnos,

    dejamos que el AMOR abrecé nuestros sueños

    rima, prosa, poesía, canción o recitación.

    En el sueño de estar juntos

    Buscamos el tiempo de una noche

    Que juntara la piel y los labios,

    cómo beso, cómo caricia, cómo amanecer

    que respira bajo la piel.

    Éramos pasión y antojo de tenernos

    acomodados al modo de amarnos.

    Sufrimos, lloramos, bailamos, reímos,

    conjugamos el verbo AMAR.

    Tiempos de silencios en el espacio...

    que te pienso en un reloj sin manecillas,

    para detener el tiempo que me detiene junto a ti.

    buscando tus manos sobre las mías,

    que pasen sobre mi fuente que te desea

    en mi vida con dulzura y con pasión.

    Borramos nostalgias que los dos vivimos

    acortando el tiempo para vernos,

    con estrellas, sin estrellas, con sol, sin sol,

    Éramos tú y yo fuente de amor, de promesas.

    Adolezco ahora no tenerte…

    No ser de tu poesía, ni presente ni pasado ni futuro,

    en un reino elegido por ti y por mí.

    En el verso de la POESÍA que nos vivió,

    Cuándo nació éste AMOR DE POESÍA.

    Una noche de juego se convirtió en AMOR.


    Alicia Pérez Hernández

    No es la pluma la que escribe, es el alma.

    Todos los derechos reservados©