1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. TU VIDA VIDA DE LA MIA.jpg
  2. Besos de madrugada dueto Salvador & Alicia
    Salvador
    Bajo la suavidad

    de sábanas rosas
    besos de madrugada,
    besos, encendidas las bocas...

    Alicia
    Bocas que desean…
    sentir el calor de las sábanas,
    que la madrugada sea larga
    en la suavidad de la noche….

    Salvador
    Bajo el calor de labios,
    amándose, las brasas
    de la hoguera subida
    en luces de alba...

    Alicia
    Las brasas están ardidas…

    -Y los cuerpos ardientes-
    en la hoguera del deseo,
    con el alba en su cara.

    Salvador
    De ropas desatados,
    las mieles
    de la colmena
    se gustan derramadas
    -se abre el silencio,
    se cierra la palabra-.

    Alicia
    Las ropas al suelo caen,
    se gustan las mieles del amor
    -Se calla el momento
    Se queda en silencio-.
    Los cuerpos abrazados….

    Salvador
    Bajo las luces del amanecer
    se hablan las miradas,
    se oye un jilguero
    en la ventana.

    Alicia
    Está por amanecer
    -los cuerpos se comunican
    las ganas de su querer-.
    Mientras que el pájaro
    canta su amor de madrugada

    Salvador
    Bajo la tenue luz

    que entra por el postigo
    de la antecámara
    se dan caricias
    Amado con Amada.
    -los labios de la rosa-lumbre
    el sonrosado
    tizón abrazan:
    rosa y clavel
    enardecidos se aman:
    cuán delicadamente
    en la bodega se entrelazan...-


    Alicia
    En el aposento del amor
    se sienten las caricias

    de dos cuerpos enredados
    amándose delicadamente
    rosa y clavel entregándose
    al placer de amarse:
    Como un leño encendido
    sus labios se atan a disfrutar del amor….

    Salvador
    Pezones erectos de montes cálidos

    pasean el rizado bosque
    de la llanura varonil.
    En luces de amanecida los besos
    en la Artesa del Amor Aromado
    amasan el Pan de la Vida.

    Alicia
    Del cuerpo tibio la rosa

    sus botones se abren al sentir
    la varonil entrega del clavel,
    que en aromados besos se aman.
    Ella descansa en su pecho amante.
    El, sus besos reclama,
    para gozar de la vida
    que con pasión quiere sentir,
    sus cuerpos como una brasa

    (salgomanzano - Salvador)
    Alicia Pérez Hernández
    -No es la pluma la que escribe, es el alma-
    Todos los derechos reservados©

  3. Te echo en falta


    Te echo de menos,
    las tantas veces
    que mis labios te buscan,
    en la quietud de la nada.
    En el tiempo que el reloj,
    no marca las horas.
    En los días
    que en el calendario,
    no tiene fecha.
    Te echo en falta
    las veces…
    que mi piel te nombra.
    Te echo en falta
    las veces que al despertar
    solo queda la huella,
    de tu cuerpo junto al mío
    de las tantas veces
    que amanecías conmigo
    y, yo contigo.
    te echo en falta
    en la canción
    que me cantabas,
    y en los arrullo melodioso
    que me despertabas.
    Te echo en falta
    Cuando al levantarme
    tu plato y tu taza,
    no van en la mesa,
    están en el rincón
    de la alacena.
    Te echo en falta
    Cuando camino
    y tu sombra no va conmigo
    porque tus pasos
    no caminan con los míos.
    Te echo en falta
    Los días que a mi vida faltan
    para estar contigo
    en un rincón del cielo
    y estar juntos,
    teniendo las nubes
    como lecho.


    Alicia Pérez Hernández
    No es la pluma la que escribe, es el alma
    Todos los derechos reservados©

  4. 11039251_383817801791147_4018522762491458363_n (1).jpg
  5. Recuerdos de “tu divina loca”


    Hoy recuerdo tus amores como nunca,
    entre charlas amenas y peleas,
    entre besos de pasión y despedidas,
    las veces que los celos te comían,
    las veces que mi AMOR reclamabas,
    fuera solo tuyo, mas sabiendo
    que a nadie más amaba,
    se volvía pelea el asunto.
    Hoy recuerdo tus amores desquiciados
    donde tantas veces me llamaste
    “Mi divina loca” una sola vez te dije;
    loco estás de remate,
    y de inmediato me hiciste entrar contigo
    al manicomio, dejándome saber que era
    “tu divina loca”
    ¿Por cuántas cosas te amé?
    ¿Por cuántas te abandoné?
    ¿Por cuántas a ti volví?
    ¿Por cuántas veces te busqué?
    ¿Cuántas veces te saqué
    de todas tus dudas, y enojos?
    Éramos unos locos y tontos,
    peleando por tonterías,
    Tú celoso, yo celosa,
    que desastre hacíamos.
    El AMOR lo arreglaba todo
    en tremendas fantasías
    me cantabas al pie de la ventana
    una bella melodía,
    “No me quieras tanto ni sufras por mí
    no vale la pena, que por mi cariño,
    tú sufras así” si escucho ésta canción
    te lloré mil VIDAS, te olvido otras tantas.
    Cómo el AMOR DE MI VIDA.
    Cómo voy a olvidarte? si tú te encargas
    de recordarme, que nos quisimos tanto,
    en cada poesía que de ti leo,
    Y si es dueto, más te AMO y menos te olvido.


    Alicia Pérez Hernández. México
    No es la pluma la que escribe, es el alma
    Todos los derechos reservados©

  6. Hoy quiero amarte… Salvador & Alicia

    Salvador d.e.p.


    Salvador

    Hoy quiero amarte
    bajo la luna,
    asidos por la cintura,
    paseando la olmeda
    donde te diga:
    "hoy que la noche es clara..."


    Alicia
    Hoy quiero que me ames
    y atados los cuerpos
    me cantes el candor
    de tus versos
    la niña de mis ojos…
    -La canción que me enamoro-


    Salvador
    Quiero amarte hoy,
    envueltos en olas
    de la mar brava,
    dándote una flor de primavera.


    Alicia

    Quiero que me ames
    con la bravura de tu hombría
    como flor me abra para amarte
    en olas levantadas y atrevidas
    envueltos los cuerpos de ardentía.


    Salvador
    Hoy quiero amarte
    entre girasoles y cañaveras,
    dándote el beso del Amor
    en campo de amapola.


    Alicia
    Ámame con el beso soñado
    de tus labios amantes
    en el campo de tu cuerpo
    dejaré la aroma de la amapola.


    Salvador
    Hoy quiero amarte
    cada trozo de tu cuerpo.
    Amarte
    como el mar a la playa,
    como el jardín
    al rocío de la mañana.


    Alicia
    Cada trozo de mi cuerpo
    es tu jardín y tu playa
    deja el rocío de tu cuerpo
    en el mío…


    Salvador
    Hoy quiero amarte
    haciéndote el amor
    sobre un lecho de rosas
    entre sábanas blancas.,


    Alica
    En lecho de rosas espero por ti
    mi piel será la sábana,
    que nos cubra
    y haremos el amor como nunca.


    Salvador
    haciéndote el amor
    desnudos sobre la playa,
    haciéndote el amor
    en mi cama, en tu cama,
    desnudos, bañados en luz de luna.


    Alicia
    A la luz de la luna
    hazme el amor
    que mi cuerpo
    por ti espera,
    en la playa desnuda
    juntaremos los cuerpos
    por ventura.

    9f12446.jpeg
  7. Mis quisiera


    Quisiera usar palabras nunca dichas,
    quisiera que mi piel no te extrañará
    quisiera comenzar de nuevo sin ti.
    quisiera no recordar el día que te conocí
    quisiera no saberme tu nombre,
    para no decirlo mil veces al día.
    Quisiera no haber besado tu boca
    Y el sabor de tu boca no estuviera en la mía.
    Quisiera no haber visto tus ojos negros
    tan profundos como el mar,
    y negros como la noche,
    en mi mente se quedó grabada
    tu mirada de horizonte.
    Tus brazos que me envolvieron
    las tantas noches de frío,
    tus brazos que me rodearon,
    las noches de llanto de saberte lejos.
    Cómo quisiera no haberte conocido
    cuándo mi alma sedienta
    deseaba estar contigo.
    Mi piel tu piel reclamaba
    se uniera con la mía,
    así sentir tu cuerpo cobijando
    con el mío.
    Cómo quisiera que ahora estuvieras conmigo,
    Y no haberte perdido la madrugada de marzo,
    Cuando más te amaba
    Tenías que dejarme sola.
    No escucharas mis… quisiera…
    Quisiera… unieras tú VIDA con la mía.



    Alicia Pérez Hernández
    No es la pluma la que escribe, es el alma
    Todos los derechos reservados©


  8. Todavía mi piel te nombra

    Todavía mi piel te nombra:
    e imagina tu piel sobre la mía,
    calmando está sed
    que mi cuerpo ansia.
    Entro en el laberinto
    de mis sueños,
    siento tu piel desnuda
    tocar la mía, bajo las sábanas
    como rosas que acarician mi cuerpo.
    Llueve suave en mi piel de pétalos de rosa,
    el aroma de tu voz acariciante.
    Es la vida, de mi vida
    que se hace esencia en la mía,
    para vivirte cual amor mío
    dejando sentir el sentimiento.
    Creo despertar acunada en tus brazos
    y hoy te siento…
    Porque mi piel te nombra sin recato
    buscando entre las sábanas
    abraces el desnudo de mi cuerpo
    que te nombra.
    Todavía te busco entre las sombras
    de mi mente…
    No me hago a la idea de no tenerte.



    Alicia Pérez Hernández… México
    No es la pluma la que escribe, es el alma
    Todos los derechos reservados©

    10387678_10202375949279622_1862419297810152107_n.jpg
    A romaguce le gusta esto.
  9. Acunada en tus brazos me recuerdo,
    Escuchando la canción que me cantabas,
    bebiendo en cada beso nuestros labios
    con pasión, abrazos y caricias.
    La poesía juntó nuestros amores,
    la vida nos unió como el cielo a las estrellas,
    fuimos paraíso en un Edén de fuego,
    Encendimos las pasiones con amores
    Y apagamos ironías con besos.
    Nos refugiamos para amarnos…
    sin importar si estábamos cerca o, lejos,
    nos vivimos en cada carcajada de la vida,
    nos gozamos cuerpo a cuerpo,
    en húmedas y frescas madrugadas.
    Nos amamos como un verano
    fresco y cálido…
    y nos entregamos en cada beso.
    Nos amanecieron mariposas en el estómago
    para que un día fueran recuerdos.
    Y nos abrazó una ola que nos sumergió de amor,
    haciéndose verso y poesía.
    Cómo una sinfonía de recuerdos…
    Abrazamos el amor y lo vivimos,
    Y en cada taza de café había un encuentro,
    llenándonos de besos la piel
    bajando hasta el alma
    dónde esculpimos
    el amor que nos dimos,
    En una sinfonía de amor
    amándonos en cada nota musical,
    fundiéndolos en un sólo cuerpo.

    Alicia Pérez Hernández… México
    -No es la pluma la que escribe, es el alma-
    Todos los derechos reservados©
    . olvidar_es_imposible.jpg
  10. pincel #2.jpg
    A ríomar y selenschek manfred les gusta esto.
  11. Presentación1#55.jpg
  12. Sin…

    Sin verte ya te amo
    Sin tenerte ya te deseo
    Sin conocerte te admiro
    Sin saberte te pienso
    Sin abrazarte te siento
    Sin besarte me sabes
    Sin que lo sepas te leo
    Sin yo indagar se mucho de ti.
    Sin buscarte te encuentro
    Sin quererte te quiero
    Sin amarte… No sé…
    Ya después te diré...

    10420404_883243901735655_2989692704197973894_n.jpg
  13. He descubierto que me gustas
    me gustas en los labios
    en el abrazo que te siento.
    Me gusta tu mirada
    coqueta y facilita
    hace me derrita.
    Quiero esconder el placer
    de leer tus rimas, y tus prosas,
    también tu poesía.
    Quiero que sepas ahora,
    Lo que me dejas sentir
    que soy dueña de tus besos,
    con amor me deseas
    Jurándote a ti mismo
    Esa morena es mía,
    y no me daré por vencido.
    Eres coqueto y así me gustas…

    11390170_10203866910665975_6961511422330833068_n.jpg
  14. Cielo de mi cielo


    Yo era como tú taza de café,
    en mí apagabas la sed de tu deseo.
    Era tu siesta de la tarde, irrumpida
    por mis besos.
    Despertabas en mis brazos,
    y sediento bebías de mis labios.
    Acuné tus sueños, muchas veces,
    y sentí tu piel, rozando con la mía,
    de AMOR, de amor, me estoy muriendo,
    deseando, que no te hubieras ido
    nunca, al cielo.
    Hubiera querido seguir
    siendo tu taza de café,
    tu pan, y tu sustento.
    Pero aquí, me has dejado,
    Tú con las alas de tu alma,
    has subido al cielo.
    ¡Cielo, de mi cielo!
    Solo quiero que sepas,
    que aún te quiero.
    como nube, como estrella,
    o, como lucero pero quiero
    que me quieras, desde el cielo.
    Por qué olvidar tu AMOR, no puedo.
    Te buscó en la poesía
    que está escrita en el cielo.



    Alicia Pérez Hernández…
    No es la pluma la que escribe es el alma
    Todos los derechos reservados©

    11009948_10202420277548845_6617029153740031327_n.jpg
  15. 10721008_911455525582894_468766439_n.jpg
    Viajes nocturnos


    No amaneces en mis viajes nocturnos
    Presiento que tus inviernos no son míos
    no regresas en mis veranos floridos
    mi mecedora se encuentra vacía.
    No hay migajas de pan en la mesa,
    Porque no vienes a almorzar
    en mis horas inciertas.
    Me dejó llevar por
    recordar tus besos cálidos,
    y tus abrazos de tuna roja,
    que me apretaban y me dejaban
    un rico sabor a ti.
    Ya no siento el hilo del teléfono
    llamándome.
    Ya amaneció y no estás en mi lecho,
    estás horas sin ti, son perturbadoras,
    mancilladas por el llanto,
    de no saberte en mis labios,
    en el beso apretado de aquel día
    que nos quedamos estacionados en los labios,
    labios tuyos, y míos sabor a chocolate.
    Mis ojos se van tras el pasado inerte,
    donde no más volveré a verte…
    mi siempre amor, mi amor de siempre.
    Un adiós y un ¡Hasta siempre!
    Me llevan a recordar tu muerte
    tu pasado y tu presente
    que fue sin mí y ahora sé
    que no volveré a verte,
    que tengo que vivir sin tenerte.


    Alicia Pérez Hernández…
    No es la pluma la que escribe es el alma
    Todos los derechos reservados©

    10721008_911455525582894_468766439_n.jpg